domingo, 26 de julio de 2015

Panzudos Patrones




Si alguna vez he cantao
ante panzudos patrones,
he picaneao las razones
profundas del pobrerío.
Yo no traiciono a los míos
por palmas ni patacones.

Atahualpa Yupanqui


En pocos días se cumplirán 7 meses del mandato de Joaquim Levy como ministro de economía de Brasil, que partió con el segundo mandato presidencial de Dilma Rousseff en 2015.

El nombramiento fue controvertido ya que Levy nunca dio señales de un discurso popular y en todo caso heterodoxo, más natural al sesgo ideológico del PT. Pör el contrario, es un economista tradicional de los sectores neoliberales, con un currículum que lo muestra abrevando en el FMI y en el gobierno de Fernando Henrique en los 90 y en la gestión privada (Bradesco, uno de los bancos más grandes de Brasil) en la primera década de este milenio.

En estos siete meses ya se pueden observar algunos resultados del conjunto de medidas que impuso desde enero. Veamos:

  • La inflación, que ya era una preocupación sobre el final del año pasado porque en lugar de pegar en el centro de la banda deseable apuntaba al techo, en lugar de bajar subió: de 6.4% en 2014 a 8.9% anualizada este pasado junio. Recordemos que el plan económico brasileño fue diseñado sobre las denominadas "metas de inflación".

  • So excusa de bajarla, este centurión de los mercados recurrió a la tradicional receta de la suba de tipos de interés:  en términos reales (neteada de inflación) la tasa proyectada 2016 se ubica en 9% anual, la mais grande do mundo (como mal-hablamos por acá).

  • No es gratis, los intereses emergentes de la deuda pública brasileña crecieron hasta representar el 7.5% de su PBI: hablamos de transferencia de renta desde el mercado real al mercado financiero. Adivine quién gana.

  • El déficit fiscal, ese cuco con el que los mercados mantienen a raya los deseos de expansión y desarrollo de países periféricos, creció del 6,2 al 6,4% en el año, es decir que este doctor del equilibrio económico ni siquiera está haciendo bien lo que se supone es su especialidad

  • Por supuesto que el corte recesivo de las medidas ya empieza a surtir serio efecto en la economía del país vecino: la estimación es que el ajuste le mochará dos puntos al crecimiento (?) del PBI; nunca en los últimos 90 años Brasil tuvo dos años consecutivos de caída del PBI.
  • Los medios amigos de las corporaciones juegan al cinismo: Valor (un análogo de nuestro Cronista) tituló “La caída de ingresos impide el superávit” desentendiéndose de la relación causa-efecto entre ambas; el Estadao por su parte : “La profundidad de la crisis sorprende”

  • Y, finalmente, el que sufre es el mercado de trabajo: 111 mil empleos destruidos sólo en junio y el salario medio corriendo 2% detrás de la inflación.

De insistir en este sendero de fracasos, el perjuicio no sólo recaerá sobre la persona de Dilma Rousseff, sino también sobre todo el Partido dos Trabalhadores y en particular sobre su máximo líder Lula, que podría ver diluírse su proyecto presidencial 2018.

Y significará un seguro corrimiento de poder político brasileño hacia la derecha. No termina ahí: la tecnocracia neoliberal es experta en eso de encontrar la paja en el plan económico ajeno. Demostrarán que Levy falló por timidez, por falta de audacia. Y ese argumento será el gatillo para aplicar un ajuste regresivo desaforado y en toda la línea.

Como corolario de la revancha hegemónica del poder oligopólico brasileño Dilma habrá aprendido una lección ya inútil y anacrónica: nunca gana la izquierda cuando ejerce el rol asignado a la derecha (algo del estilo intuímos para Tsipras, en la península helénica).

No hay que preocuparse por Levy: encontrará, más temprano que tarde, el sentido de giro de la puerta giratoria que lo deposite en algún refugio seguro y bien remunerado del establishment.

Y el que pagará los platos rotos será, otra vez, el pueblo brasileño.


viernes, 17 de julio de 2015

Autoestima de Perdedores



- No tengo amigos. Cuando los conocidos me ven, cruzan la calle. Les aterroriza acercarse demasiado y contagiarse el virus del perdedor

- Es exactamente lo que tu padre me dijo de vos

- Perdón?

