jueves, 17 de diciembre de 2009

Amar duele



Y vuela siempre buscando la fantasía
De nido en nido como paloma perdía
Está cansao de secretos y mentiras
Buscando un gran amor
Que sea capaz de enamorarme cada día
Velar mi sueño mientras que duermen mí vida
Mirarme siempre con la mirada encendía
Igual que miro yo....

martes, 8 de diciembre de 2009

Las cuentas fiscales (o sea, la caja)


En la maraña de datos que se cruzan acerca de la situación fiscal, hay uno que pretendemos abordar desde aquí.
Antes de eso, hay que recalcar un cambio de enfoque mediático. A lo largo de estos años, las crónicas periodísticas enfocaron el asunto hablando del resultado fiscal primario. Hoy, se habla del resultado financiero.
La diferencia es importante.
El resultado primario es el que salda diferencias entre ingresos corrientes y gastos corrientes (aunque incluye también gastos e ingresos extraordinarios). O sea, lo que entra por impuestos, etc., menos lo que sale por pago de sueldos, insumos, etc.
Para calcular el resultado financiero, se incluye en la cuenta el pago de intereses de la deuda.
Y después están los vencimientos de capital de la deuda, que dan, incluidos en la cuenta, el resultado total.

Entonces, decíamos, hasta aquí la información sobre las cuentas fiscales hizo base en el resultado primario, siempre superavitario desde 2003 hasta hoy.
Aún en estos días, con el deterioro de las cuentas fiscales vinculado al descenso de la economía nacional e internacional, el resultado primario sigue siendo superavitario.
Pero, el que ya no es superavitario es el resultado financiero. Y entonces, a los fines informativos se hace base en este resultado.
No está mal. No es lo ideal que el estado deba tomar deuda para afrontar pago de intereses de deuda, porque da una tendencia de mediano plazo de aumento del stock de deuda (en términos absolutos y relativos). Pero, esto no exime que exista intencionalidad política en el cambio de enfoque. Ya no hablamos de superávit, sino de déficit.

En este contexto, esta nota de Ismael Bermúdez en Clarín, destaca la existencia de varios ingresos excepcionales para cubrir estas obligaciones (tanto gastos corrientes ordinarios y extraordinarios, como intereses de deuda). Y uno de ellos es el uso de los DEG (Derechos Especiales de Giro) remitidos al Tesoro por parte del FMI.
Primero, aclaramos que no es un préstamo. El FMI remitió esta plata a todos los países miembros a partir de un acuerdo de capitalización del mismo firmado por todos ellos.
Cada país hizo su aporte, y recibió a cambio la cuota correspondiente.
Lo que hace el Tesoro, entonces es cambiarle al BCRA los 2.500 millones de dólares en DEG, por dólares reales (parte de las reservas), que se usarán segurmanete para saldar deuda.
Nada irracional ni preocupante, sino todo lo contrario.
Primero porque el aporte del FMI surgió de un acuerdo en el que se estimó que los Estados Nacionales iban a requerir de fondos para paliar en parte los efectos de la crisis mundial. Estaba previsto (y era la idea del aporte) que esos fondos se utilizaran.
Pero al mismo tiempo, la Argentina avizora que en los próximos meses el BCRA tendrá que salir a comprar dólares en exceso para mantener alto el tipo de cambio, de modo que sus reservas se incrementarán. Lo que hace el Tesoro (que seguramente tendrá que aportar pesos para que el Central pueda cumplir esta tarea) es tomar por adelantado dólares, que le permite liberar pesos para pagar gastos extraordinarios de diciembre (aguinaldos, por ejemplo). Superada la etapa de gastos extraordinarios, aportará pesos de la recuadación para que el Central incremente reservas en dólares.
Digamos, en resumen, lo que en economía se llama un accionar anticíclico.

Como corolario, hay que mirar con atención el comportamiento de una vía de ingresos extraordinarios: el renidimietno del Fondo de Garantía de la ANSeS. Con la recuperación de la economía mundial, este concepto puede convertirse en la pesadilla de lso voceros de la insustentabilidad de las cuentas públicas.
Una nota para Bermúdez. El Fondo de Garantía, que ciertamente si no capitaliza los intereses del rendimiento, se deprecia, no es para garantizar el pago de jubilaciones. Es para garantizar el pago presente y futuro de todas las obligaciones de la ANSeS. Por ejemplo, las asignaciones familiares.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Las fuerzas populares "protagonizan"


A través del Escriba llegamos a esta nota de Humberto Tumini, publicada en la página del Movimiento Libres del Sur.


El título es enfático: La sanata de los acuerdos con la derecha, parece dirigido a las voces de centroizquierda (Raimundi, Sabbatella) que se manifestaron a favor de conformar un tercer grupo (el C) y no de cerrar con el A (la oposición).


La tapa de la publicación Por la Patria Grande, del susodicho movimiento, es también elocuente. Con una foto que muestra a los "consensuadores" diputados, en actitud heroica, reza el texto: Las fuerzas populares ganamos protagonismo en el nuevo escenario político nacional.

Primero quiero decir que me parece accesorio discutir acerca de los acuerdos que hicieron con "la derecha" o no. Con visión estratégica, creo que la negociación táctica es lícita para cualquiera.

Quiero decir, si el Gobierno, para garantizar gobernabilidad, negocia con personajes rancios (tenemos ejemplos a montones en estos años) y no lo censuro (digamos, aunque no me guste demasiado, le doy estatuto menor al tema) no veo por qué debería ofenderme por la negociación y el acuerdo al que hayan arribado las "fuerzas populares" con las "fuerzas menos populares de todas las demás".

En definitiva: tienen derecho a cambiar figuritas cómo y con quién les plazca. No voy a intercalar en el desarrollo del asunto un prurito moral, para hacer lo mismo que hacen ellos a la hora de descalificar las negociaciones ajenas.

Ahora bien, dicho esto, paso a llamar la atención sobre un detalle, que no es tan detalle tampoco.

El balance me parece exagerado en dos sentidos: por lo miope, y por lo apresurado.

En cuanto a la miopía, no voy a ahondar demasiado en algo que es muy evidente y a lo que muchas voces se han referido ya. Simplemente, pongo un ejemplo que me sugirió un comentario del Ingeniero: a algunos de estos muchachos el Gobierno Nacional les cedió control sobre una parte importante del Ministerio de Desarrollo Social. Les dio a manejar presupuestos (que dicen por ahí que a la postre subejecutaron, digamos de paso). Colaron diputados en sus listas (de hecho algunos de los fotogénicos entraron en una boleta que decía Cristina Presidenta).

¿Realmente creen que de este acuerdo van a sacar un jugo mejor? Espero que, a la luz de lo antedicho sobre negociaciones y derechos a llevarlas a cabo a nadie se le ocurra hablar de principios. O mejor dicho, sí, si quieren hablar de principios, adelante, pero no creo que les de el cuero...


Respecto al apresuramiento: el protagonismo que interesa, no es el mediático.

Ellos jugaron un rol importante en la legitimación del armado del bloque opositor (Grupo A). Pero cobraron con un cheque a tres meses. Es demasiado temprano para hablar del protagonismo que ganaron, si todavía no cerraron ni los puestos que les toca a cada uno en las distintas comisiones.

Y eso es lo que les puede volver negativo el saldo: debilitás al que algo te pagó cuando pudo, por cerrar con otro que te da un cheque sin fondos...

Y aún suponiendo que el cheque tenga fondos, tenés asegurado un cobro de corto plazo. Pero, ¿de qué vas a vivir después del 2011?


domingo, 6 de diciembre de 2009

Facturas



Los meses finales de 2008 y la primera mitad de 2009 fueron tiempos complicados para la balanza de pagos de la Argentina. Si bien la balanza comercial, pese a pronósticos pesimistas (o tenemos que decir a esta altura "optimistas"?) se mantuvo superavitaria y aún acrecentó su superávit, se produjo un fenómeno que se llamó fuga de capitales, consistente en salida de divisas a partir de las conductas de ahorristas e inversores que optaron por retraerse y colocar la guita en lugares más seguros (a su modo de ver) que el sistema financiero argentino (amenazas de corralitos y confiscaciones mediante).

Esta situación hizo que se sobrecalentara la demanda de dólares en la plaza local. Digamos, entraban por exportación, pero no alcanzaban para que todos aquellos que querían dólares los pudieran obtener.

La CNV y el Banco Central tomaron algunas resoluciones conjuntas para poner hielo en algunos de los focos en que esta situación se hacía patente (como el intento de regulación de fugas encubiertas, como las operaciones de "contado con liquidacion").

Pero, al mismo tiempo, estas medidas que no llegaron a ser un "control de cambios" (otra amenaza siempre latente), parece que no alcanzaban.

Y entonces, AFIP y Comercio Interior empezaron a operar también sobre el accionar de los importadores. Las licencias no automáticas son una de las herramientas utilizadas. El otorgamiento de licencias a importadores tiene plazo en Argentina de 60 días hábiles. Esta situación ayudó mucho a que la balanza comercial mejorara sus performances, a pesar de la caída (por precios y cantidades) de las exportaciones.

