martes, 8 de marzo de 2011

IPC no es Costo de Vida



Existen algunos mitos y concepciones, que en su masividad y permanencia a lo largo del tiempo, tienden a convertirse en verdades irrefutables. Muchos de esos argumentos permanecen porque son, generalmente, funcionales al orden establecido. Y si bien existen muchos, nos interesa en esta oportunidad mencionar una de esas verdades reveladas que, percutidas de manera sistemática por la prensa hegemónica, le hacen mucho daño a la comprensión pública de una problemática.

Hablamos de la recurrente tendencia de pseudo-periodistas monopólicos, devaluados gurúes del establishment, supuestos empresarios serios a, con total naturalidad, asignarle al dato mensual del IPC que publica el INDEC el valor de variación en el “Costo de Vida”. Aprovechando una sutil confusión, un solapamiento conceptual, los altavoces del poder mediático iteran y reiteran, presentándolo como una grave contradicción a través de la cual buscan descalificar la gestión económica del gobierno.

No sería grave si del otro lado del mostrador observáramos una réplica aclaratoria, sistemática y contundente a esta confusión, una especie de 678 que pusiera cada falsedad estadística en su justo lugar. Pero como el tema arrastra desde su origen estadístico matemático una dosis de complejidad, lo que se escucha de este lado es un silencio que por lo menos suena a consentimiento o, peor, aprobación.

Así que, compañeros, se trata de responder con claridades a esa deliberada confusión: el dato del IPC NO es Costo de Vida. Es Inflación. Son dos cosas distintas. Y vale tener en cuenta esa diferencia: el IPC es un ambicioso índice que busca medir TODOS los precios de los consumos de un hogar. TODOS.

COSTO DE VIDA, sin tener una definición exacta porque no es un índice sino un concepto, se reduce esencialmente a los precios de alimentos y bebidas. Es decir que la diferencia entre IPC y costo de vida es nada menos que la variación de precios de gasto en vivienda (pondera al , indumentaria y calzado, transporte y comunicaciones, gastos para la salud, esparcimiento, educación, equipamiento del hogar y otros.

De manera que cuando Moyano dice que va a utilizar el índice del supermercado para hacer su demanda de aumento salarial, no entra en contradicción. Porque lo que Moyano y sus compañeros compran en el súper son, esencialmente, alimentos y bebidas. Y por eso habla de un 25 a 30 por ciento de aumento: para cubrir a sus representados de lo que aumentarán las cosas en que los trabajadores gastan mayoritariamente su estipendio. Sin embargo este argumento es sistemáticamente presentado por periodistas in-the-pendientes como una flagrante contradicción con el dato de inflación que presenta el gobierno al que Moyano apoya.

Es nuestra responsabilidad, la de los que estamos de este lado y tenemos conciencia del asunto, militar esta aclaración. Sabiendo que nos exponemos a defender la indefendible, por desprolija, intervención del INDEC. Este post no se erige como una defensa irrestricta de la actual gestión del INDEC. Pero claramente no podemos conceder con silencio la payasada de que la inflación ronda el 30%.

Aclaremos entonces que el rubro “Alimentos y Bebidas” ponderan en el IPC por valor del 37.9%. Esto significa, por ejemplo, que si alimentos y bebidas aumentaran en un año el 30% y el resto de los precios de la economía se mantuviera fijo (sólo un ejemplo hipotético, claro), el IPC del período sería del 11.4%.

Y digámoslo claramente, el INDEC no es hoy santo de nuestra devoción, pero las respuestas presentadas por las consultoras supuestamente coaccionadas para abrir al público su metodología de cálculo hacen agua por los cuatro costados. En lugar de escudarse en el derecho a ejercer industria lícita, tienen una excelente oportunidad para mostrar que contratan X encuestadores, que relevan Y negocios y toman nota de Z precios de productos y que el algoritmo que utilizan está aprobado por la Asociación Internacional de Estadísticos Opositores, con sede en Ginebra; pero la verdad, hasta ahora sólo escuchamos zaraza.

