lunes, 31 de mayo de 2010

El culo de los Kirchner

Los Kirchner tienen culo. La soja a 400 dólares y la tasa de la FED en casi cero les da una situación envidiada por todas las administraciones anteriores. Justo Argentina, país campeón en sufrir la restricción externa, goza, gracias a la situación descripta, de inundación de dólares. Sobran dólares en el mundo, y nosotros producimos y vendemos en grandes cantidades commodities que están históricamente caras en dólares.


¿Es realmente así? Empecemos comparando la situación actual con la del fin de la convertibilidad.

La convertibilidad era un esquema de tipo de cambio fijo y bajo, nacido como forma de contener una hiperinflación. En esas condiciones, los productos importados se volvieron una ganga para los ingresos fijos dolarizados de los argentinos. Lo nacional, era más caro. El sesgo del esquema fue netamente importador.

Para completar el cuadro, Argentina necesitaba el ingreso de muchos dólares para mantener los altos niveles de importación requerida, sobre todo para consumo. Esos dólares necesarios, no iban a entrar (era previsible) por vía de comercio exterior. Porque, por el mismo motivo que era ventajoso importar, era desventajoso exportar. Los productos nacionales eran relativamente más caros que sus competidores extranjeros.

Durante los primeros años, los dólares vinieron vía inversión extranjera directa (con gran ayuda de las privatizaciones). Pero cortado ese chorro hubo que recurrir a otro: el endeudamiento estatal. El déficit de las cuentas públicas se convirtió en el complemento perfecto para una situación que se volvió inmanejable. Una economía que se achicaba, la actividad cada vez era más baja, la recaudación caía.

Así, el Estado se endeudaba en dólares, que el BCRA le cambiaba por pesos para que cubriera sus gastos. Los dólares que el Estado tomaba prestados, entonces, eran vendidos baratitos a quienes quisieran comprar (un dólar un peso, re-barato, cobro el aguinaldo y me lo gasto en Miami).

En ese esquema, que los precios de los granos hubiesen sido del doble, o que las tasas de interés internacionales hubieran sido casi nulas se habría convertido en una bendición. El Estado no hubiese terminado entrando en el círculo del endeudamiento irremontable.

¡Cómo De La Rúa no va a envidiar a los Kirchner! Claro, si hubiese salido de la convertibilidad no hubiese tenido tampoco el problema…

Pero, hay que notar primero que tal estado de cosas ya no sigue vigente desde 2002 (¿ya nadie se acuerda del 2001?).

Argentina abandonó el tipo de cambio fijo. Devaluó un 300% y abandonó la convertibilidad. Y entonces, el sesgo importador fue corregido por un sesgo sustitutivo de importaciones, y en segunda instancia exportador. Este esquema plantea otro objetivo: la competitividad de la actividad industrial (genéricamente hablando, para no complicar más la cosa). Producir acá lo que antes comprábamos afuera, y fomentar, de rebote, el empleo.

El tema es que desde un principio nos encontramos con un escollo.

Argentina tiene ventajas comparativas excelentes debido a su dotación de recursos para desarrollar la actividad agropecuaria. Pero las ramas industriales que más mano de obra absorben no cuentan con tal competitividad. El tipo de cambio alto es la ayudita que necesitan para producir más barato (en dólares) que sus competidores extranjeros.

Ahora bien, justamente los precios internacionales excepcionales de las commodities plantean un nuevo desafío: cómo mantener un tipo de cambio competitivo para la industria, sin que los dólares que aporta el agro presionen a la baja.
Esa es la explicación de las retenciones, esa es la explicación de la emisión de pesos del BCRA y de la absorción por vía de Letras y Notas (a veces criticadas por convertirse en un negocio fácil para los bancos), y esa es la explicación también de la inflación.

¿Es culo, entonces? Cada momento aporta sus especificidades y sus desafíos.
Igual que la virgencita de Caacupé, el precio de la soja te arregla por un lado y te jode por el otro.

Como todo, bah, porque la política económica es una frazada corta.

sábado, 29 de mayo de 2010

Apuestas del Mundial (2º parte)

Mandamos la segunda parte del juego de apuestas sobre quién clasifica a los octavos de final del Mundial.
Hoy hacemos Grupos C, D y E.

Grupo C
Inglaterra, Argelia, Eslovenia y EEUU


Grupo D
Alemania, Australia, Serbia, Ghana



Grupo E
Holanda, Dinamarca, Camerún, Japón


Para apostar en los grupos anteriores hay que hacer clic acá.

Mi voto:
Inglaterra, EEUU.
Alemania, Australia
Holanda, Dinamarca

viernes, 28 de mayo de 2010

57, el jorobado


Nos quedamos pensando en la lamentable maniobra de Kirschbaum, buscando horadar nuestra autoestima colectiva, posicionándonos en el lugar 57 de su hipotético ránking de países.

Como Ricardo no cita fuentes, libera a este blog de elegir las propias: acá nos gusta el Indice de Desarrollo Humano del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas. Lo suponemos más amplio que cualquier índice meramente económico, agregando a los parámetros clásicos factores tales como expectativa de vida, la longevidad, el alfabetismo, el alcance educativo, etc.

Como es esperable, el Reporte de Desarrollo Humano 2009 de la UNDP se refiere a las mediciones realizadas en 2007, de manera que habiendo hecho esta aclaración los datos que comentaremos no incluirán los efectos sobre desarrollo humano que sean producto de la crisis por la Resolución 125 durante cuatro meses del 2008, ni los de la crisis financiera internacional ni la AUH lanzada por el gobierno argentino y en pleno efecto desde diciembre de 2009.

Hechas estas salvedades, ciertamente no menores, pasamos a leer y comentar algunas particularidades.

En el Reporte se ubica a la Argentina en la posición 49, a diferencia de la posición 57 que indicaba Kirschbaum: de un plumazo subimos 8 posiciones.

Así, existen encima de Argentina 48 países de las más diversas condiciones económicas, naturales y sociales. De esos 48 países, 18 se encuentran incluidos, de manera más o menos comprometida, en las listas de la OCDE y del FMI como centros financieros off-shore. Veamos la lista y su posición en el Reporte, entre paréntesis: Holanda (6), Suiza (9), Luxemburgo (11), Austria (14), Bélgica (17), Liechtenstein (19), Singapur (23), Hong Kong (24), Israel (27), Andorra (28), Brunei (30), Chipre (32), Emiratos Árabes (35), Barbados (37), Malta (38), Bahrein (39), Chile (44) y Antigua y Barbuda (47).

No sumamos a Uruguay porque, siendo un gran receptor de capitales argentinos en fuga, está un puesto debajo de Argentina, el 50. Pero, evidentemente, las listas de desarrollo humano no incluyen el desarrollo ético. Estos son países que ofrecen condiciones cuanto menos laxas a los flujos financieros que, una vez convertidos en dólares en origen, buscan el amparo contra la tributación local. Notable y paradójicamente, este flujo de capitales es contabilizado por algunos organismos internacionales (por ejemplo CEPAL) como IED, inversión extranjera directa. Y, por ejemplo, es uno de los motivos por los cuales ignotos emiratos puedan darse el “lujito” de una pista de esquí cubierta en el infernal calor del desierto saudí.

Entre esos capitales, por supuesto que Ricardo no lo menciona, también están los de los jefes de Kirschbaum (Ernestina Herrera de Noble, J. Aranda, H. Magnetto , Grupo Clarín, Tinta Fresca, AGEA, etc.). Consuetudinarios partícipes de estas prácticas: basta preguntarle a Tincho Redrado, que este verano los hizo pasar un calor irrespirable.