Por supuesto, estas medidas generaron todo tipo de malestar en el sector (o mejor dicho, en las ramas importadoras de los diversos sectores). El objetivo era claro: si bien se puede pensar que ciertas restricciones a las importaciones operan como protección de la producción nacional, este caso fue distinto. Había que enfriar la demanda de dólares por donde se pudiera.

A veces, algunos importadores se valen de maniobras para fugar divisas, y esto debería ser motivo de control estricto siempre (no solamente en situaciones de apuro).

Pero en líneas generales, la importancia radica, en este caso en particular, en que, como actor económico colectivo, el "importador" es un fuerte demandante de divisas. Y la decisión de enfriar la demanda de dólares estaba tomada.

¿Para qué? Bueno, para que el Central no tuviera que vender muchas reservas, y fundamentalmente para no tener que condescender a una devaluación brusca. Cosa que, de última, a los importadores debería caerles bien, porque nunca les conviene una devaluación.

Sabemos de mucha gente herida por estos problemitas, por los malos modos de Moreno, por esta otra catástrofe que no fue.
Y sabemos que se la van a querer cobrar (no se interprete la frase con sentido "mafioso", todo bien).

Lo que les pedimos es que a la hora de hacer la factura, incluyan también los descuentos de rigor.


Publicado anteriormente en Artepolítica

sábado, 5 de diciembre de 2009

Emio, emio, emio, gol de Artemio



Este post nos lo envía el Paulo Valentim de la blogósfera, que al estilo del recordado brasuca, de visitante tira caños, globitos y bicicletas para crispar blogs rivales y rematar sus fantasías con su ya clásico psssss. Gracias, Arte, un honor. Andrés ya la fue a buscar "donde tejen las arañas."





==== 0 =====



En base a la ya clásica encuesta nacional de hinchas de Consultora Equis, estimando una Población nacional total para 2009 de 40.134.425 personas, de las cuales el 9,7% no observa preferencias futbolísticas por lo que no se consideran en la base de cálculo, el cuadro de apertura muestra una proyección de la magnitud absoluta de los hinchas de los siete clubes de mayores preferencias nacionales.



Como se observa, Boca tiene 3.000.000 más de hinchas que el segundo equipo en preferencias al que no nombraré y menos en este blog como visitante y sabiendo que Andrés curte la onda ave de corral. Se trata de, por ejemplo, el equivalente a los habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires , completa.


Sé que es poca diferencia con el resto, pero es lo que hay. Pssssssssss!


.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Rattin y la Seguridad Jurídica

Lujito. El post de hoy nos lo hizo Manolo. Y nos dejó pensando en la meneadísima seguridad jurídica en el 'primer mundo'. Je!



Rattin’s sending-off would go down in legend for various reasons, not least the fact that it inspired the introduction of red and yellow cards. Ken Aston, working for Fifa, world football’s governing body, as a supervisor that day, was one of those who helped to persuade Rattin to leave the pitch, but, struck by the confusion, he would dream up the idea of cards to show players and public. Rattin's role in feud chain will never be lost in translation. An overzealous German referee signalled years of enmity between two footballing nations
By Matt Dickinson
The Times on line.


El Sobrio, y Conservador, periódico británico recordaba en noviembre del 2005, el histórico enfrentamiento entre Argentina e Inglaterra en 1966; que puso en crisis el Orden reglamentario de la FIFA. Inglaterra había organizado SU Mundial; y por supuesto, como recuerda el Rata, el Fair Play se subordinaba a los intereses del local. Argentina tenia que enfrentar a Inglaterra y Uruguay a Alemania; pero la reunión donde se decidían los Árbitros se adelanto una hora, cuando los representantes del Río de Plata llegaron, ya no existía el tiempo material para la impugnación. Un alemán para nuestro encuentro, y un británico para los uruguayos; aunque uno no quisiera ser mal pensado, es evidentemente de mal gusto.

Fue un partido trabadísimo, y a los ingleses se le hacia cuesta arriba ganar. En esos tiempos, donde ni siquiera estaban autorizados los cambios, el réferi les informaba verbalmente las decisiones a los Capitanes de los equipos. Ante el bombeo evidente; el Rata le exigía al arbitro teutón, tal cual decía el reglamento, que le informe sobre las sanciones por las faltas de los jugadores ingleses. Por ejemplo Jack y Bobby Charlton habían sido amonestados, ¡pero nadie en el Estadio lo sabía!

Durante más de ¼ de siglo se afirmo que Bobby Charlton JAMAS fue amonestado en TODA su carrera, ver nota del The Times. Al final, el réferi lo expulsa a Rattin porque “did not like the look”. Ken Aston, a cargo de el Referato del campeonato, debió intervenir; para que el equipo argentino NO SE RETIRARA del campo de juego. Es por eso que Rattin pudo sentarse en alfombra de la Reina, y manosear el banderín; si utilizaban a los Bobby’s para sacarlo por la fuerza, el escándalo pasaba a mayores.

Los Ingleses, terminado el partido, quisieron sancionar a Rattin y la Selección argentina.Pero no pudieron por una simple razón; era el árbitro quien se equivoco, fue la organización de la FIFA la que avalo la violación de los reglamentos existentes. Según la FIFA, recordando los aportes de Aston; hacer clic aquí.Aston, responsable de todo el arbitraje, tuvo que emplear toda su capacidad negociadora para tranquilizar al expulsado capitán argentino Rattín y evitar así la suspensión del encuentro.

No obstante, la importancia del partido radicó en un asunto esencialmente diferente. Según la prensa de entonces, tanto Jack como su hermano Bobby Charlton habían sido amonestados, pero los espectadores no habían podido deducir este hecho de los gestos del colegiado Kreitlein, al igual que el director técnico del equipo inglés Alf Ramsay, quien solicitó explicaciones a la FIFA. Aston se dedicó a estudiar las posibilidades para evitar un problema similar en el futuro.

“Mientras conducía por la calle Kensington de Londres, el semáforo se puso en rojo y pensé: ‘Amarillo’, puedes aún pasar, ‘Rojo’, alto, fuera del terreno.” Pocos argentinos conocen hoy que gracias al Rata y esa Selección Argentina, ‘animals’ según Alf Ramsey DT ingles, obligaron a poner negro sobre blanco las sanciones del Reglamento. Tal cual queda expresado al final de la entrevista de The Times:

"There could never be such confusion now and Rattin, 68, is happy that his sending-off brought about something positive. 'I feel proud of the fact that I have helped to change the game for the better,' he said. It is just a shame for me that red and yellow cards came one World Cup too late. The England team was good enough to go all the way in 1966 (they beat Argentina 1-0), but it had been an even game until my dismissal. That is why I didn’t want to leave the pitch because I felt that I, the captain, was abandoning my team-mates to their fate. I was sent off for no reason, for nothing, but it taught me one thing and that is the importance of languages. I have three daughters and I told them that I wanted them to learn German and English.”




.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Generosidad


En diciembre del año 2002, la Secretaría de Ciencia y técnica, que dependía en aquel momento del Ministerio de Educación de la Nación, decidió crear la Biblioteca Electrónica.
El proyecto se dio a través de un acuerdo bilateral con Brasil, en el marco del “Programa de modernización tecnológica II”, financiado con fondos del BID.
Básicamente, el proyecto consiste en: la SECYT contrata una serie de bases de datos con texto completo de artículos de publicaciones periódicas científicas, y brinda acceso a ellas a las universidades nacionales.
En 2004 la financiación del BID finalizó, y la SECyT continuó bancando el proyecto con fondos propios. Para ese entonces, ya se había incorporado el CRUP (Consejo de Rectores de Universidades Privadas), como beneficiario. Es decir, las universidades privadas también tendrían acceso al menos a una parte de los recursos contratados por la secretaría, y con una serie de limitaciones pertinentes para la maximización de los beneficios. La limitación principal es la cantidad de accesos simultáneos por Universidad. De un inicial de un acceso, hoy son cuatro los posibles.
En 2007, con la decisión de convertir a la SECyT en Ministerio, el proyecto dejó de pertenecer a la órbita de Educación. Hoy depende del MINCyT, Secretaría de Articulación Científico Tecnológica, a cargo de Alejandro Cecatto, Subsecretaría de Coordinación Institucional, a cargo de Mario Lattuada.
El presupuesto, del año 2009, del proyecto fue de $ 41.500.000. Con eso se contrató 16 productos, de los cuales 8 fueron extendidos también a las universidades privadas.
Las universidades privadas, hoy por hoy, no hacen ningún aporte directo a la financiación del proyecto, que funciona básicamente como un subsidio del orden de los $ 10.000.000. La contraprestación que originalmente las universidades privadas brindarían por este servicio que reciben gratis, son sus proyectos de investigación. Sin embargo, no hay ninguna evaluación cuantitativa ni cualitativa por parte del MINCyT que permita estimar cuál es el aporte patriótico que estas universidades estarían haciendo por esa vía.
Esto no quita que en algunos ámbitos suela escucharse algunas quejas respecto del proyecto: el Ministerio no negocia bien con los proveedores, los productos que se les otorga a las universidades privadas son de menor calidad y cuantitativamente pocos respecto a los que reciben las universidades nacionales, cuatro accesos simultáneos no alcanzan.
Las autoridades del CRUP y los representantes en el Consejo Asesor de la Biblioteca Electrónica maniobran, sin embargo, muy bien para que estas quejas no trasciendan demasiado los ámbitos en que se efectúan y el proyecto no se aborte como consecuencia.