El tema reviste una complejidad tal que, aún cuando tomáramos por cierto el dato de estos voceros de la embajadores de la zaraza y concediéramos que la inflación es el doble de lo que dice el gobierno y se ubica en un promedio del 2% mensual, nos preguntamos qué valor tiene acusar ese dato cuando voy un día a comprar acelga y está a 1,50 el kilo y voy al mes siguiente y el mismo verdulero me la quiere cobrar 7 con 40.

En los días venideros reflotaremos nuestra herrumbrada y polvorienta canasta digital cartonera para ponerle algunos números a esta cuestión.




.

14 comentarios:

Mariano T. dijo...

Se supone que los trabajadores que pelean por el mínimo no imponible tienen un consumo de muchas cosas más que no son alimentos.
No hay duda de que la inflación esta en el 25%, más o menos. Porque además de la canasta alimentaria sube en esa proporción los servicios privados, por ejemplo.
Lo único congelado que hace contrapeso son los servicios públicos congelados, pero por su propia condición de congelados, cada vez inciden menos en una canasta familiar, o sea que cada vez tiran menos la infla para abajo en una canasta bien medida.
La mentira es parte fundamental del "miodelo", incluyendo los discursos de Cristina.

Mauro A. dijo...

Que bueno que haya economistas que aclaren esto. Yo desde mi ignorancia trato de hacerle entender al que despotrica con el INDEC basandose en que "su bolsillo siente una inflación distinta a la que dice el gobierno" que ningun ser humano solo puede realizar una medición similar a la del INDEC, a lo sumo puede realizar una IPC para la canasta propia, lo cual le llevaría al menos dos años de análisis, y que por mas que lo haga a la perfección, el resultado puede no ser igual al del INDEC sin que ello quiera decir que ninguno de los dos esté mintiendo ya que su canasta puede no coincidir con la canasta que utiliza el INDEC.

Pero este tema le salió redondito a la oposición (mediatica, política, económica) ya que, escudandose en una intervención un poco oscura, y apoyandose en un aparato mediatico enorme y en la ignorancia de la gente, lograron instalar la idea de que el gobierno miente a travez de la estadísticas públicas. Pero hay dos pilares que contradicen fehacientemente el argumento instalado, primero: ya hace 3 años que estan investigando al INDEC y todavía no pueden demostrar que se adulteren datos, y segundo: si se aplicaran los niveles inflacionarios propuestos por los opositores, la evolución del ingreso real hubiera estado prácticamente estancada desde 2007 a la fecha lo cual contradice la realidad del aumento del consumo (en cantidades) y del ahorro.

Entonces, militando en la explicación de qué es IPC (cómo se mide, qué representa, por qué lo mas posible es que nunca coincida con nuestra percepción del aumento, etc..), y sumándole la demostración empírica sobre las falencias de las mediciones supuestamente mas serias, el verso de que el gobierno nacional miente a travez de la estadística pública se desmorona facilmente. Básicamente consiste en desburrar a personas que, como marianote, repiten argumentos digitados desde los medios opositores.

Serenity dijo...

De acuerdo con que "IPC = Costo de vida" está mal, pero considero errado "...se reduce esencialmente a los precios de alimentos y bebidas."

O por lo menos, La "satánica" "Metodología 13 del INDEC en la página 11 da una definición bién diferente de la aquí empleada.

Saludos.

Mariano T. dijo...

Y yendo al meollo de la cuestión, Costo de Vida no es una medición, solo un concepto del que la opinión o definición de uno vale tanto como la de otro. Pero no es algo que se mida.
Así que de todos modos, podemos asegurar que el INDEC miente cuando estima el IPC. Y que el costo de vida no lo mide nadie.
La subestimación del IPC llega a un acumulado del 80%. Por eso la canasta que se usa para medir pobreza esta tan retrasada que para el INDEC ya casi no quedan pobres, lo que es desmentido en forma cotidiana.