Podríamos agregar otros dos países de la lista, que contienen “distritos financieros internos” que funcionan como paraísos fiscales, son la Londres inglesa y la Dublin irlandesa.

Hay cinco países que, estando por encima de Argentina en el ranking, han estado en boca de todos en las últimas semanas: Islandia (3), España (15), Italia (19), Grecia (25) y Portugal (34). No queremos ser pájaros de mal agüero, pero habrá que ver qué posiciones ocuparán en resúmenes futuros.

Un detalle no menor del índice reside en que soslaya en el cálculo el despliegue espacial que cada Estado debe hacer para cubrir las demandas de desarrollo de sus habitantes. Lo que deja picando una pregunta ideal para pegarle de volea: “es lo mismo ofrecer servicios médicos, educativos o de seguridad en Dinamarca (43.100 km2) que en Australia (7.741.200 km2)?” El informe metodológico no dice nada pero para nosotros es claro que el Estado australiano hace muchos más méritos para sostener una red de infraestructura (en especial de comunicación vial, férrea y aérea) que Holanda o Eslovenia.

Así, habiéndoles pasado el resaltador amarillo flúo a los países arriba, ahora nos tomamos la libertad de identificar aquellos cuya superficie total no supera el 20% de la superficie continental argentina (2.780.400 km2), Son 19: Noruega, Suecia, Japón, Finlandia, Dinamarca, Nueva Zelandia, Alemania, Corea, Eslovenia, Kuwait, Qatar, República Checa, Estonia, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Lituania y Letonia.

Quiénes quedan? Quedan sin resaltar Australia, Canadá, Francia y Estados Unidos. En cuál de estos países el editorialista central de un matutino masivo tendría lugar para escribir semejantes boludeces?




.

Águilas de gallinero


Esquina de diagonal norte y corrientes. Es la noche del martes y estoy con Ranita en el mejor rincón en el que nos pudimos acomodar. La gente, adelante nuestro va y viene y nosotros tratamos, juntos, de identificar cada etapa en un desfile alucinado. Todavía le estoy contando historias de los milicos púrpura del Paraná cuando nos sobresaltan dos bombazos tremendos en el mar argentino austral. La inmediata caída de los soldaditos malvinenses y su metamorfosis en cruces blancas me nubla los ojos con lágrimas que no terminan de brotar.

Mientras me desajusto el nudo de la tráquea, escucho al lado nuestro a dos muchachones con acento caribeño que, tan pasmados como nosotros, conversan. La proximidad y el gentío hacen que sea inevitable escuchar oleadas de sus diálogos que llegan desde la rambla de La Habana.

Es evidente que uno de ellos, el mayor, ya lleva algunos años acá. Se le escapa un “che” o un “grosso” y lo deja en orsai. Pero el otro es más nuevo, con el umbral de sorpresa todavía muy bajo, casi virgen.

La procesión increíble a la que asistimos va terminando y ellos van cerrando su charla. Las pausas se hacen más prolongadas. Hasta que llega una verdaderamente larga, con la última carroza. Como una alambrada alta, difícil de trasponer, el más joven rompe a correr y la salta con una frase tremenda:

“Qué joder, hermano! Son un gran país…”

El amigo, con el cuero más curtido y un gesto de suficiencia, le replica:

“Sí. Pero todavía no se dieron cuenta…”




.

jueves, 27 de mayo de 2010

¿Qué discutimos?

Vengo siguiendo animadamente las discusiones que se plantean en lo de Luciano.

Encuentro algunos postulados superadores. En algunos casos se los menciona como “corrección del modelo”, en otros casos se habla de “cambiar el modelo”. Yo diría, “superar el modelo”: apoyarse en la plataforma que el modelo actual aporta, para superarlo. Pero, bueno, son nimiedades. Parece.

En una de las discusiones, el comentarista Occam cita un texto de Jorge Asís. Un texto que muestra la misma lógica que Asís viene desarrollando desde hace bastante. Habla de fragmentación de la sociedad, de balcanización. Recela de divisiones que considera intencionadas y ficticias, y considera la escena política estructurada en facciones. La Argentina “kirchnerizada”.

La primera reflexión sugerida es: ¿Tan importantes son los Kirchner que "lograron" convertir en varias facciones lo que era una unidad armónica? ¿No hay ningún conflicto, ninguna imposibilidad, ninguna deficiencia subyacentes? ¿Todo este “terrible” escenario descripto por Asís y corroborado por sus seguidores (los seguidores de su facción) es provocado por la mentalidad febril de una o a lo sumo dos personalidades que no pudieron resolver sus resentimientos post traumáticos?

Ensayo alguna respuesta, intencionadamente sesgada.

Algunos de los que por un lado hablan de superar la etapa de enfrentamientos, de abrazarse fraternalmente, de innaugurar un período de concordia, por momentos parecen ser incapaces de pensar en otros términos que los que impone el "antikirchnerismo". Toda la realidad, mediatizada por el velo "antikirchnerista".

En ese marco, los festejos del bicentenario resultan desconcertantes. Porque no son apoyo al Gobierno, evidentemente. Porque nadie salió a festejar para declararle su amor a la “facción” kirchnerista y sus líderes. Pero tampoco se ajusta (la popularidad de los festejos) a la descripción de la realidad crispada, de los ánimos efervescentes, del "enfrentamiento civil" latente, de la fractura del cuerpo social, de la Argentina balcanizada.

El “fanatismo” kirchnerista siempre me pareció algo preocupante, en el sentido que desde allí se hace difícil confluir en construcciones colectivas. Pero se corrobora casi de inmediato la existencia de un “antikirchnerismo” igualmente febril. Cuyo grado de vehemencia crece de manera directamente proporcional a su impotencia.

A veces parece que si Kirchner se muriera de repente, deberíamos suspender toda actividad política.
Y Kirchner tiene responsabilidad en eso. Por supuesto. Y es hasta cierto punto una tendencia lógica en alguien que tiene la deficiencia de intentar liderar algo que le cuesta mucho, que le tironea, que no se le deja fácilmente. O sea, que no lidera, salvo “a falta de algo mejor”.
Ahora, la “otra mitad” del asunto ya no es responsabilidad de Kirchner.

Despojarnos de nombres propios, para discutir “hacia adelante”, exige abstenernos de exagerar, tanto en los “pro”, como en los “anti”.
Por favor, (y perdón por lo cursi) hagamos el esfuerzo de discutir hacia adelante.

Esplendor y Decadencia



Ricardo Kirschbaum ha sido el editorialista elegido en vísperas del Bicentenario de la Patria para poner en letras de molde la visión que el grupo monopólico concentrado tiene de nuestro país en esta época.

Y le tocó hacerlo en la presentación de los suplementos especiales que su diario ha lanzado a modo de festejo conmemorativo, con expresiones que de una manera contundente expresan su visión del país y de sus modelos posibles. Así, nos deja un irrefutable paradigma del país que el Grupo Clarín pretende y de lo inquieto que lo tiene este proyecto que día a día vamos construyendo en conjunto.

Pero no lo interpretemos más y dejemos que Kirschbaum nos vomite el caldo humeante de su frustración y su resentimiento:

“En el Primer Centenario, la Argentina ocupaba el 8° lugar entre los países del mundo. Cien años después, estamos disputando el 57°. Esa dramática caída muestra el empinado tobogán histórico en el que fuimos deslizándonos. Otro dato también concluyente que muestra, sobre todo, la inversión de expectativas, de sueños: a principios de siglo, cerca del 30% de los habitantes eran extranjeros, bajados de los barcos, venidos a esta bendita tierra a construirse su destino; hoy, hay una porción similar de argentinos que piensan que su destino inevitable será
emigrar, como lo consigna el economista Ricardo Arriazu en uno de los materiales especiales que integran estos suplementos. Es otra de las reveladoras comparaciones entre un siglo y otro de independencia.”


