viernes, 30 de noviembre de 2012

Republicanismo e Institucionalidad... o un paseo por el zoológico



Empezó el jueves pasado.

Se extenderá por tres o cuatro meses.

Se trata del juicio por delitos en contra de la humanidad más grande de la historia humana.

69 acusados, de los cuales 68 están presentes. Ni Nüremberg (24 convictos) ni Tokio (28 convictos) tuvieron esta magnitud.

Entre acusados, abogados y funcionarios son tantos, que ocuparon toda la sala prevista para el juicio. Los familiares de las víctimas tuvieron que ser trasladados a otra sala.

Entran en fila india, cada uno de ellos acompañado por un oficial del servicio penitenciario que, antes de sentarse, le quita las esposas a la vista de una multitud expectante y silenciosa.

Entre los que diariamente se sientan mansos, hay hijos de puta importantes:


Y alguno también falta, como Scilingo, que cumple pena de prisión por 1084 años en España.

Es un hecho histórico. Singular. Memorable.

Es un hecho genuino. Legítimo. Respetuoso de las garantías individuales y el derecho a la defensa de cada uno de los acusados.

Es un hecho autónomo. En un país periférico. Que no requirió la intervención de potencias invasoras para poner las cosas en su lugar o proveer jueces para el tribunal.

Es un hecho que convierte a Buenos Aires en la capital mundial de los derechos humanos.

Es un hecho del que mi hija podrá estar orgullosa. Ahora que terminó las clases, vamos a tomarnos el 22 para ir a Comodoro Py 2002, en el barrio de Retiro. Como quien va al zoológico. Como quien se asoma a la jaula de las hienas, enjauladas, pestilentes, consternadas.



Y mientras estemos ahí, le tengo preparada una pregunta. En voz baja, capciosamente, apelaré a su curiosidad: por qué, siendo un hecho tan significativo, tan importante, los medios de comunicación masiva no cuentan nada?

Creo que ella sabe la respuesta. Ambos la sabemos.
Tienen el culo demasiado sucio.

Nos volveremos silbando una canción y compraremos helados o un copo de nieve a algún puestito. Felices de vivir en este país.