domingo, 26 de octubre de 2014

Preguntontas


Por estos días, en las pantallas de las diversas señales del Grupo Clarín, que resiste a la adecuación dictada por la ley más que de lo que resistió Terminator, se irradia un spot que es la respuesta corporativa a la decisión de la AFSCA de rechazar la propuesta de adecuación presentada por el Grupo.

El spot dura 2 minutos y pico y a lo largo del mismo el holding declara su rechazo a la decisión del AFSCA, utilizando duros términos y una semántica legalista que lo convierte en un spot sólo apto para legistas académicos, desde el punto de vista publicitario un desastre sólo comparable al balbuceo del colorado que los defendió durante la ya histórica Audiencia Pública citada oportunamente por la Corte Suprema.

Suena interesante darle una vuelta a esa pieza publicitaria y tratar de entender el revés de la trama, pues lo que recibe el televidente viene en su habitual formato de canción-del-corderito-huérfano-que-busca-un-alma-caritativa-que-lo-proteja.

Y en estos casos el abordaje económico de la cuestión resulta impiadoso. Veamos…

- Quién paga los costos de ese spot publicitario de 2 minutos y medio en la tanda de TN?

- Y no sólo los costos: quién asume el lucro cesante por reemplazar los ingresos de 2 minutos y medio de publicidad de clientes genuinos por un “institucional”?

- Los costos los asume el Grupo Clarín?

- Qué gana el holding velando lo que serán los intereses de los futuros dueños, si estos según los dictados de la ley deberán ser económicamente independietes y autónomos? Un súbito ataque de solidaridad?

- O será que la totalidad de los costos está asumida por alguno de los futuros dueños, independientes y autónomos?

- Con ese nivel de virulencia mediática contra la autoridad gubernamental de su sector arrancan los nuevos dueños su relación? 

- En tal caso, por cuál de ellos? Quién es esa almita caritativa que asume a costo propio la defensa de sí mismo, pero también la de sus futuros competidores?

- O será que TODOS los futuros dueños han logrado un acuerdo económico y estratégico cuyo efecto sea el spot que se presenta en sus pantallas?

- En tal caso, si los futuros dueños llegaron a ese nivel de entendimiento, la autonomía, independencia y búsqueda de la competitividad esperable se prefigura una incógnita de solución improbable, no?

O será que el actual Grupo Clarín convenció a sus futuros dueños de una acción conjunta, con el impacto mediático que tiene esta campaña?

O será que el Grupo y los futuros dueños son lo mismo y todo se decide en un cuarto piso?

O será que piensan que somos boludos?

No, no creo...