Seguramente Kirschbaum quiere que seamos aquel octavo país, en el que el derecho a sindicalización era un delito perseguido con ahínco. Exactamente lo mismo que ocurre hoy con los trabajadores del diario que dirige.

Seguramente Kirschbaum añora aquella economía primaria centrada en la exportación en la que la clave del progreso estaba en la frecuencia y la magnitud de las lluvias en la pampa húmeda. Lo único que cambiaría sería trigo y maíz por soja y un paquete agrotecnológico con eje en el glifosato y monopolizado por una multinacional norteamericana, socia en los negocios locales como Expoagro.

Seguramente Kirschbaum, desde las páginas de su matutino, no mostraría ningún sesgo destituyente al informar sobre un vicepresidente que, al firmar un pacto de prebendas y corrupción, declaraba “(…) la Argentina por su interdependencia recíproca es, desde el punto de vista económico, una parte integrante del Imperio Británico (…)”. De la misma manera que hoy defiende la defección institucional del actual.

Seguramente Kirschbaum no tendría ningún juicio negativo respecto de la tremenda inequidad y los patéticos índices socioeconómicos que enmarcaban la Argentina centenaria. Seguramente, antes de publicar el informe Bialet Massé, hubiera consultado al poder de turno.

Seguramente Kirschbaum no ofrecería ningún reparo a que, como resultado de una Campaña al Desierto que dejaría con vida a un número ínfimo de pobladores nativos, una parte mayoritaria de las nuevas tierras disponibles se repartieran entre las familias que componían la aristocracia local, siempre y cuando el Grupo Clarín participara en el reparto.

Seguramente Kirschbaum hubiera hecho que, desde la redacción que dirige, se informe sobre los sucesos que desencadenaron el Grito de Alcorta como un "Caos de Tránsito en el Sur de Santa Fe”, con similitud nula a las imágenes de centenares de camiones varados en la ruta mientras se le presta micrófono a Buzzi reclamando contra la Resolución 125.

Seguramente Kirschbaum, frente al fusilamiento de anarquistas que se conoció como la Patagonia Trágica, inmutable, hubiera mandado titular “La crisis causó 1500 nuevos fusilados”

A no dudarlo, por estos días Kirschbaum debe estar pensando que se equivocó de época.



.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Postales


El pibe está ahí. Tirado en un umbral. Son las dos y cuarto de la mañana y se acomoda su gorra. No tiene más de veinte y espera el colectivo. Se acomoda la visera y mira alrededor, todavía shockeado por las emociones. El ánimo de fiesta y algarabía persiste. No sabría describir de qué se trata. Pero él está ahí. Su travesía todavía no termina: espera un micro que lo lleve a su lugar, allá donde el pantone de su piel no rompe con el del resto de los pibes. Allá donde esperan los viejos, que hasta que no escuchen la puerta no van a conciliar el sueño.

Está casi seguro de que no va a poder explicar que valió la pena. Que él estuvo ahí. Que habían combinado con Lucas. Pero a Lucas se le complicó a último momento, la vieja lo retuvo con no sé que verso… y entonces decidió largarse solo.

No le va a poder contar lo que pasó. Pero sabe que Lucas siente lo mismo. Va a tener que esmerarse en dar detalles, en cosas, en pequeños gestos. Y con un “tendrías que haber venido, boludo” ajustará los detalles. Pero lo más grueso, lo que lleva adentro y lo tiene en vigilia como si fuera las dos de la tarde, eso no lo va a poder explicar.

Nunca le pasó algo así. Porque le vienen gustando un par de minitas. Pero hasta ahora, todavía, no había estado enamorado. Hasta hoy.

Puede sentir que ese calor intenso está también ahí, en manos de otros que como él, esperan el colectivo. Y como él, van a tener que ir a laburar en pocas horas. Va a estar duro, y decide no pensar en eso. Decide no preocuparse por mañana.

Quiere que llegue el bondi y subirse ya. Quiere recorrer la ciudad con ojos nuevos. Quiere caminar esas 15 cuadras desde la estación. Quiere llegar a casa. Quiere sacarse la gorrita y desanudarse la bandera que lleva de capa. Quiere agarrar lo que haya en la heladera y tirarse en la cama hasta que la emoción disipe o hasta que el sueño gane. Mirando al techo con ojos grandes.

Sabe que la mujer que lo ha flechado le es infiel. Con otros millones como él. Y que hará pagar su amor con tristezas y derrotas. Que, como con muchos, esta es una hembra terrible que podría convertir su amor en resentimiento y llevarlo lejos... Podría.

Pero el creé que esta historia, tan suya y tan única, va a ser diferente. Va a ser grande. Que podrá domar a esta mujer enorme, adúltera y brutal hasta convertirla en patria para sus hijos que, como Edipos, también caerán víctimas de su seducción.

Atrás quedan imágenes terribles.
Los muertos en diciembre de 2001 y en Puente Pueyrredón.
Atrás queda el chino en lágrimas, víctima del saqueo.
Atrás queda Barbarita, que le supo explicar a Lanata qué era el hambre por televisión.
Atrás quedan los viejos embaucados con bonos.
Atrás quedan los pibes con zapatillas en las trincheras heladas de Malvinas.
Atrás quedan los gritos de los desaparecidos.
Atrás quedan los que murieron en el exilio.
Atrás queda la desesperación.

Esta vez puede ser distinto.

Dale pibe, arriba! Levantate que ahí viene otro 45!





.

martes, 25 de mayo de 2010

La fiesta de todos los argentinos (cajetillas)

En la tapa de Clarín de hoy se resalta casi exclusivamente que la fiesta de reapertura del Colón estuvo "brillante".
Aparte de Macri, estuvieron Reutemann, De Narváez, Binner y el Pepe Mujica (ven, zurditos, lo que es una izquierda responsable).
Una verdadera fiesta "para todos los argentinos", eso sí, con invitaciones personales y derecho de admisión.
El kirchnerismo, ausente.

Hoy, particularmente, me siento orgulloso de la actitud de la Presidenta.

Para cerrar, la pintura costumbrista de una fiesta verdaderamente democrática, sin alfombras rojas, ni patovicas en smoking exigiendo invitación, sin vestidos de gala, ni competencias sordas por ver quién luce la joya más cara. Un fiesta como la del obelisco, donde aunque sea por un rato todos podemos acceder al "privilegio" de sentirnos iguales.

lunes, 24 de mayo de 2010

Los dos bicentenarios

En este momento, los festejos del Bicentenario siguen el camino de la bifurcación.
En el obelisco el chaqueño Palavecino canta con más garra que virtuosismo su pegadizo folklore, vestido de gaucho elegante, mientras una multitud le hace los coros, salta, revolea banderas y buzos, grita y aplaude desaforadamente.
A unas cuadras, en el Teatro Colón, vestidos de gala, unas mil personas hacen valer la espectacularidad de su "superioridad" cultural, resabio aristocrático de un mundo que ya no existe tal como quisieran que existiera, pero que sin embargo mantiene como lastre algunas de las peores consecuencias de aquella historia tan deseada por algunos, tan despreciada por otros.

Aún cuando no querramos profundizar demasiado en la existencia de otros clivajes, y nos quedemos mirando solamente la "fiesta porteña", no podremos soslayar que hay más de un bicentenario trascurriendo.
Y nadie seriamente podrá decir que esto es consecuencia de la pelea telenovelesca entre Cristina y Mauricio.
No. Es mucho, pero mucho más complejo que eso.

Lo lamento mucho por el consenso. A algunos les parecerá un símbolo de decadencia o de "crispación". A mí me gusta así.

PD: la primera vez en la historia que el presidente argentino no está en la "fiesta" de los cajetillas. Punto para Cristina, indescontable por nadie.
PD2: palabras del chaqueño Palavecino: "que no pase tanto tiempo para que nos volvamos a juntar".

domingo, 23 de mayo de 2010

Historias


Sobre el final del año 1984 se producía la noticia antecedente a la que se produce el día de hoy, casi 26 años después.
Rosario Central terminaba último en el campeonato Metropolitano de ese año y descendía a la Pirmera B de ese entonces (aunque ya existía el promedio, elemento que condenó a Racing y salvó a River).
Esta noticia aciaga para el club rosarino terminó siendo el paso inicial del último momento de gloria que registra la historia canalla. En el año 85, con Pedro Marchetta como técnico, ganó el campeonato de primera B, con jugadores como Balbis, Ghielmetti, Pedernera, Cornaglia, Palma, Scalise, Chaparro, Argota y otros.
La reestructuración del fútbol argentino de entonces, con la creación del Nacional B y el cambio en la disposición de las temporadas, que pasaron a desarrollarse entre junio y junio, provocaron un hecho inédito. Central estuvo "parado" 6 meses. Entre diciembre del 85 y junio del 86 no tuvo torneo para disputar, a la espera de que terminara el de 1985-86 y comenzara el del 86-87, para hacer valer su derecho a volver a disputar el torneo de primera.
Finalmente en la temporada 86-87 Rosario central provoca otro hecho inédito en la historia del futbol argentino, hasta hoy no repetido. Por primera y única vez un equipo recién ascendido conseguía la hazaña de salir campeón de Primera División en su primera temporada en la categoría. El equipo lo dirigía un prócer del futbol rosarino, Don Angel Tulio Zof, y lo integraban el Patón Bauza, Roberto Gasparini, el "Pichi" Escudero, Alejandro Lanari, aparte de varios de los ya mencionados.
Un recuerdo lindo para Central, en una tarde triste, pero que permite al menos la ilusión de que la historia que empezó en 1984 se repita en 2011.

Por otro lado, queremos denunciar que otra vez el peronismo boicotea las gestiones radicales. Pobre Usandizaga. Así no, así no salimos, diría Artemio.
No me vas a decir que ya pidieron el helicóptero, Udi?

sábado, 22 de mayo de 2010

La perplejidad de Tenembaum

Tenembaum, con su nota en Veintitres, le da una interpretación política un poco más compleja que la habitual al tema de las escuchas telefónicas por las cuales resultó procesado Macri.

Entre varias cosas, entre las que se encuentra su ya típica (y creo que fingida) perplejidad ante las "paradojas" de "la política", Tenembaum termina por conducir su razonamiento hacia una conclusión: la saga empieza con un llamado anónimo que alerta sobre pinchaduras de teléfono, continúa con el planteo de que Macri no se vería perjudicado por su procesamiento, sino que la posición de víctima lo dejaría en óptimas condiciones para polarizar con Kirchner en el proceso pre-electoral que se abre, y termina expresando el interrogante sobre quién será el que hizo el llamado anónimo que alertó sobre las escuchas.

Hay dos respuestas posibles, según sugiere la nota: o la causa está motorizada por el kirchnerismo, para perjudicar las aspiraciones presidenciales de Macri, o está motorizada por el mismo entorno de Macri, veladamente, y el "kirchnerista" Oyarbide cayó en la trampa, lo cual explicaría el renacimiento del optimismo de los macristas respecto de las aspiraciones presidenciales de su referente.

Tal vez, complementamos para dar una vuelta más de tuerca, al mismo Kirchner le sea beneficioso mantener con vida política el proyecto Macri 2011, por varias razones: la más débil, sepultar el proyecto duhaldista de rearmado de las estructuras tradicionales PJ-UCR, mantener una sobreoferta opositora que divida apoyos y fuerzas, darle visibilidad a un candidato que en proceso de polarización "le abre la tranquera por izquierda" para sumar gente por ese lado (entre Macri y Kirchner, ¿podrían mantenerse en abstención los votantes de Pino o Binner, aduciendo que son lo mismo? Lo harían sin dudas en un Kirchner-Cobos, pero con Macri es más difícil, entre otras cosas porque la "gestión" de Macri es más vívida para la comparación).

En medio de esta especie de partido de poker en que cada uno esconde su "verdadero" juego, y los demás suponen la existencia de jugadas magistrales ocultas, que tal vez no existan, quedaría por incluir una más.

La del periodista perplejo, claramente opositor al gobierno nacional y también al de Macri, vinculado hoy con una ex centro izquierda filo radical pero ambigua (Carrió o Stolbizer) que desde un medio "oficialista" escribe una columna de este tenor.

Yo sugiero dos interpretaciones: ¿estará (otra vez) queriendo hacerles creer a los kirchneristas que son estúpidos y que fueron embaucados para "paradójicamente" sostener a Macri al tiempo que lo hostilizan? y ¿hará esto con la intención de salvaguardar a Macri de su judicialización?

O estará pensando: "cuidado, opositores, no dejemos que nos pongan a Macri como alternativa de Néstor, no dejemos que se polarice entre ellos, no colaboremos en crear un mártir que sólo sirva para dividirnos y hacer que Kirchner gane"?

Qué dilema, no Ernesto? Muy difícil determinar qué rol juegan los "periodistas independientes" en esta maraña que nos deja tan perplejos ;-)

viernes, 21 de mayo de 2010

Mundial 2010: se abren apuestas

Decíamos que los que gustamos mucho del fútbol vamos a disfrutar todo lo que podamos del Mundial.
Pero el goce no es completo, si, al tiempo que satisfacemos nuestro voyeurismo, no buscamos alguna forma de participar activamente de la cosa.
Con humildad, entonces, proponemos, un juego, sencillito. Apostar por la clasificación de los equipos en cada grupo.
La cosa es así: postulamos en este post dos grupos de este Mundial, el A y el B. Los comentaristas que se prendan elegirán a los dos equipos de cada grupo que les parece que clasificarán. En post sucesivos iremos haciendo lo mismo con los grupos restantes.
Para que el post no "se pierda" dejaremos una referencia sobre la columna de la derecha.
Lógicamente, al final de la primera ronda estaremos en condiciones de coronar un ganador.

Grupo A

México, Sudáfrica, Francia, Uruguay




 Grupo B
Argentina, Nigeria, Grecia, Corea del Sur

Seguramente no faltará el codicioso que esté especulando con el premio. Los que gustamos mucho del fútbol sabemos que el mejor premio es ser el que más sabe ;-).

jueves, 20 de mayo de 2010

La lista


Los tres arqueros estaban definidos desde la semana pasada. El "lobby" Gabbarini no alcanzó. Quedaron Romero, Andújar, Pozo.
Defensores: sorprende lo de Garcé. Por características competía con Coloccini, que finalmente quedó afuera. Debimos haberlo previsto. Hace una semana, cuando se difundió la lista de 30, Maradona justificó la convocatoria de Garcé por lo que "aporta en el vestuario". No se lea como aporte pecuniario. Digamos, es alegre, divierte y da ánimo a los muchachos con ocurrencias y bromas.
Ahora, si incluís en la lista de 30 a un tipo por este motivo. ¿No es más que obvio que lo vas a llevar entre los 23? Si ese es el justificativo de su convocatoria, ¿cómo justificás que lo desafectás? Flojos los pronosticadores en no haber visto este detalle. Sentencio yo, con el diario del lunes y sin haberlo notado la semana pasada tampoco.
 Los defensores son todos centrales. Salvo Clemente, que desentona. La idea, ya explicada por Maradona es que va a jugar con 4 centrales. No necesita laterales que pasen al ataque, lleguen la fondo y tiren centros atrás. "Para eso tengo a Di María y Jonás", dicen que dice. Y entonces, ¿Clemente? ¿Qué pito toca? Puede jugar por cualquiera de los dos lados, pero es un lateral clásico. Arriesgo una explicación: Clemente aporta la posibilidad de cambiar de esquema cuando se está perdiendo. Dejás 3 centrales atrás, y sumás a Clemente por uno de los costados, casi como mediocampista.

