sábado, 25 de enero de 2014

Recalculando


La coyuntura noticiosa de los últimos días se debate en dos planos, independientes pero vinculados: el económico y luego, but not least, las consideraciones políticas de la nueva pantalla en la que hemos ingresado en estos días.

Veamos el primero: 
una devaluación, además de ser un acto del que ningún político honesto quiere hacerse cargo (porque significa meterle mano en el bolsillo a los trabajadores), siempre tiene efectos transitorios.

La devaluta se traduce en una brecha de precios entre el sector transable de la economía (los bienes pasibles de expo e importación) y el no transable (los que no se venden al exterior, principalmente los de los laburantes, que si no les gusta su salario acá, no pueden ir a ofrecerlo a una plaza mejor paga).

En el largo plazo, y salvo que un régimen de fusiles y sables se oponga, el segundo sector estará inevitablemente abocado a disputar y capturar renta para volver a las condiciones previas a la devaluación. Lo que dura este proceso es lo que dura el virtuosismo de una devaluación.

Una devaluación bien entendida es una ventana de oportunidad apta para hacer más competitiva la economía: en un tiempo determinado las autoridades económicas tienen tiempo para aplicar cambios más o menos estructurales que tengan efecto en la próxima condición de equilibrio (que tarde o temprano llega), y que esas modificaciones mejoren la competitividad del conjunto.

En Argentina pasó muchísimas veces desde la década del 40, lo que se conoció como ciclos de Stop&Go. Y en el fondo, lo que se vivió en 2003 era una nueva edición de ese patrón, eso sí, después de 25 años de vigencia de un modelo economico antagónico, como fue la valorización financiera que empezó con Martínez de Hoz y se profundizó con Menem-Cavallo.

Eso sí, el ciclo iniciado en 2003 tuvo características especiales. Porque la combinación de condiciones externas y gestión local de la economía convergieron en el ciclo de crecimiento post-devaluación más largo del que se tenga registro. Ayudó China manteniendo alto el precio de los productos primarios que Argentina exporta mucho y bien. Y ayudó Néstor que pateó el tablero en el que nos africanizábamos desde hacía 25 años.

No obstante la excepcionalidad del ciclo, la crisis financiera internacional (primero con fuerza en Estados Unidos y luego transferida por este al resto del planeta) vino a modificar las inmejorables condiciones existentes durante el gobierno de Néstor Kirchner. En particular la caída de actividad en las economías de los principales clientes de nuestro país, primero Estados Unidos y luego, en conjunto, Brasil, China y Europa.

Muchas veces hemos dicho que las tres patas del esquema económico con que arranca el kirchnerismo en mayo de 2003 son superávit fiscal, superávit comercial y tipo de cambio competitivo.

Hace poco hemos dicho aquí que este último había dejado de serlo hace varios meses. La competitividad del tipo de cambio no sólo se mide por el valor nominal del dólar sino, con igual importancia, por el nivel de inflación local.

(es aquí donde el gobierno tiene una enorme cuota de responsabilidad: sea por usar al tipo de cambio como ancla inflacionaria –si la razón fue esta, la estrategia fue infantil- o por consumir la merluza que se vende, el tipo de cambio real había quedado atrasado y eso se reflejaba en aquel nominal de 4,90 de hace dos años que era un bocato di cardinale para nuestros tradicionales e históricos fugadores seriales)

Con la asunción de Kicillof en Economía y sus primeros anuncios, quedaba claro que el gobierno tomaba nota de este atraso y se disponía a remediarlo. Lo encaró a través de una curva paulatina y compensada de depreciaciones casi diarias, que evitara un traslado a precios demasiado ácido. Y lo cierto es que ese proceso venía siendo aceptable. Se subió de 4.90 a 6.70 casi sin ruido inflacionario.

Si la pregunta de nuestro lector en este momento es adónde se supone terminaba ese recorrido, un valor un poco por encima de 7 volvía a poner a la economía en grado competitivo. De manera que para principios de la semana que termina ya se estaba cerca de un valor aceptable. En algunos párrafos más veremos con detalle qué acepciones debemos darle a “aceptable” en este contexto.

(hubo mucho periodismo y econochanta que decía que el dólar oficial subía para alcanzar al dólar blue y cerrar la brecha, lo que da cuenta de la nube de flatos en la que se mueve gran parte del periodismo económico argento, cuya mayoría trabaja más de convertir las expresiones de deseo de sus mandantes en noticias que en analizar la realidad y los datos duros)

Algo pasó en los últimos dos días. Y lo que pasó, una pugna más dentro de la corrida cambiaria, llevó a las autoridades a tomar una decisión tan audaz como temeraria: “plantamos en ocho y aguantamos los trapos”.
Y con doble finalidad, Economía y AFIP proceden a la deconstrucción casi total del esquema de restricciones (perversamente llamado “cepo”) que se fue atando con alambre cuando el tipo de cambio estaba atrasado y el establishment tenía la fuga a pedir de boca .

La doble finalidad mencionada es técnica y política. Es técnica porque se busca recrear las condiciones de mercado único libre de cambios previas al “cepo” y disipar incertidumbres. Y política porque es una demostración de fuerza: Capitanich, Fábregas, Kicillof y equipo le están mojando la oreja al enemigo y le dicen que se la bancan así, como estamos, jugando en manga larga, a 45 grados, bajo sol del mediodía, en Formosa y con cancha desnivelada.

