jueves, 23 de septiembre de 2010

"Malinterpretar"

La imparcialidad es anti-natural. La honestidad intelectual es cultural, y como todo hecho cultural genera malestar. O esfuerzo.
Por eso me parece que a veces "el protocolo" de adoptar una posición equidistante, nos puede traicionar.
Estoy viendo Duro de Domar, y me estoy enojando bastante con algunas opiniones.
(Aclaro que no hablo de Matías ni de Julia).
No puedo terminar de tragar que por momentos el tópico de la discusión pase por si Lucas tiene derecho o no a decir "boludeces" en su blog. ¿Cuál es el standard que mide qué cosas puede publicar un tipo en un blog personal por el solo hecho de ser "influyente"?

Mientras discutimos eso, y muchas otras dudas derivadas de esa, por ahí nos perdemos, nos alejamos y dejamos de ver que en el caso en cuestión hay sencillamente una acción deliberada de mala fe, una tergiversación, una actitud cínica.
El post de Carrasco está publicado desde hace 7 días. ¿A quién de los que lo leímos se nos podría haber ocurrido que pudiera tener las derivaciones que hoy tiene? ¿A quién de los que lo leen hoy les costaría mucho hacer la abstracción suficiente como para comprobar que a priori no había ninguna posibilidad de sospechar que de eso podía nacer un escándalo?

No hay manera de "mal interpretar" el post de Carrasco. Habría que escribir de nuevo la historia de los últimos (mínimo) 200 años de historia de la humanidad para que tal cosa sea posible. Personalmente, no le doy esa entidad a la insólita denuncia. No son tontos, no mal interpretan. Son profesionales de la comunicación. Poco margen para la mala interpretación tienen.
Está todo bien. Ya pasó. Pero seamos buenos. No culpemos a Carrasco.

1 comentario:

Cristian dijo...

Coincido plenamente, y sentí exactamente lo mismo, y lo discutimos con mi hermano, es decir, la cosa pasaba por si Lucas debía o no publicar "boludeces" en su blog, pero no se discutió lo más importante: ¿Los medios "serios" de información tienen el derecho de publicar BOLUDECES, por no decir mentiras, ya que la tergiversación en una forma de mentira?
Que lástima que no se haya planteado desde ese punto de vista, que al fin y al cabo es el único que debe importar, ya que los medios de información o comunicación son parte del poder en esta sociedad.