Mediocampo: la idea inicial parece ser una línea de 4 mediocampistas. Doble 5. Mascherano tapón, y Verón más suelto. Por la derecha Jonás y por la izquierda Di María. Los encargados de llegar al fondo y "tirar centros atrás". Con un equipo que espera para presionar en el campo propio y sale de contra, rápido y vertical, uno de estos dos se convertirá en el tercer "atacante" aleatoriamente, según la jugada. Bolatti es el relevo de Mascherano. Pastore desentona un poco porque es un enganche clásico. Sosa, que quedó afuera, es un poco más polifuncional. Puede jugar por los costados y un poco más retrasado. El buen momento de Pastore en Italia justifica sin embargo la convocatoria. Maxi Rodríguez puede hacer ida y vuelta por cualquiera de los dos laterales (con menos recorrido que los dos titulares, por ahí). Es reemplazante de Jonás y Di María.

Delanteros: no hay ninguno que desborde, poque quedó Lavezzi afuera. Agüero, Tévez, Messi son los que salen del área, encaradores, gambeteadores. Higuaín, Palermo y Milito, con sus características propias cada uno, son los tres 9. ¿No son demasiados?

Se va acercando el momento. Los que gustamos del fútbol todo el año, que rompemos las pelotas mirando San Telmo-Colegiales un sábado a la tarde, que sabemos que el 10 de Italiano se llama Brito y el arquero de Alte. Brown (Tristán Suárez), Anconetani, nos enfrentamos con una paradoja: queremos que empiece el mundial, que transcurra el mundial, pero no que termine. Y es tan cortito el campeonato que se hace imposible vislumbrar la final desde el primer partido. A disfrutarlo mientras dure.

Genocidio Económico


Uno.
Con la cárcel de Martínez de Hoz comienza en el país un nuevo ciclo en el enjuiciamiento de los crímenes cometidos durante la dictadura Procesista. Hasta aquí se vino avanzando, si bien con demoras demasiado prolongadas, en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el brazo militar responsable del golpe. Se ha juzgado a los autores materiales del atropello institucional y, a partir de anulación de las leyes de impunidad, se está juzgando a la jauría sedienta de sangre y muerte que se vio liberada del bozal y la correa para llevar adelante la práctica de tierra arrasada a partir del fatídico 24 de marzo de 1976.

Pero, como en los crímenes de características policiales, lo cierto es que queda por evaluar si dicho proceso contra autores materiales encuentra su correlato en el campo de la autoría intelectual. Esa que no tenía necesidad de ensuciarse las manos.
Aquí la cuestión adopta ribetes complejos. En primer lugar un principio insoslayable del derecho indica que las leyes no tienen efecto retroactivo, motivo por el cual debemos remitirnos al cuerpo legal existente al momento de los delitos. Esto pone a los autores intelectuales de la destrucción del incipiente tejido productivo creado al amparo de las ISI (peronismo, luego desarrollismo y luego nuevamente peronismo) del lado seguro: el acusador (el Estado actual) debe demostrar la intención dolosa de determinados actos de gobierno durante la dictadura con un cuerpo probatorio poco robusto.

En segundo lugar rige el principio de prescripción en el tiempo: salvo los delitos de lesa humanidad, el resto se diluye con el paso del tiempo. Es otro principio que vuelve a poner del lado seguro a los delincuentes, en especial cuando cuentan también con la complicidad de poderes políticos elegidos democráticamente que poco y nada pretenden hacer en pos de auditar el verdadero peso de la herencia recibida.
Es por estas y otras causas que el proceso que enfrenta Martínez de Hoz se corresponde con la desaparición forzada de personas: hijo de su propia codicia, tampoco este prestigioso pro-hombre de la oligarquía vacuna, dudó en manchar su ropa con sangre. Y casi con certeza pagará, tarde pero seguro, por esos crímenes.
No parece que otros “doctores en pobreza y estafa” como Guillermo Walter Klein, Juan y Roberto Alemann, Domingo Cavallo y el extinto pudiesen enfrentar el mismo destino. Triste paradoja del destino judicial.

Dos
Durante los momentos más álgidos del pasado verano, con la discusión sobre el pago con reservas del Banco Central de los bonos que cancelan durante este año, nuestra izquierda de museo sacó a relucir una raída y maltrecha bandera de la década del 80, tan vieja y olvidada que ya tenía gusto a rancio: proponían, en boca de Pino Solanas y Claudio Lozano, analizar su legitimidad como paso previo a repudiar aquella parte ilegítima. Una payasada inoperante esa de ir a decirle a agentes que compraron bonos en el 2003 que eran hijos de sucesivas reprogramaciones de pagos que tenían su origen en el Plan Brady que a su vez era la conversión de deuda contraída con bancos internacionales que a su vez habían logrado que Cavallo la estatizara hace nada más que 28 años. Nuestra izquierda tiene esas costumbres.

Tres.
Este blog ha pensado en juntar las dos ideas medulares de las problemática citada para tratar de convertir una payasada y un malabar judicial en una función de circo sino estruendosa, por lo menos eficaz a la hora de arrancar algún aplauso.
Para ello les propone a los representantes de la izquierda idealista y pura:
por qué no presentan un proyectito de ley en el que se deslinde de manera meridiana y definitiva al Estado y a cualquier gobierno elegido democráticamente de saldar deuda contraída por un gobierno defacto, ilegítimo y no elegido como lo indica la Constitución Nacional?

Por supuesto que no creemos que se den las condiciones para que Argentina vuelva a vivir una situación como esa (nuestros dedos cruzados y tocándonos un testículo casi nos impiden continuar escribiendo). Pero lo cierto es que si algo así volviese a ocurrir y teniendo en cuenta que el mecanismo de endeudamiento público es la manera más utilizada por nuestro establishment para legitimar su fuga de divisas, hoy estaríamos igual de desnudos que el 10 de diciembre de 1983: sin la posibilidad de repudiar deuda odiosa y obligados a pagar hasta el último pesito.

De manera que una ley de tal carácter sería una inequívoca señal para quienes pretendan convertirse en acreedores de un gobierno con el pagaré fácil. Les estaríamos diciendo “vas a cobrar mientras haya gobierno defacto”. Y en ese proyecto incluir responsabilidades penales imprescriptibles a quienes, de este lado del mostrador, le ofrezcan el culo a la jeringa.

Para Pino y Claudio, desde este humilde blog y con toda la onda. Ahí los apoyaremos.



.

miércoles, 19 de mayo de 2010

¿Qué hacemos con "la plata de los jubilados"?



Hablamos en un post pasado de darle aire a la producción nacional abaratando el factor capital, y no solamente el factor trabajo vía ajuste, directo o indirecto, de salarios (actualizando por debajo de la inflación, por ejemplo, o devaluando con fuerza).