Mauro A. dijo...

Marianote dijo: "Costo de Vida no es una medición, solo un concepto del que la opinión o definición de uno vale tanto como la de otro. Pero no es algo que se mida.
Así que de todos modos, podemos asegurar que el INDEC miente cuando estima el IPC."

Exactamente eso marianote, pero el problema es que intenten justificar que el INDEC miente utilizando la idea de que IPC es comparable con el costo de vida que es algo que un simple mortal puede determinar.
Para decirlo de otra manera, se podría comprobar perfectamente si el INDEC miente o no, y el hecho de que todavía no lo hayan podido comprobar con otro argumento distinto al de que el costo de vida es mucho mayor, deja la sensación de que es una mentira que el INDEC miente.
Vos decis que podemos asegurar que el INDEC miente, pero nadie ha expuesto argumentos concretos y válidos para confirmar lo que decis.

Mariano T. dijo...

El argumento es sencillo, todas las mediciones mas o menos honestas, auqnue tengan una canasta mucho mejor, e incluyendo tanto privadas como las provinciales, dan el doble.
Aunque el costo de vida no sea lo mismo que el IPC, todos los parámetros tienen la misma tendencia en 5 años, con alguinos púsntitos de diferencia.
El IPC no es la inflación, ni es el costo de vida, pero se utiliza en todo el mundo para estimar ambas cosas, acá no se puede porque perrean los datos.

Contradicto de San Telmo dijo...

Mientras Mariano T se empecine en confundir y confundirse ("mediciones más o menos honestas", "parámetros con la misma tendencia en 5 años) insisto en que los compañeros se ilustren mucho y bien respecto del tema.

Que Moyano use "el índice del supermercado" para pelear aumentos salariales no genera ninguna contradicción con el valor del IPC (puesto que la oferta del supermercado representa sólo una parcialidad del total mensurado por el IPC).

Ayer Hanibal lo explicó con contundencia en el nuevo programa de Silvestre, después de leer este post. Luego vino Bein a apabullar a la gilada y estimar la inflación en el 21.4%.

Mariano T. dijo...

Naaaa. No macanees.
Se supone que el IPC es el consumo mensual de una familia tipo, no te confundas con el IPIM.
Y por eso no incluye solo alimentos, sino también turismo, pilchas, servicios congelados, y servicios privados que también aumentan.
Si los alimentos subieron un 38%, y las pilchas un 30%, los servicios privados un 25% mínimo, por más que los servicios públicos esten congelados, el IPC bien medido no puede dar menos del 25%.

Mariano T. dijo...

Las universidades no pudieron verificar los datos, por eso no pudieron asegurar que estaban adulterados. Nadie sabe cuánto vale en $ el kg de carne oara el INDEC, por dar el ejemplo.
Las adulteraciones empezaron con el índice de turismo de Enero de 2006, antes del cambio de "metodología".
Ese cambio consistió básicamente en agregarle opacidad de tal manera que sea inverificable.
El hecho concreto es el valor absoluto de la canasta alimenticia y de la canasta del IPC que dan el piso de indigencia y pobreza respectivamente, y que son para cagarse de risa.
Estan midiendo los precios controlados en los lugares controlados y el día que estan más "controlados", entre otras trampas. Le van bajando las estrellas a los hoteles que miden año a año, etc, etc.
No jodamos, en las futuras décadas los economistas van a usar un índice de corrección para deflactar precios cuando las series atraviesen estos años (lo llamarán índice de corrección K?).
Y la verdad completa se va a saber cuando se intervenga el instituto y se aprese a los responsables, aunque tal vez no se pueda hacer pública del todo ppor el tema bonistas.

Mariano T. dijo...