Este año, con el cambio de Ministro de Economía, se produjo un hecho que alentó el debate en el seno del CRUP. Economía retuvo una partida del MINCyT, que hizo que éste no pudiera afrontar un pago a uno de los proveedores. Se cortó uno de los servicios del proyecto. Finalmente, Boudou liberó la partida, el pago se efectuó y el servicio se normalizó.
Pero en el CRUP quedó la idea flotando de “qué pasa si vienen un día y te dicen que no hay presupuesto?”. Por supuesto, nadie quiere poner un mango para que la porquería ésta se sostenga, aunque nadie quiere tampoco que deje de existir, y aún se reclama que mejore.
Mi humilde sugerencia a los muchachos del CRUP es que piensen que todo lo que no hagan hoy para fortalecer el servicio lo van a pagar con recargo ante un cambio de autoridades. No va a ser fácil encontrar gestiones con tanta generosidad a la hora de otorgar subsidios. Y la realidad es que uno tiende a naturalizar las concesiones ajenas, y hasta a creer ingenuamente que nunca cesarán.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Crispación



Hay crispación en el ambiente. Está todo crispado. Tengo algunos años, no muchos, pero hacía mucho que no veía este nivel de crispación. Es más, en realidad creo que nunca lo había vivido. Los ánimos crispados. Los gestos, las manos, la mirada, todo crispado.

A la crispación que había en el Puente Pueyrredón la fatídica mañana de Kosteki y Santillan los medios no la detectaron. Detectaron una masa informe de piqueteros que trataban de ganarle la carrera al frente de gases lacrimógenos y balas de goma que se convirtieron, sin que mediara advertencia, en balas de plomo.

En el 2001 tampoco. No estaba “esta” crispación. Creo que era stress. Algo parecido a un stress social: ir al banco en diciembre, después de una cola de dos horas, una parte de ella afuera, bajo el agobiante calor del verano (los bancos no querían que la cosa se crispara adentro), y salir con los 250 pesos límite que permitía el corralito para tratar de irse de vacaciones a un cajero automático. Y en el camino de salida encontrar uno que silbara un tango que no me gustaba o una vieja que me miraba torcido para rajarle una puteada terapéutica. No era crispación. Era frustración. Y se descargaba en lugares más imprevistos.

Se acuerdan de los bocinazos en las colas del peaje? No era crispación, era derrota.

Con la Rata no había nada de crispación. Ni un miligramo. La crispación estaba lejos: en Cutral Co, en Lules. Acá no había tiempo para crispación. Había que juntar la platita para la cuota de la heladera. Yo no recuerdo crispación. En todo caso recuerdo indignación el domingo a la noche en el programa de Lanata, con Zloto y Tenembaum arrojando leña. La edición de Amarillo 12 al día siguiente de la acusación presidencial. Chanzas a lo loco había. Pero crispación, ni un poco.

Hubo un poquito de crispación con Alfonsín, pero casi ni se notó. El plan Austral vino a poner las cosas en calma y a decirle chau a la crispación en el debate Caputo Saadi. Creo que eso fue lo más crispado que pudimos testificar.

Con los milicos la crispación no existe. Olvidate. Cualquier crispación terminaba en El Olimpo, o en Club Atlético, o en la ESMA.

Sigo para atrás y mi memoria política e histórica empieza a traicionarme. O directamente a mostrar agujeros como un queso. Hasta que entra en un vacío que sólo es suplido por “La República Perdida”. Me suena a mucha crispación durante la vuelta de Perón y seguramente algo más con Illia, pero ahí me parece que la combatían con tortugo-terapia en la Plaza de Mayo.

La que me hace un eco crispado muy elocuente con nuestro “Kristina Konchuda” es aquel “Viva el Cáncer”, allá por el ’52. Me parece que esa pintura en un paredón habla de un toco de crispación. Crispación a lo loco.

Me mandé un crispadógrafo, para tratar de identificarla (click para agrandar). Donde la curva crece mucho, crispación máxima. La encerré en círculos.



Ah, perdón. El diagrama sobre el que está construido es la serie de participacion del factor trabajo, de la masa asalariada, en el PBI argentino según lo estimaron Graña y Kennedy.

Chau, chau, chau, chauuuuuuuu!!!



.

martes, 1 de diciembre de 2009

Están hablando del faso...

Con este se inician una serie de posts que, quienes llevamos adelante este blog Cartonero, le hemos pedido a amigos muy queridos, para que nos ayuden a suplir la transitoria ausencia de nuestro Cartonero estrella, Andrés el Viejo.

Lo hemos hecho utilizando una de las tácticas que mejor conocemos: el pechazo descarado, público, en un semáforo, a boca de jarro, buscando que la negativa de los interpelados se convierta en un acto culposo y pleno de oprobio frente a quienes los rodean.

Nuestra primera víctima es el querido Escriba, a quien le agradecemos estas moneditas infinitamente. A partir de ahora esto empezará a parecerse a un blog. Gracias Nico.

==== 0 ====





Por estos días ya estamos escuchando y vamos a seguir escuchando cualquier cosa. Cual-quier-co-sa. Las centralidad de los diarios se derrama hacia Información General, Policiales, Espectáculos, Deportes.

En la política reina el desconcierto. Está en marcha la asignación universal por hijo, al menos en una primera etapa, se aplicó un nada despreciable aguinaldo extra para jubilados, el Gobierno ha solucionado conflictos sindicales varios. Y no parece haber capitalización política directa de estas u otras medidas. Se aprobó la reforma política y sólo los radicales se sienten seguros de contar con más cargos que el resto para repartir en 2011. Está vigente la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, pero todavía no se ve esa orilla, mientras la actual gestión parece considerar a veces que, alla Clausewitz, la política es la continuación de la guerra contra el Grupo Clarín por otros medios (?).

No hay "jefes" que puedan o quieran ordenar políticamente la cosa. Las pymes dirigenciales se lanzan a la mar del año preelectoral dispuestas a decir o a hacer cualquier cosa para figurar.

El Congreso entra en un terreno inédito en el que las mayorías serán complicadas para el oficialismo. Ni kirchneristas ni opositores saben bien qué hacer con todo eso. Ojo. No se percibe un clima de descontrol o de desabande. Pero se lee acerca del desconcierto.

Los opinadores económicos que viven de pronosticar un default por año y de recomendar un ajuste por semestre saben positivamente que en 2010 no será el caso. No pueden mentir tanto. Por ejemplo, ya escriben notas sobre la pesada herencia que recibiría el próximo gobierno. Con perspectivas de crecimiento para el año próximo, repunte del consumo, repunte de la actividad en la "cadena agroindustrial", nuevo récord de silobolsas varios, los empresarios que quedan hablan de "las instituciones" y de que este año no los dejan entrar al Club House del country si llegan a mantenerse en casto silencio sobre la tiranía imperante, como lo hicieran en la temporada 2006-2007.

El Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires ha profundizado el proceso de autonomía con respecto al gobierno nacional en materia de "seguridad". Es el camino que va de de desandar la reforma de Arslanian a orinar sobre ella. Sobre este punto, habrá de notarse que cuanto más desconcierto en lo político, más desbande en las páginas de Policiales. En el marco del esquema político existente, donde la idea es alinear los planetas que van de la Nación a la Provincia al Municipio (a la Policía) al barrio -cuando no en políticas públicas, en negocios varios- el territorio puede convertirse en un espacio pantanoso en caso de que alguno de esos jugadores se desacople o al menos no confíe en que la alineación lo seguirá beneficiando.

Y sin embargo... Néstor Kirchner sigue siendo el dirigente que está más a la izquierda de los presidenciables-con-chances, cuanto más veo a mi Duhalde, más me gusta mi Pampuro y Moyano de traje... bueno, hasta se le podría presentar a una tía viuda que viva de Belgrano R para acá. Leo eso último y no me animo a apostar por un escenario de "slow landing".

Lo mejor de lo mejor que podría ocurrirnos en diciembre es que se siga escuchando cualquier cosa sin que se pase de las palabras a los actos, que se venda mucha sidra y mucho pan dulce y que se le empiece a sacar provecho al no aumento de los alquileres en la Costa.

Para el año próximo, si se sigue diciendo cualquier cosa, yo elegiría dos palabras: Salud y Educación. ¿Consejo de la Magistratura? Salud. ¿Antonini? Educación. ¿Declaración Jurada? Salud. ¿Cláusula de Desinversión? Educación ¿Familia Pomar? Salud. ¿Juez Oyarbide? Educación ¿Fino Palacios? Salud. Salud y Educación es lo que te puede dar cierta visión de futuro. ¿Vivienda? Más agua y saneamiento para el conurbano en todo caso. Y una cosa que empieza con "P": Amor.

La foto de acá





.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Retoques



El 21 de agosto de 2009, Boudou anunciaba un canje de deuda. Este canje estaba enmarcado por una serie de medidas, que fueron leídas como el intento de Argentina por volver a los mercados financieros internacionales. Las noticias fueron confirmándolo: la siempre en agenda discusión con el Club de Paris para normalizar el pago de la deuda de 6.000 millones de dólares, la reapertura del canje de 2005, con la suspensión de la llamada ley "cerrojo", para garantizar el "ingreso" de los "holdouts", algún nuevo tramo de canje de préstamos garantizados para despejar vencimientos.