En el debate entra la inflación, también, porque se juntan la CGT y la UIA, y entonces todos salen a hablar: si el mal llamado aumento de salarios (que en realidad es actualización) es inflacionario; si la inflación se relaciona con que la oferta no se adecúa al aumento de la demanda, si los obstáculos a las importaciones no colaboran...

La realidad es que el bendito "modelo" (que venimos desde hace un tiempo tratando de desentrañar qué corno es) tiene una tendencia, al menos levemente inflacionaria. Mantener en situación competitiva a industrias sin ventajas comparativas implica buscar herramientas para encarecer "artificialmente" los productos extranjeros, para que no reemplacen a los "naturalmente" más caros (por dotación de recursos, por productividad) nacionales. Y si la idea es motorizar la economía, el crecimiento de la producción, a partir de incentivar el consumo, la inflación es (al menos en forma leve) inevitable.

Esto, aparentemente malo, no lo es tanto. Las economías con indexación inflacionaria tienden a generar una transferencia de recursos desde los sectores rentísticos hacia los productivos. Con prioridad de los dueños de los medios de producción, pero también con beneficio (menor) para los asalariados.

Es así, nos guste o no, al menos en la base. Pero para que este círculo sea virtuoso, en determinado momento hay que empezar a influir de manera determinante, a través de políticas activas, en reemplazar las ventajas competitivas "espurias" por ventajas genuinas (un intento en este sentido parece ser el plan para ir reemplazando de a poco los insumos importados de la industria automovilística por otros de producción nacional).

Para estos fines, decíamos también, hace falta recursos. Boudou hace tiempo tiene la idea de crear un banco de desarrollo, básicamente para abaratar el costo de acceder a crédito para empresas con proyectos productivos. Usar recursos, quiero decir, significa usar recursos. Y ahí está la "plata de los jubilados". Es lo que hay. Es una apuesta fuerte. Una apuesta que se juega en la clave: seguimos así o vamos para adelante.

Hay ahí otro punto por el cual vale la pena, creo, ponerse a debatir. ¿La ley de entidades financieras? No sé, puede ser que sea importante discutir esa ley, lo dejo para los especialistas. Pero como considero que los hechos valen más que las palabras, mis prioridades son el orden que del post se desprende.

martes, 18 de mayo de 2010

Los menos indicados



La diputada Soraya Saenz de Santamaría, vocera del derechista Partido Popular en el Parlamento español, calificó la reunión de CFK con el juez español Baltasar Garzón, suspendido por investigar los asesinatos masivos cometidos por el franquismo, como intolerable. Y dijo "Cristina Fernández de Kirchner y su marido son los menos indicados para dar lecciones de justicia y de seguridad jurídica a nadie".

La misma diputada, hace ya un tiempo, había dicho: "sigue habiendo juicios pendientes y tendrán que resolverse. Es una investigación que corresponde a la justicia y ojalá todos los culpables se acaben sentando en el banquillo. Primero por reconocimiento a las víctimas y para acabar con los terroristas y que no quede ninguno libre."

Claro que en esta segunda declaración, previa, se refería a los juicios a los autores del atentado conocido como 11M, que de seguro deben ser todos fundamentalistas musulmanes.

Y también dijo: "cuando alguien está dentro de un proceso judicial los partidos debemos respetarlo, por eso nosotros desde el PP respetamos a la justicia y no juzgamos con anticipación". Pero en este caso tampoco se refería a Garzón sino a un colega del Partido Popular, investigado por un larga lista de delitos de corrupción mientras era funcionario del gobierno de Aznar.

Deben ser estas las dobles varas a las que se refiere quien es blanco de las duras críticas de Soraya en los medios de España esta mañana.

La ilustración que mejora este post corresponde al mapa con la cantidad de fosas comunes franquistas, provincia a provincia, y su contenido potencial o confirmado.


.

Futbol para Todos Mundial


Se viene el Mundial.

Un exaustivo análisis del fixture arroja la siguiente conclusión.
En el mejor de los casos, es decir, si Argentina pasa los sucesivos escollos y llega a la final, deberá jugar 7 partidos en total. Los tres de la ronda inicial y los de eliminación directa (si ganás, seguís; si perdés te volvés): octavos, cuartos, semi y final.

El primer partido es sábado 12 de junio. Después se juegan jueves y martes. Si Argentina clasifica 1º en su grupo le tocaría jugar: domingo 27 de junio por octavos, sábado 3 de julio por cuartos, miércoles 7 de julio por semis y el domingo 11 de julio la final.

Si clasifica 2º (más improbable, pero posible) jugaría: sábado 26 de junio por octavos, viernes 2 de julio por cuartos, martes 6 de julio la semi y el domingo 11 la final.

O sea, según el caso, podrían tocarle a lo sumo 3 o 4 partidos en día de semana. Son como mucho, 4 feriados adicionales.

Se viene el Mundial, se viene el DNU? Es hora de tomar decisiones trascendentes: Qué somos? Populistas? O radicales?

lunes, 17 de mayo de 2010

"Competitividad", "mejora de la productividad" y "ajuste".

El agitado fantasma de la "prohibición" de importaciones puso en primer plano, de nuevo, el debate sobre la competitividad de la economía argentina.

En resumen: los sectores de mayor agregación de valor en nuestra economía son menos productivos que los de otros países, con cuya producción compite la nuestra. Esa diferencia de productividad, que vuelve más caros a nuestros productos en relación, debe compensarse con el tipo de cambio. O sea, deberíamos tener una moneda menos valiosa.

Así funcionó la cosa un tiempo, desde 2002. Pero la inflación interna, mayor a la de nuestros competidores (y muy relacionada con la intención de mantener un tipo de cambio competitivo) amenaza continuamente con terminar de comerse la diferencia.

Surgen, entonces, cada tanto voces que sugieren que habría que recuperar competitividad con un ajuste del tipo de cambio nominal. Es decir, una devaluación. Lo cual encarecería el precio de lo importado y permitiría por consiguiente recuperar competitividad por precios, al menos hasta que la inflación volviera a comerse la ventaja.

La situación remite inexorablemente a la figura del círculo vicioso: devaluación - inflación - pérdida de competitividad - nueva devaluación, y así sucesivamente, con el agravante de que con cada vuelta actúa el factor "aceleración". Cada vez el ciclo se cumple más rápidamente.

Llegada la discusión a este punto, viene al rescate el vocablo que ha logrado el siempre improbable propósito de salvar al capitalismo: productividad.

Para evitar que se cumplan los pasos del diagrama anterior hay que "mejorar la productividad".

Entonces, ante una respuesta así, uno tiende a repreguntarse (secretamente, para no levantar la perdiz de la ignorancia): ¿qué carajo es "mejorar la productividad"?


Una respuesta improvisada: hacer que los factores de producción (tierra, capital, trabajo) converjan en la obtención de una unidad de producto mediante la utilización de una menor cantidad de dichos factores.
La adquisición de tecnología, el diseño de la producción o el abaratamiento de la financiación, bajan el costo del capital permitiendo un reacomodamiento de los costos de los otros factores.

El tema es que existe un atajo. Hay que decirlo, el más elástico de los costos de los factores es el del trabajo, es decir, el salario. Trasladado a términos más sencillos, la mejora de la productividad puede reemplazarse tranquilamente con alguna forma "tradicional" de conseguir que en el precio del producto terminado la incidencia del costo salarial sea menor.

En términos macro, una "mejora de la productividad" obtenida por esta vía implicaría que con el salario de un trabajador se pudiera comprar una cantidad menor del producto obtenido (la devaluación es una forma de hacer esto mismo).