En cuanto al incremento de los ingresos de las personas, vos pensás que en plena crisis del 2009 subieron un 15% los salarios reales? Y que el año pasado le metieron otro 15%? Además del incremento de horas y de empleo del 2010? Y que este año van a subir un 20% más en términos reales?
Si fuera así, Cristina tendría el 80%.
La gente que tuvo aumentos menores, si les vas a preguntar, te van a decir que compran menos que antes.
Y lo del sesgo es otro verso, la gente pobre consume casi todo en comida, que es lo que más subió.

Mariano T. dijo...

Justamente el sesgo en el mediano plazo hace irrelevante si se lo tiene en cuenta o no. Un 80% acumulado de divergencia no es consecuencia de ningun sesgo.
Si tomás una canasta real y dando por válida la EPH, el % de pobres y de indigentes da un número real. Para el INDEC a este ritmo llegamos a fin de año sin pobres.
El informe de las Universidades fue lapidario. Ni siquiera los economistas simpatizantes del kirchnerismo defiende el INDEC, porque no quieren perder el respeto de sus colegas.

Mauro A. dijo...

Mariano T. dijo: "Justamente el sesgo en el mediano plazo hace irrelevante si se lo tiene en cuenta o no. Un 80% acumulado de divergencia no es consecuencia de ningun sesgo."
¿Pero no te das cuenta que decis las cosas sin justificar nada?, es como que yo dijera: el indec no miente por que las empresas y organizaciones que dan numeros distintos al INDEC son opositoras y creer que eso es suficiente para justificar.

Mariano T. dijo: "Si tomás una canasta real y dando por válida la EPH, el % de pobres y de indigentes da un número real."
Lo que me sorprende es que: habiendo tanta encuestadora "mas o menos seria" que publica su IPC diciendo que el INDEC miente sin ningún pudor, no se pongan a establecer el costo de una canasta básica que esté de acuerdo a la del INDEC para demostrar que mienten con los números. De todos modos, estas siendo victima de lo que menciona la nota ya que IPC no es lo mismo que CBA, ni CBT y las variaciones del IPC pueden o no coincidir con las variaciones de la CBA.

Mariano T. dijo: "El informe de las Universidades fue lapidario".
Fue lapidario con el prestigio de la UBA. Primaron intereses personales, dejaron de lado cualquier procedimiento científico, y todo para poder publicar una tracalada de adjetivos despresiativos hacia el gobierno nacional, una verdadera vergüenza, y me da una pena enorme que un organismo como la universidad nacional se preste al juego opositor.

PD: de nuevo al autor el pedido de recuperar mis mensajes borrados, supongo que habran sido borrados por los links

Mariano T. dijo...

80% es la mentira acumulada en estos años. Es la divergencia entre el IPC del INDEC y los IPC privados o provinciales.
El prestigio de la UBA(y las otras Universidades participantes) se vio incrementado por desenmascarar a los fulleros. El INDEC es un hazmerreir incluso en reuniones internacionales. Va a ser un ejemplo de eso en los libros de historia económica.
Y cuál es exactamente la canasta del INDEC, la ponderación de cada bbien o servicio y el precio que tomaron a Enero?

Contradicto de San Telmo dijo...

Amigo Mauro A., me reclama "mensajes borrados" pero tengo que serle franco: en este blog no borramos, ni filtramos ni moderamos comentarios de ningún tipo.

La plataforma Blogger permite la anulación o eliminación de un comentario sólo por parte de su autor o de los editores del blog. Pero incluso en ese caso, en la tira de comentarios de un post aparecerá una notificación de que tal acción tuvo efecto, e indicará quién de ambos realizó la anulación.

No veo anulaciones a comentarios suyos, por lo que sugiero revise si los comentarios aludidos fueron efectivamente realizados.

Y si no, nunca es tarde para hacerlos y luego confirmar a que aparecen el la tira del post.

Gracias por visitarnos.