miércoles, 31 de marzo de 2010

La mafia


No sé si es para escandalizarse. Digamos que era algo más o menos esperable de parte de la administración macrista.

Está haciendo lo que su base de votantes le pedía y motivo por el cual lo eligió. Me refiero a la polémica sobre las modificaciones al código contravencional, cuyo proyecto aún no fue enviado a la Legislatura, según tengo entendido, pero que ya fue anunciado con la parafernalia de una conferencia de prensa que sirvió para instalar el tema, y poner a correr al progresismo atrás del hueso.

Si algo no le falta a la medida es "consenso" en la clase media de la CABA. El macrismo tiene tan golpeada, tan decepcionada, a su propia base de sustentación, tan devaluado está su proyecto político, que hasta para sus opositores era necesario que diera un golpe de estas caracterísitcas.


En paralelo, la administración macrista decide la urbanización de la villa 31 (aquella que iba a ser arrasada por las topadoras para el desarrollo de un proyecto inmobiliario de alto rendimiento económico). Por supuesto, la oposición no comenta nada sobre este viraje inesperado e inesperable de Macri. Y Macri tampoco! Lo hace en silencio, con vergüenza. Y termina tapándolo con el anuncio estrafalario de "persecución a las mafias" de trapitos, limpiavidrios y manifestantes encapuchados.

Macri alambra su gestión. Que no lo corran por derecha es lo que consigue. Sus opositores respiran aliviados. Pueden desempolvar las acusaciones de "fascista", seriamente afectadas por el proyecto de urbanizar villas.

Más allá de coyunturas, los posicionamientos ideológicos van quedando claros. En la ciudad, hoy, eso lo hace ganar a Mauricio.


Ahora, una cuestión discursiva que llama la atención. Macri habló de "mafias" para referirse a los comportamientos asociativos patoteriles de algunos trapitos y limpiavidrios.

La palabra es excesiva. Y ridícula cuando viene de un tipo que está a cargo de un Gobierno que ese mismo día licitó una serie de bonos de deuda, cuyo valor, en media hora, en el mercado secundario subió un 2,5%. O sea, lo vendieron barato (aparte de que no esperaron el canje de Boudou para ver si les bajaba la tasa). Y no sólo eso, sino que les pagaron comisiones de 1,25% y 0,75% a sendas financieras que asesoraron en la operación*.

Traducción de "asesoramiento financiero": llamaron por teléfono a algunos conocidos y socios que tienen guita y les dijeron: "tengo un negocio que no te podés perder: el Gobierno de la Ciudad vende un bono, los convencimos que lo coloquen a 2,5% menos del valor de mercado. Una ganga".

La palabra "mafia" está siendo abusada, indiscutiblemente.
.
*Los datos sobre la emisión de deuda fueron tomados del blog de Miguel Olivera, que a su vez levanta una nota de Guillermo Laborda aparecida en Ámbito financiero.


martes, 30 de marzo de 2010

Apropiaciones


Una de las frases más escuchadas en boca de sectores opositores al kirchnerismo cuando el tópico de referencia es el de derechos humanos es que tanto esta administración como la anterior “han hecho una apropiación del tema”.

Parados en este punto podríamos comentar cómo, luego de soltar este argumento, buscan reforzar la idea de un uso demagógico del concepto o de una cierta incompletitud, al indicar que hay otros derechos humanos básicos que no han mejorado su estándar respecto del año en que Kirchner comenzó a gobernar. Aluden a temas como la pobreza, la desigualdad, la insatisfacción de demandas básicas, etcétera.

Después de decir todo esto no se privan de un silencio y un gesto algo canchero que refuerce una supuesta contradicción esencial en el discurso oficial. Que firman con un arqueo de cejas.

Ese silencio le da lugar al reportero de turno a llevar el tema a otros terrenos en los que el sentido común clasemediero encuentre sustrato fértil para reforzar algunas pocas realidades combinadas con no pocos mitos.

Así como a este humilde cartonero le dan escalofríos esas definiciones de utilería, tan de moda por estos días que dicen por ejemplo que la inflación es un impuesto (paradójico porque es el único que no cobra el Estado), también le da escalofríos el término utilizado por dichos sectores para definir su propia incapacidad en el ámbito de los derechos humanos: apropiación.

Apropiación hace referencia a un cambio en el dominio de una cosa o hecho, de manera violenta o ilegítima.

Apropiación es los que hizo Gran Bretaña con nuestras Islas Malvinas.

Apropiación es lo que probablemente hizo Ernestina con Felipe y Marcela.

Apropiación es lo que hacen De Narváez y la Sociedad Rural de Biolcati con el generoso predio de avenida Sarmiento y Las Heras.

Una cierta calidad de apropiación es lo que está haciendo el imprevisible vicepresidente con el cargo que detenta.

Por qué es apropiación lo que hicieron los Kirchner respecto de la problemática de derechos humanos?

Si sus actos consistieron en reunificar voluntades y “efectividades conducentes” para derogar leyes y decretos oprobiosos a la legislación penal argentina. Por qué apropiación?

Y si esos actos tuvieron como consecuencia una reactivación de causas que languidecían, a la espera de la muerte biológica de los acusados. Por qué apropiación?

Por qué hacen apropiación ellos si son algunos sectores de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo los que decidieron, de manera unilateral, hacerles entrega de un pañuelo blanco simbólico a Cristina Fernández?

Por qué sería eso una apropiación?

Será que los sectores progres de centro izquierda que con mayor insistencia recurren al tema, sienten que es una problemática del campo de la retórica que simplemente les han “birlado”? Y con qué objeto requerían mantenerlo dentro de su patrimonio argumental? Para tomar qué medidas, tan distintas y tan mejores de las que hoy se viven en ese ámbito?

Porque si se trata de simple despecho que lo único que confirma es la impotencia funcional de dichos sectores, debe quedar claro que lo que la sociedad argentina quiere y merece es que se juzgue y condene efectivamente a los imputados, que esa justicia dé lugar al paso irreversible de esa oscura página de nuestra historia

Tal como puede desprenderse de la reacción de encumbrados políticos, tanto opositores como oficialistas, después de las desatinadas declaraciones de Eduardo Duhalde, la sociedad argentina está diciendo que ese es un tema encaminado y en vías de solucionarse satisfactoriamente y no necesita que algunos pícaros lo lleven y traigan en el portafolio, para sacarlo a relucir cuando se encienden las luces del set.

Porque en ese caso sí estaríamos hablando de apropiación demagógica. O no?




.

lunes, 29 de marzo de 2010

200 años


Esa es la distancia (temporal) que se acortó la presencia soberana de Argentina sobre sus islas esta mañana, cuando se hizo pública la noticia de que el petróleo que yace en el lecho sumergido al norte de las islas, existe pero es de muy pobre calidad, y su extracción económicamente inviable.

Ni hablar de las acciones de Desire Petroleum, la firma kelper que lidera las pruebas extractivas, cuyo valor cayó a la mitad en horas, esta mañana en la bolsa de Londres cuando se confirmó la noticia. Pero reírse de eso sería reírse de la desgracia ajena, cosa que en este blog, por principios éticos y salvo que se refiera a nabos como Gerardo Morales, no hacemos.

El hallazgo de petróleo de extracción económicamente sustentable era la gran apuesta de la población residente en las islas para justificar frente al parlamento británico el gran gasto que supone el mantenimiento de una base militar de dimensiones que se instaló a consecuencia de la agresión militar argentina sobre ese territorio en 1982. En especial en un país que está atravesando una situación económica y financiera inédita desde por lo menos el final de la Segunda Guerra Mundial.

El ahorro de cada libra en el presupuesto estatal británico vale su peso en oro y esta noticia sumada a las nuevas avanzadas diplomáticas del gobierno argentino obligarán a reevaluar el costo y los plazos de la estrategia soberana inglesa sobre nuestras islas.

Notición!



.

sábado, 27 de marzo de 2010

El impuesto inflacionario


Es una vieja idea de la economía, plasmada de distintas formas a lo largo de los años. Utilizado como concepto sirve para evaluar distintos hechos de diferentes períodos históricos.

Por ejemplo, en el Imperio Romano, por necesidades de expansión para obtención de recursos naturales (tierra) la administración necesitaba financiar un ejército fuerte. A los impuestos agobiantes, sumó la acuñación de moneda. Este proceso redundaba en depreciación de la misma, y pérdida del poder de compra. El Estado se financiaba emitiendo moneda, cuyo uso era inflacionario, y en manos de los pobladores, la moneda cada vez valía menos.

Ese ejemplo sencillo sirve para describir cómo funciona en lo ideal un sistema de impuesto inflacionario. Las acciones se dan en diferido. Es decir, con la inflación de hoy, el sistema se está cobrando el gasto público (pagado con emisión) de ayer.