- Que tomás demasiado y no tenés autoestima.

- Exacto. Bebo demasiado y no tengo autoestima. Y se preguntaron alguna vez por qué? Qué es la autoestima? Un derecho de nacimiento, un órgano con el que nacen los bebés? La partera te pega en el culo, llorás y dice "tiene todos los dedos, las dos orejas, el pito y la autoestima"? No, no es así

- ...

- Si querés matar a un niño no necesitás dispararle. Hay cosas mucho peores: no hagas nada, sé distante y dejalo marchitarse. Hacé que dedique su miserable vida a tratar de complacerte, a tratar de estar a la altura de tus estúpidas demandas. En un punto el pibe decide "basta, tengo que dejar de intentarlo". Pero no podés. Pensás que sos el único miserable. Que el resto del mundo recibe su dosis de amor, excepto vos. Convivís cada día con tu terrible secreto

Fragmento de "My old lady"

martes, 14 de julio de 2015

Extraño los 90


Puerto Madero, Neustadt, Pizza con Champagne, los showman en la política, el Pacto de Olivos, Lestelle, los Rolling en Olivos, Xuxa, Sofovich, el golf y así

jueves, 9 de julio de 2015

Perro gaúcho



En el vasto espacio verde por el que paso cada mañana, asediado por las arterias de asfalto que vibran la vida de la ciudad, un perro amarillo cumple su rutina diaria. Es un perro mestizo de hocico largo y pelo erizado, que después de rodear la cuadra y sus calles aledañas, soberano de la calle principal en el lado este del parque, desaparece de nuevo en el tejido palpitante de la vecindad.

El perro amarillo todos los días hace la misma ruta, cruzando las calles sobre la cebra peatonal, deteniéndose justo bajo la sombra cuando es verano y en lugares protegidos en invierno. Y mira como aquellos que buscan algo o alguien. Y huele. Eleva su agudo hocico en busca de una señal que traiga un recuerdo o que sugiera un movimiento fuera de su rutina consagrada. Este es el perro amarillo, conocido por todos los que pasan, que ya lo tratan como parte del paisaje y un miembro más de la mañana del barrio todos los días.

Algunas veces, el perro amarillo se detiene en una esquina y parece dudar acerca de la siguiente movida, lo que me hace pensar, no sin cierta intuición romántica, que su búsqueda es, al mismo tiempo, consciente e instintiva. Como si el perro amarillo hubiese acumulado anhelo y deseo de celebrar un homenaje a un enlace perdido, a un dolor solitario que no quiere compartir con nadie.

Un día decidí seguir a mi misterioso amigo. Yo quería saber la razón de su caminata sin fin, las razones de su angustia o quizás buscar el reflejo en su saga de día, lo que es un poco el destino nocturno del sueño para todos nosotros: quedarse con sus búsquedas, organizar sus recuerdos e identificar, en ciertos paisajes, un momento de incertidumbre, la posibilidad que nos ofrece la esperanza del reencuentro. La búsqueda, después de todo, fuera para corregir tal vez un malentendido, o hacer un gesto magnánimo de comprensión.

Me di vuelta cuando pasó a mi lado y seguí al perro amarillo. Se dio cuenta de mi interés y decidió esquivarme. Paraba, aceleraba, movía la cabeza, volvía a caminar con la confianza de alguien que tiene una hoja de ruta y sólidos sentimientos cotidianos que no pudieron ser desviados. Enmascaré mi persecución entrando en las callejuelas transversales y regresando con cautela. Lo seguí de la manera que los seres humanos piensan en el disfraz, pero el instinto de los perros de la calle percibe la agresión como presagio y se ponen a la defensiva.

De repente, el perro amarillo desapareció y apuré el ritmo hacia la esquina, donde lo perdí de vista. Era imposible encontrarlo. Casi corrí y no vi más al perro amarillo. Su ausencia me inundó con una gran tristeza esa mañana de invierno. Fue la pérdida de un incógnito amigo que yo quería rescatar, tal vez porque me identifico más con sus preguntas que con su determinación. Tal vez porque vi en él un poco de cada uno de nosotros, tal vez porque quería ofrecerle un refugio seguro y la comida caliente como la gente normal hace cuando mira alrededor y ve a los que viven solos y desamparados.