La batalla entonces se libra silenciosamente en ese terreno. Políticas industriales (para cuya implementación el Estado tiene que contar con muchos recursos, dicho sea de paso) vs. "ajustes" de salarios.* **

Hay ahí un muy lindo tópico para definir de "qué lado se estará", de aquí en adelante. Un lindo tópico para desarrollar el famoso "modelo", tal vez esbozado en estos años, pero nunca explicitado del todo.



* por supuesto que ambas opciones no se excluyen entre sí de manera absoluta. No es que si te definís por las políticas industriales no podés devaluar el peso ni dos centavos porque incurrirías en traición. Más vale, se trataría de evitar que el "ajuste de salarios" sea la única vía de reducción de costos.

** Independientemente de su culpabilidad, la causa de los remedios y Moyano (paralela a la de Zanola, pero con posibles delitos de muy distinta índole), no sé por qué, la veo como parte de esta configuración.


sábado, 15 de mayo de 2010

Receta de hoy: privatización de un Centro Cultural



Ingredientes

Un poder ejecutivo entero (cualquier marca: nacional, provincial o municipal)

2/3 kg de levantamanos legislativos

Un monje negro, fresco y listo para fermentar algún desfalco

Un beneficiario de la privatización: elíjalo usted mismo, que sea de marca amiga o conocida. Manténgalo en la oscuridad y el fresco.

6 huevos bien agarrados (de 3 representantes masculinos en los sistemas de contralor y los organismos anticorrupción)

Cuatro periodistas frescos, limpios de ética y con los escrúpulos separados aparte

Una cucharada de consenso de Washington

Un puñado de argumentos tipo Barbas de Durán

Dos kilos de fuerzas de seguridad, con gases y camiones hidrantes

Un Souto maduro, en su tinta

Una pizca de inteligencia (puede reemplazarse por un equipo de licenciados en administración de la UADE)

Insensibilidad social y desinformación a gusto.

Instrucciones

Tome el poder ejecutivo y mézclelo con el monje negro y una parte del amigo beneficiario, amase hasta lograr un bollo y utilícelo para identificar y evaluar el potencial económico de cualquier organización, institución o empresa pública que dependa directamente del poder ejecutivo que administra*

Una vez seleccionada la institución, deje reposar en ambiente cálido y húmedo esperando que leve, mientras aparte se contrata una consultora de opinión pública, mezclada con el Souto maduro y los periodistas frescos en trozos que articulen una campaña de desprestigio en su contra (recomendamos marca Neustadt o sucedáneos).

Inicie un proceso de acoso de los trabajadores de la institución. Azúcelos con despidos, amenace mientras revuelve y agregue argumentos como “es una institución deficitaria” o “pierde diez mil dólares por día” o "hay mafias enquistadas entre los trabajadores” o “el ausentismo es tremendo” o el también efectivo “está lleno de ñoquis”, etc., obtenidos al exprimir el Barbas de Durán.

Aparte ya se ha preparado un “Plan de Saneamiento”, el cual incluye la pizca de inteligencia y una cucharada generosa de consenso de Washington. No trate de hacer esto solo, sugerimos dejarlo en manos del amigo empresario beneficiado. Embébalo en un due dilligence solapado y permita que decida a cuántas personas despedirán. Recuerde que a usted (mejor dicho al Estado que representa) le corresponde pagar las indemnizaciones (que serán utilizadas seguramente para comprar un remis o poner un locutorio y así apantallar temporariamente la desocupación emergente) con todo el jugo.

Macere la campaña de desprestigio y luego viértala sobre la institución. Como parte de la misma puede utilizar algún recurso simbólico: por ejemplo organice un evento frívolo y absolutamente disfuncional bajo la excusa de "tarea imprescindible para recaudar fondos". Un cumpleaños de un empresario amigo o fiesta de disfraces se consigue en cualquier respostería.

Ya es el momento de enviar la institución inmediatamente “al horno” durante un par de meses a fuego moderado.

Prepare las fuerzas de seguridad para contener la protesta social y disponga a los periodistas amigos para neutralizar los reclamos de los trabajadores.

Aplique el final del Plan de Saneamiento, aumente del precio de las entradas, elimine los beneficios sociales aún existentes y los gastos superfluos, disminuya la oferta cultural y pase la institución por el tamiz, proceso que se conoce como "limpieza". Recibirá el oprobio de sectores minoritarios pero la aprobación de granes mayorías progres y bienpensantes, felices de poder adquirir la remerita y el merchandising inexistente durante la administración estatal previa, llena de corruptos e inútiles.

Recién entonces aplique el gratinado de la privatización definitiva.

Sirva en cazuelas calientes este plato para pocos.



*administrar: antigua palabra que cayó en desuso cuando un tal Macri llegó a la presidencia de Boca; fue reemplazada por "gestión, gestión y más gestión".



.

viernes, 14 de mayo de 2010

Titanic, hundimiento de un PROyecto



- Qué lindo navega esto, Gaby!! Te gusta?
- Obvio, Mauri, me encanta. SOY LA DUEÑA DE MUUUUUNNNDOOO!!!
- Bueh, pará, Gaby, el dueño soy yo... vos sos la vice-dueña.
- Qué poca onda, Mauri!! No ves que estoy exultante?!?!
- Sí, te veo... y por qué?
- Porque ví la peli y conozco el final. Y vos, con este barco, no llegás al 2011
- No digas...
- Siiiiií!!!! Iuuuupiiiiii!!!!



(en los comentarios nuestros lectores pueden, por única vez, contarnos el final de esta película)



.

jueves, 13 de mayo de 2010

Reflexión: ¿qué hacer con el "modelo"?


Los que más o menos habitualmente pasan por acá, tendrán una idea sobre qué es lo que pienso en materia política.

Me considerarán un kirchnerista no fanático, calculo. Y crítico del fanatismo kirchnerista.

Sabrán a lo mejor que tengo una posición tomada respecto de que Kirchner intente una reelección en 2011.

Repito tal vez algunas cosas ya dichas. Plantearse que Kirchner pueda ser candidato presidencial nuevamente exige que, al menos, nos preguntemos para qué, con qué fin.

La realidad indica que las dificultades de que se alce con una victoria son mayores a las posibilidades. Al punto de que algunos piensen, todavía y a pesar de cierta supuesta reversión de la tendencia en estos últimos meses, que no existe ninguna posibilidad.

Mirando un poco más allá sería bueno tal vez ensayar un ejercicio: ¿qué pasaría si ganara? Los obstáculos en materia de gobernabilidad probablemente serían mayores a los que tendría que sortear si quisiera ganar.

El punto neurálgico del razonamiento es que, hoy por hoy, en líneas generales aquellos que se resisten a la puesta en práctica de una idea cualquiera, potencian su resistencia si el que la esboza es Néstor Kirchner.

Sencillamente eso: las ideas que el kirchnerismo plasma en acciones son más revulsivas, y las consecuencias de su puesta en práctica más conflictivas, en tanto son expresadas por el kirchnersimo. Genera más reacción el enunciante, que la idea misma.

Ideas inocuas como la de decretar un feriado por única vez y con motivo de los festejos del bicentenario (no muy revolucionaria ni con afectación de grandes intereses que digamos, la idea) genera resistencias y hay que sacarlas por decreto, cuando lo lógico era que saliera en rápido trámite legislativo votada casi unánimemente. Es un ejemplo un poco absurdo, pero ejemplo al fin.