El baldío donde nos vamos a cagar a piñas con ustedes es acá, en la lomita de los 8 pesos.

Avisan, eso sí, que los únicos que no pueden jugar este nuevo partido son los evasores. Es obvio: nuestros dólares no son para delincuentes.
(avisamos nosotros, también, que no seremos los ansiosos que compren a 8.60 en la primera trepada del lunes para luego quedarnos esperando durante días una cotización que creemos se asentará en torno de los 7.80, pero palomitas seguro que se van a cocinar). 

La movida de los últimos días, digámoslo, tiene una buena dosis de audacia. Pero había que hacerla ahora, cuando el poder de fuego de las reservas está intacto.

Qué juega en contra de nuestros muchachos:
 - Que, como siempre, no sabemos con cuánta pólvora cuenta el enemigo
Ni sabemos cuál es el nivel de psicosis inoculado en los últimos días sobre los pequeños ahorristas para mensurar el nivel de colas en las casas de cambio desde el lunes
 - Y cuáles pueden ser los efectos colaterales de la permanencia de la cotización ilegal, que seguirá existiendo, puesto que se mantendrá las restricciones de compra sobre los evasores

Qué juega a favor:
- Si el dólar oficial en 8 mangos vuelve competitiva a la economía y por lo tanto reactiva los negocios en todos los sectores que venían en ralenti: sea por problemas de competitividad como las economías regionales, sea por llana especulación como las liquidaciones de los agroexportadores, esto a su vez reconfigura ingresos y egresos en la balanza comercial. Si esas exportaciones alcanzan para contrapesar el cronograma de pagos de deuda y las importaciones de combustibles, podemos decir que es batalla ganada de los Cristina Boys. 

No hay Aranguren ni multinacional anglo-holandesa que le gane a un flujo de ingresos constante y positivo de divisa sobre las reservas.

Como decíamos, va a seguir existiendo mercado blue, aunque ahora reducido a la satisfacción de los evasores. La factores de poder, ávidos por darle un golpe económico al gobierno, hablarán a través sus usinas (la oposición mediática) para decir que las medidas para conseguir dólares son confusas, que los sistemas bancarios fallan, que las resoluciones no se cumplen y que “el levantamiento del cepo es mentira”. Son los argumentos detrás de los cuales buscarán abrirle cauce a la demanda de dólares espuria que ejercen los evasores y lavadores (y ojo, ahí hay mucha guita)

Contra esto, el gobierno deberá afirmarse muy bien sobre el argumento moral, que es rotundo y no requiere mucha ampliación: primero que justifiquen sus ingresos, luego paguen sus impuestos y después les vendemos.

Así, se intentará emular las condiciones nestoristas 2003-2008. Con 29 mil de reservas y la lección aprendida (que es, no se jode con el tipo de cambio competitivo)

Pasemos a las consideraciones políticas.
El 7 de octubre de 2012 Hugo Chávez Frías ganó sus cuartas elecciones a presidente de Venezuela, venció al opositor de derecha Capriles por 11 puntos (55 contra 44%).

Semanas más tarde, previendo un final inminente, Chávez, frente al pueblo de Venezuela, levantó la mano de su predecesor inmediato, Nicolás Maduro. A nadie le quedaron dudas de que Maduro era la línea de sucesión del PSUV en el gobierno.

No habían pasado 7 meses de la paliza electoral anterior y Nicolás Maduro volvió a enfrentarse en las urnas al mismo candidato que su antecesor político. Maduro sacó el 50,61% y Capriles el 49,12%. Poco más de un punto de diferencia.

Tantas suspicacias presentaba Maduro? Tan malo era el casting de Chavez que le hizo perder 10 puntos en 7 meses al partido gobernante?

La respuesta es no. No pueden evaluarse las elecciones presidenciales de abril del 2013 sin considerar un dato crucial: en el medio del proceso electoral, el 9 de febrero de 2013, el gobierno chavista anunció una devaluación del 46.5%

CFK ha decidido hacerse cargo del error de gestión e incluir dentro de su mandato las causas y efectos que suponen la reparación del mismo: una devaluación.

Desde este blog no conocemos administraciones que hayan salido indemnes de un trance como el que quedó planteado ayer.

Decimos se viene porque si alguien piensa que hemos llegado al fin del proceso y con lo hecho el jueves ya está resuelto, se equivoca. Lo anterior eran prolegómenos y la batalla acaba de empezar.

Las quejas de tirios y troyanos sobre las remarcaciones y la falta de precios de ayer son un botón de muestra de lo que viene. La sociedad y el clima político van a enrarecerse. Este diagnóstico estaba en todas las consideraciones con las que el gobierno se mostraba refractario a una devaluación.

Si esta se produjo, dichos efectos ahora tenderán a la realidad. No podemos decir cómo afecta la medida a los pronósticos electorales de 2015, falta demasiado. Pero si las elecciones fueran el próximo agosto, en este blog firmamos que el FPV pierde por paliza.

Guste o no guste, lo que estará en el foco del debate político de las próximas semanas es la credibilidad del gobierno de CFK(nos permitimos mencionar que fue el factor credibilidad el que estroló algunos gobiernos argentinos, basta con recordar la Pascua del 87 y la renuncia de Chacho Alvarez)

CREDIBILIDAD es lo único que el ágora discute cuando su líder populista toma una medida impopular. CFK tiene ahora una misión más difícil que la de Capitanich, Kicillof y Fábregas. Tiene que hacer esfuerzos para demostrarle a la sociedad que no está engañando, que no está traicionando, que no está mudando una conducta de 10 años.

Sería deseable que en lugar de avanzar sobre un relato que pone la lupa sobre personajes nefastos y olvidables para entronarlos como enemigos del pueblo, la Presidente acallara a su guardia pretoriana y asumiera la cuota de responsabilidad por los errores que nos llevaron a esta situación.

El pueblo sabe reconocer a los líderes que, cuando se equivocan, agigantan aún más su figura rectificando antiguos errores. Cristina tiene con las clases populares un diálogo cercano y franco y sigue siendo Presidente de todos los argentinos porque habiendo negociado, cedido, avanzado o retrocedido, nunca traicionó las líneas directrices de un  gobierno popular.

Y hablando de no repetir errores, en línea con nuestros primeros párrafos y en vista de las pocas ventajas que ofrece una devaluación debemos decir que para el modelo de país que queremos es más importante el Ministerio de Industria que el de Economía. 

Durante 10 años la política industrial argentina estuvo al amparo de los lineamientos macroeconómicos. Solo eso. Que definitivamente NO es política industrial. La performance del ministerio productivo ha sido escandalosamente pobre. Si queremos que el costo de esta devaluación que empezamos a pagar el lunes sirva para aprovechar la ventana de oportunidad que esta devaluación nos ofrece, es impostergable delegar la cartera industrial en una gestión dinámica, audaz y valiente. Ninguna de estas cualidades le cabe a la actual.

Esta es nuestra visión de los últimos acontecimientos, que dieron lugar a una medida muy audaz y valiente por parte del gobierno. No adscribimos a la sensación de derrota. No nos queda regusto a “viste, al final ganaron ellos”. Creemos que el gobierno está emprolijando su gestión y recalculando el camino hacia el desarrollo inclusivo. También creemos que ellos no vienen perdiendo, pero vienen dejando de ganar hace una década. Para el rudimentario capitalismo vernáculo eso equivale a mil derrotas, que subliman en el odio cipayo de algunas columnas editoriales y de opinión.


Entramos en zona de riesgo, por favor ajústense el cinturón de seguridad.

42 comentarios:

Anónimo dijo...

Contradicto coincido bastante con el análisis salvo tres cosas. Una general: sin que sea necesario decir que es una derrota definitiva no puede no haber gusto amargo. Se plantea la batalla que planteas con menos poder de fuego que hace un año, con la necesidad de importar petroleo que no existía en la devaluación de 2001. Como vos decís entramos en zona de riesgo y eso es, aunque no sea definitivo, empeoramiento. En segundo lugar las devaluaciones, sobre todo en medio de un proceso político complicado, traen perdida de popularidad, de votos y de apoyos. Tercero: como producto de como se han resuelto antes estos ciclos el gobierno enfrentó una estructura económica que en la próxima vuelta, antes del próximo equilibrio, será en peor relación de fuerzas.

Gerardo Fernández dijo...

Espectacular!!!

Carpe Diem dijo...

Un análisis lúcido. Difícilmente leeremos cosas de esta calidad en medios masivos (y no me refiero sólo a los opositores).

Guillermo Rossi dijo...

Gracias!!!!. sos lo mas claro que escuché en estos dias de "batalla perdida" pero de balance de guerra aún a favor nuestro. abrazo

Alejandro dijo...

Gran análisis! Abrazo!

Contradicto de San Telmo dijo...

Anónimo, sus 3 puntos, de a uno:
#1
"...abrázame, de las amarguras de kirchnerismo
yo ya estoy repuesto"
dice L.A.Spinetta en Post Crucifixión.

#2 por qué creé que traigo a colación el último proceso electoral venezolano? gratis?

#3 es difícil hablar del futuro pero coincido en que la devaluación quita más apoyos de los que suma, si no no hubiéramos tenido una agonía 98-2001 tan larga, no?

Para su tranquilidad le doy mi opinión/confirmación:
en esto hay mucha responsabilidad del gobierno pero también la valentía de rectificar errores. El mañana? Quien sabe.

Gerardo gracias por pasar y por la invitación.

Carpe, si usted se llegó hasta aquí, algo debe haber salido bien. Gracias

Guillermo, arriba hablé de falencias del kirchnerismo. Quizás la que usté indica sea una más (y van...)

Alejandro, gracias.

Fuerza Todos! dice NK desde el cielo, con la firma de Dani Paz

Udi dijo...

Contradicto, estimado, el final del post respecto a la importancia de los ministerios de Industria y Economía, respectivamente, podría ser suscripto por el gobierno. El tema es que el de Industria se limitó a amagues, vagas amenazas y ceños fruncidos. Muy poco para disciplinar al capital. Si te amago, y no te pego, la próxima no se lo comen, y no te dan bola.
Salute !

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo, para leer varias veces y reflexionando despacio, cosa que estoy haciendo, por cierto.

Saludos.
Esther

Anónimo dijo...

"Se subió de 4.90 a 6.70 casi sin ruido inflacionario"

¿Es un chiste, no?


"Qué juega en contra de nuestros muchachos?"

Del traslado de la devalueta a los precios no decís nada. Eso no juega en contra?


"Pero había que hacerla ahora, cuando el poder de fuego de las reservas está intacto"

Si estuviera intacto, no habrían devaluado.
¿Vos viste la curva descendente del nivel de reservas? (Sin contar que un porcentaje de ellas son papeles sin valor)

" El baldío donde nos vamos a cagar a piñas con ustedes es acá, en la lomita de los 8 pesos. Avisan, eso sí, que los únicos que no pueden jugar este nuevo partido son los evasores. Es obvio: nuestros dólares no son para delincuentes".

Para los delincuentes evasores fue el blanqueo fracasado de Guillote Moreno.
Y en la lomita de los 8 pesos les van a romper el culo de nuevo.
En tres meses vuelvo y te recuerdo este comment.

Anónimo dijo...

Anonimo de los 3 puntos:

Mi punto 3 no es la perdida de apoyos sino que la misma estructura monopólica que te condena a perder los "beneficios de la devaluación" se refuerza para la próxima crisis y vuelve mas dificil hacer lo que antes, por que era muy difícil, no se hizo. Los que no invierten y captan rentas extraordinarias tienen condiciones para forzarte en el próximo stop and go. Y es por eso que le argumento de que el futuro nadie lo sabe es retórico y, en algún grado, mas allá de la intención de no "desmoralizar la tropa", irresponsable. No es verdad que pueda pasar cualquier cosa y si es verdad que algunas cosas malas, muy malas pueden pasar. El punto se encadena con otra cosa: de la droga de tratar de caracterizar como buenas situaciones que son horribles, para no hacerle el juego al enemigo, nos estamos muriendo. Señalo las amarguras y no me abrazo a ellas. Tampoco estoy tan borracho como para verla tan buena.

Nando Bonatto dijo...

excelente e incluso optimista
los que nos hemos aventurado a opinar desde la piel del ciudadano de a pata,estos analisis son un airecito alentador.
Aunque creo que la autorizacion a compra para tenencia es un error y grande
saludos cordiales

Comandante Cansado dijo...

Gran post. En términos de Sun Tzu: el gobierno se conoce a sí mismo (primer factor a considerar antes de iniciar batalla).

Conoce bastante al enemigo (segundo elemento), pero no conoce (como suele pasar) el valor exacto de los pertrechos con los que cuenta (ahí entra el bluff, y el primer principio de Sun TZu de que la base de la guerra es la impostura).

El factor con más incertidumbre es el terreno (tercer elemento a considerar para Sun Tzu), en este caso la psiquis del público como usted señala.

Pinta como una pelea que puede darse (con riesgo). Pero es que el adversario ya cometió un error (grave para Sun Tzu): pretender arrinconar al Gobierno (y a sus partidarios) contra la pared. Y el que siente que no tiene otra vía de escape pelea con más ardor, aunque más no sea porque no le queda otra. El general inteligente siempre decide por dónde quiere que se escape (o piense que puede escaparse) el enemigo. Si lo arrincona, intenta que no se dé cuenta.

Y, como decía, gran post.

Contradicto de San Telmo dijo...

Anónimo (9.15), percibo un poco de furia en su comentario. Pruebe con Lupan Uso Dérmico. Y, como propone, nos vemos en tres meses.

Anónimo de los 3 puntos (un poco largo para nick, bautícese con algo más corto): ahora sí creo que no entiendo su comentario #3.
Usté sugiere que los asalariados también se inscriben dentro de "la misma estructura monopólica que te condena a perder los beneficios de la devaluación?"
Porque le aseguro que, dentro de los no transables, los más lentos en la carrera por la recuperación de renta son ellos.

Usté dice que es "irresponsable" no dar un pronóstico sobre cómo va a resultar la estrategia del gobierno en los próximos días? Perdón, me lo dice en serio?
Las cosas muy malas a las que hace referencia, lamento decirle, ya ocurrieron.

Debo juzgar que mi post es excesivamente optimista (una suerte de 678 de los blogs)?
Qué es lo horrible? Un gobierno que se equivoca pero sigue defendiendo las banderas principales del proyecto?

No se anima a leerlo de nuevo? Y a contrastar lo que está dicho allí con la parva de notas y reportajes de todos los involucrados desde su publicación ayer a la mañana?
Dele!

elbosnio dijo...

Tanto post y no me dice lo único útil: Compro o vendo?

Entiendo que la devaluación es un reconocimiento de realidad, como cuando un combatiente cede una posición para hacerse mas fuerte en una anterior. "Ceder y fortalecer:.
Pero le confieso que hubiera esperado alguna resistencia mas, alguna movida Kirchnerista de las que nos tienen mal acostumbrados. No estoy en la mesa chica ni Kicilloff comparte conmigo todo el escenario que vé, sus complicaciones, etc...
Pero el enemigo es un titan que se envalentona cuando ve que le ceden terreno. Y la embestida que llevó al gobierno a ceder, no va a debilitarse por esto.

Una junta nacional de granos? Me hubiera reconfortado.
Una norma que obligue a liquidar las retenciones a 180dias de la cosecha o a la exportación, lo que ocurra primera. La hubiera aplaudido. No resuelve el equilibrio con el dolar, pero lo atenúa y le da aire al fisco. Stockean su soja pero no nos stockean los impuestos.

O alguna medida que no se me ocurra. Como ocurrió antes. Mientras devaluan a ritmo controlando, mostrando que la pelota la manejan a discreción.

No creo que perder una mano sea perder la guerra, ni mucho menos. Pero perder manos con estos tipos siempre me da algun temor.

elbosnio dijo...

Tanto post y no me dice lo único útil: Compro o vendo?

Entiendo que la devaluación es un reconocimiento de realidad, como cuando un combatiente cede una posición para hacerse mas fuerte en una anterior. "Ceder y fortalecer:.
Pero le confieso que hubiera esperado alguna resistencia mas, alguna movida Kirchnerista de las que nos tienen mal acostumbrados. No estoy en la mesa chica ni Kicilloff comparte conmigo todo el escenario que vé, sus complicaciones, etc...
Pero el enemigo es un titan que se envalentona cuando ve que le ceden terreno. Y la embestida que llevó al gobierno a ceder, no va a debilitarse por esto.

Una junta nacional de granos? Me hubiera reconfortado.
Una norma que obligue a liquidar las retenciones a 180dias de la cosecha o a la exportación, lo que ocurra primera. La hubiera aplaudido. No resuelve el equilibrio con el dolar, pero lo atenúa y le da aire al fisco. Stockean su soja pero no nos stockean los impuestos.

O alguna medida que no se me ocurra. Como ocurrió antes. Mientras devaluan a ritmo controlando, mostrando que la pelota la manejan a discreción.

No creo que perder una mano sea perder la guerra, ni mucho menos. Pero perder manos con estos tipos siempre me da algun temor.

Contradicto de San Telmo dijo...

Nando, si la maniobra del gobierno sale bien, el atesoramiento x personas físicas en el mediano plazo será una cuestión marginal. En esta instancia es el campo de batalla. La permanencia de un mercado marginal le metería demasiado ruido al reordenamiento que se busca.
Es probable que el proceso de desdolarizar la psique argenta requiera más que una abstinencia forzada. Gracias por comentar.

Comandante, se agradecen los halagos. Eso sí, dígale al chino ese que no suba los precios.

Bosnio, le confieso que yo pensaba que la orden de comprar o vender la daba usté, después de consultar al oráculo de luz.
No sé si concuerdo con todo, veamos. Dice que cedió el gobierno? Ya estaba rumbeado buscando algún punto de confort en el orden de los 7 pesos y pico. Quedó transitoriamente en 8. Eso es ceder?

"Ceder" en la acepción que es hegemónica por estos días (la de los medios dominantes) hubiera sido ingresar en la lógica que suponía el establishment: ir corriendo día a día el arco del blue para ejercer dominancia sobre la cotización del oficial.

Creo que el gobierno no cedió (en esos términos). Sino que sinceró (para dolor de millones de bolsillos que se llenan sólo con salarios).

Por lo tanto las expresiones asociadas a "esperar del gobierno un poco más de resistencia" se inscriben dentro de esa lógica de cesión, que no creo ajustada a la coyuntura.

El gobierno fue adonde piensa que es correcto. Y ahora da pelea.

Respecto de medidas un poco más populistas, juro que por los registros que conservo de nuestros diálogos pensé que era al reves: yo era el tirabombas insurrecto que pedía estatizar el Coto y usted el reformista suave que moderaba mi levantismo mientras inflaba mi autoestima y la de toda la MAK.

Conoce mi posición al respecto: el kirchnerismo no es un desfile soviético ni una scola do samba del carnaval de Rio, es una murga desprolija e improvisada de Villa Lugano. No es lo mejor que hay. Es lo mejor que supimos darnos.

Respecto de estados de ánimo: comparto con usted la decepción por haber arriado momentáneamente una bandera importante, la de la equidad.
Pero puedo garantizarle que si usté piensa que va con el camino despejado y "a paso de vencedores" en viaje directo a un mango de sartén que perdió hace 10 años y repentinamente se le aparece un equipo de Cazafantasmas con una mochila cargada con 29mil palos verdes, el desconcierto y la furia que reinan en los tiburones frustrados alcanzan una magnitud intergaláctica.

Quiere pruebas? Mire el comentario de nuestro amigo anónimo de 9.15 (compré vaselina y hasta me puse perfume, esperando que antes de romperme el ocote Anónimo me deslice algún piropo)

Vincent Vega dijo...

Muy buen post, Don Contradicto, al igual que muchos soldados K, esperábamos poder leer material del palo sin adobos triunfalistas. Si vamos al frente tirando la toalla, no vendrían mal unas palabras más beligerantes de nuestra conducción, al menos, señalando al enemigo

Anónimo dijo...

Anónimo (9.15), percibo un poco de furia en su comentario. Pruebe con Lupan Uso Dérmico. Y, como propone, nos vemos en tres meses.

Cómo no voy a tener furia (ah, no, el furia se murió) si nos metieron una devaluta del 40%.
Y encima, después de cacarear no sé cuánto tiempo con que eso no iba a ocurrir.
Y encima, 40% por ahora...

Mariano T. dijo...

Muy interesante. Pero tengo dos discordancias.
1) El origen del problema no son las condiciones externas, que salvo durante el añito de las subprime, siguieron siendo muy buenas, y hoy todos firmaríamos por 20 años así.
2) Subestima la demanda del blue: El gobierno nunca vendería dólares indiscriminadamente porque se los limpian. Por ejemplo si yo vendo mi auto para comprar dólares, o alguno cancela su plazo fijo, o el vecino quiere dolarizar su capital de trabajo de su SA, no nos los venderían ni en pedo.
Agréguele el 35% a turistas, así que el piso del blue es 11$, y el techo va a depender de las ganas de dolarizarse, y el grado de abertura del cepo.
Por último, las pretensiones del bosnio sobre el tema granos. Las retenciones son un impuesto a la exportación, así que mal puede cobrarse sobre algo no exportado. Después que el problema de retención de granos (y otros productos exportables)y el de adelantamiento de importaciones es de divisas, no de caja estatal. Pasa porque se exporte, con o sin retenciones, y el BCRA se haga del 100% de los dólares, y entregue pesos al exportador.
Y eso va a depender no del nivel del dolar, sino del grado de expectativas de devaluación futura y su comparación con las tasas de interés. Si se percibe que aguantan exitosamente en la lomita de 8$, no hay motivo económico (salvo alguno psicológico) para no vender, ni para adelantar importaciones.
Yo le recomendé a mi dentista en Diciembre que se fuera a Buenos Aires y se comprara todos los insumos que necesitara en 2014, sobre todos los importados. Me gané dos coronas gratis.

GuillePromos dijo...


Que divertido…! …lástima que no es un partido de futbol, es la economía de un pais y sus 40 millones de habitantes…

¿Cuando abren la Cátedra de macho K con Coco Silly?

Besis!

Contradicto de San Telmo dijo...

Vincent, coincido: una estrategia comunicacional muy aceptable sería reconocer el error, explicarlo y mostrar que se va camino de la solución. La otra (es la que vienen usando hasta ahora según veo por la presencia de Kicillof ayer en TVPública), es ningunearlo y sólo explicar el nuevo contexto. El problema de la segunda es que frente a reclamos del tipo "dijeron que no iban a devaluar y devaluaron" quedás en off-side. Pero también es cierto que la devaluación de la que estamos hablando es la de 7,20 el martes a 8 el jueves. Todo lo anterior se hizo con depreciaciones que el mercado ya descontó y la población asimiló sin grandes desajustes.

Por supuesto que la oposición gritará con placer "devaluaron! devaluaron! mentirosos!". Observe si no los comentarios de nuestro analista furioso arriba.
Gracias x pasar.

Mariano T: no sé en qué lugar del post dije que el problema son las condiciones externas. Lo volveré a leer para saber si estoy de acuerdo conmigo mismo.
Decir que el gobierno no vendería indiscriminadamente dólares porque se los limpian es conocer el futuro. Y en este blog no hacemos eso.
Creo que el post es claro: el gobierno TIENE que ir abriendo el MULC (mercado único libre de cambios) al público para luego cagar a trompadas al establishment, es condición sine qua non. Pero efectivamente lo va a hacer paulatinamente, en la medida que vea que el atesoramiento está controlado. En el largo plazo volveremos a tener uno más o menos abierto y un mercado blue sólo destinado a evasores.

Precisamente ese es el desfiladero en el que ha entrado: en lo inmediato, debido a la incertidumbre y la psicosis inducida mediáticamente, va a profundizarse la caída de reservas (ahora ampliada por la aparición de los pequeños ahorristas verdes). En paralelo el tipo de cambio deberá revertir la tendencia de la ecuación expo-impo en favor del ingreso de divisa. La apuesta es que la caída inmediata (y segura) de las próximas semanas se convierta en aumento de reservas en pocos meses. Una vez que el flujo neto es positivo , ahorristas incluidos, el gobierno resolvió la coyuntura y repartimos vaselina entre gente conocida.

Confirmo sí, que el desfiladero es delicado y que también están de por medio las expectativas y la percusión mediática.

De sus relación con su dentista sinceramente preferiríamos que la mantenga en la intimidad: son gente que primero te pone cosas en la boca y unos días después, factura en mano, prefiere otros lugares.
Gracias por comentar.

Apolinario dijo...

La situación que estamos viviendo es la consecuencia de mentir.

Ahora viene el sinceramiento de golpe. Como siempre, causará mucho daño, especialmente a aquellos que decían proteger.

No reconocemos los errores. No aprendemos de los errores.

Contradicto de San Telmo dijo...

Guille, entonces será la Kátedra de Koko Silly. Abrazis.

Apolinario, contra su expresión, el gobierno no mintió. El gobierno equivocó. Son dos cosas bien diferentes.

Los gobiernos que mienten duran poquito. O terminan mal.
No parece ser este el caso.

uno dijo...

Muy bueno el post! No suelo entrar en este blog, se ve que hacía falta una situación complicada para que la blogósfera se activara citando entradas de otros lugares.