Cuando regresé, desolado, me detuve en el puesto de la esquina. Y le pregunté a los dos chicos que trabajan entre frutos y flores, que recortaban con colores el gris severo del día "ustedes no vieron el perro amarillo... dónde estaba... quién es?" - "Sí -dijo uno de ellos sonriendo- es el que hace la misma ruta todos los días, durmiendo allí en frente del hotel, alimentado por el alemán del puesto de panchos, pero que no come pan y no permite que nadie lo toque, aunque entre todos pudimos vacunarlo..." Eso convirtió al chico en un torbellino de datos ciertos y refutarlo hubiera sido más que grosero.

Me quedé perplejo. Lo que era misterio y drama a mí, era para los chicos del puesto un hecho cristalino, ya integrado en sus vidas, con poco espacio para el drama, pues el perro amarillo "estaba bien" y sabía lo que quería.

Yo pensé que el perro amarillo para mí era el símbolo de un drama de todos los seres vivos que sufren ausencias duras y contrarias a los chicos del puesto de frutas, que era la solución simple de un mundo real que se ocupa de sí mismo.

Aprendí entonces que el perro amarillo perdió a su dueño, un hombre sin hogar, que estaba durmiendo en el parque o en carpa. Un sintecho muerto o recuperado pero sin la capacidad de llevarse a su perro con él, por lo que se convirtió en un perro callejero. Un perro callejero, un "desplumado", como tal vez diría el poeta João Cabral de Mello Neto. Un perro que ejecuta todos los días el mismo camino en busca del amigo que nunca va a volver, pero aún se mantiene en la memoria como el amigo que en algún momento se perdió y no se entiende por qué. De ahí nace esa ruta a la vez lúcida y desesperada, en la que el perro amarillo huele el recuerdo de sus mejores momentos.

Hoy creo hoy que el perro amarillo quiere rescatar, con su paseo diario en lugares que vivieron con su dueño, una cierta paz con la esperanza de reencuentro. Creo que instintivamente sabe que su amigo no regresará y lo perdió para siempre. Pero su determinación, hace que sea un poco menos infeliz y le da razones para vivir. El perro amarillo vive el reencuentro imposible y la identificación de su trayectoria es una especie de pasillo de luz de una existencia feliz, realizada de forma incompleta.

Estaba triste, por supuesto, pero también un poco alegre. El perro amarillo no se rindió, ni a sus afectos ni a sus caminos. Todos nosotros en distintos momentos de la vida, cuando tratamos de procesar nuestra pérdida de rumbo, en cualquier latitud de la vida, sin abdicar a la visión más amplia de nuestros derroteros. Y sin perder los fuertes sentimientos que iluminaban nuestros afectos. Todos somos un pedazo de ese perro amarillo que repitió su camino día a día en un mundo de hostilidad y tráfico, también lleva un poco de cada uno de nosotros, nuestra melancolía obstinada de vivir con esperanza, fuera de las recomendaciones de la razón.

Tarso Genro,
militante del PT
ex gobernador de Río Grande do Sul,
devenido intérprete de mi alma.

sábado, 4 de julio de 2015

Yannis el Agonista



Paul Mason (@paulmasonnews) es un periodista británico freelance que estos días está en Grecia para presenciar los acontecimientos en directo, enviando reportes al Channel4News de la BBC, posteando y emitiendo reportes en YouTube.  

