jueves, 13 de mayo de 2010

Reflexión: ¿qué hacer con el "modelo"?


Los que más o menos habitualmente pasan por acá, tendrán una idea sobre qué es lo que pienso en materia política.

Me considerarán un kirchnerista no fanático, calculo. Y crítico del fanatismo kirchnerista.

Sabrán a lo mejor que tengo una posición tomada respecto de que Kirchner intente una reelección en 2011.

Repito tal vez algunas cosas ya dichas. Plantearse que Kirchner pueda ser candidato presidencial nuevamente exige que, al menos, nos preguntemos para qué, con qué fin.

La realidad indica que las dificultades de que se alce con una victoria son mayores a las posibilidades. Al punto de que algunos piensen, todavía y a pesar de cierta supuesta reversión de la tendencia en estos últimos meses, que no existe ninguna posibilidad.

Mirando un poco más allá sería bueno tal vez ensayar un ejercicio: ¿qué pasaría si ganara? Los obstáculos en materia de gobernabilidad probablemente serían mayores a los que tendría que sortear si quisiera ganar.

El punto neurálgico del razonamiento es que, hoy por hoy, en líneas generales aquellos que se resisten a la puesta en práctica de una idea cualquiera, potencian su resistencia si el que la esboza es Néstor Kirchner.

Sencillamente eso: las ideas que el kirchnerismo plasma en acciones son más revulsivas, y las consecuencias de su puesta en práctica más conflictivas, en tanto son expresadas por el kirchnersimo. Genera más reacción el enunciante, que la idea misma.

Ideas inocuas como la de decretar un feriado por única vez y con motivo de los festejos del bicentenario (no muy revolucionaria ni con afectación de grandes intereses que digamos, la idea) genera resistencias y hay que sacarlas por decreto, cuando lo lógico era que saliera en rápido trámite legislativo votada casi unánimemente. Es un ejemplo un poco absurdo, pero ejemplo al fin.

Podríamos decir que si la izquierda se definiera por el grado de revulsión que genera en los sectores más "conservadores", Kirchner (él persona) estaría a la izquierda de sus propias ideas y acciones ;-)

En este sentido si realmente hay algo así como un "modelo" o un ideario para defender (y habría que afinar a través de la discusión cuál es, dicho sea de paso) la mejor manera de hacerlo es desligándolo de la suerte personal de Néstor y Cristina.

Lo dicho no va en contra de que se valore el mérito de uno o dos gobiernos continuados de haber puesto en práctica, de haberle incluso dado forma a esa suerte de "modelo" que tanto mencionamos y que nos cuesta un poco entender a veces, justamente porque se lo hizo a los tumbos, a los empujones, en parte como se pudo, y solo en parte como se quiso (y aún no siempre se quiso de la manera que más nos gusta, también hay que decirlo). Y podemos discutir si Duhalde o Lavagna fueron quienes "verdaderamente" sentaron las bases. Pero son 7 años de algo que a priori decían que iba a durar 2. Algún mérito hay ahí, independientemente de que sean los Kirchner padres adoptivos o de sangre del "modelo".

Yo puedo reconocerles eso, porque no me motiva ningún rencor ni resentimiento alguno contra los Kirchner, cosa que también hay a montones dando vueltas. Tendrán motivos o no, no me importa.

El punto es que, si lo que se quiere salvar es un "modelo", lo "logrado" como dicen algunos, sea quien sea al que le correspondan los laureles (premio que no vamos a entregar en esta vida, por falta de consenso sobre quién tendría que llevárselo); si lo que se pretende, decía, es fortalecer y mejorar lo que hay, lo mejor es hacerlo ni a favor ni en contra de Kirchner.



16 comentarios:

El Repúblico Javier dijo...

Totalemente válido el punto. Pero la pregunta que sigue a continuación es ¿Qué figura mas o menos presidenciable tiene la voluntad y el músculo político de los K?
Si no la hay ¿Es posible ir fogoneándola de acá a Diciembre 2011?

Wal dijo...