La novedad de que Argentina estudia colocar un bono en pesos a los bancos locales (voluntario y no compulsivo) podría servir para confirmar que toda esta batería de medidas "normalizadoras" tenía por objeto la vuelta a los mercados voluntarios de crédito, pero no necesariamente a los mercados internacionales. Hoy el ingreso de divisas está garantizado en cuenta corriente, no hace falta pedirlas. Digamos, también, como primer indicio del éxito del plan de Boudou, que se vislumbra una buena aceptación por parte de los bancos de la emisión de ese bono.

Pero el canje del anuncio que abre el post tiene un condimento especial.

Es el canje de bonos con vencimientos entre 2010 y 2012, que ajustan por CER.

Esos bonos canjeados por BONAR 14, que son los PRE9 y PR12, con su rendimiento, fueron los principales causantes de que a alguien en el Gobierno se le haya ocurrido la idea de manipular el índice de precios al consumidor (IPC), como forma de meter de facto, un componente de estabilización financiera. Como correlato, también fueron causa de la visibilidad mediática que éste a la postre desafortunado episodio tuvo.

Así, vamos a ir viendo cómo, lentamente, el IPC del INDEC tenderá a confluir con los números privados (en algunos casos exagerados, fruto del aprovechamiento político de la deficiencia técnica de no tener un número oficial confiable). Y las desavenencias que persistan, poco a poco perderán espacio en los diarios, que virarán, como ya vienen haciéndolo, a alimentar la desconfianza en otros guarismos e índices.

Como se acerca el final de la etapa, se puede empezar a bosquejar algún tipo de balance para ver qué consecuencias deja la manipulación del IPC. Más que consecuencias económicas (no demasiado importantes desde mi forma de ver), lo que quedan son secuelas políticas. Principlamente una: la pérdida total de confiabilidad en la palabra oficial.

Este detalle irremontable es el límite más duro de traspasar para el proyecto político de Kirchner.

La manipulación del IPC fue una forma improvisada, nacida en el apuro, de colocar un elemento más de sostén a un modelo económico que practicó (con aciertos y deficiencias) una transferencia de recursos desde el sector financiero al sector productivo. Los retoques del IPC, directamente, fueron eso. A lo bruto, sin prolijidad y, repito, con muchísima improvisación, hasta el punto de que ni siquiera se midieron consecuencias (en momentos en que no había mucho margen para pararse a medir nada). Pero fueron eso, de manera explícita y descarnada. Una forma brutal de transferir recursos desde el sector financiero hacia el productivo.

La paradoja es que, por todo este episodio, Kirchner no será votado nunca más por los "beneficiarios" de la manipulación.

viernes, 20 de noviembre de 2009

A vivir que son tres días



Escuché en una radio, en un televisor, que estaban llegando los órganos destinados a Sandro al hospital mendocino. Fue una imagen terrible y maravillosa. Un corazón que volverá a latir. Pulmones que volverán a aspirarse la vida y devolver un hálito que seduzca a una nueva mujer, otra más. Todo eso entrando en cajas de telgopor y frío. Todo listo para la vida.

Fuerza Sandro.

Fuerza a todos los que hoy pelean por la vida.







.

Atención

Veía ayer en la tele un rato (solamente un rato) de la movilización en Wilde para pedir seguridad.
Vi discuros ingenuos políticamente hablando, del tipo "unámonos para pedirles a los políticos que nos representen"; algunas manifestciones ante las cuales resulta imposible para algunos que nos creemos vivos no hacer alguna risita cínica, como cuando se escucha a alguien decir "no estamos haciendo política, es un reclamo ciudadano". Había algunos distraídos que no se enteraron que el posmodernismo enterró el término "pueblo" y recurrían a ese anacronismo (lo cual, con esfuerzo, puede leerse como una relativa buena noticia, pero seguramente como un guiño).
Y más allá de que se escuchó también alguna que otra alocución hija de estereotipos berretas, como cuando se manifiesta con jactancia que "no somos piqueteros", o "no nos peleemos que no somos D´elia", vale también decir que la antipolítica, en este caso, contuvo por izquierda.
Quiero decir, todos estos muchachos que pedían legítimamente que se los atendiera, se creen realmente "ciudadanos apolíticos", y si bien uno puede creer que esa expresión es contradictoria, hay que saber ver que por ese motivo deberíamos abstenernos de acusarlos de "fascistas", "desetabilizadores", "destituyentes", y demás. Porque con su apoliticismo terminan resistiendo que la conducción del conflicto que gira en torno a la inseguridad, la ejerzan organizaciones reaccionarias en serio, ideologizadas y concientes.
No se puede seguir regalando ese espacio. El sentido común se crea.
Como otros compañeros, pero motivado por otras cuestiones menos razonadas, pido que salgamos de la trinchera. No putiemos a Tinelli, no nos hagamos cargo de ser los que "inventamos" la inseguridad. Es un problema, existe, no es "culpa" del Gobierno, pero sí es responsabilidad asumir la existencia de este quilombo.
Y Scioli podría tratar de ir a contener ahí (estaban pidiendo a los gritos su presencia, la de nadie más). Aunque lo puteen. Aunque lo surtan, y le pidan que se vaya (ya con la nariz rota). Habría que ir a hacerse pegar un par de piñas, más no sea que para demostrarle a esta gente que no te estás llevando la guita fácil.
Esos tipos que están ahí, no son enemigos, pero podrían serlo (por nuestra culpa y de nadie más; tal vez ya sea demasiado tarde para evitarlo).
Atenderlos sería más productivo que pensar la estrategia sobre cómo defenderse ante la aparición del video con Antonini en la Casa Rosada.

jueves, 19 de noviembre de 2009

El Español


Después de trocar el mentado diálogo y consenso en genuflexión del oficialismo para lograr una ley, después de embarullar argumentando que un plan de empleo gubernamental podría minar la estabilidad política de intendentes, después de tergiversar el sentido del acto promovido por la CGT en defensa del Gobierno (luego cancelado), en fin, después de una sinfonía de 6 largos meses de tapas en contra del gobierno al que ha declarado enemigo íntimo (continuidad sólo disuelta por las tapas deportivas o internacionales irremplazables)...

...quién tenía que venir a sacudirnos del sopor de la siesta opositora y aburrida que intenta imponer Clarín????

Por supuesto, ningún otro que EL ESPAÑOL* y su séquito de disfuncionales políticos: dos días diferentes fueron los que vivimos con dos tapas que Clarín tuvo que sacar, contra su voluntad, ayer y anteayer.

Por supuesto se pudo ayudar al amigo de Rajoy (la reunión entrambos brilló por su ausencia en diarios ibéricos, sólo los locales le dieron algunos centímetros) mostrándolo operativo y eficaz en su activo principal, la "gestión". Hay que decir que echa a los inútiles y los cambia por nuevos inútiles de manera muy eficiente.

Hay que ser muy inoperante para lograr que el twitteo diario de Clarin contra el gobierno K cambie de dirección, no? EL ESPAÑOL lo hizo.



*40 años viviendo debajo de Franco.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Vicio


Dice un economista, identificado como liberal, y furiosamente opositor al Gobierno Nacional, que durante la crisis del 2001 la salida de capitales llegó a ser de 9 puntos del producto. Entre 2008 y 2009, fue de 6 puntos. Hoy, estamos, sin embargo, frente a un ingreso neto de 2 puntos del producto.
Y sigue con que la configuración de la economía mundial ha cambiado, que desde los países centrales se ha inyectado liquidez en abundancia y esto ha mejorado las perspectivas de países como el nuestro y por eso se espera un viento de cola que hará que la economía argentina crezca a buen ritmo durante 2010.

Esperamos que para esta Navidad que se aproxima, amigos liberales, tengan en su mesa un rico pan dulce, y que lo coman.
Y tengan también una botella de sidra bien fría, y que la chupen.

Sepan, eso sí, que si después de 6 años siguen es porque les gusta.

martes, 17 de noviembre de 2009

¿Este es o se hace?



El escándalo del espionaje del gobierno macrista ya alcanza niveles imprevisibles. No solamente porque la administración de Macri espía a troche y moche, sino porque lo hace con una torpeza que es difícil encontrar en la especie humana e incluso entre los primates superiores.


La última novedad, de hace apenas una hora, es que el juez Oyarbide investiga si el espionaje también se dirigió contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex presidente Néstor Kirchner. Esto tapó lo que había estallado unas horas antes, a la mañana temprano: uno de los espiados por Chamorro, actual vicejefe de la Policía Macripolitana, era el mismísimo jefe de Gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (foto).

Consultado por las radios, el alto funcionario manifestó que está "sorprendido y preocupado", pero pidió "no politizar el tema".

¿No politizar el tema? ¿Cómo se puede "no politizar" a la política? ¿Qué puede ser más político que un gobierno que empieza espiando a legisladores, trabajadores y estudiantes, sigue con sus propios altos funcionarios y termina metiendo la nariz en el propio gobierno nacional?