De todo el debate me viene ahora a la mente un punto. Cuando dicen que el gobierno no conoce el poder de fuego del adversario.

El poder de fuego de ese adversario en parte le es entregado día a día por el propio Gobierno, y son los pesos que le sobran a los sectores concentrados de la economía. Obviamente quitarle esas armas (subiendo tasas de interés por ejemplo) tiene consecuencias sobre el conjunto del pueblo, pero me parece que dentro de todo se puede medir hasta donde nos pueden correr. En ese sentido, una vez decidida la devaluación, no hubiera sido mejor llegar a un nivel más alto aún para hacerlo bajar, digamos desde 9, esterilizando más pesos en el camino? Digamos, ya que nos estaban corriendo barranca arriba, subir un poco más para bajar con más fuerza, y a la vez, al instalar por un tiempo un tipo de cambio descendente, no se fomenta la aceleración de exportaciones y la postergación de importaciones?

elbosnio dijo...

MarianoT: envidio su candor fiscal. "Como podrían cobrarme un impuesto a la exportación si aún no exporté"?
Los adelantos de impuestos plagan nuestra presion fiscal y la de muchos otros paises.

Y tributar ganancias por ganancias no realizadas aún es algo habitual. No veo porqué no podrían tributar por exportaciones aún no realizadas.

Digo todo esto con la impunidad que me da no saber un corno.

Mariano T. dijo...

En ganancias se grava el grano no vendido, pero a fin de ejercicio. Salvo los que cierran ejercicio entre Abril y Mayo, que lapueden pilotear, los que cierran en cualquiera de los otros 10 meses ya pagaron o estan por pagar por el grano en stock.
En cuanto a retenciones, el que las paga es el exportador, pero hoy el tipo no es dueño de la mercadería. No se le puede cobrar a la intención de exportar una mercadería que hoy por hoy es de terceros.
Pero mucho más secncillo sería abrir de golpe el cupo de trigo, que se iría todo en un mes, o el excedente de maíz, que tal como va la cosa se va a juntar con la próxima cosecha.

Apolinario dijo...

Contradicto, el gobierno miente y equivoca, ambas cosas al mismo tiempo.

Miente cuando dice que no hay inflación, no hay inseguridadno hay crisis energética, no hay (en presente) retraso cambiario, no hay pobreza, etc.

Se equivoca cuando dice que defiende los intereses de los que menos tienen, porque todo lo que hace va en sentido contrario.

Bosnio, todavía sigue con esa estupidez de cobrar retenciones a la exportación a algo que no se exportó. Por recapacite. Lo de los anticipos de ganancias es algo que también provoca serias distorsiones en la economía. Que no haya sido invento de los K no quiere decir que deban mantenerse vigentes.

Según nuestra Constitsomos libres de hacer lo que nos plazca con nuestros bienes. Si un sojero quiere tener los granos en la bolsa la Constitución lo ampara para que lo haga.

Apolinario dijo...

Fe de erratas

Donde dice "Por recapacite" debe decir "Por favor, recapacite"

Donde dice "Constitsomos" debe decir "Constitución dice que somos"

No se por qué me borró ciertas cosas que había escrito.

Mariano T. dijo...

Yo no hablé de anticipo de ganancias sino de criterios contables.
El grano cosechado y no vendido integra el activo, por lo tanto debe declararse como tal. Las ganancias correspondientes, si las hay, se computan en el ejercicio en el que el grano se cosechó, por más que se venda en el siguiente ejercicio.

Politico Aficionado dijo...

Muy buen análisis, Contradicto.

Nando Bonatto, permitir la compra para tenencia no me parece un error. Es una concesión, en un tema que, lamentablemente es muy sensible para una parte importante de nuestra clase media. Creo que empacarse en mantener la prohibición hubiera sido un error político.

Contradicto de San Telmo dijo...

Apolinario, sus primeros tres párrafos son su opinión. Materia subjetiva. No la comparto. Tiene derecho a no compartir la mía.

El cuarto párrafo entiendo está dirigido a Bosnio. El se hace cargo.

En el quinto usté me quiere hacer partícipe de una discusión decimonónica. Innecesaria. Los esclavistas confederados le decían a Lincoln lo mismo respecto del activo que representaban sus esclavos. Ya fue, dicen mis sobrinos.

Político, gracias por comentar.
Le ofrezco otro abordaje respecto de liberar la venta de rúcula: en lugar de concesión vealó como un frente desde el cual el dólar oficial que es el que usted quiere ver primar, recluta un montón de soldados asalariados en blanco, empleados, monotributistas y autónomos que cargan sus fusiles con dólares a 8 pesos y disparan fuego a discreción sobre el frente de evasores que lo demanda (por ahora) a 12 pe. En el mediano plazo, si la oferta es adecuada, al blue no le queda más que bajar (nunca desaparecer).

Y hasta tiene un efecto justiciero: los contribuyentes les sacan 4 mangos a los que no. Je.

La pregunta sobre la sangría que este frente genera sobre las reservas está respondida en otro comentario: el cambio de tendencia en las reservas no va a venir del mercado minorista.

Apolinario dijo...

Es curioso. Cuando usted dice que la devaluación va en contra de los trabajadores parece que es cierto. Si lo digo yo es mi opinión subjetiva, y da a entender que no comparte el mismo pensamiento.