Disculpa, pero me parece un ejercicio teorico el que planteas. Los promotores del "otro modelo" no son nenes de pecho. Y no veo de este lado quien pueda encarnar la contrapartida para continuar con este proyecto. Para bien o para mal Nestor es hoy la unica figura de suficiente volumen politico como paraimpulsarla.
Y no lo digo yo; es todo el arco economico-politico opositor el que preferiria enfrentar o cooptar a quien lo reemplace.
4321@gmail.com

Wal

José Barrita de Bandoneón dijo...

Es un muy bueno el planteo político de cara al 2011.
Tan profundo que no encuentra basamento en una coyuntura política tan cortoplacistas como la nuestra.

Quizás en esa limitante esté uno de los principales defectos de este proceso. Su capital simbólico electoral entra en una cama (en el sentido literal del término).

Si en 7 años no sumás más que 2 estás al horno.

Saludos y muy buen blog

José Barrita de Bandoneón dijo...

Es un muy bueno el planteo político de cara al 2011.
Tan profundo que no encuentra basamento en una coyuntura política tan cortoplacistas como la nuestra.

Quizás en esa limitante esté uno de los principales defectos de este proceso. Su capital simbólico electoral entra en una cama (en el sentido literal del término).

Si en 7 años no sumás más que 2 estás al horno.

Saludos y muy buen blog

Ricardo dijo...

Me parece bárbaro el post y la idea que plantea.
Yo, por ahí, tengo para mí que si Kirchner es el candidato en 2011 es para aguantar los trapos.

No sólo tiene a toda la prensa en contra sino que, aunque continúe esta tendencia de alza oficialista/caída opositora, aún así es fácil hacer campaña enfrentando a Kirchner.

O se gana en primera vuelta o quien nos representa en la Copa del Mundo es Villa Dálmine Fútbol Club. Y esa alternativa no le gusta a nadie, creo.

Igual, y es un comentario que hice en otro blog, yo no quiero matar al Padre hasta que no aparezca el Heredero. Y a este último no se lo ve por ningún lado.

Saludos.

Mariano dijo...

Hago un comentario general de respuesta. La verdad es que no sé quién.
Qué sé yo, salieron algunos nombres, ninguno preponderante, es cierto.
Para mí, Néstor es un muy mal candidato. En todo caso, si no hay otro es que no hay nadie, y no la opción: "es él o nadie". Se entiende qué quiero decir?

Gracias a todos por los comentarios, sobre todo los elogiosos ;-)
Abrazos

Caíto dijo...

Mariano, de veras me gustaría que aclares un toque nomás,por que creés que Néstor es un MUY MAL candidato.
Saludos.

Caíto dijo...

Al decir que es muy mal candidato, te estás contradiciendo con lo que planteás al final del post." Si lo que se pretende es fortalecer y mejorar lo que hay, lo mejor es hacerlo ni a favor ni en contra de Kirchner" Hoy parecés Contradictorio.
Saludos.

Mariano dijo...

Caito:
En términos de eficacia electoral, es casi seguramente perdedor. Y aún si ganara se volvería cuesta arriba poder llevar adelante cualquier iniciativa, tal ocurre hoy, sin ir más lejos: el gobierno está en una posición defensiva, aguantando el empate en el Congreso con los 11 colgados del travesaño.
Qué se yo. En lugar de ir de frente contra la pared, yo barajaría y daría de vuelta.
Pero son opiniones. Por ahí los hechos me terminan demostrando que estaba equivocado.
Abrazo

Caíto dijo...

Bueno Mariano, a no desesperar, seguramente los hechos nos demostrarán lo lejos o cerca que estabamos. Pero Néstor, sin ir más lejos, ahora, en Córdoba, vá, vá, vá, y Cristina vá en Entre Ríos, y el Negro Moyano, y el río viene sonando, y el proyecto, se modifica día a día, mirá la Eurozona hoy. El proyecto camina bastante bien, me parece que puede mejorar, pero quienes lo van a motorizar??
Saludos.

Gringoviejo dijo...

