martes, 15 de abril de 2014

Infierno y pensamiento


Los hombres temen al pensamiento más que a cualquier otra cosa en la tierra —más que a la ruina, incluso más que a la muerte—. El pensamiento es subversivo y revolucionario, destructivo y terrible; el pensamiento es despiadado con el privilegio, las instituciones establecidas y los hábitos confortables; el pensamiento es anárquico y sin ley, indiferente a la autoridad, despreocupado de la acreditada sabiduría de las edades. 

El pensamiento escudriña el abismo del infierno y no teme. Ve al hombre, esa débil partícula, rodeado por insondables profundidades de silencio; sin embargo procede arrogante, tan impertérrito como si fuera el señor del universo. El pensamiento es grande, y veloz, y libre, la luz del mundo, y la principal gloria del hombre.

Pero para que el pensamiento llegue a ser posesión de muchos, no privilegio de unos pocos, debemos eliminar el temor. Es el temor lo que contiene a los hombres —el temor de que sus acendradas creencias resulten engañosas, el temor de que las instituciones por las que viven resulten dañinas, el temor de que ellos mismos resulten menos dignos de respeto de lo que habían supuesto que eran. 

"Debe el trabajador pensar libremente acerca de la propiedad? Entonces, qué nos ocurriría a nosotros, los ricos?
Deben los jóvenes, hombres y mujeres, pensar libremente acerca del sexo? Entonces, qué ocurrirá con la moralidad?
Deben los soldados pensar libremente acerca de la guerra? Entonces, qué ocurrirá con la disciplina militar?
Basta de pensamiento! Retornemos a las sombras del prejuicio, para que no corran peligro la propiedad, la moral y la guerra! 
Es mejor que los hombres sean estúpidos, lerdos y tiránicos, y no que su pensamiento sea libre. En efecto, si su pensamiento fuera libre, podrían no pensar como nosotros.
Y este desastre debe evitarse a toda costa.” 

Así argumentan los oponentes del pensamiento en las profundidades inconscientes de su alma. Y así actúan en sus iglesias, sus escuelas y sus universidades
Principios de Reconstrucción Social, Bertrand Russell


Foto: Las puertas del infierno, o El hombre pensando que abre las puertas del infierno, Auguste Rodin

domingo, 30 de marzo de 2014

Redención


En los cajones reservo mi secreto
entre mis prendas reside mi fortuna
en los sótanos escondo
mi pasado

Delicadamente enterradas en el patio trasero
duermen, húmedas y oscuras, eternas
mis mentiras, mis traiciones,
mis fracasos

lobas sanguinarias amamantan mis bajezas
les cantan nanas dulces y calientan
indiferencia y cobardía,
                                  o llano hartazgo

nunca nadie llegará, ninguno conocerá
el abracadabra de la caverna que oculta la fortuna
que me hace un hombre íntegro
                                                consumado

sentarme aquí, tomar vino con ustedes,
seducirlos con la magia del presente y el futuro
ocultar en fondo negro mágico la sordidez 
                                                              de mi pasado

aquel que construye su riqueza
con ladrillos de vergüenzas y mentiras
que conoce el arte en las palabras
puede llamarse, honrosamente,
                                              humano


jueves, 27 de marzo de 2014

Deja Vú


Eliminados los subsidios el problema es la inflación

Eliminada la inflación el problema es la caída de actividad

Eliminada la caída de actividad el problema es la recesión

Eiminada la recesión el problema es la desocupación

Eliminada la desocupación el problema es la indigencia y el hambre

Eliminados la indigencia y el hambre el problema son los piquetes

Eliminados los piquetes el problema son los saqueos

Eliminados los saqueos los problemas son la represión y las muertes por gatillo fácil

EliminadoELQUEDEPOSITÓDOLARESRECIBIRÁDOLARES




domingo, 23 de marzo de 2014

Contrato



Muy Excelentísimos Señores

VISTO

que hemos cumplimentado nuestra parte del contrato

enviando el oro y la plata solicitados, con los cuales pudieron embellecer a sus majestades y altezas, dorar los techos barrocos de vuestras catedrales y basílicas, coser crespones y borlas doradas en sus cortinados, acuñar monedas para dar origen al capitalismo (que más tarde nos inculcaron),

y que hoy continuamos enviando oros, platas, cobres y cuantos minerales y metales satisfagan vuestra demanda interminable,

y que también les hemos enviado los mejores frutos originales de nuestra tierra, como la papa, el maíz, el maní o los porotos, con los que ustedes pudieron ampliar y favorecer las dietas de sus hijos, haciendo que crecieran más fuertes y saludables,

y que también les hemos enviado especies frutales únicas y deliciosas como el ananás, el maracuyá o el mango, que habrán disfrutado con placer en las breves pausas que van entre una batalla y la siguiente

