jueves, 3 de septiembre de 2015

Irreductibles galos



Llega a nuestra redacción el último Informe de la reputada consultora internacional Boston Consulting Group, cuya principal actividad consiste en seducir a propietarios de grandes patrimonios y ofrecerles canales y estrategias de inversión para hacer más redituables sus riquezas. Gente que, naturalmente, no invertiría dos segundos de su tiempo por ejemplo, en llamarnos a nosotros.

El Informe, denominado “Riqueza Global 2015: Ganando en el Juego del Crecimiento”, ofrece una lapidaria visión sobre las perspectivas globales configuradas por la interminable crisis financiera de Wall Street, el crack bancario europeo, los estertores finales del capitalismo, el fin de la historia y el todos moriremos. Demuestra así los miedos inenarrables y la falta de certidumbre que se ciñe sobre ese 1% más rico del planeta al que, ante semejante perspectiva, no queremos ni acercarnos. Y es por ese motivo que ya no jugamos ni al quini-seis.

Traducimos a continuación algunos de los párrafos más tenebrosos del texto, al que quienes sepan inglés podrán acceder directamente, mientras llaman por teléfono a algún magnate amigo, para solidarizase en la desgracia. Y recordemos que están hablando de las fortunas en manos de privados y de aplicación financiera. Veamos:

  • La riqueza financiera privada global creció en casi un 12% en 2014 hasta alcanzar un total de $ 164 billones.
  • En general, la recuperación económica en curso y la política monetaria resultaron en una fuerte performance de acciones y bonos, mientras que el aumento de los ingresos y el consumo llevaron a un fuerte crecimiento del PIB, en particular en las economías de rápido crecimiento.
  • Durante los próximos cinco años, la riqueza privada total a nivel mundial se proyecta en una tasa de crecimiento anual del 6% para llegar a un estimado de $ 222 billones en 2019.
  • El crecimiento de la riqueza privada continuó en la mayoría de los mercados en 2014, pero a tasas significativamente diferentes por regiones. Se observó una fuerte dinámica "viejo mundo contra nuevo mundo", con este último creciendo mucho más rápido.
  • Al igual que en 2012 y 2013, Asia-Pacífico (no incluye Japón) sigue siendo la región de mayor crecimiento en 2014, con la riqueza privada en expansión en un 29%. Otras regiones del mundo, como Europa del Este y América Latina, también crecieron en dos dígitos, mientras que África y Medio Oriente crecieron en cifras de un dígito. Por el contrario, las tasas de crecimiento del "viejo mundo" se mantuvieron en un solo dígito, lideradas por Europa Occidental y América del Norte, con Japón quedando un poco atrás.
  • La riqueza privada en América Latina alcanzó un crecimiento de dos dígitos en 2014, aumentando en más de un 10% a casi $ 4 billones. El crecimiento fuerte se observó en México (15%) y Colombia (10%). Brasil, el mayor mercado de la región de la riqueza privada, también creció en un 10%, a $ 1 billón.
  • Mientras que América Latina representa sólo alrededor del 2% de la riqueza privada mundial, su participación en el total de la riqueza offshore es más significativa, el 11% en 2014, se espera que crezca un 14% en 2019.
  • La riqueza privada en poder de hogares o personas de patrimonio ultra alto (en la jerga UHNWH, hogares con más de US$ 100 millones) creció un significativo 11% en 2014.
  • Este sector retiene US$ 10 billones ó 6% de la riqueza privada mundial en 2014, similar a 2013. Se prevé que el número de hogares de este segmento crezca a una tasa anual del 19% en los próximos cinco años.
  • A nivel mundial, el número total de hogares millonarios (aquellos con más de $ 1 millón) llegó a 17 millones en 2014, un aumento fuerte sobre los 15 de 2013. Estos hogares celebran el 41% de la riqueza privada mundial en 2014 y prevén ser propietarios del 46% de la riqueza privada mundial en 2019.
  • A nivel mundial, la riqueza privada ubicada en guaridas fiscales creció un 7% en 2014 (en comparación con el 12% de la riqueza en los países) para llegar a unos US $ 10 billones. 600 mil millones de aumento fueron impulsados principalmente por los flujos de activos procedentes de Asia Pacífico (300 mil millones), Europa del Este (200 mil millones) y América Latina (100 mil millones). La tasa de crecimiento en 2014 de la riqueza off shore está en línea con el aumento del 7% registrado en 2013, con una proporción de riqueza off shore volviendo al viejo continente.
  • En EE.UU. seguirá creciendo a una velocidad constante del 7% la riqueza off shore debida, principalmente, a la creación de nueva riqueza en América Latina.
Lo único que nos complace frente a tan desolador panorama para Rico McPato, Ricky Fort y la Condesa de Alba, es que la palabra Argentina no aparece a lo largo del texto. 

De hecho nuestros registros indican que el decil más alto de distribución de riqueza en nuestro pais ha, monótona y consistentemente, cedido renta a los deciles inferiores. Pocos países en el mundo pueden enorgullecerse de este fenómeno, pues toda la Galia ha sido inundada por la ola neoliberal, que sigue más fuerte e indetenible que nunca. 

Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor...