sábado, 20 de marzo de 2010

Qué lindo es dar malas noticias!


Ver en el noticiero del prime time televisivo a un sencillo director de una ignota escuela secundaria del conurbano en el umbral de entrada de su escuela, rodeado por más micrófonos que Alves el día que anunció que se desprendía de Abondanzieri, fue el anzuelo que este cartonero (su nariz aguda de tanto hundirla en tenebrosas bolsas de consorcio) descubrió detrás de la carnada.

La noticia formó parte de esa cuidadosamente diseñada y milimétricamente preparada puesta en escena que cada noche, desde la pantalla, agrega una capa de oscuro barniz a ese espejo triste y desesperanzador que los medios pintan sobre nuestra realidad. Se trata de inocular la imprescindible cuota diaria de negatividad, desmoralización y zancadillas a la autoestima, vehiculizadas a través de malas noticias, pronósticos lúgubres, desgracias particulares convertidas en males sociales y, si la noticia tiene aristas insoslayablemente positivas, la isla de edición trabajando a full.

Las buenas noticias, cuando vienen, lo hacen en dosis homeopáticas y por supuesto, se presentan de manera tal que sean percibidas como fortunas particulares mínimas, inconstantes y excepcionales, imposibles de ser entendidas como pertenecientes a ningún factor social extendido (el Oscar lo ganó el gran Campanella, exclusivamente, mientras que la fallida aspiración de Pechito López a participar de la Fórmula 1 es una frustración nacional que da cuenta de nuestra pobre calidad para elegir una marca y de la cual CFK es parte responsable por haber recibido al piloto en Casa Rosada).

Política comercial, dirán algunos, porque lo que vende son las malas noticias y entonces se está atendiendo a un simple criterio mercantilista. Pero de un tiempo a esta parte profundizado por las notorias diferencias ideológicas y políticas que enfrentan a muchos medios con el gobierno (y que probablemente escondan razones mercantilistas), en busca de aumentar la percepción negativa ya exitosamente instalada en grandes franjas de nuestras clases media y alta.

La noticia, decíamos, era que en algunas escuelas secundarias del conurbano, por falta de mobiliario, los directivos se habían visto obligados a imponer un cronograma rotativo de suspensión de cursos a consecuencia del cual los alumnos debían faltar a clase un día de la semana. Lo inusual de la noticia, sumado al casi seguramente devastador paisaje que ofrecería cualquier escuela secundaria pública metropolitana y la convocatoria de un directivo escolar a una “conferencia de prensa” eran todos los indicios que los sabuesos de la mala onda necesitaban para agregar cinco o seis minutos de pálidas que rompieran con el reiterativo menú que ya nos es familiar a partir de las 20: el precio de la merluza y la lechuga, la conveniente tergiversación de las chicanas radiales que Aníbal le propone a Magdalena, la persecución nazi de inmaculados miembros del poder judicial, la utilización de un drama familiar para “poner al descubierto” la inoperancia de cualquier organismo público, así sea una comisaría, o la operación de ensañamiento con un sindicalista que se come algunas eses pero está a punto de cerrar un jugoso aumento salarial en una paritaria. Eso sí, nunca verá el televidente una exhaustiva cronología de cómo se hace para demorar ocho años una extracción de sangre que permita conocer si el patrón de ADN de Felipe y Marcela se corresponde al de algún detenido-desaparecido.

El resto de la nota, imagineló. Bucólicas imágenes del patio trasero de la escuela en el que se depositan los bancos rotos e inutilizados, música en clave menor para subrayar la sensación de abatimiento, imágenes de chicos saliendo de la escuela para asociarlas al faltazo programado y un par de reportajes convenientemente editados a algún estudiante y a algún vecino del barrio que se acercó al lugar cuando vio la parafernalia de los móviles televisivos, tan poco frecuentes en la zona. En suma, un rosario de lugares previsibles.

En este blog empezamos por reconocer que la falta de bancos en una escuela pública ES UNA MALA NOTICIA.

Pero hundimos un poco más la nariz.

Un análisis en el que intervienen otros aportes y otras fuentes, arroja lo siguiente:
  • en efecto, la Escuela Técnica Nro 8 Jorge Newbery de la localidad de Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza, tenía un faltante de 120 pupitres que obligó a las autoridades a diseñar un mecanismo urgente que evitara alumnos tomando clases sentados en el piso.
  • Oporto, el director de escuelas bonaerense, reconoció que esta situación podría no ser privativa de la escuela Newbery, sino también de otras que hace poco reiniciaron la actividad lectiva, pero no tiene información de cuáles; esto queda implícitamente reconocido por los medios periodísticos, que en ningún momento mencionaron puntualmente otras instituciones a la problemática.
  • Existe una tasa de descarte de los bancos y pupitres en las escuelas públicas del orden del 10% anual.
  • Quedó fuera de la edición mostrada por los noticieros, pero en un reportaje escrito el director de la escuela reconoció que una de las causas básicas del faltante se da en el turno tarde, donde han tenido que agregar nuevos cursos en cuarto, quinto y sexto año.
  • El problema fue subsanado definitivamente este miércoles con la llegada de un camión del Ministerio de Educación que aportó los pupitres faltantes.