  • Varoufakis: Desde que declaramos el Referendum, y me refiero a nuestros socios, hemos tenido las más interesantes propuestas llegando de Bruselas. Quizás este Referendum y el impasse que abre, concentró varias mentes en Bruselas y crearon buenas propuestas. Propuestas que firmaríamos en la línea punteada…
  • Paul Mason: Usted tiene una propuesta que firmaría en la línea punteada… dónde está?
  • Eso no se lo voy a decir, en algún lugar de este edificio. Pero lo crucial de la historia es que antes de que esa propuesta se convierta en un documento genuino de negociación el próximo lunes, los griegos tienen que empoderarnos con un NO.
  • El lunes o el martes los bancos tienen que reabrir, usted dijo que es seguro. Hay rumores dando vueltas entre gente seria de las finanzas que dice que uno de estos bancos se va. Están seguros el lunes?
  • Acabo de tener una reunión en este edificio con representantes de cada uno de los bancos sistémicos, del Banco de Grecia, con la Confederación de Bancos Griegos y puedo asegurarle que no  hubo ninguna duda sobre la mesa. El propio BCE si les pregunta le dirá que no hay problemas con ningún banco. Lo que necesitamos es abrirlos el lunes después de una semana de permanecer cerrados que sólo puede explicarse como una movida política del Eurogrupo para chantajear a este gobierno
  • Alexis Tsipras firmó el decreto…
  • …para firmar un acuerdo inviable...
  • …su primer ministro firmó el decreto…
  • Claro, no tenía alternativa. Pero los bancos cerraron porque las autoridades europeas quisieron negarle al pueblo griego la oportunidad de emitir su veredicto sobre la oferta de las instituciones del 25 de junio
  • Este referéndum ha, probablemente por primera vez, dividido visceralmente a este país. No le temen a eso que están creando? Está totalmente dividido, no hay zona gris
  • No estoy de acuerdo. Creo que los griegos han sido muy serenos, considerando el escenario. No hemos tenido ni un episodio de violencia, ni un altercado aún cuando los bancos están cerrados (por supuesto abiertos para que los jubilados retiren sus pensiones). Estábamos muy preocupados por episodios riesgosos en las puertas de los bancos y no hemos tenido ninguno.
  • La retórica de su gobierno, conducido por partidos de izquierda radical, hablaba de universalidad, de representar a todos los griegos, puedo decirle que cruzo la calle y enfrente, donde hay un emprendimiento familiar tipo punto com, los odian…qué les dice? Ustedes han hecho fracasar sus emprendimientos…
  • Paul, si hubiéramos firmado el acuerdo del 25 de junio que nos presentaron, y que se me sometió como “fírmenlo o cerramos sus bancos”, me hubiesen odiado aún más.Las subidas en impuestos, las reducciones en demanda agregada que hubieran ocurrido por reducciones en las pensiones más bajas, los sueldos estatales, hubiesen destruido el emprendedorismo, los punto com
  • Mentalmente, hay una sensación de que muchos ministros de este gobierno “abandonaron el edificio”. No quieren la presión con la que ustedes están lidiando…
  • Para nada, estamos en campaña por el NO. Si obtenemos un no, tendremos poder de negociación para un mucho mejor acuerdo que el que nos fue presentado
  • Qué es lo que el Eurogrupo les va a decir? Si tienen un no traigan su propuesta que la firmamos en la línea punteada
  • Por supuesto que no, pero habrá terreno de disputa. Hay mucho en juego para ellos para que no haya espacio de negociación. Tenemos mucho para perder y ellos también tienen mucho para perder. Es lo que pasa en estas negociaciones, cuando hay mucho para perder es más fácil llegar a un acuerdo.
  • Una profunda implicancia porque usted espera que haya una restructuración de deuda
  • Absoutamente
  • Usted creé?
  • Y el FMI también…
  • Pero no es dinero del FMI, es dinero de los finlandeses, de los alemanes
  • Momento, pensemos. Una restructuración de deuda, cuando una corporación tiene problemas financieros en repagar su deuda, los bancos en lugar de querer cobrar cada vez menos quieren cobrar más, es lo que pasa todos los días en el mundo de los negocios. Con la diferencia de que en la Eurozona tienen reglas que nos condicionan y que no son aptas en la tarea de representarnos a todos.
  • Le voy a arrancar que ese es el viejo problema , el nuevo no son as reglas sino los electores, que  Lithuania, Letonia y otros no quieren la Resolución que ustedes desean
  • No sería tan presuntuoso en asumir lo que la gente de Lituania o Finlandia quiere, lo que creo que quieren es tanto dinero propio como se pueda devuelto, y es lo que les estamos ofreciendo. Lo que estamos diciendo es “por favor dejen que nuestro producto crezca para poder cumplir”. No podemos pagar una deuda impagable. Y el FMI lo dijo acertadamente, declaró nuestra deuda impagable. Así que la estructura de la deuda en los próximos diez, veinte años, tiene una enorme diferencia en lo que hace a inversiones actuales y por lo tanto crecimiento mañana y por lo tanto nuestra capacidad de pagar a los eslovacos, a los portugueses, a los lituanos mañana.






viernes, 3 de julio de 2015

Cronología Mediterránea



El gobierno de Syriza asumió a finales del pasado enero. Las posiciones negociadoras que Tsipras y su ministro de finanzas Varoufakis empezaron sobre una base muy refractaria a los términos de austeridad que venían siendo habituales en las negociaciones de la Troika no sólo con Grecia sino con todos los países europeos en dificultades financieras.

