jueves, 26 de agosto de 2010

In crescendo

Otra vez, nuestro amigo y líder de la izquierda empresaria, Fernando Solanas, sorprende con sus declaraciones:


Ya sabíamos que el nuevo congreso se aprestaba a asumir facultades que se habían delegado en el Ejecutivo (incluso, parece que asumirán algunas que sería mejor dejar bajo la órbita del Ejecutivo, pero en una democracia, a nadie se le puede negar el derecho a caer en el desatino). Sobre lo que no nos habíamos informado es que también asumirían facultades del Poder Judicial.

En fin, por este camino, falta poco para que Pino se despache con que los desaparecidos tampoco fueron 30 mil. Apelamos a que alguien de su confianza le diga algo.

11 comentarios:

Gringoviejo dijo...

No se como no le da vergueza que una mujer que no debe llegar a los cincuenta kilos tenga mas huevos que él.Dale poder al hombre y lo conocerás decía no se que romano.Saludos.

Mariano dijo...

Gringoviejo:
Solanas va a ser uno de los interlocutores principales de los próximos meses. Cada vez le dan más aire.
Me alegro que hayas hecho las paces con nosotros.
Un abrazo.

Susana dijo...

Ultimamnete abre la boca para decir boludeces¡¡¡, va no solo ultimamente¡
Debe cuidarse más¡¡¿ que le pasa? está ateroesclerotico?

Gringoviejo dijo...

¿Porque las paces Mariano? ¿Nos habíamos peliau?

Mariano dijo...

Me parece que te enojaste conmigo una vez. La verdad que no me acuerdo bien por qué.
Pero por ahí me equivoco.
Abrazo

Gringoviejo dijo...

Quedáte tranquilo que yo tampoco.(Tené en cuenta que yo cuando tomo me pierdo)Shiii...

Anónimo dijo...

Los años.. hubiese esperado un poco y escuchaba la entrevista de Tiempo en 678.

Comandante Cansado dijo...

"Solanas: “Las cartas del hermano y la hija de Graiver no dejan dudas”

Por Dios, Claudio. No sé qué agregar." [Comentario que acabo de dejar en el blog de Lozano y espera aprobación]

Mariano dijo...

Por ahí no te lo aprueban...
Un abrazo.

santix dijo...

Larosa!, Larosa...!

Comandante Cansado dijo...

Mariano: no quiero pensar mal pero aprobaron otros y el mío no...

Un abrazo.