¡Larreta! ¡Muchacho!

lunes, 16 de noviembre de 2009

Sobre el sindicato del subte


La demora en la inscripción del nuevo sindicato del subte y los paros hechos en reclamo de una resolución del Ministerio de Trabajo han abierto una discusión sobre el problema de fondo, la inscripción, y los modos de reclamarla.

En distintas tomas de posición se adoptan distintos puntos de vista, que conviene separar.

La primera cuestión es el derecho de los trabajadores a darse su organización y sus dirigentes. La función de la organización sindical es la defensa de los intereses de cada sector de la clase trabajadora y ese debe ser el principio rector en todos los casos. Y quien debe juzgar si determinado sindicato y determinados dirigentes cumplen con ese objetivo son los propios interesados.

En este sentido, debe dejarse de lado un preconcepto que hace estragos en cierta izquierda, pero que es compartido fuera de ella. Se trata de la idea de que los trabajadores, en realidad, son unos tontos que se dejan manipular por dirigentes con miras aviesas. Poco importa que desde esa izquierda se atribuya la manipulación a los burócratas y que desde otros sectores de le atribuya a los zurdos. La idea básica es la misma.

Por supuesto, los trabajadores son seres humanos y se equivocan. Pueden ser manipulados durante un corto tiempo. Pero no son tontos. Descubren más temprano que tarde quienes son los que efectivamente defienden sus intereses y quienes no. Lo hacen guiados por un criterio que surge de la propia condición del trabajo. A pesar de que estaba excluido de toda política activa y relativamente aislado como castigo por su actuación en la revolución húngara de 1956, Lukács era enormemente respetado por los dirigentes comunistas de Hungría. Conscientes de que el estado del país y del propio partido era insatisfactorio, pidieron en 1971 a Lukács su opinión sobre la situación política. (El texto no fue publicado hasta 1990.) Entre otros temas, la respuesta desarrolló esta cuestión: los obreros, dice Lukács, distinguen el trabajo bien hecho del trabajo mal hecho; respetan al primero y desprecian al segundo.

Aplicado a este caso, podemos decir que el sindicato y los dirigentes que hacen bien su trabajo gozan de respeto, por encima de sus inclinaciones ideológicas o de los defectos que puedan tener. Cuando determinados dirigentes logran la adhesión de una gran mayoría de sus compañeros y la conservan durante años, ese es un criterio más importante y más seguro que cualquier opinión emitida desde afuera, por bien intencionada y bien argumentada que sea.

Otra argumentación se basa en la necesidad de la unidad sindical. Cualquier trabajador sabe la importancia de la unidad. Pero la unidad es un medio para el fin, que es la defensa de los intereses propios, el aumento de los salarios, la mejora de las condiciones de trabajo y los servicios sanitarios, turísticos, educativos, etc., que permiten una mejor calidad de vida. La unidad no puede ser un fin en sí misma, aunque es uno de los medios más importantes, si no el más importante.

Y, por otra parte, si la unidad no viene de parte de los trabajadores, es una falsa unidad. ¿Qué clase de unidad es la de un sindicato al que los trabajadores no se afilian o, incluso, se desafilian, porque no lo perciben como un instrumento de defensa de sus intereses? Basta formular la pregunta para encontrar la respuesta.

Pero, además, en el caso del subte, los hechos no demuestran que la enorme mayoría de los trabajadores y sus delegados hayan tenido la tendencia a romper la unidad. Al contrario, durante bastante más de una década se mantuvieron dentro de la UTA, sin perder la cabeza ni siquiera ante las matoneadas de la conducción. Ante la última renovación de delegados, fue la propia conducción de la UTA la que los excluyó, impidiendo que se presentaran a las elecciones. Fueron los dirigentes de la UTA los que rompieron la unidad, con la pretensión de imponer a la base delegados que no eran los que la base quería. Ante esto, no les quedó a los trabajadores del subte otra vía que formar un sindicato, so pena de quedar fuera de todo encuadramiento sindical.

Llama especialmente la atención cuando compañeros peronistas rechazan la posibilidad de formar nuevos sindicatos, cuando los viejos se muestran inservibles. Porque fue así, precisamente, como nacieron en 1944 y 1945 organizaciones como la UOM, la AOT o la UOCRA. Se fundaron pese a que existían antes la Federación Obrera Metalúrgica, la Federación Obrera Textil y la Federación Obrera Nacional de la Construcción. Fueron fundados esos nuevos sindicatos por camadas obreras que no se reconocían representadas por los viejos sindicatos. Supongo que nadie dirá, como Fukuyama, que llegó el fin de la historia y que la estructura sindical debe quedar congelada para siempre.

Además, que se lo cuenten a Moyano, que impulsó la organización de un sindicato de empleados de autopistas, cuando posiblemente lo normal hubiera sido que se afiliaran al de Vialidad.

Finalmente, un argumento que ha sido utilizado por mi estimado amigo y cobloguero Mariano. Sostiene que sería inútil que el ministro Tomada firmara la inscripción del sindicato del subte, porque los delegados de todas maneras seguirían haciendo paros porque se proponen la toma del poder. Esta argumentación tiene, a mi juicio, tres agujeros.

Primero, como ya he señalado, los delegados del subte llevan bastante más de una década bregando por los intereses de su sector y nunca han hecho un paro que no fuera por sus reivindicaciones económicas, de condiciones de trabajo o de defensa de su organización. Esto les permitió, por una parte, lograr conquistas significativas en materia salarial, la recuperación de la insalubridad, la incorporación de trabajadores tercerizados, etc. Y, por otra parte, les ha valido la adhesión de la base. De todas maneras, no todos los delegados del subte son militantes de organizaciones de izquierda, ni mucho menos.

Segundo, si ocurriera que los delegados perdieran de vista los intereses de sus compañeros y pretendieran arrastrarlos a aventuras locas de “toma del poder”, sin duda encontrarían rápidamente un correctivo por parte de la base. Siempre puede aparecer una cabeza caliente, pero el conjunto de los trabajadores es sensato.

Tercero, la inscripción del sindicato no puede estar condicionada por la ideología de algunos de sus dirigentes. Los delegados del subte no han intentado tomar el poder (la idea misma es un poco extraña) ni puesto su actividad sindical al servicio de alguien que intentara tomar el poder. A falta de hechos, lo único que hay es la deducción de que su ideología los va a impulsar, en algún momento, en esa dirección. Con lo cual, nos encontramos con un criterio muy peligroso, que podría esgrimirse para excluir de todo tipo de cargos sindicales a quienes profesen ideologías sospechosas. Pienso que Mariano no ha querido extraer esta conclusión, pero su argumento deja abierta una puerta peligrosa que muchas veces se abrió en el pasado.

domingo, 15 de noviembre de 2009

¡Ay, esos títulos y esas bajadas!

No es la primera vez que tengo que pelear con títulos y bajadas engañosos. Ya se sabe, la mayoría abrumadora de los lectores de medios gráficos no pasan del título, la bajada y los epígrafes. De modo que lo que diga el artículo es lo de menos. Lo importante es que el título y la bajada le dejen al lector la impresión que se pretende.

Esta vez, le toca a La Nación y a su sección Economía.

Dice el título de la nota: "El balance: cuánto les dolió la crisis a los argentinos". No hay duda; las crisis económicas siempre duelen. Pero titular con esa verdad de perogrullo envuelve la intención de poner el acento en el dolor. Sigamos: "La economía mundial comienza a salir del pozo, pero la debacle provocó en la Argentina una caída de más de cuatro puntos del PBI, elevó el desempleo de menos de 8% a más de 10% y aumentó la cantidad de pobres más de 2%". Faaaaaa... nos castigó fuerte.

¿En serio? Veamos el texto. Recordemos; los lectores en general no van a meterse ahí, y menos en un terreno tan árido como la economía. Si hablara de los culos de las vedetitas o de las costumbres orales de la señorita Natacha Jaitt, uno se interesaría. Pero economía, y en un domingo... No, hay que ser un gil como el autor de esta entrada para perder un domingo en semejantes pavadas.

En el texto dice: "El PBI argentino se expandió en 2008 un 3,7% y se contraerá un 4,5% en 2009, según la consultora de Orlando J. Ferreres. El crecimiento de 2008 resultó mayor que el de Estados Unidos (0,4%), la zona euro (0,7%), México (1,3%) o Chile (3,2%), pero menor que los de Brasil (5,1%), China (9%) y la India (6,1%). La caída de 2009 será menor que la de México (-7,3%, según la consultora Fimades) e igual que la de Paraguay, pero mayor que la de Brasil (-0,7%), Chile (-1,7%), la zona euro (-4,2%) y Estados Unidos (-2,7%)." Indecmaníacos, abstenerse, los datos son de consultora privada.

Como vemos, el panorama argentino no es tan nefasto, pues está en una posición intermedia en el mundo, sobre todo si se toman los dos años de crisis en conjunto.

Pero todavía queda otra comparación que hacer, que lógicamente, el diario de Mitre deja de lado.




En 1995, un país, México, entró en crisis. La Argentina sufrió el contagio. Duramente. Fue uno de los pocos países en el mundo que tuvo una recesión como consecuencia del llamado Efecto tequila.




En 2008-2009, la economía mundial entró en la crisis más severa de los últimos setenta años. La Argentina también sufrió una recesión.








