sábado, 13 de marzo de 2010

Botín

(doble click en la imagen para agrandar)


El discurso único impuesto por los factores de poder, amplificado por su sistema multimedios de alcance masivo y aprendido y repetido de memoria y prolijamente por cada uno de los representantes del tejido autodenominado opositor acusa al oficialismo de pretender adueñarse de las reservas. “Vienen por la kaja” dicen, livianamente, quienes deberían velar genuinamente por los intereses de un 70% de los argentinos.

Un rápido ejercicio de relevamiento histórico de la evolución de las reservas internacionales del Banco Central y de sus grandes caídas en los últimos treintaypico de años, para el que nos asistimos con el gráfico que ilustra este post (esos momentos dentro de los cuadros anaranjados, en la secuencia cronológica indicada) sirve de muleta a nuestra a veces frágil memoria:

  1. La fuga de capitales de principios de los años 80, organizada desde el Ministerio de Economía (J. Martínez de Hoz, Walter Klein) y el BCRA (Domingo F. Cavallo) con la ayuda de la “tablita” (1981/82)
  2. La consecuencia financiera del mantenimiento de la convertibilidad en plena crisis del Tequila (1995)
  3. La fuga de capitales previa a la caída de la convertibilidad, metódicamente planificada esta vez por Domingo F. Cavallo (sí!!...adivinó!!... el mismo!!)
  4. El pago con reservas al FMI durante la administración de Néstor Kirchner

Nos permiten entender o, en todo caso, al menos vislumbrar quiénes quieren realmente quedarse con ese jugoso botín que no es otra cosa que el producto de sangre, sudor y lágrimas (en sentido literal, señor Churchill) de millones de argentinos que YA hicieron el esfuerzo durante los años inmediatamente posteriores a la megadevaluación duhaldista, cobrando salarios que en dólares parecían subsaharianos.

Con estos antecedentes, con el neoliberalismo reclamando ajuste para mantener el nivel de reservas intangible, sin la exposición de planes alternativos viables y claros, imagine quién quiere quedarse con esa torta (suya, mía, nuestra…). Y para qué?

A nosotros se nos erizan los pelos… a usted no?


.

12 comentarios:

Natalio Ruiz dijo...

Contradicto

El "ajuste" es inevitable. Si no viene con este Gobierno va a venir con el que viene, porque la (desastrosa) política económica actual ha llevado a eso. El Gobierno va a intentar que sea el siguiente el que lo haga, la oposición va a intentar que lo hagan ellos. Cosas de la política.

Por otro lado, la fuga de capitales no se "planifica". No es deseable bajo ningún concepto. De última, se puede convalidar desde el BCRA, para seguir cierta indicación (ilegal) desde el Poder Ejecutivo.

La fuga de capitales, por último, tampoco son camiones haciendo fila a Ezeiza. Es cuando la tía va a sacar sus ahorros del banco para pasarlos a dólares y guardarlos debajo del colchón. Por supuesto que también hay jugadores grandes que compran millones, pero bueno, ejemplos de eso sobran.

Saludos

Julio dijo...

El ajuste es tan inevitable como el dolar a $10 o la crisis energética del 2006, 2007, 2008 o la importación de trigo del 2009.

Esta desastrosa política actual, paso de

Una deuda de U$S 170000 millones de dolares a U$S 120.000.

De U$S 8000 millones de dolares en reservas a U$S 500000

De 20% de desocupación a menos de 10%

De 160000 autos que se fabricaron en el 2002, este año se estiman fabricar 640000 autos, nuevo récord histórico.


Termino parafraseando un cita conocida

"El único lugar donde el ajuste viene antes que distribución es en el diccionario y en la mente de los que añoran los 90."

santix dijo...

Natalio, me podes explicar por qué si este gobierno tiene el perverso plan de dejarle al que siga el problema del ajuste y otras calamidades, no toma deuda al precio que sea y refinancia los vencimientos?
Hace rato que lo pregunto y nadie me lo responde.

Contradicto de San Telmo dijo...

Gracias Hombrecito por la claridad meridiana de sus conceptos: creo que eso de desmitificar lo de los camiones haciendo filas en Ezeiza y las tías comprándole dólares a los arbolitos es imprescindible.

Y ya que estamos condenados al éxito, pero no sin antes pasar por el ajuste, sería útil que en esta oportunidad conozcamos los motivos de ese inevitable purgatorio.

El mejor resguardo y garantía de éxito de los lobos que organizan y coordinan el saqueo es la presencia de gentes con un nivel de naivetè como el suyo, convenientemente nutrido (anestesiado) en teorías ortodoxas neoliberales.

Existen indicios contundentes de quién y cómo manejó el endeudamiento y la fuga en Argentina desde el 76.

Saludo.

Natalio Ruiz dijo...

Julio

- La deuda pública sigue a USD 170.000 millones. Vaya al sitio del mecon.
- La política monetaria la maneja del BCRA. Es ilegal que lo haga el presidente (ley 24.144).
- ¿Usted le cree al INDEC?
- Comparar algo contra la mayor crisis en 200 años es poco serio. De cualquier manera, lo de los autos, se lo concedo.

Santix

No sé. Será porque están hablando hace dos años de no hacerlo. De cualquier manera, en 2008 tomaron deuda al 15% en dólares... y ese 15% nos lo cobró el amigo Chávez.

Contradicto

Si usted tiene una inflación del 20%, en algún momento debe parársela. Si usted gasta más de lo que le entra, alguien lo tiene que pagar (¿se acuerda de la "fiesta" menemista? lo mismo). Ésas son las razones.

Ah, y ser ortodoxo es algo bueno en general.

Saludos a todos.

Julio dijo...

Natalio

La deuda paso de ser el 150% del PBI a 41% del PBI.