Me imágino a San Martín en Mendoza,a la tardecita,con frío,mirando para la cordillera y es suficiente para descartar de plano tu planteo.
No veo, no conozco a ningún ciudadano que esté de acuerdo con el modelo del gobierno que no vaya a votar por Néstor o Cristina.
Los que están en contra no votan a nadie que provenga de ahí.Para mi tu planteo no tiene razón de ser.
Me dirás que en el medio hay un montón de gente que hoy está acá y mañana allá.Si,de acuerdo, pero cualquier candidato que presente en kirchnerismo en la campaña mediática lo van a presentar como Kirchner reencarnado y estamos en la misma.
Otra opción es hacer la gran Menem y que se presente como opositor y deje reservado el plan de gobierno para después que asuma.
No veo tampoco que no tenga ninguna oportunidad de ganar,todo lo contrario.¿O para vos quién gana?
Saludos.

Ladislao dijo...

Está bien su planteo, ayuda a pensar estrategias al menos o a afincar puntos fuertes. Pero me baja el copete, a mi me gusta Kirchner candidato (me gusta más Cristina pero se que no es tan candidata).

El punto es que no veo el recambio, y me parece que da para más con renovación del actual elenco.
En todo caso sí me parece fundamental el planteo proyectivo más que la acolución de lo realizado (aunque esto tiene que estar en menor medida).
Y ahí empezamos por el 50-50 que ya Nestor anunció.
Difícil el asunto. Sí. Pero me gusta que empiece por ahí.
Mis saludos

Bob Row dijo...

Y, sí, la ausencia de una segunda línea de recambio es parte de las debilidades de un proceso que empezó improvisado y fue definiéndose a los tropezones.
Si por mi fuera el candidato sería Agustín Rossi; pero debo reconocer que no tiene el grado de conocimiento público necesario para la complicada alquimia electoral.

Sin embargo hay un componente que ha sido poco tenido en cuenta, salvo una vez. Me refiero a un candidato a vice-presidente que potencie la fórmula atrayendo votos por el lado que le falta al candidato a presidente.
Hasta ahora el único que lo hizo fue Menem al beneficiarse de los votos bonaerense que traccionó Duhalde en el '89 (no digo que me gusten, sino que funcionó para ganar la elección). Si repasamos, en todas las otras fórmulas el candidato a vice fue irrelevante (se podía ganar igual con otro) o directamente perjudicial (ni hace falta mencionar de quien hablo ¿no?).

Mi conclusión es que habría que pensarla bien por ese lado y darle manija para compensar el grado de resistencia que la figura de Néstor puede tener entre los indecisos influenciables por el discurso mediático-opositor. Saludos.

Comandante Cansado dijo...

A full de acuerdo con Ricardo: "yo no quiero matar al Padre hasta que no aparezca el Heredero. Y a este último no se lo ve por ningún lado."

Mariano dijo...

Uno de los problemas que veo en Kirchner se relaciona con el planteo que hace Ladislao.
La cuestión de "proyecto" queda medio de lado.
Kirchner polariza en torno a sí (no es sólo responsabilidad de Kirchner esto, desde ya). A favor de Néstor, en contra de Néstor.
Los que le bancan hasta que afane, los que lo odian profundamente (con matices: los que lo odiaron siempre, algunos ex-aliados que sienten que los "cagó", con diversas acepciones del término, o sea, los "defraudó", les cagó guita, les cortó la posibilidad de crecer políticamente, les interceptó movidas sospechosas, en fin).
Y en ese contexto se vuelve difícil implementar un feriado, imaginate discutir cosas estructurales.
Si sacás a Néstor del medio, descomprimís.
Gracias a todos por participar.
Abrazos.

Caíto dijo...

Mariano, si pensás que sacándolo a Néstor del medio sería más fácil "discutir" desde el feriado hasta cosas "estructurales"???? Disculpame, pero que te parece que están haciendo desde mayo de 2003?? No vés continuidad , no vés proyecto?? Cuál es TU proyect0, el que te representa políticamente digo. Vos planteás algo gracioso, como es "sacar a Néstor del medio" No te parece que lo intentaron/intentan desde que llegó y no lo logran, por que te parece Mariano? No tiene proyecto o es que el proyecto es otro? Mirá los diarios, dale, no me vengas con chamullo.
Saludos.