Con el paso de las semanas y en pro de conseguir un acuerdo, Tsipras resignó algunas reivindicaciones de dicha base, preservando un núcleo que considera central al que pretende sea su programa económico de corte keynesiano y aliento al consumo interno. Dicho núcleo se hizo conocido como líneas rojas, que no serían atravesadas. La lógica política utilizada con su partido y la ciudadanía fue honesta: informó en varias oportunidades esta estrategia. Las preferencias populares la tomaron favorablemente y su imagen en las encuestas escaló varios peldaños.

La actitud de la Troika fue rechazar sistemáticamente cada propuesta griega, lo que popularmente conocemos como “correr el arco”. Para quienes lo miramos de afuera, no era muy comprensible por qué durante las últimas semanas de mayo y las primeras de junio la discusión se centraba en la alícuota de IVA sobre bienes de consumo en las islas turísticas.

No es difícil percibir que, considerando lo que está en juego, ese ítem de negociación no era otra cosa que una demora deliberada. Hacia dónde? Con el diario del lunes podemos decir que la Troika empujaba la negociación hacia el 30 de junio, última fecha de pago de un vencimiento con el FMI que de incumplirse ponía a Grecia en default.

El fin de semana del 20-21 de junio fue crucial. Tsipras y Varoufakis viajaron a la enésima reunión con el EuroGrupo (ministros de finanzas de la eurozona) llevando un acuerdo que estimaban cumplía con todo: no cruzaba sus propias líneas rojas y cumplía con las consideraciones de superávit, impuestos y reformas que habían decantado tras 4 meses de negociaciónes. Sorpresivamente el plan no fue aprobado. 

Y el sábado 20 el Eurogrupo le presentó una propuesta que definieron como innegociable y cuyos términos retrotraían todo lo conversado al principio, como si los 4 meses transcurridos no hubieran existido. Es lo que en una negociación se suele denominar “ultimátum”.

En una lectura de lo ocurrido, Tsipras se dio cuenta de la naturaleza del chantaje, seguramente respiró hondo, contó hasta 10, tomó la propuesta, abandonó la sala y se dirigió directamente a Atenas, donde en cuestión de horas informaba a sus aliados y convocaba por televisión nacional al Referendum. Fue su jugada populista. Y por supuesto que la piedra del escándalo con el establishment europeo, que usa la palabra democracia sólo cuando no hay población en las ceranías. 

Desde la convocatoria  al Referéndum la actitud europea cambió radicalmente y están minando el camino griego hacia el domingo 5 desde todos los ángulos posibles. El viernes 19, por ejemplo, cuando Grecia todavía estaba en la mesa de la negociación, las autoridades europeas trataban la delicada situación financiera griega con una cuota de consideración:

19 jun
El Banco Central Europeo (BCE) acordó hoy ceder al pedido de Grecia y aumentar nuevamente los créditos de emergencia (ELA) al país para aliviar la dramática situación financiera que afrontan los bancos helenos por la masiva retirada de depósitos de sus clientes, informaron hoy fuentes cercanas.
El domingo 21, día del Referendum, el Banco Central Europeo empezó a hacer “sutiles” menciones sobre los crecientes retiros de dinero en Grecia.

21 jun
Mientras tanto, el Ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble dijo que Grecia debe respetar "las reglas del juego" que son "compartidas" entre los socios del Eurogrupo, y expresó su convicción de que Atenas sólo superará su crisis si implementa las reformas prometidas. Otras fuentes en Frankfurt dijeron a EFE que una reunión de la gestión del BCE había sido programada para que el lunes por la mañana se evaluara la liquidez del sector bancario griego, teniendo en cuenta las peticiones para retirar los depósitos que para el lunes ya ascienden a "1 billón de euros".
El jueves 25 la Troika jugó su carta fuerte: Jens Weidmann, Presidente del Bundesbank, expresó su queja por el mal uso de los préstamos ELA por parte de Grecia, que todo el mundillo económico-mediático griego reconoce como la única vía de provisión de liquidez genuina de euros para la población.