Esta simplificación no sirve de ninguna manera para concluir que eso es lo que pasa hoy en la Argentina. Estamos hablando de cuestiones ideales. Hay algunos elementos que podrían identificarse con esto: por ejemplo, los adelantos transitorios del BCRA, o la conversión en gasto público directamente de la transferencia de utilidades del BCRA al Tesoro, o más sutilmente, la actuación del BCRA, sin ayuda del Tesoro, para mantener el tipo de cambio (comprar dólares con emisión), lo cual hace que el Tesoro, al no cumplir con metas de ahorro para colaborar en esa compra disponga de recursos para gastar en otros asuntos.

Pero así y todo, hay coincidencia casi generalizada en que existen muchos aspectos más a tener en cuenta a la hora de analizar los por qué de la inflación en Argentina.

Ahora, centrándonos directamente en el carácter del impuesto inflacionario, hay que pensar en la otra pata del asunto. Que es el carácter del gasto público financiado por este impuesto. Quiero decir, si el canal conductor de que la emisión monetaria se transforme en inflación es el gasto público, habría que ver en qué se gasta para saber qué tan regresivo es el impuesto inflacionario. El caso de la asignación por hijo es patente. Si la inflación de hoy está pagando el incremento de gasto promovido por el pago de asignaciones, la ecuación es favorable para los beneficiarios de la asignación. Antes cobraban 0, ahora 180, de los cuales la inflación se morfó 40. Hoy cobran, entonces, el equivalente a 140 (140 más que al inicio del proceso).

Vuelvo a decir, la cosa es más compleja e intervienen muchos factores más. Pero, cambiando el ángulo de la visión podemos concluir que la evaluación de los efectos inflacionarios, como de cualquier fenómeno de la economía, es indivisible de la evaluación sobre los efectos distributivos.

No es fácil, pero tampoco imposible, tal vez, insertar a la inflación en un proceso cuyo saldo distributivo sea positivo.
.

viernes, 26 de marzo de 2010

Vacantes


A esta altura, casi no queda nadie que no conozca al programa televisivo 6-7-8.
Muchos análisis, directos e indirectos, se han hecho específicamente sobre el mismo. Se lo criticó desde ambos lados del mostrador, y desde “terceras posiciones”, y se lo defendió solamente desde la propia trinchera (aunque cada vez más grande y nutrida).
No es que mi opinión sobre el programa valga mucho, pero tengo que aclararla para despejar el terreno de lo que viene después.
A veces, lo veo, no muy apasionadamente. Desprecio absolutamente todas las críticas basadas en que son “chupamedias”, “alcahuetes”, amigos serviles del “poder”. Es gracioso que un tipo como Majul, técnicamente bastante incapacitado, que goza hoy de ingresos considerables, asiste a conferencias por cuya participación cobra y cuya imagen (y pluma, para peor) se disputan distintos medios, tenga el tupé de llamar amigo del poder a Barone. Sólo imaginar cuál es el futuro (periodístico y financiero) que se vislumbra para uno y otro después de 2011, hace que invariablemente uno se de cuenta cuál de los dos está ideológicamente en línea con su conveniencia personal, y cuál no.
Al mismo tiempo, hay cosas del programa que me parecen sencillamente deleznables. Por ejemplo, lo que hicieron en el caso Redrado. Esperar que el tipo se atrincherara en el Banco Central para sacar a la luz la carpeta sobre corruptelas menores, que se tenía bien guardada en el fondo de una estantería de alguna dependencia oficial, es replicar operaciones que cuando se hacen contra alguno de los “propios” provocan indignación. No veo motivo para verlo distinto en este caso.

Así y todo, con luces y sombras, hay algo en 6-7-8 que es innegable. Expresa una carencia. Ocupa un espacio vacante.
El éxito relativo, en términos televisivos, que significa medir en prime time, desde Canal 7, un número más cercano al del 13 que al del 2, es indicador de eso. 6-7-8 viene a difundir un discurso que concatena una serie de ideas exoneradas de los medios privados, de un tiempo a esta parte.
Y viene a desmentir la postura absoluta, tinellista, de que los medios ponen al aire “lo que el público quiere ver”. "No siempre", les dice 6-7-8, y tiene razón.
Pero hay algo más. El televidente de 6-7-8 no es un televidente políticamente pasivo. Y ahí, 6-7-8 marcó el número de teléfono de Néstor, tardíamente. Ahí está la multitud de 10 o 20 mil tipos que quieren articular un accionar. Que tal vez no tengan experiencia, y pequen de la ingenuidad que significa creer que una simple convocatoria masiva a una plaza puede convertirse en un hito histórico. Puede ser. Y?
Pero ahí están también los 100 y pico de mil tipos, que se sumaron al feisbuc de 6-7-8, con la intención de “hacer algo”, de organizarse, de difundir, de hacer rebotar por medios no-tradicionales, o tal vez por el más tradicional de todos (el “boca a boca”) ese discurso abolido, expulsado, exonerado de los medios de comunicación masivos. Es bastante más de lo que los ideólogos del populismo hubieran podido esperar de las clases medias urbanas.
Así, la conjunción fortuita de una serie de elementos hizo, hasta ahora, más que lo que parece que logrará la ley de medios. Es caprichosa la Historia para elegir los canales por los cuales transcurrir.

PD: de IBOPE nadie va a comentar nada? Otra que el INDEC.




jueves, 25 de marzo de 2010

Cumpleaños

Alineación al centro
Hoy cumplía años nuestro amigo Andrés.
Igual que él en la foto,
levantamos una copa de tinto
para saludarlo en este aniversario.
En este día especial
dedicamos un abrazo
a sus hijos y amigos.

Y a los acreedores y a los rencorosos
pito catalán!


Salud, Viejo!




.

...y la patria se los demande


Algunas ideas que vienen dandole vueltas en los últimos días al carrito cartonero:

  • Llevada al extremo, la impunidad por crímenes de lesa humanidad termina en esto

  • Llevada al extremo, la NOBLE propuesta de consulta popular de Duhalde de estos últimos días podría convertirse en
“Está usted de acuerdo en juzgar no sólo a los responsables materiales sino también a los INTELECTUALES, de delitos graves cometidos contra la Nación Argentina, sean estos de afectación de derechos humanos básicos de sus habitantes como también el accionar delictivo de carácter económico y social cometido a través de decisiones de política económica que hayan lesionado seriamente la evolución de variables económicas (reservas, endeudamiento, fuga de capitales, etc.) y sociales (nivel de ingresos, desocupación, salud, educación, equidad) de nuestro país?”


Si - No

Eso sí, antes de proponer esta consulta, Tachuela probablemente debería exiliarse en Montevideo y, ya que está, avisarle a algunos viejos amigos, no?

  • Llevada al extremo, nuestra satisfacción empieza a crecer cuando vemos como ha empezado una segunda fase, tímida todavía, en la búsqueda de justicia respecto del accionar delictivo que se inició (pero no terminó) con la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. La búsqueda de justicia y castigo para los autores intelectuales del proceso de miseria planificada que de manera sorprendente anticipaba Walsh en su carta deberán realizarse más temprano que tarde, de ser posible en un proceso público y masivo que incluya a los representantes de sectores cívicos que propiciaron y alentaron el conjunto de medidas económicas y sociales que destruyeron el proceso de industrialización que comenzaba a afianzarse en el país a mediados de los 70. Al estilo de una Causa Olmos, ese proyecto mejoraría esa loca ideíta de la paleoizquierda de verificar hoy(??) la legitimidad de la deuda externa, al tiempo que pondría blanco sobre negro quiénes fueron los principales sectores beneficiados de la destrucción del entramado económico y social que se estaba construyendo en nuestro país. Como dijo Estela, descubriríamos que muchos de esos son los que hoy apoyan, de manera más o menos solapada, a Tachuela.






.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Relecturas



Un buen día para releer la carta abierta de Rodolfo, que no solo se erige como un monumento a la ética y la valentía, sino que también da una clase magistral a algunos que hoy se autodenominan periodistas pero que, o habiendo vivido en la época "no sabían lo que estaba pasando" o, con todos los elementos de prueba en la mano y la ventaja que dan los años, no oponen argumentos a quienes disfrazan la verdad.

Nunca tan actual como hoy.

1. La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta años.
El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades.
El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde. En esa perspectiva lo que ustedes liquidaron no fue el mandato transitorio de Isabel Martínez sino la posibilidad de un proceso democrático donde el pueblo remediara males que ustedes continuaron y agravaron.
Ilegítimo en su origen, el gobierno que ustedes ejercen pudo legitimarse en los hechos recuperando el programa en que coincidieron en las elecciones de 1973 el ochenta por ciento de los argentinos y que sigue en pie como expresión objetiva de la voluntad del pueblo, único significado posible de ese "ser nacional" que ustedes invocan tan a menudo.
Invirtiendo ese camino han restaurado ustedes la corriente de ideas e intereses de minorías derrotadas que traban el desarrollo de las fuerzas productivtas, explotan al pueblo y disgregan la Nación. Una política semejante sólo puede imponerse transitoriamente prohibiendo los partidos, interviniendo los sindicatos, amordazando la prensa e implantando el terror más profundo que ha conocido la sociedad argentina.

2. Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror.
Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.
Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados negativamente este último año. En otros miles de casos de desaparición el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su turno secuestrados.
De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda un ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras.
La falta de límite en el tiempo ha sido complementada con la falta de límite en los métodos, retrocediendo a épocas en que se operó directamente sobre las articulaciones y las vísceras de las víctimas, ahora con auxiliares quirúrgicos y farmacológicos de que no dispusieron los antiguos verdugos. El potro, el torno, el despellejamiento en vida, la sierra de los inquisidores medievales reaparecen en los testimonios junto con la picana y el "submarino", el soplete de las actualizaciones contemporáneas.
Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.

3. La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes en lugares descampados y horas de la madrugada con el pretexto de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga.
Extremistas que panfletean el campo, pintan acequias o se amontonan de a diez en vehículos que se incendian son los estereotipos de un libreto que no está hecho para ser creído sino para burlar la reacción internacional ante ejecuciones en regla mientras en lo interno se subraya el carácter de represalias desatadas en los mismos lugares y en fecha inmediata a las acciones guerrilleras.
Setenta fusilados tras la bomba en Seguridad Federal, 55 en respuesta a la voladura del Departamento de Policía de La Plata, 30 por el atentado en el Ministerio de Defensa, 40 en la Masacre del Año Nuevo que siguió a la muerte del coronel Castellanos, 19 tras la explosión que destruyó la comisaría de Ciudadela forman parte de 1.200 ejecuciones en 300 supuestos combates donde el oponente no tuvo heridos y las fuerzas a su mando no tuvieron muertos.
Depositarios de una culpa colectiva abolida en las normas civilizadas de justicia,incapaces de influir en la política que dicta los hechos por los cuales son represaliados, muchos de esos rehenes son delegados sindicales, intelectuales, familiares de guerrilleros, opositores no armados, simples sospechosos a los que se mata para equilibrar la balanza de las bajas según la doctrina extranjera de "cuenta-cadáveres" que usaron los SS en los países ocupados y los invasores en Vietnam.
El remate de guerrilleros heridos o capturados en combates reales es asimismo una evidencia que surge de los comunicados militares que en un año atribuyeron a la guerrilla 600 muertos y sólo 10 ó 15 heridos, proporción desconocida en los más encarnizados conflictos. Esta impresión es confirmada por un muestreo periodístico de circulación clandestina que revela que entre el 18 de diciembre de 1976 y el 3 de febrero de 1977, en 40 acciones reales, las fuerzas legales tuvieron 23 muertos y 40 heridos, y la guerrilla 63 muertos.
Más de cien procesados han sido igualmente abatidos en tentativas de fuga cuyo relato oficial tampoco está destinado a que alguien lo crea sino a prevenir a la guerrilla y Ios partidos de que aún los presos reconocidos son la reserva estratégica de las represalias de que disponen los Comandantes de Cuerpo según la marcha de los combates, la conveniencia didáctica o el humor del momento.
Así ha ganado sus laureles el general Benjamín Menéndez, jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, antes del 24 de marzo con el asesinato de Marcos Osatinsky, detenido en Córdoba, después con la muerte de Hugo Vaca Narvaja y otros cincuenta prisioneros en variadas aplicaciones de la ley de fuga ejecutadas sin piedad y narradas sin pudor.
El asesinato de Dardo Cabo, detenido en abril de 1975, fusilado el 6 de enero de 1977 con otros siete prisioneros en jurisdicción del Primer Cuerpo de Ejército que manda el general Suárez Masson, revela que estos episodios no son desbordes de algunos centuriones alucinados sino la política misma que ustedes planifican en sus estados mayores, discuten en sus reuniones de gabinete, imponen como comandantes en jefe de las 3 Armas y aprueban como miembros de la Junta de Gobierno.

4. Entre mil quinientas y tres mil personas han sido masacradas en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo, por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el espanto provocado entre sus propias fuerzas.
Veinticinco cuerpos mutilados afloraron entre marzo y octubre de 1976 en las costas uruguayas, pequeña parte quizás del cargamento de torturados hasta la muerte en la Escuela de Mecánica de la Armada, fondeados en el Río de la Plata por buques de esa
fuerza, incluyendo el chico de 15 años, Floreal Avellaneda, atado de pies y manos, "con lastimaduras en la región anal y fracturas visibles" según su autopsia.
Un verdadero cementerio lacustre descubrió en agosto de 1976 un vecino que buceaba en el Lago San Roque de Córdoba, acudió a la comisaría donde no le recibieron la denuncia y escribió a los diarios que no la publicaron.
Treinta y cuatro cadáveres en Buenos Aires entre el 3 y el 9 de abril de 1976, ocho en San Telmo el 4 de julio, diez en el Río Luján el 9 de octubre, sirven de marco a las masacres del 20 de agosto que apilaron 30 muertos a 15 kilómetros de Campo de Mayo y 17 en Lomas de Zamora.
En esos enunciados se agota la ficción de bandas de derecha, presuntas herederas de las 3 A de López Rega, capaces dc atravesar la mayor guarnición del país en camiones militares, de alfombrar de muertos el Río de la Plata o de arrojar prisioneros al mar desde los transportes de la Primera Brigada Aérea, sin que se enteren el general Videla, el almirante Massera o el brigadier Agosti. Las 3 A son hoy las 3 Armas, y la Junta que ustedes presiden no es el fiel de la balanza entre "violencias de distintos signos" ni el árbitro justo entre "dos terrorismos", sino la fuente misma del terror que ha perdido el rumbo y sólo puede balbucear el discurso de la muerte.
La misma continuidad histórica liga el asesinato del general Carlos Prats, durante el anterior gobierno, con el secuestro y muerte del general Juan José Torres, Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruíz y decenas de asilados en quienes se ha querido asesinar la posibilidad de procesos democráticos en Chile, Bolivia y Uruguay.
La segura participación en esos crímenes del Departamento de Asuntos Extranjeros de la Policía Federal, conducido por oficiales becados de la CIA a través de la AID, como los comisarios Juan Gattei y Antonio Gettor, sometidos ellos mismos a la autoridad de Mr. Gardener Hathaway, Station Chief de la CIA en Argentina, es semillero de futuras revelaciones como las que hoy sacuden a la comunidad internacional que no han de agotarse siquiera cuando se esclarezcan el papel de esa agencia y de altos jefes del Ejército, encabezados por el general Menéndez, en la creación de la Logia Libertadores de América, que reemplazó a las 3A hasta que su papel global fue asumido por esa Junta en nombre de las 3 Armas.
Este cuadro de exterminio no excluye siquiera el arreglo personal de cuentas como el asesinato del capitán Horacio Gándara, quien desde hace una década investigaba los negociados de altos jefes de la Marina, o del periodista de "Prensa Libre" Horacio Novillo apuñalado y calcinado, después que ese diario denunció las conexiones del ministro Martínez de Hoz con monopolios internacionales.
A la luz de estos episodios cobra su significado final la definición de la guerra pronunciada por uno de sus jefes: "La lucha que libramos no reconoce límites morales ni naturales, se realiza más allá del bien y del mal".

5. Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada.
En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar11, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales.
Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva, prohibiendo asambleas y comisiones internas, alargando horarios, elevando la desocupación al récord del 9% prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial, y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificados de subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que en algunos casos aparecieron muertos, y en otros no aparecieron.
Los resultados de esa política han sido fulminantes. En este primer año de gobierno el consumo de alimentos ha disminuido el 40%, el de ropa más del 50%, el de medicinas ha desaparecido prácticamente en las capas populares. Ya hay zonas del Gran Buenos Aires donde la mortalidad infantil supera el 30%, cifra que nos iguala con Rhodesia, Dahomey o las Guayanas; enfermedades como la diarrea estival, las parasitosis y hasta la rabia en que las cifras trepan hacia marcas mundiales o las superan. Como si esas fueran metas deseadas y buscadas, han reducido ustedes el presupuesto de la salud pública a menos de un tercio de los gastos militares, suprimiendo hasta los hospitales gratuitos mientras centenares de médicos, profesionales y técnicos se suman al éxodo provocado por el terror, los bajos sueldos o la "racionalización".
Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean las napas subtérráneas, millares de cuadras convertidas en un solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares y adornan la Plaza de Mayo, el río más grande del mundo contaminado en todas sus playas porque los socios del ministro Martínez de Hoz arrojan en él sus residuos industriales, y la única medida de gobierno que ustedes han tomado es prohibir a la gente que se bañe.
Tampoco en las metas abstractas de la economía, a las que suelen llamar "el país", han sido ustedes más afortutunados. Un descenso del producto bruto que orilla el 3%, una deuda exterior que alcanza a 600 dólares por habitante, una inflación anual del 400%, un aumento del circulante que en solo una semana de diciembre llegó al 9%, una baja del 13% en la inversión externa constituyen también marcas mundiales, raro fruto de la fría deliberación y la cruda inepcia.
Mientras todas las funciones creadoras y protectoras del Estado se atrofian hasta disolverse en la pura anemia, una sola crece y se vuelve autónoma. Mil ochocientos millones de dólares que equivalen a la mitad de las exportaciones argentinas presupuestados para Seguridad y Defensa en 1977, cuatro mil nuevas plazas de agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura y de la muerte, único campo de la actividad argentina donde el producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube más rápido que el dólar.

