viernes, 17 de julio de 2015

Autoestima de Perdedores



- No tengo amigos. Cuando los conocidos me ven, cruzan la calle. Les aterroriza acercarse demasiado y contagiarse el virus del perdedor

- Es exactamente lo que tu padre me dijo de vos

- Perdón?

- Que tomás demasiado y no tenés autoestima.

- Exacto. Bebo demasiado y no tengo autoestima. Y se preguntaron alguna vez por qué? Qué es la autoestima? Un derecho de nacimiento, un órgano con el que nacen los bebés? La partera te pega en el culo, llorás y dice "tiene todos los dedos, las dos orejas, el pito y la autoestima"? No, no es así

- ...

- Si querés matar a un niño no necesitás dispararle. Hay cosas mucho peores: no hagas nada, sé distante y dejalo marchitarse. Hacé que dedique su miserable vida a tratar de complacerte, a tratar de estar a la altura de tus estúpidas demandas. En un punto el pibe decide "basta, tengo que dejar de intentarlo". Pero no podés. Pensás que sos el único miserable. Que el resto del mundo recibe su dosis de amor, excepto vos. Convivís cada día con tu terrible secreto

Fragmento de "My old lady"