Utilizando un “inocente” argumento leguleyo, Weidmann sabía que gatillaba una explosión de incertidumbre sobre la resistencia del sistema bancario griego. Al día siguiente, cuando las colas en cada cajero automático se medía en varias decenas de metros, el plan desestabilizador de la Troika pasaba al modo "corrida bancaria". Observe la sutileza en cada movida.
   
25 jun
El Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado este jueves la cantidad de financiación de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) que Atenas había solicitado para los bancos griegos, según una fuente bancaria con conocimiento directo de la decisión, que no facilitó la cifra.
"El Banco de Grecia consiguió la aprobación del ELA que solicitó. Si es necesario, el consejo de gobierno del BCE se reunirá de nuevo en las próximas 24 horas", afirmó la fuente. Los bancos griegos dependen de la financiación de los bancos centrales para mantenerse a flote tras las masivas retiradas de efectivo que se han producido en las últimas jornadas y que a finales de la semana pasada alcanzaron más de 1.000 millones de euros.
El ritmo de las retiradas de efectivo se ha aminorado en los últimos días en anticipación a un posible acuerdo con los acreedores, según informaron participantes del sector bancario, que añadieron que el BCE ha estado celebrando reuniones diarias sobre medidas de financiación.
La ayuda de liquidez de emergencia del Banco Central de Grecia, que es más costosa que pedir prestado al Banco Central Europeo, subió a 77.580 millones de euros el mes pasado, en comparación con los 74.370 millones de abril, según datos publicados el martes.
28 jun
En una reunión extraordinaria, los miembros del consejo del BCE han decidido mantener las líneas de liquidez de emergencia para los bancos de Grecia sin cambios. La medida puede no evitar el corralito, pero da algo de tiempo a la negociación.
El BCE no cierra el grifo a Grecia. El consejo de gobierno del banco ha mantenido una teleconferencia esta mañana en la que ha decidido no cerrar las líneas de liquidez de emergencia para la banca griega. La decisión del banco no es definitiva, y la entidad ha asegurado que está lista para reconsiderar su decisión en cualquier momento.

29 jun
En caso contrario, el martes Grecia no podrá hacer frente a su deuda con el FMI y aunque esto, técnicamente, no conllevaría un «default», sí es factible que precipite los acontecimientos. Si el BCE considerase que ya no cabe posibilidad de acuerdo, y que Grecia es insolvente, cortaría las líneas de financiación de emergencia (Emergency Liquidity Assistance o ELA), con lo que la banca helena se quedaría sin liquidez para hacer frente a los depósitos de sus clientes y el «corralito» sería inevitable. Ni un «default» ni un “corralito” implican la salida del euro -en Chipre ya se impuso un “corralito”- pero probablemente, dada la magnitud del problema, sería la única salida viable para la economía griega
El ojo agudo puede deducir algunas sutilezas: la presión nunca está en boca de funcionarios oficiales de la Troika. Cuando llega la hora del trabajo sucio, por ejemplo chantajear a la víctima, utilizan el trascendido, el off-the-record o la versión despersonalizada de la agencia de noticias. O, como el caso de Weidmann, la alternativa es hacerse de un vocero "no vinculado" que lanza la bomba, recubierta de lenguaje tecnocrático, para darle tiempo a escapar.

Uno de los pocos periódicos oficialistas griegos, EfSyn (www.efsyn.gr), ha mostrado un tándem de dos encuestas respecto del referéndum: las preferencias por el NO (la posición del gobierno griego) pasaron del 57% antes al 46% después de la instalación del corralito vigente desde el lunes pasado.



Ahora bien, si de sutilezas hablamos, la copa de oro se la lleva el presidente del Parlamento Europeo y líder del socialismo democrático alemán Martin Schulz, que ayer dijo que el triunfo del Si en el Plebiscito debería servir para derrocar al gobierno de Syriza e instalar en Grecia “un gobierno de tecnócratas con el cual se pueda seguir negociando”. 