Comparemos los efectos en uno y en otro caso:


Caída del producto bruto interno:



1995 4,9%


2009 4,4%




Aumento de la desocupación



1995 de 12,2 a 18,4%


2009 de 8% a 10%



Crecimiento de la pobreza



1995 4,2%


2009 2%






Datos para 2009, en La Nación.


Datos para 1995: PBI y desocupación, aquí. Pobreza, aquí.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Belleza XV (Pintura)



Prilidiano Pueyrredón (1823-1870) dedicó parte de su actividad como pintor a retratar desnudas a sus sirvientas.

Esta obra, casi obviamente titulada La siesta, representa a dos mujeres dormidas. Las caras, en el caso de una de ellas, apenas está esbozada y en el de la otra queda oculto.

El centro de la pintura está en los cuerpos rotundos.

Pueyredón fue hijo de Juan Martín, quien combatió en las invasiones inglesas y más tarde en la guerra de la Independencia. Fue también el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata que facilitó a San Martín los medios para preparar el Ejército que cruzaría los Andes.

Prilidiano era muy joven cuando su familia se trasladó a Europa, donde su padre se dedicó a vender cueros argentinos. El joven estudió ingeniería y arquitectura en París, conocimientos que aplicó a su vuelta a la Argentina. Proyectó y dirigió la construcción de plazas, paseos y edificios, uno de los cuales, la quinta de Azcuénaga en Olivos, terminó siendo la actual residencia presidencial.

Prilidiano Pueyrredón, que también pintó un retrato de su padre, paisajes y escenas gauchescas, fue largamente olvidado después de su muerte. No fue hasta la década de 1930 que su obra volvió a ser valorada como uno de los pasos iniciales decisivos de la pintura argentina.

La siesta está en el Museo Nacional de Bellas Artes.




_

viernes, 13 de noviembre de 2009

Salame



Los franelita, los que lavan parabrisas en los semáforos, los que hacen malabares, los que “merodean”, los que campanean, los que directamente miran, los que roban pasacassetes, los que andan con pasamontaña los días de calor, los que andan con pasamontañas los días de frío, los que andan con palos, los que andan con muchos palos y no los declaran, los que llevan muchos palos a uruguay, los borrachos, los drogadictos, los pendencieros, los zoofílicos, los agrandadores de loros, lo que se comen las eses, los enanos, los que cortan calles, los que cortan sólo veredas, los que se manifiestan, los sin techo, los cartoneros, los cirujas, los huelguistas, los débiles, los enfermos, los leprosos, los que tienen dengue, los que tienen gripe a, los que tienen sida, los que tienen chagas, los que tosen sin taparse la boca, los que no se lavan las manos con alcohol en gel, los violadores, los que se tiran pedos, los afeminados, los fumadores, los ateos militantes, los ateos contemplativos, los intendentes del conurbano, los punteros, los wines, los arqueros que salen mal, los técnicos que juegan con doble enganche, los técnicos que pierden, los barrabravas, los médicos que realizan mala praxis, los médicos que realizan mala diagnosis, los médicos que te piden radiografía de torax por una uña encarnada, los chicos que no toman la leche, los chicos que no van a la escuela, los que repiten, los que charlan con el compañero, los que no hacen la tarea, los que llevan armas a la escuela, los que venden paco, los que compran paco, los que conocen a Paco, los que venden droga en las escuelas, los que cruzan en rojo, los que cruzan en amarillo, los que instalan semáforos que no funcionan nunca, los que inauguran escuelas vacías, los que roban gallinas, los que roban palos, los que llevan los palos que previamente robaron a uruguay, los que eluden, los que evaden, los que llevan lo eludido o lo evadido a uruguay, los que negrean, los que andan con negros, los que andan con negras, los que andan con negras menores de edad, los que andan con negras menores de edad traídas de Dominicana, los que andan con negras menores de edad traídas de Dominicana contra su voluntad, los feos, los racistas, los judíos, los bolitas, los paraguas, los perucas, los que se informan con Clarín y TN, los travestis, los trabucos, los travesaños, los traviesos uruguayos, los mirones, los pajeros, los que apoyan en el bondi, los que reclaman que los apoyen en el bondi, los que andan de noche, los que van a boliches, los que tunean autos, los patoteros, los patovicas, los barrabravas, los hinchas caracterizados, los hinchas, los hinchados, los que putean desde la platea, los que tienen blogs berretas, los que tienen blogs opositores, los que tienen blogs tendenciosos, los que manejan un blog desde uruguay, los que tienen páginas porno, los que leen páginas porno, los dueños de redes de prostitución infantil, los clientes de redes de prostitución infantil, los proxenetas, los swingers, los metrosexuales, los alcohólicos, los putos que tienen depósitos en uruguay, los que toman energizantes, los que toman cerveza sin alcohol, los que mezclan cocaína con alcohol, los que toma extasis, los que quedan extasiados, los que fuman opio, los que fuman Imparciales, los que toman Pilsen uruguaya, los vendedores de La Salada, los compradores de La Salada, los que bautizan el vino con soda, los que erutan en la mesa, los mentirosos, los políticos que no se fueron todos, los que se fueron pero queríamos que se quedaran, los que lucran con planes, los piqueteros opositores, los que clientelizan, los que secuestran infancia para darle un subsidio, los que secuestran bebes, los que hacen listas inútiles como esta.

Todos.

Todos penalizados por el nuevo Código Contravencional

Stornelli salame. Nabo.

Mirtha te pegó una paliza. Te la merecés.

Algunas consideraciones sobre "el subte"



El conflicto en el subte puede ser visto como el emergente más notorio de una situación de más amplio alcance, que abarca varios ámbitos de la organización gremial y la política.

Entonces, primero, intentemos encuadrarlo, haciendo una declaración de principios básica.

Si alguien alguna vez pensó que el gobierno iba a propiciar algo parecido a la propiedad colectiva de los medios de producción, hay que hacerle saber urgentemente que estaba equivocado. No está de más hacer esta aclaración, que parecerá obvia para algunos, pero que resulta necesaria, a la luz de algunos reclamos que se escucha acerca de cómo se maneja este tipo de conflictos.

El gobierno no tiene prurito en sentarse a negociar con los patrones o con los trabajadores y no asigna prioridades, simplemente porque sus funcionarios no se identifican ideológicamente con el clasismo, no son “facilitadores de revoluciones obreras”, y encima tienen una responsabilidad coyuntural, con muchos apremios, que les impide elegir con quién sentarse y con quién no. Ser presidente de la Nación, no es ser presidente de un centro de estudiantes.

Por el otro lado, los delegados del subte no tienen la más mínima voluntad de que el conflicto derive en que Tomada firme el dictamen que les otorgue la personería gremial.

Porque, en el caso de que esta hipótesis (que sería la de máxima en la coyuntura actual) se realizara, usarían la personería como una herramienta para la escalada que tiene como objetivo final la toma del poder por los trabajadores (así, con esa visión de largo plazo, por descabellada que parezca, funcionan las organizaciones que se autodenominan “clasistas”). El que diga que si Tomada firma se acaban los paros, miente.

El conflicto en sí mismo es estratégico para los delegados combativos del subte (ex - delegados, según la visión oficial), y tácticamente seleccionan el motivo para llevarlo adelante en la coyuntura (el motivo del paro, a inicios de esta semana parecía ser la situación del comedor de Morón donde trabajan los hijos de Segovia, ¿o estoy equivocado?).

Entonces, es falsa la sentencia “que Tomada firme y se termina todo”.

Más allá de eso, en el terreno político, se presenta una encrucijada bastante compleja.

La encrucijada está dada, tanto porque el gobierno demora intencionadamente el acatamiento de los fallos que respaldan el reclamo coyuntural de los delegados combativos del subte, como porque tampoco puede avanzar sobre ciertos derechos que estos trabajadores están ejerciendo en su reclamo (como el derecho a huelga) si quiere resguardar el poder acumulado por los sindicatos en general.
Esto, para el que tiene dudas todavía, marca una diferencia sustancial con la década del 90, en que los alineamientos eran más claros.

Para la patronal, en cambio, la situación es más sencilla. Le pide al Gobierno que avance sobre los trabajadores díscolos, sabiendo que ese avance sería, por elevación, un duro golpe a la “burocracia sindical”, un enemigo menos encarnizado mediáticamente, pero más poderoso y peligroso para sus “colegas”.

Viendo la cosa desde esa óptica, nos encontramos con que: la patronal y los “burócratas” tienen un enemigo común, que son los delegados díscolos, a los que quieren limpiar de uno y otro lado. Pero con diferencias, porque los “burócratas” saben que la represión y el cercenamiento de ciertos derechos, sería abrir la puerta para que los limpien a ellos después (o los hagan capitular, que es más o menos lo mismo; Moyano queda afuera de ese esquema en el que avanzan algunos que hoy están adentro y otros que hoy están afuera, por ejemplo Cavalieri y Barrionuevo).

Finalmente, como se desprende de lo anterior, también los delegados troskistas, clasistas y combativos comparten tácticamente con las diversas patronales, el objetivo de encerrar a los “burócratas”, a la conducción actual de la CGT, en un movimiento de tenazas con presiones combinadas por izquierda y por derecha.