y que seguimos enviando hasta hoy, a un ritmo que nos sorprende a nosotros mismos, porque no suponíamos que nuestra tierra tuviese semejante potencia

y que también les hemos enviado café, que los reconforta y los mantiene lúcidos para diseñar la sangrienta estrategia de la próxima conquista

y lo seguimos haciendo hasta hoy, junto con el tabaco y la celulosa

y que también hemos enviado otros productos maravillosos de nuestra tierra como el chocolate, gracias al cual vuestras hembras abren las piernas con soltura y docilidad, 

y también además nos hemos preocupado por facilitar vuestros viajes, enviando gas, petróleo, quebracho para durmientes o látex para neumáticos

y proteínas de alta calidad en volúmenes ya indeterminables, en la carne de nuestro mejor ganado

y granos y oleaginosas listos para producir los mejores panes y los aceites más puros

y que habiendo satisfecho vuestras barrigas y vuestra codicia también hemos pensado en el placer y el tiempo libre que emergerían de las necesidades previamente satisfechas, y a tal fin les hemos enviado nuestros mejores deportistas, para que en vuestras horas de ocio se deleiten con trucos de pelota que vuestros niños tardarían demasiados años en aprender

pero también les hemos enviado los mejores narcóticos y los mejores estimulantes como el cannabis y la coca, para que puedan anestesiar las frustraciones y las ansiedades a las que los expone tanta codicia irrefrenable

y desde un tiempo a esta parte, habiendo percibido que los resultados que nos ofrecían en todos los ámbitos esperados eran demasiado pobres, también nos hemos preocupado en enviar a nuestros mejores cerebros listos para nutrirse de sus enseñanzas académicas

y a nuestros mejores artistas, nuestros mejores escritores, nuestros mejores músicos

Y CONSIDERANDO

que habiendo remitido tantas riquezas, todas útiles para concretar lo que todas vuestras constituciones, vuestras fundaciones, vuestros tratados y pactos y cartas de intención y organismos supranacionales y fondos monetarios y bancos mundiales se empachan en pregonan: construir para todos un mundo mejor

y conscientes de que otras regiones hermanas han realizado un esfuerzo igual o superior al nuestro, incluso agravado por el envío de hombres sometidos a esclavitud

tras largos 500 años de mantener este acuerdo

sin resultados beneficiosos para el género humano a la vista

pues sólo se reiteran y persisten en sistemas globales en los que los sanos, los educados, los bien alimentados, los poderosos, los descansados, los victoriosos, en resumen los felices, quedan de vuestro lado

en tanto nosotros nos convertimos, sin aparente derecho a reclamo, en el repositorio interminable de miserias y penurias

ratificamos que no hemos hecho todo este esfuerzo para cristalizar esta exclusión, profundizar esta inequidad y cristalizar esta asimetría

RESOLVEMOS

que miles de millones de nosotros no podemos seguir esperando una solución en manos de quienes ya podemos calificar como ineptos, inútiles sin vocación de mejora, 

que si ustedes, con tantos recursos, tanta educación y cultura puesta a disposición, no han sabido o no han tenido la capacidad de convertir al planeta en algo mejor,

entonces es el turno de que nosotros, los desprolijos, los desclasados, los bárbaros, asumamos esa responsabilidad;

desde el Imperio Romano les consta, íntima y rigurosamente, que no hay drones, ni agencias de seguridad, ni manipulación de información ni explotación vil que detenga a multitudes indignadas por tanta incompetencia, tanta ineficacia y tanta torpeza

Y nos declaramos con derecho a decidir cuándo asumiremos nuestro propio destino

QUEDAN UDS. NOTIFICADOS


sábado, 22 de marzo de 2014

Estadísticas inglesas


De los 11jugadores que conforman el line-up titular del fútbol inglés, con vistas a Brasil2014, 4 son de raza negra.




De todos los miembros de la Guardia de Honor en el Palacio de Buckingham, ninguno tiene ascendencia africana.

Será que ningún negro, por inglés que sea, daría su vida por la Reina?


jueves, 13 de marzo de 2014

Tercera Ola



Los sucesos de Ucrania de las últimas semanas, que se coronaron en el golpe blanco que removió a Yanukovich, dan por inaugurada la tercera etapa del proceso de expansión y masificación del control económico por parte del poder financiero centralizado, astutamente denominado globalización (quien podría estar en contra de un concepto tan inocuo,  no?).

No sabemos cómo sigue y qué nivel de éxito podrá contabilizar en esta nueva arremetida, pero sí podemos asegurar que estabilizadas y robustecidas todas las conquistas anteriores, el poder financiero nos está mostrando cuáles son sus próximos objetivos.