Con estos datos lo invito a que relea la noticia. Y después me cuenta de qué mala noticia estamos hablando:

Una escuela técnica pública, de esas que habían sido desfinanciadas por quienes gobernaron en la década del 90 con el objetivo de encaminaba a su desaparición y que, al borde del precipicio, fue salvada gracias a la refundación del INET, Instituto Nacional de Educación Técnica, que la administración Kirchner relanzó dentro de la órbita del Ministerio de Educación, en analogía con el desaparecido pero exitoso CONET, una escuela técnica secundaria de donde egresan técnicos mecánicos pero fundamentalmente la gran mayoría de los técnicos aeronáuticos argentinos que irán a ocupar puestos de trabajo en talleres y hangares de aviación y que, en base a los registros de accidentología aérea que tenemos puede decirse que hacen un trabajo extraordinario, experimentó problemas de mobiliario y se vio obligada a una suspensión temporaria y rotativa de clases para un grupo de cursos de 4to, 5to y 6to año, como consecuencia de tener que incrementar la cantidad y el tamaño de los cursos existentes, debido a que la escuela está experimentando en los últimos años un crecimiento tanto en la matrícula ingresante como en lo que se conoce como tasa de retención, o sea la permanencia de los alumnos a lo largo de la desafiante carrera de seis años de duración que ofrece la institución. El Director de Escuelas provincial ha reconocido que podrían vivirse situaciones similares en otras escuelas bajo su jurisdicción.





.

8 comentarios:

Mariano dijo...

Mirá este post de baleno.

http://elmagma.blogspot.com/2010/03/todo-tiene-que-ver-con-todo-circulo.html

Son unos tarados.
Lo que es una noticia maravillosa, que tiene, es cierto, una consecuencia indeseable pero rápidamente subsanable, te lo venden como una noticia mala.
Se van a morir intoxicados por el propio veneno. No hay que calentarse.
Estas cosas decantan solas.
Abrazo.

Néstor Dulce dijo...

Compañero cartoneros:
Los invito a conocer mi blog y a hacernos seguidores mutuos

Contradicto de San Telmo dijo...

Yo podría seguirlo, compañero Dulce, pero hay pocas minas en pelotas en su blog. Va a tener que pensar en algún tipo de incentivo.

Lic. Baleno dijo...

Estos tipos el dia que la gente no se muera mas te hacen una nota sobre el aumento de la desocupacion entre los sepultureros...

Contradicto de San Telmo dijo...

Siente el olor a orina, Licenciado?

Nos mean, nos mean.

Paola dijo...

Esa noticia me despertó lo mismo que a ustedes...ahora recorren pescaderías y pasan 500 veces al día que la merluza custa $30, contrariamente a lo anunciado. Lo bueno de esto es que gracias al precio de la merluza para tn se acabó la inseguridad.

Lo que fue vergonzoso fue el movilero pedorro de policiales, haciéndole una nota al comisario por el caso del hijo de Grimau. Asqueante , buscando polémica y morbo a cualquier precio

Avallay dijo...

Si berretisimo el dolor de lso noteros de TN. Hablé con gente del Ministerio de Educación y si es un quilombo, pero que lindo quilombo no? tener que recibir a tantos pibes de neuvo en las escuelas. Te juro que es dificil decidir si son mas HDP que boludos.

santix dijo...

Aca hay otro ejemplo de noticia presentada como mala, pero los ejemplos que da para caracterizarla de mala no tienen nada que ver y los que si tienen que ver en realidad son buenos motivos:
http://www.abeceb.com/noticia.php?idNoticia=131645 (fuente "The Nation")
El Wachovia / Wells Fargo ellos mismos dicen que no tiene nada que ver.
El HSBC sigue operando (a pesar de la "inseguridad juridica") y cierra oficinas no rentables.
Y luego "Lo que se está viendo es que las normas vienen siendo más exigentes,..." y tienen miedo de que se conozcan sus "operaciones confidenciales" con alto grado de truchez.
Y al fine: "el golpe de gracia": una resolucion de Hernan Martin "republica" Perez Redrado.