Una duda que surge: qué posibilidades tienen los delegados combativos de mantener la amplia representatividad y el alto acatamiento de las medidas que convocan, en el caso de que las posiciones se endurezcan, y, para beneplácito de las diversas patronales, en 2011 asuma un gobierno que “no tenga las manos atadas”, y pueda reprimir.

Simultáneamente, en las orillas, aparece el mentado “clima social”. Con tipos que se molestan porque les paran el transporte, que despotrican contra el gobierno porque “no hace nada”, y que, el día que se vaya la diktadura, van a mirar para otro lado cuando recontrarecaguen a palos a los revoltosos, que los K dejaron crecer.

Sospecho que de los compañeros trabajadores del subte que hoy apoyan todos los reclamos, van a quedar muy poquitos resistiendo hasta el final.

Ese día los dirigentes clasistas van a poder decir cualquier cosa, menos que no estaban avisados.



.

Muerte del Neoliberalismo V

Fantasmita Sebastián




.

Líneas



La siguiente historia está basada en un hecho real.

Un mateo que a veces pone rumbo al sur por Avenida del Libertador, rellano de una ciudad dueña de un antiguo esplendor de bosta y trigo, me contó que conoce algunos secretos.

Bajo la sombra de un tilo que lo amparaba del calor, me dijo que en una de esas curvas que traza la Avenida, allá frente a todo ese racionalismo asfixiante del Automóvil Club, una línea blanca a trazos que se deslizaba sobre el pavimento, súbitamente se encontró con una doble amarilla que venía separando oficinistas metódicos y aburridos, que remontan esa vena invertida y transitoria para escapar cada día de sus cárceles de powerpoint y abrochadora.

-Es muy extraño- me dijo - esa línea blanca que conocía muy bien el arte de flotar y hundirse intermitentemente sobre su laguna negra, en un desvarío impensado fue a dar contra una doble amarilla espesa y reluciente. -Jamás hubiera anticipado, nuestra audaz blanca, que esa dorada gorda y presuntuosa se cruzaría en su camino. Entonces, desconcertada y temblorosa, frente al apremio y a los decímetros que se convertían en centímetros, tomó una decisión urgente que la pusiese a salvo de una muerte segura y trató de sumergirse para reaparecer más tarde. Tarde que para ella era adelante. Pero no lo logró. Las fauces jóvenes de esa rubia con brillitos se abrieron para recibirla casi con displicencia. Se confirmaba así, una vez más, la secreta regla de la señalización horizontal con que los viejos empleados de vialidad verduguean a los jóvenes: las líneas amarillas se comen a las blancas.

No lejos de allí, las compañeras blancas que quedaban a su derecha, aquellas con las que jugueteaba desde que naciera en ese solar privilegiado frente al Zoológico, al pasar frente al Bellas Artes notaron su ausencia y empezaron a preocuparse. Se preguntaron, curiosas, adónde estaba su compañera. Adónde habría quedado. Quizás entretenida en recorrer una boca de inspección, quizás trabada por alguna alcantarilla enclenque. Y se afligieron, porque era tan rápida como distraída.

Entretenidas, despreocupadas, no habían percibido el instante trágico en que la audaz blanca era devorada por una doble amarilla tan joven, nacida poco antes, allí en Pueyrredón, bajo la ojos de un Alvear al que una historia apócrifa le reservara un corcel eterno e inmerecido.

Después de que un testigo insobornable de los hechos, el cartel verde que marca la dirección a Ezeiza (tan necesaria para los vecinos de la zona), les contara lo sucedido, sobrevinieron la angustia y la intranquilidad. Agravadas cuando el cartel verde usó la palabra "siniestro", aprendida en una reunión que alguna vez mantuvo con un productor de seguros y que sólo usa en contadas ocasiones.

-Terminar deglutida por una doble amarilla, eso es imposible- dijo la segunda desde la derecha.
–No podemos desconfiar del cartel, segunda, ve todo desde su posición privilegiada y no hay razones para que nos mienta- dijo la tercera, mientras veía acercarse peligrosamente una boca de tormenta que la sumiría en un breve sueño de segundos. Que ella contaría por centímetros.
-Pero no entendés?!- insistió la segunda –Se supone que somos paralelas, que no podríamos acercarnos y mucho menos tocarnos. Y el cartel dijo que se la comió una doble amarilla. Eso es imposible!...-

La tercera se quedó en silencio, sin respuesta frente al razonamiento y la inteligencia implacables que la segunda ya venía demostrando desde Coronel Díaz. Entonces, la cuarta, que venía escuchando silenciosamente el diálogo y que había quedado, después del fatídico cruce, en el extremo izquierdo, sugirió con crudeza implacable un pensamiento que más que eso fue un puntazo directo a la autoestima del grupo:

-Y si no somos lo que pensamos? Y si, en realidad, nuestro paralelismo no es una regla sino sólo una sugerencia, una insinuación?

Las expresiones dijeron todo. Las bocas dijeron nada. La pregunta quedó allí, agobiante, inoportuna, mientras se acercaba la cebra de Callao.



.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Entre bueyes hay cornadas

Como si fueran agrupaciones estudiantiles en pugna por el control del bar y la fotocopiadora, las entidades de empresarios agrícolas han entrado en lo que el diario El Cronista Comercial llama "un clima interior (que) nunca fue un lecho de rosas". Y es un diario afín a los agrícolas, no un pasquín K.


El lío se armó porque Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina se reunió con el ministro de Agricultura Julián Domínguez y consiguió que el funcionario le diera a la FAA cinco millones para la zona de Stroeder, una de las regiones más afectadas por la "intensa sequía, histórica y devastadora".


Da la casualidad de que Stroeder también es un baluarte de CARBAP y, por lo tanto, de Confederaciones Rurales Argentinas. Con lo cual, el presidente de CRA, Mario Llambías, sintió como que alguien había pasado la mano por su nalgatorio y no precisamente en tren de caricia.


Llambías reclamó a Buzzi una explicación ante lo que consideró una zancadilla de su aliado de la Mesa de Enlace. Buzzi, increpado de esa manera, respondió en tono poco amable:



‘Yo no tengo nada que explicar. La reunión con el ministro Domínguez fue de improviso. Y sirvió para resolverl el problema a productores que no llegan a fin de mes. Vos, Mario, ¿me preguntaste si me parecía bien que hoy hables en un panel de un evento organizado por los exportadores, los tipos que nos están robando miles de millones de dólares hace tres años? ¿Los mismos tipos que todos los días nos pagan cien pesos menos por tonelada de soja?, señaló Buzzi el martes, durante el almuerzo que compartió con Mario Llambías en el Salón Oval de la Bolsa de Comercio de Rosario, revela Crítica.
“El duro intercambio dejó a los otros 14 ruralistas atónitos, ya que es la primera vez que los dirigentes muestran sus diferencias tan abiertamente”, señala el diario.
A su vez hoy, en Radio 10, Buzzi cargó otra vez contra el jefe de Confederaciones Rurales por sus cuestionamientos a la reunión y, aunque aclaró que la Mesa de Enlace no está en riesgo, advirtió que ‘es un idiota el que saca los pies del plato‘.



Mientras se trató de atacar al "Estado voraz" para pagar menos impuestos y levantar más plata que la mucha que ya levantaban, las entidades de la Mesa de Enlace pudieron dejar de lado sus diferencias y unirse tras la bandera sagrada de la mayor ganancia posible. Pero, ¡ay! los sueños de la soja a 1.000 dólares nunca se hicieron realidad y, en su lugar, llegó la sequía más grave de los últimos 70 años.


El "Estado voraz" se convirtió ahora en el bote salvavidas. Vieja costumbre de los capitalistas, que quieren un "Estado mínimo" y barato a la hora de pagarlo, pero pasan el sombrero por los despachos oficiales en la época de recibir ayuda.


Pero, como ya se sabe, el problema de los botes salvavidas es subirse primero y patearle la cara al que quiere subir antes que uno. Algo de eso es lo que ha resquebrajado la emocionante amistad que unía a Buzzi y Llambías en los tiempos heroicos de los cortes de rutas.


El tiempo pasa y el amigo entrañable de ayer se ha convertido hoy en el idiota que saca los pies del plato. Sic transit gloria mundi.

Alto Horno

Parece sencillo. Pero no lo es. Se trata de un equilibrio permanente en condiciones complejas, un equilibrio inestable.

Imaginemos un gran cilindro (por lo menos 30 metros de altura) que en realidad son dos troncos de cono asimétricos unidos en su base mayor, con una estructura envolvente de chapa revestida interiormente por gruesas paredes de material refractario. En su extremo superior, por el “tragante” (7), se realiza la carga (6) del mineral, óxidos ferrosos diversos con una “ley” mínima de 30% de hierro, junto con el carbón de coque que cumple dos funciones: es combustible y al mismo tiempo aporta carbono al hierro para convertirlo en acero. En un proceso químico que se llama reducción. Un tercer elemento también ingresa por el tragante: se llama fundente y no es otra cosa que piedra caliza.

Una vez adentro de la estructura cónica la mezcla recorrerá tres partes principales. La cuba (4): (desde los 250 hasta los 750 grados C) en la parte más alta, donde los insumos se secan, descienden lentamente y reciben a contracorriente gases ricos en monóxido de carbono (8). Aquí hay “reducción” de los óxidos de hierro más simples y aparece el primer hierro metálico.