6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete. Un aumento del 722% en los precios de la producción animal en 1976 define la magnitud de la restauración oligárquica emprendida por Martínez de Hoz en consonancia con el credo de la Sociedad Rural expuesto por su presidente Celedonio Pereda: "Llena de asombro que ciertos grupos pequeños pero activos sigan insistiendo en que los alimentos deben ser baratos".
El espectáculo de una Bolsa de Comercio donde en una semana ha sido posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplicaron su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación en dólares, letras, valores ajustables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo un gobierno que venía a acabar con el "festín de los corruptos".
Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y la Esso, rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina. Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideologia que amenaza al ser nacional.


Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán dcsaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.


Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.

Rodolfo Walsh. - C.I. 2.845.022
Buenos Aires, 24 de marzo de 1977.

El proyecto de Proyecto Sur, valga la redundancia


Hay propuestas alternativas al pago de deuda con reservas que el BCRA le prestaría al Tesoro, tal como dice el proyecto oficial (traducido en DNU a punto de ser rechazado por la ex-escribanía devenida en dinámico parlamento).

Se suma ahora (para que nadie los mezcle en la bolsa de los ajustadores) la opción planteada por Proyecto Sur.

Superada la etapa de los fuegos de artificio acerca del análisis de la deuda para determinar cuál es legítima y cuál ilegítima, la promisoria fuerza política pasó a la etapa más realista. "Porque mientras analizamos", habrá avisado alguien, "hay que seguir pagando los vencimientos".

No proponen recorte del gasto público.

Reflexiono: cómo se simplificó este tema, al punto de decir que o se paga con reservas o se toma plata de las asignaciones por hijo. Por ahí, bajo la óptica del "todo tiene que ver con todo" podría decirse que es un poco así. Pero hay como 30 pasos intermedios. Uno de los cuales es que en la ley de presupuesto y fuera de ella desde 2006 el Tesoro Nacional recurrió al financiamiento para pagar los vencimientos de capital de la deuda, o parte de ellos, porque con la recaudación y su derivado, el superávit fiscal primario, no le alcanza ni alcanzó en todos estos años.

Resulta que Proyecto Sur encontró el esquema ideal para pagar la deuda de manera "progresista". Colocar un título público, compulsivamente, a los bancos, a cambio de las Lebacs y Nobacs que tienen hoy en cartera.

En los bancos hoy, entre Lebacs y Nobacs, hay unos 40.000 millones de pesos. Esos papeles son deuda de corto plazo del Banco Central, que devenga interés de entre 13 y 15 por ciento.

Lo que proponen los amigos de la izquiera nacional y popular es que los bancos, que hacen grandes negocios con esos papeles (los cuales, en tanto se renuevan, les sirven solamente para computar en sus balances, o para cerrar en orden las cuentas para el clearing), obligatoriamente los cambien por títulos del Tesoro, de largo plazo. Para que los bancos cambien deuda de corto por deuda de largo, alguna compensación habrá que darles, digo yo. Y las tasas de las Lebacs y Nobacs son bastante altas, como ya dijimos.

En fin, dejando de lado lo anecdótico de esta posible compensación, que seguramente los revolucionarios cuadros de Proyecto Sur desistirían de llevar a cabo y obligarían a los bancos a aceptar el canje sin compensación alguna, la operatoria sería: los bancos le dan las Lebacs y Nobacs al Central, éste a cambio les da pesos, y esos pesos se transfieren al tesoro nacional, que les da a los bancos a cambio unos títulos a pagar a 10 años. El Tesoro con los pesos obtenidos, compra dólares para pagar la deuda (esos dólares, si no los comprara el tesoro, los compraría el BCRA, con lo cual en breve se convertirían en reservas: ven que siempre se paga con reservas la deuda externa!).

O sea, el Tesoro toma deuda, y el BCRA se desendeuda.

Ahora, al mismo tiempo, habría que ver qué pasaría con los bancos y cómo se leería en los medios de comunicación la operatoria. No hay que olvidarse que la liquidez que hay en los bancos se debe a los depósitos de los ahorristas.

El círculo cerraría perfecto. Por ahí alguien recuerda las cadenas de mail que hablaban, hace un año y pico, de un nuevo corralito, de que el Gobierno, con su avidez, se iba a quedar con los depósitos de "la gente". Bueno, acá está. Es este proyecto.

La única esperanza es que el progresista Tenembaum convenza a las autoridades de TN de que no evalúen la medida desde esta óptica.


lunes, 22 de marzo de 2010

Making school


Primero fueron Pinedo y la Bullrich.

Los siguió Hernán Perez.

Lilita Carrió también anduvo por Talcahuano y Lavalle.

Y de última se sumó Cobos, quería conocer la escenografía de El Secreto de tus Ojos.

Pero del otro lado también les gustó el método, Pichetto armó fojas, hizo combinación con la línea D y se bajó en Tribunales.

No sabían que estaban dando cátedra.

Desde allá los estaban mirando. Tomaban nota Greg Abbott y Bill McColumn. Minuciosamente.

"This is the yudicialiseishon of the politics" dijo Goat Rossi.

Ahora faltaría que los hijos de Donald Trump se nieguen a los exámenes de ADN y tenemos que ir a hablar con Mothers of Plaza de Mayo para ver qué cuernos hacemos.

"This is the colm", dijo Charles Fayt desde la vered de su house.





.

Contraste


El 32 pulgadas más económico, en cadenas tipo Frávega o Garbarino, no baja de 3600 mangos.

La marca es Noblex, nacional, fabricado en Tierra del Fuego.

El plan de pagos es en 50 cuotas, con una cuota mensual de aproximadamente 70 mangos, es decir que lo compra para ver Sudáfrica 2010 y lo termina de pagar en Brasil 2014.

Los fabricantes pronostican este año una venta aproximada de 800 mil televisores de pantalla de cristal líquido, un número que por primera vez superará, levemente, el número de televisores vidrio clásicos.

Dicho número de LCDs representa un 8% de los hogares argentinos.

No sé. Jodido ser oposición en estos tiempos. Que te canten.

Y ya lo ve
Y ya lo ve
Es para los profetas de la derrota
Que lo miran por TV (vidrio, b&n, 14 pulgadas, mercadolibre 120 pesos)

Sacudir y sacudir el champagne, quitar el corcho y escuchar ffffsss!





.

Superclásico o Día de la Memoria




La lluvia y el mal drenaje de la cancha de Boca cooperaron para que se suspendiera el "superclásico" del domingo.


Aclaración para los más jóvenes: se conoce como superclásico al partido entre Boca y River, debido a que en algún momento, se consideraba a ambos clubes en continua competencia por erigirse como el más grande del fútbol argentino.

Se jugaron solamente 10 minutos. Habrá que jugar, otro día, los 80 restantes.

Resulta que el día miércoles 24 de marzo es feriado. Se celebra el día de la Memoria. Es un día feriado no festivo, sino de reflexión, para instar a la población a que, justamente, reflexione sobre lo acontecido en esa fecha en 1976, y las consecuencias derivadas de tal suceso.

Por ese motivo, adornado por argumentos sobre cuestiones de seguridad debido a la cantidad de actos que se realizarán en lugares públicos ese día, se decidió que los minutos restantes del partido se jueguen el día jueves, seguramente en horario vespertino (por cuestiones de seguridad también).

Esto hará que muchas personas que habían sacado su entrada para ver el partido en la cancha el domingo, no puedan concurrir a ver el complemento, debido a que se llevará a cabo en día y horario laboral. Por la misma razón, mucha gente no podrá ver el partido por TV (el fútbol para todos se queda sin mostrar para todos el superclásico).

Lo más probable es que la instancia a la población para que reflexione termine siendo un "tiro por la culata". Principalmente los jóvenes que tengan ganas de ver el partido (así son los gustos de los "cabecitas negras"), ante la situación descripta, probablemente no se formen una idea muy deseable acerca del tratamiento histórico que haya que darle al último golpe militar. O sea, el efecto inverso al buscado.

Una cifra, un símbolo, de un debate que se viene dando al interior del oficialismo desde hace bastante: populismo o ideología. El Boca-River del Fútbol para Todos jugándose un jueves a la tarde para no interrumpir la reflexión sobre el último golpe militar es un ejemplo claro de que, hoy por hoy, somos un híbrido, cuyos detractores no tardarían ni dos minutos en caracterizarlo como parodia.


Las imágenes se las afané a Jorge Asís. Tengo margen antes de que quedemos a mano.

sábado, 20 de marzo de 2010

Qué lindo es dar malas noticias!


Ver en el noticiero del prime time televisivo a un sencillo director de una ignota escuela secundaria del conurbano en el umbral de entrada de su escuela, rodeado por más micrófonos que Alves el día que anunció que se desprendía de Abondanzieri, fue el anzuelo que este cartonero (su nariz aguda de tanto hundirla en tenebrosas bolsas de consorcio) descubrió detrás de la carnada.