Resumiendo y estilizando hechos ocurridos en las últimas décadas, recordaremos que el primer frente de este lento pero aparentemente inexorable avance (con pruebas piloto en geografías y contextos tan diversos como el Chile de Pinochet, la Argentina dictatorial o el Reino Unido thatcherista) tuvo lugar a lo largo de la década del 90 en el patio trasero de la potencia hegemónica, cuando se logró que los países de nuestro hemisferio adoptaran una Constitución Económica que se denominó Consenso de Washington.

Tarea fácil una vez finalizado el delicado trabajo de alinear los factores de poder locales de nuestras naciones para que se identificaran y subsumieran en los objetivos prioritarios e impostergables de Wall y Main Street, conformado por bancos y calificadoras de riesgo, que les facilitaba la vida a los gobernantes que rezaban el mantra de las “reformas estructurales” proveyéndoles los grandes operadores de servicios públicos y tecnologías del primer mundo: telefónicas, petroleras, construcción civil e infraestructura.

Cuando las piezas de este ajedrez continental estuvieron dispuestas adecuadamente, todos nuestros países tuvieron, en mayor o menor medida, su dosis de neo-liberalismo. Y ningún país del continente (con la recurrente excepción de Cuba, cuándo no) se quedó sin probar la dulce combinación de tarifas suizas más indexación norteamericana más calidad de servicio nigeriana.

El de la primera etapa fue un trabajo sencillo en cuanto a lo estratégico, pero esencial para observar, analizar y estimar las potencialidades de programa en ejecución. Si el experimento no funcionaba en Argentina o Chile, mucho menos podría hacerlo en contextos geeopolíticos más delicados (Israel, Turquía, España?).

Los resultados fueron asombrosamente funcionales y aptos para el tablero de control de Wall Street y en todos los países objetivo la distribución del ingreso se distorsionó regresivamente en tanto que la desocupación subió. Todos los tests estaban aprobados para ingresar en la segunda etapa, en la que las dificultades serían mayores pero el premio también más jugoso.

Nos referimos a los efectos de la crisis financiera mundial del 2008, que se nos ha informado y educado como inevitable falla de un mercado caracterizado por la “exuberancia irracional” de los rindes. Descarado relato que no hace mención a la irresponsable política de tasas de la Reserva Federal Norteamericana desde el 11 de septiembre de 2001, el día que cayeron las Torres Gemelas, hasta agosto de 2008, el día que cayó Lehmann Brothers. Lo dijimos en este blog y lo volvemos a repetir: la crisis financiera que hoy acecha Europa fue DELIBERADA y no accidental. 

Caído el muro de Berlín, no quedaban razones para sostener costosísimos estados de bienestar en un lote de países que, alejada la amenaza marxista, no agregaban mayores beneficios a la implacable balanza de Wall Street. Y, respetando el corolario de Einstein, consiguieron los mismos efectos aplicando las mismas recetas en Portugal, Grecia, España, Irlanda e Italia. Desde hace semanas sus gobiernos creen hallar buenas noticias detrás de índices poco generalizables como el turismo o el aumento del consumo en supermercados, pero la desocupación creció (en algunos casos de manera irracional como en Grecia y España) y la distribución de la riqueza es record en su asimetría. Bingo.

Como decíamos al comienzo de esta entrada, van ahora por las figuritas difíciles: desarticular el collar de naciones que alguna vez fueron parte del bloque enemigo y cuyas características geopolíticas son cruciales, sea por la presencia de recursos naturales y energéticos importantes, sea por su ubicación geográfica o bien por la necesidad política de contar con gobiernos amigos que puedan hacerle la vida difícil a adversarios de fuste.

La primera pieza de esta nueva fase es Ucrania, que reúne en mayor o menor medida cada uno de estos criterios y que además es uno de los bastiones más importantes del bloque con el que Putin pretende amurallar la Federación Rusa. Claramente para Occidente capturar la pieza  ucraniana es una provocación y un golpe dado en el plexo del bloque ruso. Y aunque Putín va a defenderse, sabe que el poder de su adversario lo supera, además de que su aliado Yanukovich no dejó error sin cometer (encarcelar al líder de tu oposición política no puede ser calificado de otra manera) y lo convirtió en un indefendible.

La pieza será probablemente irrecuperable en el mediano plazo, pero no hay que levantar la mano del vencedor antes de tiempo y tampoco es correcto subestimar las capacidades políticas del premier ruso, que con la operación Crimea responde de manera sagaz al embate del que es objeto. 

Como en el psicoanálisis, las expresiones verbales ponen en evidencia al inconsciente del poder. Los líderes occidentales, permanentes campeones de la democracia, la defensa del propio estilo de vida, la libertad y su hija dilecta, la autodeterminación: sus lapsus se dicen como "un plebiscito por independencia en Crimea es inaceptable”

Europa puede subirse a los hombros del gigante Tío Sam para tratar de amedrentar al oso ruso, pero nunca debería olvidar que la llave de paso que dosifica el gas, central en la matriz energética europea actual, está debajo del asiento del Sr. Putin.  