Después pasan al “vientre” (3), que es la zona más amplia del horno, con temperaturas entre 750 y 1700 grados. Aquí la mezcla de hierro, coque y fundente se calienta aún más, la piedra caliza se disocia y el óxido de calcio resultante ataca minerales complejos de hierro para eliminarle impurezas naturales (fósforo, silicio, azufre y manganeso). Es en esta zona donde ingresa, a presión y alta temperatura, el elemento crítico: aire enriquecido con oxígeno (1) para sostener la combustion que, de otra manera, ya se hubiese apagado. En la parte baja del vientre ya deberíamos tener, a más de 1500 grados centígrados, la formación definida de dos subproductos: la escoria y el arrabio (9). Imagínese todo este cuadro como quemar desde abajo una esponja gigante que gotea arrabio y escoria y permite que por sus poros suban los gases de combustión que a su vez van dando lugar a reacciones químicas con la parte alta de la esponja.

Lo que drena ingresa en la tercera etapa (desde los 1700 a los 2000 grados C), la más baja, llamada "etalage" (2) que es un contenedor donde el arrabio va a acumularse abajo y la escoria flotará en su superficie. El etalage presenta dos conductos de salida (piqueras). La de escoria, un poco más arriba, se cuela primero (9) para limpiar al arrabio. Y queda en segundo término la piquera de arrabio (10), abajo, de donde emerge ese acero crudo con muy alto contenido de carbono que como tal, no sirve para nada. Se lo transportará a un horno convertidor (un Bessemer o un Thomas) para refinarlo y convertirlo en un acero comercial.

Quien lee ya estará sospechando que haber descripto un alto horno en 5 párrafos es una demasía. Cada tema mencionado aquí como al pasar, despliega un campo técnico vastísimo. Por ejemplo el mecanismo de descarga de gases (11), los refractarios de pared, y la técnica en que visten el horno (se denomina la "fumistería" del horno y la llevan a cabo albañiles posta posta). Litros de tinta y de bytes han sido dedicados a ambos temas pero, como no podemos hacernos cargo de todos los detalles, nos remitimos al principio, cuando decíamos “equilibrio inestable”


Por qué? Si lo pensó un segundo, se están volcando cosas bastante pesaditas (mineral de hierro, carbón de coque, piedra caliza) desde el extremo superior de un caño cónico vertical. Cómo es que no se viene todo abajo y se aplasta sobre si mismo, extinguiendo la combustión? Por qué todo baja lentamente?

Pues porque entre el etalage y el vientre está ocurriendo una combustión sostenida con aire a presión que alcanza los 2000 grados. La sola presión de los gases en ese núcleo caliente sostiene todo el conjunto. Gotea acero, gotea arrabio y suben gases en forma continua y regular. Pero el núcleo es un pequeño infierno que el peso de la columna de cargas no puede aplastar.

Una vez puesto en marcha, es un proceso continuo. No puede ser detenido: un corte abrupto en la producción implicaría que todo se venga, literalmente, abajo. Esto incluye las paredes de refractarios que se mantenían por la presión interna de materias primas y gases calientes. En efecto algo así ocurre al final de la vida útil del horno, cuando la estructura no se banca más la presión y la carga. Se cuentan en períodos que van de los 10 a los 20 años. Un alto horno que opere 18 a 20 años es un gran éxito. Un horno que dure 10 a 12 es un verdadero fracaso. La reconstrucción es muy costosa y hay mucho tiempo de lucro cesante. Y cada error cometido al principio, durante la construcción del horno, o durante su operación, afecta la vida útil del horno. Cada detalle es importante, desde cosas obvias como las proporciones y cantidades cargadas en la mezcla hasta la temperatura y la frecuencia con la que se decide colar escoria.


===0===



El 20 de noviembre los cartoneros vamos a estar en la Plaza de Mayo, que es nuestro pequeño infierno. Arrancó el 25 de mayo de 2003, ya lleva más de 6 años operando y en estos días presiente algunas amenazas.

Por eso vamos el 20 a la Plaza. Queremos que recuerden cuántos somos. Y queremos que sepan que apagar este proyuecto no les va a ser fácil, porque estamos dispuestos a estallar.





.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Apostillas cartoneras



Shhh...a ver si hacen silencio que está por hablar Carrió. Va a hablar sobre Duhalde y su relación con el narcotráfico. Encima el caradura tuvo el tupé de denunciarla, a ver...silencio....

"nunca le imputé un delito criminal" sino una responsabilidad política. "Nunca lo acusé de narcotraficante".


Esta Carrió no tiene pelos en la lengua, eh.
Bueno, todo el mundo tiene derecho a arrugar, no?

En la foto, dándole a entender a Duhalde que "está todo bien".


================================================================================


Advierten que el proyecto de reforma política perjudicaría a los partidos chicos (con todo respeto).

Ante una multitud (de movileros) el líder opositor Fernando Pino Solanas denunció que el Gobierno estaría intentando un pacto entre los partidos mayoritarios, para impedir el crecimiento de una séptima u octava fuerza a nivel nacional (o casi), para evitar que se instale como décima o undécima prioridad en la agenda el problema de la minería y la Ley de glaciares.

Sale o no sale el traje a medida?

GoodFellas


Nos llega la declaración final de la 65 Asamblea de la SIP, emitida ayer en nuestra ciudad. En 12 párrafos, 50 líneas, 668 palabras, una defensa inmaculada contra las perversiones y vicios que los gobiernos americanos ejercen contra la prensa. El largo dedo de los defensores de la prensa se posa como cada año, acusador, sobre los más malos del barrio. Observemos.

A lo largo del texto las palabras Venezuela y Chávez aparecen, en suma, 5 veces. Por supuesto en todos los casos negativamente. Se los califica como los “exportadores de la ideología” que propiciaría la creación de la figura de “delitos mediáticos” en países bajo su influencia.

A Ecuador y a El Salvador le caben 3 menciones. Estos también son muy malos ya que sus asambleas nacionales están tratando proyectos de ley de comunicación.

Como Cuba los tiene repodridos desde hace casi 50 años, sólo le dedican dos menciones, pero dejan claro que son malísimos y además, muy porfiados. La misma cantidad de menciones para nuevos malos en ascenso: Argentina, Chile, Brasil, Bolivia y Guatemala. Mucho de lo que hacen es repudiable, tuto, malo, feo.

Pero no deja de sorprender el tratamiento que la SIP le brinda en su declaración a la porción de geografía más caliente del continente: hablamos de Honduras.

Ninguna mención sobre el cierre de dos medios opositores al gobierno golpista de Micheletti; ninguna mención al estado de sitio y la restricción de libertades que implica; ninguna mención al decomiso de equipos en Radio Globo; ninguna mención de los golpes a los enviados extranjeros Ronny Sánchez y Alberto Cardona; ninguna mención a la detención y expulsión de 11 periodistas venezolanos perfectamente acreditados; ninguna mención a las amenazas de muerte al director de Radio Progreso, el sacerdote Ismael Moreno o a las detenciones ilegales, al acoso a periodistas y programas; ninguna mención a la posibilidad de intervención y suspensión directa de sitios web que operan bajo el dominio ".hn", anunciada por los golpistas.

La única mención sobre el país centroamericano es, sobre una lista meramente enumerativa que incluye otros países, las tres muertes de periodistas en el último semestre en el país.

Como ve, si quiere enterarse de la realidad de la prensa hondureña, no le pregunte a la SIP. Los miembros hondureños de la Sociedad que deberían reportar las novedades, cuentan que la están pasando bárbaro, esperando que el Acuerdo de San José nunca se efectivice y que Zelaya se quede a vivir dentro de la Embajada de Brasil.

Estos humildes cartoneros le sugieren que, si desea enterarse de detalles de lo que pasa con la prensa en Honduras, vaya a este sitio, o a este. Si le pregunta a la SIP, le van a decir “Honduras? Honduras good fellas!”





.

martes, 10 de noviembre de 2009

Marce y los números



Anoche, cuando pudo dejar de gritar, habló y dijo:

"Esto es para algunos a los que les molesta si un chico llora (...) los otros días la escuchaba a la señora Presidenta en televisión, no creo que lo haya dicho por nuestro programa.. pero se horrorizaba de ver a los chicos en televisión llorando. Y llamó a los pobres en alguna comparación como negros... es terrible verlo así"


Eh!! Marshe, qué te pasha, eshtas nerviosho?!?!...

O simplemente estás buscando tu mejor performance? Y tu mejor performance se da cuando te reís de los políticos, de la política? Cuando la ninguneás? Cuando la vaciás?

Gracias, Marce, por tu clase pública de oposición a la discriminación y a favor de la pluralidad y la diversidad. Ojalá la gente te haya entendido. Ojalá la gente haya olvidado aquellos viejos buenos tiempos en los que mandabas una cuadrilla de graciosos a mofarse del diferente, del discapacitado, del anciano, en las veredas de la Plaza del Congreso.

A mí me da la sensación que los números te preocupan. Y que un Gran Cuñado que empezara hoy y terminara en 2011 no aguantaría.








.