La noticia formó parte de esa cuidadosamente diseñada y milimétricamente preparada puesta en escena que cada noche, desde la pantalla, agrega una capa de oscuro barniz a ese espejo triste y desesperanzador que los medios pintan sobre nuestra realidad. Se trata de inocular la imprescindible cuota diaria de negatividad, desmoralización y zancadillas a la autoestima, vehiculizadas a través de malas noticias, pronósticos lúgubres, desgracias particulares convertidas en males sociales y, si la noticia tiene aristas insoslayablemente positivas, la isla de edición trabajando a full.

Las buenas noticias, cuando vienen, lo hacen en dosis homeopáticas y por supuesto, se presentan de manera tal que sean percibidas como fortunas particulares mínimas, inconstantes y excepcionales, imposibles de ser entendidas como pertenecientes a ningún factor social extendido (el Oscar lo ganó el gran Campanella, exclusivamente, mientras que la fallida aspiración de Pechito López a participar de la Fórmula 1 es una frustración nacional que da cuenta de nuestra pobre calidad para elegir una marca y de la cual CFK es parte responsable por haber recibido al piloto en Casa Rosada).

Política comercial, dirán algunos, porque lo que vende son las malas noticias y entonces se está atendiendo a un simple criterio mercantilista. Pero de un tiempo a esta parte profundizado por las notorias diferencias ideológicas y políticas que enfrentan a muchos medios con el gobierno (y que probablemente escondan razones mercantilistas), en busca de aumentar la percepción negativa ya exitosamente instalada en grandes franjas de nuestras clases media y alta.

La noticia, decíamos, era que en algunas escuelas secundarias del conurbano, por falta de mobiliario, los directivos se habían visto obligados a imponer un cronograma rotativo de suspensión de cursos a consecuencia del cual los alumnos debían faltar a clase un día de la semana. Lo inusual de la noticia, sumado al casi seguramente devastador paisaje que ofrecería cualquier escuela secundaria pública metropolitana y la convocatoria de un directivo escolar a una “conferencia de prensa” eran todos los indicios que los sabuesos de la mala onda necesitaban para agregar cinco o seis minutos de pálidas que rompieran con el reiterativo menú que ya nos es familiar a partir de las 20: el precio de la merluza y la lechuga, la conveniente tergiversación de las chicanas radiales que Aníbal le propone a Magdalena, la persecución nazi de inmaculados miembros del poder judicial, la utilización de un drama familiar para “poner al descubierto” la inoperancia de cualquier organismo público, así sea una comisaría, o la operación de ensañamiento con un sindicalista que se come algunas eses pero está a punto de cerrar un jugoso aumento salarial en una paritaria. Eso sí, nunca verá el televidente una exhaustiva cronología de cómo se hace para demorar ocho años una extracción de sangre que permita conocer si el patrón de ADN de Felipe y Marcela se corresponde al de algún detenido-desaparecido.

El resto de la nota, imagineló. Bucólicas imágenes del patio trasero de la escuela en el que se depositan los bancos rotos e inutilizados, música en clave menor para subrayar la sensación de abatimiento, imágenes de chicos saliendo de la escuela para asociarlas al faltazo programado y un par de reportajes convenientemente editados a algún estudiante y a algún vecino del barrio que se acercó al lugar cuando vio la parafernalia de los móviles televisivos, tan poco frecuentes en la zona. En suma, un rosario de lugares previsibles.

En este blog empezamos por reconocer que la falta de bancos en una escuela pública ES UNA MALA NOTICIA.

Pero hundimos un poco más la nariz.

Un análisis en el que intervienen otros aportes y otras fuentes, arroja lo siguiente:
  • en efecto, la Escuela Técnica Nro 8 Jorge Newbery de la localidad de Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza, tenía un faltante de 120 pupitres que obligó a las autoridades a diseñar un mecanismo urgente que evitara alumnos tomando clases sentados en el piso.
  • Oporto, el director de escuelas bonaerense, reconoció que esta situación podría no ser privativa de la escuela Newbery, sino también de otras que hace poco reiniciaron la actividad lectiva, pero no tiene información de cuáles; esto queda implícitamente reconocido por los medios periodísticos, que en ningún momento mencionaron puntualmente otras instituciones a la problemática.
  • Existe una tasa de descarte de los bancos y pupitres en las escuelas públicas del orden del 10% anual.
  • Quedó fuera de la edición mostrada por los noticieros, pero en un reportaje escrito el director de la escuela reconoció que una de las causas básicas del faltante se da en el turno tarde, donde han tenido que agregar nuevos cursos en cuarto, quinto y sexto año.
  • El problema fue subsanado definitivamente este miércoles con la llegada de un camión del Ministerio de Educación que aportó los pupitres faltantes.

Con estos datos lo invito a que relea la noticia. Y después me cuenta de qué mala noticia estamos hablando:

Una escuela técnica pública, de esas que habían sido desfinanciadas por quienes gobernaron en la década del 90 con el objetivo de encaminaba a su desaparición y que, al borde del precipicio, fue salvada gracias a la refundación del INET, Instituto Nacional de Educación Técnica, que la administración Kirchner relanzó dentro de la órbita del Ministerio de Educación, en analogía con el desaparecido pero exitoso CONET, una escuela técnica secundaria de donde egresan técnicos mecánicos pero fundamentalmente la gran mayoría de los técnicos aeronáuticos argentinos que irán a ocupar puestos de trabajo en talleres y hangares de aviación y que, en base a los registros de accidentología aérea que tenemos puede decirse que hacen un trabajo extraordinario, experimentó problemas de mobiliario y se vio obligada a una suspensión temporaria y rotativa de clases para un grupo de cursos de 4to, 5to y 6to año, como consecuencia de tener que incrementar la cantidad y el tamaño de los cursos existentes, debido a que la escuela está experimentando en los últimos años un crecimiento tanto en la matrícula ingresante como en lo que se conoce como tasa de retención, o sea la permanencia de los alumnos a lo largo de la desafiante carrera de seis años de duración que ofrece la institución. El Director de Escuelas provincial ha reconocido que podrían vivirse situaciones similares en otras escuelas bajo su jurisdicción.





.

viernes, 19 de marzo de 2010

Apuntes políticos



Me retracto parcialmente. Por ahí, mi visión de corto plazo no me permitió darme cuenta de algunos movimientos "estratégicos" que se daban un poquito más abajo de la superficie.

Hoy entiendo que Kirchner no quiere largar la manija antes de tiempo para no vaciar de poder el gobierno de Cristina. Pero que da algunas señales de que se va a ir abriendo para dejar paso a algún muchacho que pueda tomar la posta de la candidatura al 2011. ¿Un candidato ganador, o un candidato perdedor?

Algunos hablan de Scioli, otros de Gioja. Yo pregunté alguna vez por el gobernador del Chaco, tímidamente, para no quemarlo. Lo quemó Van der Kooy. Y TN, que le está buscando la vuelta para embocarlo. Parece que no le encontraron nada en los hospitales, pero está la cuestión de los wichis y los tobas, el clientelismo, y la mar en coche...

Un hecho sintomático (más que las señales "propias") es la nota del "oficialista" Laborda en La Nación, hablando de una encuesta en que la imagen de los Kirchner mejoraba aceleradamente.

Qué cosa La Nación, dando un aliciente para que Néstor se entusiasme. Yo me cuidaría de no comerme el amague.

Otro hecho llamativo es (que alguien me corrija si me equivoco) que por primera vez parece que se le exigió una contra orden a Moreno con la suspensión de las exportaciones de carne.

Un funcionario que, en medio de una escalada de los precios de los alimentos, lo único que puede aportar, con su "mano de hierro", es mandar tres camiones a vender merluza barata... Qué se yo, suena a poco.

Da la sensación de que Moreno es apenas un espantapájaros, y que se avivaron hasta los gorriones, ya. Hay que saber entender que todos los ciclos algún día se cumplen.

Hablando de todo un poco, ¿cuál fue el sentido de que la Presidenta saliera a promocionar el consumo de merluza, cerca de semana santa? ¿autocumplir la profecía, y con los números en la mano decir: "el pueblo le da bola a la presi"?

Así como los oficialistas necesitamos a Carrió y a Juez, para que le digan "chorra" a una tipa a la que la semana que viene le van a tener que ir a pedir que vote con ellos, si yo fuera opositor, aprovecharía las cadenas nacionales.

Se puede ser muy buena oradora en el Senado, pero los discursos públicos son otra cosa. Me gustaría que le aflojara un poquito (humildemente). Más sonrisas y menos palabras.

Leí en lo del Conurbano que le bajaron el pulgar a Pampuro. Pero si las cosas son como presentimos, y Kirchner de a poquito se empieza a abrir, ¿quién gana más? ¿el que se queda bien cerquita? ¿o el que empieza a hacer juego propio? Sospecho que Pampuro no va a dar portazo al estilo "Solá", y va a mantener la disciplina hasta el último día de gobierno.

Y, hablando de Solá. En el escenario para 2011, ¿dónde se lo ubica?, ¿una vicepresidencia?, ¿de quién?


