viernes, 16 de julio de 2010

Con reservas

Según lo trascendido ayer, las reservas del BCRA se valúan en más de 50.000 millones de dólares.
En el momento en que se creó por DNU el "Fondo del Bicentenario", que habilitaba al Tesoro a tomar prestadas reservas para pagar deuda, estaban en alrededor de 46.000 millones de dólares.
Digamos de paso que el decreto que creaba el Fobic no fue avalado por las Cámaras legislativas por tanto perdió vigencia, una vez que ya había sido derogado por otro decreto, en lo que es un hecho inédito en la historia de la humanidad, probablemente),

El argumento que intentaba instalar la idea de que el Ejecutivo estaba decidiendo arbitrariamente comerse un stock (las reservas del BCRA) por no querer moderar el crecimiento del gasto por un lado, y por querer seguir evitando, por otro, tomar decisiones que le permitieran tomar deuda en el mercado financiero, queda más nulo que el "Fobic".

Mientras tanto los decretos que autorizan la creación de sendas cuentas con reservas para pagar vencimientos de deuda durante 2010 esperan tratamiento en el Congreso. Se pone arduo el debate para quienes planeen voltearlos, teniendo en cuenta que no podrán alegar que por esta vía se autoriza que el BCRA se queda sin reservas.
Por ahí sale el rechazo una vez que estén autorizados todos los pagos, e incluso canceladas las Letras del Tesoro.
En 2009, Argentina decidió constituir un Congreso testimonial. No está tan mal el experimento, a juzgar por los resultados.

2 comentarios:

elgrancayman dijo...

Mariano, las erogaciones fuertes en dolares son en el segundo semestre...

Esta bueno que amarroquen para los pagos pero para que termine el año para evaluar cual fue el nivel, en definitiva, de salida de capitales que sufrio el pais.

Saludos

Mariano dijo...

Sí, elgrancayman.
No hay conclusiones definitivas en esto.

La idea es pegar una patadita "política", retomando lo que dije en algunos posts anteriores, sobre los dirigentes de "el nuevo congreso" que tiran cuetes en la tele, y en la realidad no hacen nada más que declaraciones grandilocuentes (hasta ahora).
Gracias por comentar. Un abrazo.