domingo, 10 de abril de 2016

Colibrí



elijamos por un momento la sinceridad
no es que tu alas me gustaran
tus alas me alteraron
tus alas me paralizaron

todo a mi alrededor,
mi mundo cambió,
cuando llegaron tus alas
los segundos perfectos que se quedaron
el aire batido, las ondulaciones que me regalaron.

cuando tu pico libó de mi cuello
tu beso furtivo
sólo hubo una cosa más linda que tu boca, colibrí...

tus alas embrujadas, inasibles.