¿Qué opinará Omar? Aparte de que hablamos mucho de nombres y poco de proyectos...


Arco de Juana


Corría el año 1427 cuando una joven campesina se presentó ante el rey, en la corte de Chinon, para confesarle sueños y visiones que llenaban sus momentos de soledad desde hacía casi tres años. En ellos, San Miguel, Santa Catalina y Santa Margarita la alentaban a enfrentar y expulsar a los ingleses que desde mucho antes de su propio nacimiento se afincaban en su tierra y ocupaban las ciudades más importantes al norte del río Loira. Entre ellas la mismísima capital, París, pero fundamentalmente Reims, la ciudad en la que tenían lugar las coronaciones reales desde el advenimiento del primer Rex Francorum Hugo el Grande.

El proyecto de Juana era liberar esa región para poder acceder con libertad a la Catedral en la que residía el Arzobispo de Reims, única autoridad eclesiástica con poderes plenos para coronar a Carlos VII, delfín inacabado desde la muerte de su padre. Este acto sucesorio vendría a ponerle fin a una larga y penosa lucha intestina en la que se debatía la nación francesa y que la había convertido en una mala copia de aquel poderoso y orgulloso reino, sólo dos siglos antes. Herida que había abierto las puertas a una oportunista invasión inglesa.

La guerra entre ambos, que ya empezaba a conocerse como la “de los Cien Años” era para Francia llovido sobre mojado, puesto que se había declarado en 1337, apenas el país empezaba a salir de la terrible Peste Negra que había diezmado a su población y que la había aislado de cualquier posible negocio con las potencias comerciales de la época, sospechosas de cualquier producto que llegase de tierras en las que la Peste hubiera actuado.

De manera que el panorama debía ser terrible o Juana debió haber sonado muy convincente en la audiencia que Carlos le otorgó para decidir agregarla al Consejo de Guera del desmoralizado ejército francés o, en rigor, lo que quedaba de él.

Carlos, de cualquier manera, tomó con muchísimo cuidado esta decisión, puesto que la joven apelaba a argumentos religiosos delicados y visiones de carácter milagroso, de manera que si llegaba a considerársela una mentirosa o, mucho peor, hereje, dicho juicio involucraría a su rey patrón y a sus vasallos a ser considerados como una corte al amparo del Mal. Para evitar cualquier duda, Carlos no sólo hizo evaluar a Juana en su condición cristiana sino que la sometió a la prueba de sus propias visiones y predicciones y la envio al sitio de Orleans, en el que se debatía el futuro de Francia.

Juana convirtió rápidamente aquel sitio militar en una cuestión religiosa: desoyó permanentemente las órdenes de Juan de Orleans, el tibio jefe de las tropas francesas, y comenzó una serie de audaces y exitosas acciones que en cuestión de días la convirtieron en el basamento moral de las tropas. En cuestión de semanas logró la caída de Orleans, lo que puso al ejército frente a una decisión crítica: recuperar París o marchar sobre Reims, enclavada al doble de distancia, mucho más adentro en territorio enemigo.

Juana convenció a Carlos VII de marchar sobre Reims, acompañada por el duque Juan II de Alençon, el más afín de los comandantes de las tropas francesas. Juntos, en semanas, recuperarían Jargeau, Meung-Sur-Loire, Beaugency y tendrían una victoria militar fundamental en Patay. Al mes siguiente caería Auxerre y luego Troyes, mientras que muchas de las villas y pueblos intermedios se reconvertirían pacíficamente, pues la fama de Juana comenzaba a preceder a sus propias huestes.

Finalmente, un inolvidable 16 de julio, Reims cedería y abriría sus puertas y sin dilaciones, la mañana siguiente, tendría lugar la ansiada coronación de Carlos VII. La que sigue es historia conocida, que llega a nosotros cargada de leyenda, de anécdotas, juramentos y traiciones, pero el hecho más destacable sin duda residía en la motivación y el valor que significó para un ejército casi doblegado la aparición de esta joven, cuyo final en manos de los burgundios es uno de los más popularmente tristes de la historia occidental.

Ese coraje y esa audacia, que insufló en un grupo de débiles comandantes militares para convertirlos en uno de los ejércitos más recordados de su época es diametralmente distinto de los valores que representa nuestra protagonista. Consciente de que su apoyo popular ha ido en declive a lo largo de los últimos y que por dicha vía la posibilidad de concretar su sueño de gobierno es ínfima, esta mujer ha elegido recurrir a la estrategia de liderar mediante el miedo. Para ello, blande la espada de los valores republicanos y de la inflexibilidad moral ante un demonio por ella misma ungido: el Kirchnerismo.

Bajo su cruz de desconfianza perenne, ha convertido a los comandantes de la fuerza en la que milita, hombres y mujeres con trayectoria y responsabilidades, en un talego de cobardes que está permanentemente expuesto a la luz de sus indiscutibles juicios, que se agudizan cuando se encienden los reflectores, y para quienes el simple acto de negociar con el leviatán patagónico que surge y resurge de sus propias cenizas es inexcusable motivo de escarnio público. Una tarea, por cierto, en la que presta una invalorable e interesada colaboración el tribunal del prime time que forman jueces de la talla de un Morales Solá, un Castro, un Bonelli, un Silvestre, un Tenembaum.

Que lo nieguen si no los Morales que se acercaron a conciliar posiciones sobre la formación de una comisión bicameral o los Cobos que trataron de caminar sobre el delgadísimo hielo del consejo legislativo respecto del honor y la idoneidad del ex presidente del Banco Central.

A fuerza de gritos en comisión, de propuestas non plus ultra, de desvaríos convertidos en supuestas actuaciones teatrales, nuestra dama ha convertido a la política en una pugna intransigente y a nuestro Congreso en un rígido que sólo encuentra oxígeno para un mínimo cambio cuando alguno de sus partícipes decide bajar de su crucifixión para cantar algunas verdades.

Y si ha logrado esta posición que sólo opera a favor del tiempo “en el aire” que le otorgan los pisos televisivos y los estudios radiales, ha sido por lo timorato y pusilánime que son los generalísimos que comandan su ejército.

Que quede claro, la parálisis política que se cierne sobre nuestro poder legislativo es la obra magna y deliberada de nuestra Juana de Arco al revés, Elisa Carrió.




.

jueves, 18 de marzo de 2010

Sombras



Como en cualquier país con un mínimo de seriedad, el proceso de traspaso del poder al que estamos asisitiendo debería hacerse de una manera civilizada y pacífica.

Lo que suele utilizarse en estos casos es el criterio de "Gabinete en las Sombras".

Nuestro espíritu de colaboración cartonera no pudo reprimir la siguiente lista, sepan ustedes disculpar si los primereamos.

  • Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto: Carlos "Emo Peronista" Reutemann. En su discurso en la Asamblea General de la ONU, ante la negativa británica a discutir la soberanía, desafía: “que se metan las Malvinas en el orto”.

  • Ministro de Salud: El Carlo. Y lo pone de secretario a Arslanián. A Carlos Arslanián. A Arslanián?!?! Digo a Melconián. Eso. A Carlos Melconián. La primera entrega gratuita de pastillas para el Alzheimer la encabeza él y se toma una en público. Un ejemplo el viejo. Y además necesita fueros.

  • Ministro del Interior: Piñón Juez, un ícono en la construcción y el diálogo político
Periodista: -¿Y con Lilita Carrió qué va a hacer?
Senador Juez: -Nada. ¿Qué quiere? ¿Que me la suba a cococho?... Me voy a romper los ligamentos cruzados de vuelta.


  • Ministro de Defensa: Lilita Carrió. Asumen y comienza el envío de cartas a las embajadas de los países con los que mantenemos hipótesis de conflicto para informarles que el país comienza a hundirse y que no se puede desaprovechar esta liquidación.

  • Ministro de Economia y Finanzas Publicas: Martín Redrado, qué otro?... ... ...cómo quién es Martín Redrado? Hernán Pérez, el superhéroe defensor de las reservas de los argentinos, macho. Dónde vivís, en un balde?

  • Ministro de Planificacion Federal, Inversion Publica y Servicios: La piba Bullrich, el verdadero cerebro planificador y orquestador de todas las exitosísimas movidas opositoras de estos días en el Congreso. Con ella el Kirchnerismo tiembla. Brindo por esta designación! Alla salute! Hic!

  • Ministro de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos: Oscar Aguad, así puede solucionar un temita que dejó en Corrientes.

  • Ministro de Educación: Tachuela, que va a garantizar el aprendizaje bilingüe en escuelas del nordeste argentino.

  • Ministro de Ciencia, Tecnologia e Innovacion Productiva: cric... cric... cric... nadie sabe a ciencia cierta a qué se refiere la cartera.

  • Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social: El Colo (peleaba este puesto con Macri pero se lo lleva él, ajustadamente, por lo de "Trabajo"). La primer medida es echar 3500 tipos de la planta permanente del Ministerio y tercerizar todos los servicios. Incluso el de provisión de lapiceras para poder seguir firmando ceses de convenios colectivos, destrucción de derechos adquiridos y ajuste. Todo al son de alica-alicate…


  • Ministro de Industria y Turismo: Mauricio Macri, conoce Punta del Este, Aspen, Reñaca, La Cumbre y, si te descuidás, te arma una playita con sombrillas amarillas en Tartagal. Remueve la palabra industria del nombre de la cartera.

  • Ministro de Desarrollo Social: Gerardo Morales, le recorta el 13% de los subsidios a Milagros Sala y su organización Tupac Amaru para que no se gasten esa guita en armas.

  • Ministro de Agricultura, Ganaderia y Pesca: Felipe Sola, que lo rebautiza como Ministerio de Agricultura, Ganadería y Merluza.

Queda afuera algunos jugadorazos, pero realmente desconocemos sus habilidades más importantes: Gabriela Michetti, Rodríguez Larreta, Julio Cobos. Le dejamos a nuestros agudos lectores completar lugares fundamentales del organigrama como la Jefatura de Gabinete, la Legal y Técnica, el vocero, etc.


.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Naftalina


El diputado del GEN, Gerardo Milman, se hizo el gracioso, y le mandó a decir a Boudou, que para que vaya al Congreso y no se pierda le van a mandar una Filcar.


Dale, Boudou, pasate la glostora, poné en marcha la siambretta, y andá al Congreso. No te hagás el fesa, que si se calientan estos chichipíos se arma la gorda.


Me está cachando...
.

martes, 16 de marzo de 2010

Las naftas


Carlos Zaffore es presidente y locador oficial del sello MID. Como correligionario de Frondizi, escribe autorizadamente sobre la crisis de los combustibles. Lo publica el diario Clarín.

La verdad es que me siento particularmente sorprendido por lo que considero una rareza. A diferencia de lobbystas como Montamat, Zaffore no oculta su lugar en la lucha de clases del lado del capital concentrado, en este caso en las empresas del ramo. Es un primer punto de sinceridad, siempre bien valorada.

La primera aclaración que hay que hacer parte de estas líneas:
“YPF acusó a sus competidores de disminuir la producción y abastecimiento. La acusación, curiosa porque en la economía capitalista se festeja cuando los competidores resignan mercado…”.
Digamos que la acusación de YPF no afecta a la actividad de las empresas en tanto competidoras de YPF, sino como proveedoras. YPF vende al público el 60 y pico por ciento del combustible que se consume en el país, pero refina un 45 por ciento. La diferencia se la compra a otras refinadoras o la importa. Esas refinadoras están produciendo menos (trabajan al 70% de la capacidad instalada, digamos), dejaron de proveer a YPF, pero no de vender al público a través de sus bocas de expendio. No resignan mercado, sino que se cartelizaron para obligar a YPF a convalidar precios de combustibles más altos (primero a sus proveedores, después al público).

Sigue: "
El problema en las refinerías es la caída de la rentabilidad por congelamiento de hecho de sus precios y por impacto de la devaluación del 11% en el 2009 que, módica respecto de la inflación, encarece el principal insumo, el petróleo, que deben pagar en pesos".
Este párrafo me dejó pensando. El esquema se simplifica así: las refinerías venden combustibles a los distribuidores a precios congelados (o casi). El barril de petroleo en boca de pozo tiene precio fijo (por efecto de retenciones móviles) de 47 dólares el barril. Si el precio de venta está congelado, y el insumo principal, que es el petroleo, se paga en dólares, y tenés una devaluación anual del 11%, el margen se redujo.
Entonces, si la cuestión estaba bien así expuesta: ¿qué corno tiene que ver que la devaluación fue módica respecto de la inflación? ¿Nombrar a la inflación es la moda? O por ahí, los editores de Clarín no te aprueban las notas si no mencionan alguna que otra palabrita clave. No sé.
La inflación podrá incidir sobre otros insumos, puede ser. Pero hay que aclararlo, si no... Porque encima Zaffore hace especial hincapié en que el petroleo es el principal insumo.
Otro dato que habría que observar para ver hasta qué punto esto incide tan fuertemente: las compras intra-empresa. El que saca petroleo del pozo lo lleva a su propia refinería y lo convierte en combustible que después expende a través de sus propios surtidores. En esta situación el efecto achatamiento de márgenes, por aumento de insumos y precios de venta congelados, desaparece (sólo en parte, porque creo que no hay ninguna refinería que no tenga que comprar petroleo ajeno).
Y lo que queda es: presión para recibir precio lleno de exportación.

A pesar de que, como dijimos, Zaffore hace un esfuerzo de sinceridad, sigue insistiendo con la cuestión del precio sin regular como incentivo a la producción.
Como ya sostuvimos en otras oportunidades, el esquema de subsidios obliga a las empresas a producir por encima de lo que sugeriría el precio de equilibrio. Por lo cual no maximizan beneficios. Eso es lo que hace que algunas refinerías prefieran mantener capacidad instalada ociosa.
Es por eso, por otra parte, que las reservas de petroleo disminuyen a buen ritmo. Por la sobre exigencia que sobre el sector oferente genera una demanda expandida por encima de los precios de equilibrio. "Desde el 2002 al 2008, según datos oficiales, las reservas de petróleo han disminuido un 8,2% y en la producción entre el 2002 y el 2009 la caída fue del 10,6%".

"La solución no pasa por controles inconducentes", dice Zaffore.
Y es verdad. Las soluciones (para las empresas) pasan por aumentar los precios, de modo tal que la demanda interna caiga. Y una vez equilibrados sus precios, costos promedio y costos marginales, y convergidas sus curvas en precios de equilibrio, tal vez su producción pueda crecer algún margen gracias al comercio internacional.
El tema es que los intereses de las empresas y de los consumidores se contraponen en este punto. El excedente que no usufructúa uno, se lo queda el otro.
Sin embargo, Zaffore tiene una solución:

"Y una política que aliente la producción y, al hacer crecer la economía, aumente el poder adquisitivo de la población para que pueda pagar los combustibles sin distorsiones".

Le faltó agregar: si Dios quiere que se produzca tal milagro.
Y encima se enojan si alguien les dice que quieren volver a los 90.


Imagen

Lucas (nuevo periodismo)


Lucas es un pibe joven que está haciendo carrera en el periodismo político. Ya tiene algunos espacios interesantes en medios masivos. Radio matinal, diarios de tirada nacional, notas free lance en diarios del interior, nada mal.

Lucas representa a una nueva generación del periodismo, que debería venir detrás del mascarón de proa de los ideales y la vitalidad, a insuflarle aire fresco a los micrófonos y las prensas. Al menos eso nos encantaría a nosotros, que lo seguimos, a él y a un montón de periodistas de su generación que están tratando de hacer las cosas bien.

Pero Lucas comete un pecado viejo y desgastado. El lugar común, la muletilla o el anecdotario cuando un periodista hace una semblanza sobre un personaje de la política, si no son originales y no están bien enmarcados, dejan de describir al personaje en cuestión y empiezan a caracterizar al escriba. Como esos cuadros hermosos y carísimos que uno encuentra en las casas de los nuevos ricos, rodeados por un marco estrambótico y luces psicodélicas que nos dicen más del propietario que del pintor.

Si cada vez que me refiero, como periodista, a las declaraciones y los dichos de Alejandro Rossi respecto de su propuesta de reforma de algunos estamentos del poder judicial de la misma manera que titulan Clarín y La Nación (“polémico intento de controlar a los jueces”, “iniciativa fascista”, “intento de coerción y amenaza”), lo único que estoy haciendo es dibujar una caricatura de mí mismo.

Si lo escuchamos a Lucas, nunca sabremos qué dijo exactamente el diputado Rossi. Tampoco sabemos cuándo y en qué contexto lo hizo. Y tampoco nos enteramos de lo más importante: por qué lo dijo.

Si quiere juntar quilates para el futuro, Lucas tiene que laburar un poquito más. Tiene que investigar y poner dentro de contexto lo que la Cadena Nacional de la Gente Linda deliberadamente sacó de él. Por que, digo, a cualquiera que lo razone 7 segundos le va a sonar un poquito raro que un diputado nacional se pregunte con quiénes se casan los jueces.

Puede, por ejemplo, solicitarle un reportaje a Alejandro Rossi quien, seguramente, se lo va a conceder. Por que Rossi sólo se come crudos a los jueces. No a los periodistas. Todavía.

Y si la nota va al aire en “No Somos Nadie”, el programa radial de Rock and Pop en el que es columnista de JP Varsky, sería ideal que Lucas se prepare. Que consiga data. Que desmenuce, analice, haga síntesis y saque conclusiones propias en lugar de replicar la malaleche de otros. Porque va a tener en suerte un interlocutor formado, agudo y que sabe de lo que habla. Que hace diez años que está metido en temas de ordenamiento y mejora judicial. Caso contrario lo van a someter a un baile argumental de esos en los que terminás dando vergüenza ajena.