Si estos son los progres alemanes, no imaginamos que la propuesta de la derecha alemana baje de producir jabón con el zurdaje griego.



Así las cosas, las negociaciones están en en un impasse hasta el Referendum y el mundo sabe que de ganar el Si, es el final del gobierno de Syriza, pero nadie se atreve a decir qué pasa si gana la posición del incipiente populismo griego. Lo dijimos hace años y seguimos insistiendo: el clivaje izquierda derecha ha superado su fecha de vencimiento y hoy vale la dicotomía tecnocracia-populismo. Nos avala el adorable Martincito Schulz.

jueves, 25 de junio de 2015

La Ceremonia de los Improbables



La Europa del Bienestar tuvo sentido en el mundo bipolar, cuando la hegemonía occidental requería convencer a los indecisos, los volátiles, que era aconsejable Occidente antes que la Cortina de Hierro.

Ese convencimiento se promovió con recur$o$ abundantes, por ejemplo los que convirtieron a la España de los 90 en el reino de las grúas de construcción y los camiones cementeros. Por supuesto que empujar a los países de la periferia europea dentro de “la Comunidad” significó vastas transferencias de recursos.

La troika (ese maldito nombre que fue retirado a pedido del nuevo gobierno griego en febrero) representa la suma del poder financiero europeo más el FMI (es decir, Washington también ejerce su intervención).

En el mundo unipolar posterior a 1989, cuyo vencedor es el capitalismo neoliberal, la Europa del bienestar dejó de tener sentido. No sólo eso, pasó a ser demasiado onerosa.

Y el nuevo mandato fue que cada país corre a la velocidad que su productividad le permite, de acuerdo al más inmutable principio neoliberal.

Hay que olvidarse de la homogeneización social intraeuropea que se ejecutó hasta 2008. Volvemos a la Europa de ricos al norte y pobres al sur. Y es lo que debe leerse de España, Italia, Grecia, Portugal como principales “perjudicatarios” de los efectos de la crisis financiera desatada en 2008 en Wall Street.

Qué estamos diciendo? Que los programas de austeridad aplicados en esos países no son inocentes y bienintencionados planes para superar la crisis. Esto es claro para John Maynard Keynes y para cualquier argentino que haya atravesado conscientemente el 20 de diciembre de 2001, pero NUNCA debemos perder de vista que el final del neoliberalismo sólo es efectivamente visible en un manojo de países latinoamericanos de los que Argentina es sólo uno más (Bolivia, Venezuela, Ecuador). Afortunados nosotros, aún cuando para llegar a este nivel de comprensión tuvimos que sufrir en carne propia los efectos de planes neoliberales aplicados aquí implacablemente.

Para nuestra información, un español medio digamos, sigue creyendo de buena fe el cuentito que a nosotros nos contaron en plena recesión 99-2001: hacer buena letra vía ajuste del gasto nos convertirá en un país confiable para los inversores locales e internacionales, y sus dólares serán los que nos salvarán. 

En el inconsciente europeo el camino de la austeridad, que ya lleva 6 años, persigue ese objetivo. Algunos se van "des-convenciendo". Paulatinamente. Por ejemplo los que en Madrid caminaron indignados a Puerta del Sol y de ahí siguieron a Podemos. La popularidad de Pablo Iglesias y los suyos es un buen medidor de ese cambio en la percepción.

Pero el ajuste en Grecia fue tan virulento que el “Podemos” griego ya llegó al poder: se llama Syriza y lo lidera Alexis Tsipras.

Fueron tildados de izquierda radical por el establishment europeo antes de asumir, pero el modelo económico que pretende instalar Syriza, de mano de su ministro Varoufakis, es un keynesianismo básico de aliento al consumo doméstico para movilizar la economía. O sea, un kirchnerismo alla 2003.

Con particularidades. Si se busca rigor en la analogía con Argentina, Grecia todavía está en el régimen de convertibilidad. Es la forma en que podríamos denominar al régimen del euro, que no le permite al país banco central, ni divisa propia ni política monetaria disponible. 