Respecto a que el BCRA maneja la politica monetaria. Porque no teníamos U$S 50k millones en el 2001, si nos dieron un préstamo de U$S30k millones ?

Usted cree en DIOS ?

La crisis del 2001 fue consecuencia de las políticas "desastrosas" de los 90, por lo tanto es lógico compararlo. Ademas el gobierno anterior se encontró con ese desastre, no tomo el gobierno con los datos macroeconomicos actuales. Causa y Efecto.

Saludos

santix dijo...

Muy buena (y sincera) la primera frase de su respuesta Natalio.
Las otras no explican su razonamiento.

Natalio Ruiz dijo...

Julio

Usted me hablaba de la deuda en dólares, yo le contesté con lo mismo. Ahora la deuda subió unos puntos más con respecto al PBI por la devaluación, y si bien está muy por debajo del nivel de 2002, está más o menos igual que en 2001. (no me malinterprete, no digo que sea inmanejable como en aquél entonces).

¿Por qué? Salida de capitales. Nos prestaban los dólares y nosotros los fugábamos.

Con respecto al INDEC, y ya que mencionó a Dios, le digo lo que me contaron sobre el instituto. "El problema es que cuando la gente deja de pensar en Dios no es que no cree en nada, sino que cree en cualquier cosa".

Hay un error constante en creer que porque uno critica la gestión actual, entonces en liberal-cipayo-imperialista-amante de los 90s. En la década anterior se cometieron errores, muchos de los cuales se están repitiendo ahora.

Saludos

Contradicto de San Telmo dijo...

Notable, señor de la foto de Charlie Brown: este gobierno mantuvo, como ningún otro antes, un prolijo superavit en el frente fiscal y comercial hasta el momento que hizo falta. Algo ocurrió en el mundo "ortodoxo" que usté tanto alaba en setiembre de 2008 que obligó a un cambio de estrategia que no se aleja de lo que se hizo en la mayoría de los países con gobiernos con un cierto grado de autonomía.

No sé si interpretar el hecho de que usté venga a señalar un desmadre de las cuentas públicas durante un gobierno de los Kirchner como finamente gracioso o plenamente hipócrita.

Atacar el problema inflacionario desde el frente fiscal, como usté pretende, sólo habla de su forma personal de ver la economía (y la de la ortodoxia). Parcial y empobrecida.

Y no, Natalio Ruiz, ser ortodoxo desde la economía es estar anclado en el siglo XVIII. Es como pretender que las teorías newtonianas explican la física. O sea, lamentable.

Y, finalmente, el debate sobre las responsabilidades en la fuga de capitales y endeudamiento lo va a dar??? O va a seguir abriendo nuevos frentes (inflación, ortodoxia, etc) y encontrando cortadas a través de las cuales evitarlo?

Los principales responsables de la fuga y del endeudamiento no son las viejitas comprando dólares, amigo, son los sectores que más se benefician con las soluciones contractivas que usté propone.

Pero usté al titiritero no lo ve.

el klamar dijo...

Y el superavit de cuenta corriente, Contradicto, no nos olvidemos del soperavit de cuenta corriente. Es un buen ejercicio tambien mirar los balances de cuenta corriente de nuestro admirado Brasil durante estos años, o Uruguay. Ambos tuvieron superavit fiscal y comercial.

Natalio Ruiz dijo...

Contradicto

No pretendo atacar el problema inflacionario desde el frente fiscal. Para nada. No creo que la política fiscal sea la culpable (principal) de la inflación que tenemos. Primero debe arreglarse el INDEC. Y luego, atacar la inflación desde el frente monetario. Acá puse un par de ideas.

Por otr lado, la fuga de capitales es, por definición, la formación de activos externos del sector privado no financiero. Fíjese cuándo fueron los momentos de mayores fugas. Para que tenga una idea, durante la crisis del campo se fueron más dólares que en 2001. Por supuesto que no son sólo viejitas. También son grandes empresas. También son empresarios. También lo fue Kirchner. Quizás mi respuesta no le parezca satisfactoria, pero para serle sincero, tampoco lo es para mí la de Cavallo y cinco tipos más maquinando en contra del país.

Por último, no sea malo conmigo. Ser ortodoxo es quedarse en el siglo XIX, no en el XVIII. ;)

Saludos

Contradicto de San Telmo dijo...

Me permito ser malo con quien prefiere el río revuelto.

En SU primer comentario la fuga es culpa de las tías. En el último son las grande empresas.

En el medio qué pasó? Se encontró que hablamos en serio? Que no hay espacio para la confusión? Y entonces qué: descalificar, sugiriendo que el otro vive en una teoría conspirativa?

Conozco a los grandes empresarios argentinos. Es todo lo que puedo decirle. Conozco por ejemplo a los que durante décadas mantuvieron un cartel cementero. A los que no invierten si no hay un mecanismo garantizado de rentabilidad extraordinaria. Y conozco cómo dan importantes charlas y seminarios acusando al Estado de predador. No lo necesitan a Cavallo, que sólo representa a un factor de poder.

Usted y los suyos sigan mirando la inflación y el INDEC (desde este blog nunca hemos bendecido la intervención, aún pensando que hacía falta patear unos cuantos culos ahí adentro). Yo sigo mirando, desde mis teorías conspirativas, la participación del trabajo en el PBI. Mientras eso vaya en aumento no tengo dudas que este que seguiremos viviendo el peor gobierno de la historia. Afortunadamente.

Pero no se preocupe. Le concedo lo del siglo XIX, sin Marx, sin Keynes, sin Samuelson, sin Coase, sin Solow, sin Kenneth Galbraith, sin Stiglitz. Puede llevarse, si quiere, a los fundamentalistas (von Mises, Hayek y Fridman). Que tenga suerte.