Por lo pronto, Lucas puede empezar preguntándose por qué un sistema judicial que se regula con un cuerpo legal único y uniforme ofrece sentencias distintas a dos pedidos de aborto por parte de dos nenas violadas y embarazadas por sus padrastros? O por qué dos delitos idénticos encuentran dos sentencias bien distintas en los estrados judiciales? Y si es lógico y deseable para los habitantes de este país, sometidos a una única e inabordable justicia, que esto sea así?

Lucas, de onda, pinchá acá. Gratis.




.

lunes, 15 de marzo de 2010

Ajuste (de tarifas solamente)



De un intercambio con elgrancayman (nuestro lector off-shore) surgen algunas de estas reflexiones.

Una medida para atender el recorte de cierto gasto público superfluo (un ajustecito, focalizado), o al menos para que el mismo crezca menos, sería la actualización de los cuadros tarifarios de los servicios públicos. Acotaríamos, en un principio, a los casos de luz y gas.

Digamos que del alto monto dedicado a los “subsidios cruzados” que habitualmente se mencionan, los que se relacionan con estos servicios son una parte pero no la totalidad de los mismos. Estos subsidios inciden primordial aunque no exclusivamente, en las cuentas que pagan de luz y gas los vecinos de la ciudad de Buenos Aires y el GBA. Primero una aclaración en este punto: no es, como se cree habitualmente que sólo estos vecinos se benefician de los subsidios que mantienen pisadas las tarifas. De hecho, los que se dirigen al mercado mayorista, por ejemplo, tienen incidencia en el precio de la energía (luz, gas) que se consume en todos los distritos del país. El tema es que, por características de la organización de la producción, del transporte y la distribución, y en algunos casos por los impuestos indirectos provinciales que pesan sobre las tarifas, el esquema de subsidios cruzados favorece más a los vecinos de AMBA que a los del resto del país (entre los cuales también hay distintos matices).

La cuestión sería: actualizar los cuadros tarifarios para reducir subsidios. La forma que más me gusta, particularmente, es con una tarifa base subsidiada y, a partir de determinado nivel de consumo, que el valor de la unidad marginal vaya subiendo progresivamente.
Pongámosle en el caso de la luz: hasta 200 KW, el mismo valor por KW actual. Los 100 que van del 200 al 300 un 35% más caros. Los que van del 300 al 400 un 45% más caros. Y así (los valores y las alícuotas son tema de estudio técnico, puse cualquier cosa con el solo fin de ilustrar la idea).

El problema en la implementación de estas decisiones, es de carácter político. Al Gobierno no le gusta demasiado (a ninguno le gustaría) tomar medidas “antipáticas”. Por su parte la oposición ya demostró que está dispuesta a sacarle el máximo jugo a una situación de estas. Cuando se habló de reducir subsidios y aumentar tarifas se denunció “tarifazo” y las iniciativas (deficientes o no) fueron trabadas por simple oportunismo.

El tema es que hay una ventana para arreglarlo políticamente. Se están presentando proyectos en el congreso para armar bicamerales para investigar cualquier cosa (ejem, eso implica muchos contratos de asesores, cosa que no importa tanto como “la saludable idea de que el poder legislativo adquiera protagonismo” –risas-). Deuda externa, deuda pública, INDEC, Fútbol para Todos, alcance legislativo del PEN, etc. Fracasado el "argentinazo", se viene el bicameralazo.

Bueno, podría armarse una bicameral para abordar el tema de los cuadros tarifarios. Entiendo que la oposición preferiría que el costo lo pagara el PEN solo, pero como viene la mano, es posible que todo el costo termine recayendo en quien gobierne en 2011.

Consejo, entonces: medir costo de oportunidad de hacerlo ahora o de dejarlo para más adelante.



.

Ética?


Mucho más jugoso que el debate Majul-Víctor Hugo, que ha ganado vuelo y se mantiene en cartel gracias a la incesante manija que el experto en cornisas se ha encargado de darle, astuto conocedor del invalorable repago publicitario que supone trenzarse en debate con VH (quien, paradójicamente, a definido al libro de Luisito y a su libro como "marketineros"), me parece que un debate tanto más interesante como menos publicitado tuvo lugar entre el relator uruguayo y el ídolo de este blog, Ernestopito Tenembaum.

No obstante y a pesar de estar montado en la inercia de la campaña publicitaria de su propio libro (“Qué les pasó?”, Ed. Sudamericana), Ernestopo tuvo el cuidado de evitar por todos los medios que el contrapunto con el locutor tomara vuelo y lo enfrió rápidamente, argumentando un impostado sentimiento de ofensa infligido por las declaraciones de VH, a las que dijo, "no tenía sentido responderle". No obstante, no reprimió un dardo envenenado en un ámbito que es el paradigma de la objetividad como el pobre programa de Leuco en Canal 26. O debería decir el programa del pobre Leuco?

No es inocente esta actitud de Ernestopito, toda vez que el debate tiene como médula temática la ética periodística y él sabe que si todo lo que tiene para ofrecer como garantía de su accionar ético es haber “estado a favor de la estatización de fondos de las AFJP, donde Clarín perdió el 8%” (con este gataflorezco post) y “a favor de desconcentrar los medios” (no te vimos una actitud muy militante, por cierto), lo que en realidad tiene es un fiat600 que va a ser arrollado por la locomotora ética que Víctor Hugo se ha encargado de construir sobre sus espaldas y que incluye desde 25 años de ninguneo y tensión con TyC, con la AFA y con la dirigencia del fútbol desde su tribuna de la tarde en Continental hasta haber renunciado a la transmisión de los partidos del mundial Sudáfrica 2010 desde cualquier medio oficial para que no haya ningún lugar a “confusiones” (seguiremos bajando el volumen de la radio, subiendo la 590 y rezando para que el delay satelital de ambas transmisiones sea más o menos el mismo).

La ética periodística se construye no sólo con palabras, sino también con trayectoria, con respeto por quienes están del otro lado y reciben pasivamente la opinión y con un trabajo incansable por someter las verdades propias a la prueba ácida que significa la verdad y la investigación, no a la opinión subjetiva de "mi público target".

En particular, creo que “Qué les pasó?” es en realidad un acto de los que en psicoanálisis se denominan proyección y creo que ahí anda, el Licenciado Ernestopito, siendo víctima de sus propias negaciones internas y tratando de entender cómo aquel proyecto de periodistazo que quemaba las neuronas de los oyentes en Página 12, terminó con un magazine vespertino y berretón por Radio Mitre, organizando concursos con premios para los oyentes.




.

domingo, 14 de marzo de 2010

Matar al enfermo para que no avance la enfermedad


Continuamente escucho, leo y participo de discusiones que remiten a un mismo tema: la inflación, qué hacer con ella, el ajuste y los pobres.

Hay quienes dicen (simultáneamente):

- que la inflación perjudica principalmente a los más pobres. Es muy cierto. Tan cierto que hasta podría decirse que es irrelevante por lo obvio. Del mismo modo, podríamos ampliar para atacar de una vez por todas el meollo del asunto: el modo de producción capitalista perjudica, principal y casi exclusivamente, a los más pobres. De hecho, la pobreza, tal como la conocemos, es una consecuencia de este modo de organización social de la producción.

- que el ajuste es inevitable, que si no se hace ahora habrá que hacerlo en algún momento (tal vez el del próximo gobierno). Leí la metáfora, en líneas del comentarista de AP Walter, en la que equipara a los que desprecian el “ajuste” con un afectado de gangrena que le pide al médico que no utilice los métodos ortodoxos de amputar el miembro. Y que la muerte por septicemia solo se evita amputando, de modo que los médicos no deberían tomar otra decisión que no fuera amputar.

Suponiendo que la inflación acelerada fuera comparable con la terminal de una gangrena en avance, quedaría por ver en qué consiste eso que comparamos con la amputación. Es decir, el ajuste.

Ya lo dijimos varias veces. Ajustar implica necesariamente que los pobres, los tan mencionados pobres, vean limitada la posibilidad de expandir su consumo. Que renuncien al derecho de que se mejoren las transferencias del Estado (servicios de salud o educación, o prestaciones como asignaciones, etc., o construcción de viviendas a través de cooperativas) que reciben, ya insuficientes sin ajuste. Que paguen mayores tarifas (los subsidios no son sólo para las clases medias, los pobres viajan en colectivo también). La “solución” de ese ajuste, desde el punto de vista de los pobres, no es equivalente a la amputación, sino a la muerte. Matemos al gangrenado, antes de que muera por septicemia.

Valdría la pena hacer un esfuerzo intelectual y dejar de lado la mención a los pobres, sobre todo cuando se hace con hipocresía (como cuando Cavallo habla del impuesto inflacionario, por ejemplo). ¿De qué trata la cuestión de enfrentar un mal que aqueja a los pobres, desplegando estrategias que afectan a los pobres al menos en igual proporción?

Vencer la inflación ajustando de esa forma tradicional, no es para evitar el efecto que la inflación causa en los bolsillos de los pobres, sino en los de los ricos. Esa es la función del ajuste tradicional: que el capitalismo haga su trabajo, sin interferencias incómodas, a las que también suele llamárseles “distorsiones” en la jerga.