¿Usted siente la necesidad de hacer honor a su apodo constantemente?



elbosnio dijo...

Apolinario, este gobierno miente y agradecemos que lo haga. Si un gobernante no acepta mentir, sería mejor para nuestros intereses que se retire.

Imagine el CEO de Coca Cola o de Techint que le confiese a sus accionistas "Mi religión me prohibe mentir". Cuanto cree que duraría en el puesto?

El problema son las acciones que usted juzgue erradas, no las mentiras. Si un gobierno dice "vamos a acabar con los evasores" usted no lo denunciaría por mentiroso, aunque sabe que no lo va a lograr y que el propio gobierno sabe que no lo va a lograr. Si en una negociación internacional el gobierno miente sosteniendo un bluff del tipo "Recuperaremos Malvinas cueste lo que cueste" cuando todos sabemos que no lo harían a cualquier costo. Imagino que usted no saltaría al grito de Mentirosos Mentirosos.

En politica, como casi en todos los juicio humano, uno se debe preguntar mucho mas. Qué mentiras, a quien, para lograr qué, que otra via existía?
Sino, es la inquisición que con una sola respuesta en falso mandaba a quemar al hereje. Suena lindo, simple, teologico, moral. Pero cree estar aplicando una ley universal y solo está lapidando lo que no le gusta, sin juicio previo.

Apolinario dijo...

Bosnio, por la gente que piensa como usted acerca de la mentira es que estamos como estamos.
Sus ejemplos se van absolutamente por las ramas y no son comparables a las mentiras que dice este gobierno.
Menciona los bluff como mentiras "aceptables".
La situación sería comprable a hacer un bluff en la primer mano de una partida de poker, ser descubierto por los rivales, con lo cual pierde la mano, y seguir haciendo el mismo bluff en las sucesivas manos.
Usted no es un mentiroso. Es un boludo. Esto es lo que hace el gobierno.
Hace 6 años que dice que no hay inflación. Hace rato que nadie cree ese bluff.
El problema es que mientras el boludo crea que sigue siendo efectivo no trata de hacer otra cosa, y la inflación es cada vez mayor.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Muy interesante el posteo estimado.
Saludos!

Apolinario: no presumas de falta de entendimiento de tu interlocutor cuando el desacuerdo es eminentemente político. Vos querés moralizar la discusión, reducirla a "mentir o no mentir" y al sontodoschorroísmo lanatiano. En el blog de Quintín vas a tener más aire para expresarte. Acá lo único que lograrías es desviar la discusión hacia donde a los demás no les interesa. No te respondo nada más, lo considero inútil.

Politico Aficionado dijo...

Contradicto, avanzando sobre el tema de la lechuga, como señalé en algún otro lado, percibo que con la presente apertura se busca dejar en el sector ilegal (blue) fundamentalmente a aquellos que no pueden justificar sus ingresos.

El paso siguiente, supongo, es hacer cumplir la ley.

Anónimo dijo...

Entre esos que no pueden comprar dólares por estar en negro, están las personas extranjeras que trabajan en oficios poco calificados, peluqueras, domésticas, prostitutas, que cambian y mandan unos mangos a su país.



Por cierto, perdieron más de 500 palos en reservas en tres días. La pomadita creo que tendrás que usarla vos.

Mariano T. dijo...

Agregale todo lo que son pymes, un particular que vende el auto, otros con ingresos discontinuos que tengan algun cobro gordo en $, etc.
Mas los inmigrantes con capacidad de ahorro mayor a 20%.
Hay mucha gente normal fuera del sistema de ventas, a un tipo que gana ahora 10 lucas le dejan comprar menos de 2 por el promedio de 2013, ese tipo puede tener tranquilamente 20 lucas guardadas, y tardaría todo el año en transformarlas en dolares.

Apolinario dijo...

Rodrigo, tenés razón. Es inútil tratar de razonar con un K.

kakanatas dijo...

Muy bueno el análisis y los comentarios, incluso los que lo cuestionan.
Estoy viendo y escuchando a Capitanich en 6,7,8 y creo que su discurso corresponde al análisis del blog. Y creo que hay que, o que debo, prestarle mas atención al Jefe de Gabinete. Es lo más sólido que hasta ahora he escuchado del entorno K, en donde me inscribo, incluyendo los sapos que toda política merece..

WOLF dijo...

LEER ESTE ARTICULO HOY (6/2/14), ME GENERA UNA SONRISA DE TRANQUILIDAD. SIENDO PERONISTA-KIRCHNERISTA Y PERSONA MAYOR PARA COLMO, NECESITO DE VEZ EN CUANDO LEER EL DIARIO DEL LUNES COMO DICEN.... GRACIAS...!!!

Anónimo dijo...

Por fin estamos aplicando las medidas que son eficaces en la city.Si no pierden plata en el corto y en los futuros,¡Te llevan puesto¡ mientras miles de bien intencionados te recitan el M2,el fiscal,el cuasi y toda la musica que en paises que duplicaron la base monetaria y tenian deficit de 10& del PBI,no sono.Obviamente no es gratis en materia de actividad economica,pero,si liquidan rapido,se sufre menos.Comparto la vision amigo dientes.