Respecto del desarrollo posterior de esta tercera ola de hegemonía, por supuesto que es difícil preverlo, podemos decir que continuará y que seguramente incluirá regiones subnacionales o países que por su capacidad energética (Tajikistán?) o por su ubicación geográfica (Mongolia?) sean funcionales a la estrategia de debilitar a China y a Rusia, los dos desafiantes más importantes de la época. Conocen la receta. Saben cómo aplicarla. Y les viene dando pingües resultados.

Están los que dicen que el Capitalismo está debilitado y en retirada. Nada peor para un análisis que se promocione como racional y riguroso que impregnarlo de los deseos íntimos.

Nosotros creemos que el Capitalismo está en su mejor momento.


Y desde nuestro humilde rincón, con nuestros modos populistas, estamos dando nuestra humilde batalla. La 
desocupación baja y la equidad mejora. Parece que la estamos ganando.

jueves, 6 de marzo de 2014

Estar solos


En estos días se conmemora el primer aniversario de la temprana muerte del Comandante Chávez.

Hace un año nos dejaba un hombre al que sólo el tiempo pondrá en el pedestal que se merece.
Al menos para el genuino sentir de los trabajadores y los pobres de nuestra América Latina.

Algunas veces, nunca suficientes, desde este blog hemos insinuado consideraciones respecto de posibilidades reales de construcción de una solución popular y diferente al único verdadero problema que aqueja al planeta: su escandalosamente regresiva distribución del ingreso.

Con la única excepción del griego Alex Tsipras y su coalición SYRIZA, cuya posibilidad de ascenso al gobierno helénico está vigilada muy de cerca por la troika Banco Central Europeo + FMI + Comisión Europea, brazo ejecutor de la actualísima política neoliberal, ninguno de los partidos o coaliciones políticas autodefinidas progresistas del Viejo Continente, esas que durante la década del 80 y principios del 90 eran benchmark de una agenda política reformista deseable de este lado del océano, ofrece la más mínima garantía de cambio real.

La caída del muro de Berlin en 1989 fue algo más que el estruendoso fin de régimen de las cientocracias marxistas detrás de la cortina de hierro. Fue también el terremoto que voló de una vez y para siempre el paraguas ideológico con el que protegía su guión popular y libertario las incipientes democracias sudamericanas.

Los años siguientes, en Europa, fueron años de desmembramiento y neutralización de partidos y personajes con potencial para poner seriamente en peligro la segunda oleada planetaria de neoliberalismo y su hijo dilecto, la globalización.

Veinte años después nada ha cambiado seriamente en Europa. Ni siquiera la más virulenta crisis económica y financiera, creada con esmero en el corazón del primer mundo y luego prolijamente trasladada a sus bordes, poniendo en evidencia que el envidiado y oneroso Estado de Bienestar no era para cualquier paisito europeo por el sólo hecho de incluir en su simbología la banderita de 12 estrellas doradas sobre fondo azul.

Las izquierdas europeas tradicionales bailan al ritmo de la música que imponen las sagradas catedrales de la ortodoxia económica y la corrección política, llámense Fondo Monetario, Banco Mundial, G8 o Cumbre de Davos, no importa.

Los países en los que ellas campean están más preocupados en que los trenes lleguen a horario que en hacerse cargo de un diagnóstico realista de la aplastante realidad: que la antinomia entre mayorías nacionales y los crecientes volúmenes de inmigración tiene un final cantado, la misma ira xenofóbica que hace 80 años terminaba con la muerte de millones de congéneres.

Las imágenes y los relatos que nos llegan, pateras sobrecargadas de seres famélicos tratando de llegar a Lampedusa o multitudes tratando de voltear las empalizadas que “protegen” los reductos primermundistas de Ceuta y Melilla no son otra cosa que la constatación de una vergüenza humana que sólo se explica acudiendo a tecnicismos de utilería.

Todo parece indicar que ninguna idea genuinamente creativa e innovadora en términos políticos, emergerá de un sistema que solo premia ciudadanos que sufren los mejores trastornos obsesivos compulsivos.

Europa, políticamente hablando, está en coma.

Toda vez que las izquierdas europeas consideren que esta realidad es aceptable, los latinoamericanos debemos abordarla por el opuesto y asumir lo inevitable: estamos definitivamente solos.

El Comandante muerto hace un año debe haberse sentido así muchas veces en la vida. 

Sin embargo deja la lección de haber peleado hasta el último respiro. Es hora de consolidar su herencia con la de tantos otros.

Construir nuestro propio camino.
La oportunidad sigue siendo única.

Y el tiempo apremia.