Las negociaciones entre el gobierno de Syriza en Grecia y la troika europea van a cumplir 5 meses y no hay ningún avance. Esto radica en un pecado original: la troika no va a admitir ninguna alternativa a una Grecia (una que pretenda mantenerse dentro del Euro, naturalmente), que implique alterar el proceso de pauperización que describimos arriba. Ese es el mandato grabado a fuego en cada movimiento de los negociadores que representan a la troika.

Del otro lado Tsipras y los suyos tienen un plan. Y están muy seguros de su éxito y sus casi inmediatos beneficios para la pauperizada población griega, es decir, re-encender el contraído motor de la economía griega y echarlo a andar a puro keynesianismo. 

Qué necesita ese plan? En rigor no necesita mucho de Europa. Lo que necesita es que durante un tiempo razonable, digamos 12 a 18 meses, tener autonomía y libertad de acción para lograr que los recursos no se dirijan a un superávit primario innecesario (cuando decimos superávit primario decimos lo que ahorramos antes de pagarle a los acreedores), sino que se vuelquen como nafta al Consumo. Aumentar jubilaciones, salario estatal, cualquier iniciativa que promueva el renacimiento de la producción. Es decir, librarse de lo que para nosotros fueron las "misiones" del FMI.

Sí, ya entendió. Exactamente lo opuesto de lo que pretende la troika. Con un agravante: si Syriza logra esa ventana de pax financiera y autonomía para aplicar lo que está en la cabeza de Varoufakis, es mucho más probable un éxito que un fracaso. Y si hay éxito, de eso no se vuelve: los griegos pedirán más, y en minutos los españoles, italianos, portugueses e irlandeses apoyarán la ñata contra el vidrio, contando los minutos para que les toque su turno. En perjuicio de quién?

De manera que sugerimos desconfiar de esa prensa internacional que describe este teatro de operaciones como el dominio en el que la troika campea victoriosa frente a un súbdito algo rebeldón al que tarde o temprano logrará poner en vereda. Es lo que se leé en medios "serios".

La troika también está en un atolladero, porque sabe que Tsipras y sus amiguitos están decididos a aplicar su programa. Por el sólo motivo que saben que va en ello su propia supervivencia. Una sociedad con 27% de desocupación no está dispuesta a otra cosa.

Hasta el momento, como bien lo interpreta Paul Krugman, la táctica del establishment europeo ha sido correr el arco. Minucias, boludeces diríamos, alrededor de si el IVA sobre alimentos procesados debe ir al 13 o al 23%. Se percibe a leguas que es una táctica distractiva que intenta enfriar el partido y llevarlo a ese final del 30 de junio, día D para un pago impostergable de Grecia con el FMI que, saben, las arcas griegas no estarán en capacidad de resisitir. 

Ponerlos en el día del default como quien le da un par de vueltas más al torniquete sobre la tráquea griega, esperando que los sucesores de Heracles golpeen tres veces la lona pidiendo clemencia.

Por su parte Tsipras deja correr tranquilo las agujas del reloj. Sin dejar de actuar preocupación y poner en evidencia ante su pueblo que su gobierno está haciendo lo imposible para permanecer en la zona euro, mientras insta a su pueblo a preguntarse: “qué ganamos con quedarnos?”.

Naturalmente una eventual salida de la UE, eso que denominan Grexit, podría causar enormes trastornos sociales (pero... mayores a haber permitido que el PBI cayera 25% desde que estalló Lehman Brothers?), aunque finalmente les dejará las manos libres para, una vez devaluados y en default, intentar editar la versión helénica del AldoFerrerísimo “vivir con lo propio”. Lo propio y quizás un poco lo de Putin, y un poco lo de cualquier gigante mundial que entienda que la salida de Grecia es como un tatuaje: siempre significa "oportunidad".

Dato que también es leído por el Departamento de Estado norteamericano, que vería con mucha preocupación que Grecia se convierta en una patrulla perdida que vaya a buscar ayuda financiera al reciente Banco de los BRICS.

Es decir que Tsipras tiene muchas más balas que las que le cuentan los obcecados analistas de los diarios financieros británicos, campeones a la hora de embestir contra el populismo.

El 30 de junio será, dijimos, el día D. A quienes, como a nosotros, les encantan estas quijotadas contra los arrogantes molinos de viento alemanes, les sugerimos que estén atentos. Se vienen tiempos interesantes.