Podríamos decir que si la izquierda se definiera por el grado de revulsión que genera en los sectores más "conservadores", Kirchner (él persona) estaría a la izquierda de sus propias ideas y acciones ;-)

En este sentido si realmente hay algo así como un "modelo" o un ideario para defender (y habría que afinar a través de la discusión cuál es, dicho sea de paso) la mejor manera de hacerlo es desligándolo de la suerte personal de Néstor y Cristina.

Lo dicho no va en contra de que se valore el mérito de uno o dos gobiernos continuados de haber puesto en práctica, de haberle incluso dado forma a esa suerte de "modelo" que tanto mencionamos y que nos cuesta un poco entender a veces, justamente porque se lo hizo a los tumbos, a los empujones, en parte como se pudo, y solo en parte como se quiso (y aún no siempre se quiso de la manera que más nos gusta, también hay que decirlo). Y podemos discutir si Duhalde o Lavagna fueron quienes "verdaderamente" sentaron las bases. Pero son 7 años de algo que a priori decían que iba a durar 2. Algún mérito hay ahí, independientemente de que sean los Kirchner padres adoptivos o de sangre del "modelo".

Yo puedo reconocerles eso, porque no me motiva ningún rencor ni resentimiento alguno contra los Kirchner, cosa que también hay a montones dando vueltas. Tendrán motivos o no, no me importa.

El punto es que, si lo que se quiere salvar es un "modelo", lo "logrado" como dicen algunos, sea quien sea al que le correspondan los laureles (premio que no vamos a entregar en esta vida, por falta de consenso sobre quién tendría que llevárselo); si lo que se pretende, decía, es fortalecer y mejorar lo que hay, lo mejor es hacerlo ni a favor ni en contra de Kirchner.



Mandemos fruta



Nos preguntamos si los diputados que integran la Comisión de Relaciones Exteriores y que por estas horas están reunidos con indignados Embajadores de países de la Unión Europea, quienes en el marco de una reunión protocolar intentarán colar su queja por las potenciales medidas proteccionistas por parte de la Secretaría de Comercio Interior; nos preguntamos, decíamos, si se acordarán de recordar la problemática que enfrentan algunos de sus representados, productores locales que logran excelentes niveles de calidad y productividad, cuando intentan comerciar su mercancía con países de la Unión Europea.

Nos preguntamos, por ejemplo, si algún diputado opositor entrerriano, se acordará de mencionarle al embajador francés los problemas que tienen sus productores de naranjas coterráneos cuando intentan vender naranjas en París o Marsella.

Nos preguntamos si algún diputado tucumano le recordará al embajador español que sus comprovincianos, productores de los mejores limones del mundo, son inhibidos so excusa de no cumplir con alguna rebuscada medida fitosanitaria mucho más parecida a un chiste que a una protección real.

Nos preguntamos si algún diputado mendocino le mencionará al embajador italiano que los viñateros cuyanos enfrentan fuertes restricciones, nunca escritas eso sí, para poner botellas de malbec world class en la mesa de los italianos.

Nos preguntamos si algún diputado rionegrino se largará a recordarle al embajador de Holanda que las manzanas y peras que crecen en el alto valle del río Negro, de calidad insuperable, no pueden llegar nunca a los supermercados holandeses en los que sí se ofrecen manzanas ácidas de segunda a 5 euros el kilo (sí señora, veinticinco pesos).

Si alguien osará preguntar por qué las demoras en las negociaciones de la Ronda de Doha.

O si todo se reducirá a mofarse de los modales y los bigotes de Polémico Moreno.



.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Colonialismo

El otro día, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno se le hizo un homenaje a un gran artista popular: Alberto Merlo.

Estuvo presente Lucía Ceresani. Acompañada por la guitarra de su hermano, cantó con la sencillez y el respeto a la melodía de siempre, no muy habituales en una generación de artistas más empeñados en resaltar otras virtudes, como la "garra", o la innovación histriónica, por ejemplo.

Tan tradicional es su forma de cantar, acompañada por dos guitarras criollas, sin percusión, tan tradicional decía que, hoy por hoy, pareciera enteramente original.
Más allá de esa cuestión estilística, su virtuosismo no es valorado (a nivel de popularidad) como particularmente me parece que debiera.

Que tantos artistas extranjeros mucho menos capacitados que Lucía Ceresani sean tan desproporcionadamente elogiados, tratados como príncipes a los que se les rinde pleitesía, mientras que se menosprecia el valor de algunos nacidos a la luz de costumbres y estilos más cercanos a nosotros, es algo que me molesta profundamente.

Hablo de gente relacionada con la cultura, comunicadores incluso, capaces de esbozar sonrisas cancheras, sugiriendo que Lucía Ceresani o Jairo "no les llegan ni a los talones" a, qué se yo, Robbie Williams o los Rolling Stones. No hablo de nadie en particular. Es un aire que se respira, un "clima de opinión" palpable.

Ese menosprecio por lo propio y esa sobrevaloración de lo ajeno (conjuntamente), no puede provenir de otro lugar que de prejuicios basados en que lo proveniente de ciertos lugares privilegiados es "superior" culturalmente a expresiones perisféricas. Prejuicios exacerbados y retroalimentados cotidianamente. Prejuicios hermanos de otros: "este país de mierda", "en X lugar hacen tal cosa, no como acá...", y muchos etcéteras más.

Copio este videito, tomado del programa "enemigo" Sin Estribos, conducido por el "destituyente" Gómez Castañón, emitido por el "golpista" canal TN. Espero que no me manden una carta documento, ni pidan a blogger que me lo baje aduciendo derecho de propiedad.




Ahora dicen que el INDEC mediría con precisión


Topos cartoneros con acceso a fuentes dentro del edificio de la calle Tacuarí nos informan que el staff del diario (y del resto de publicaciones asociadas) ha recibido en las últimas horas una noticia que llega de las autoridades del Grupo: Mayo será el gozoso mes en el que se otorgará el esperado aumento de sueldos anual para el personal de planta.

La información, nunca por escrito por supuesto, habla de un aumento "del orden del 10%, en línea con la inflación anual".

Nosotros nos preguntamos si Souto aplicará el mismo coeficiente con sus "becarios".




.

martes, 11 de mayo de 2010

Sin agenda



Mientras esperamos que
  • Los medios opositores encuentren al verdadero Cavanagh, el empresario que pagó coimas en sus agronegocios con Venezuela y no su homónimo,
  • Los medios opositores convenzan a la opinión pública que las facturas por “comisiones por administración de negocios” por el 7% de las ventas son COIMAS,
  • Se termine de convencer a la ciudadanía porteña que son mucho más importantes los inconvenientes en el tránsito en la 9 de Julio que los festejos por el bicentenario de su patria,
  • El INADI dirigido por nuestro amigo Morgado tome acción directa y le ponga límites (en forma de multas pagaderas en $$$$$$, de esas que dejan heridas en los bolsillos) a los escandaletes mediáticos del prime time, deliberados o no, cuyo eje central no es otro que la DISCRIMINACIÓN,
  • El Grupo A, también conocido como el Frente del Diálogo y el Consenso, nos explique a qué se refieren con esas dos palabras, las que más usan, si no es precisamente a esto,
  • Algunos opositores perciban el papelón que protagonizarían si impugnaran a Kirchner como Secretario General de UNASUR


Tenemos un par de temitas que nos empiezan a hacer ruido.

Por un lado, el Secretario de Comercio Polémico debería salir a dar señales de acción respecto de una operación mediática que busca instalar clima de faltantes en las góndolas previo a un paso ulterior agravado: la escasez.

Por el otro hay que salir a explicar de manera clara y con data de la buena (si se la tiene) por qué se busca limitar ingreso de alimentos importados, suponiendo que eso no va a tener impacto sobre el valor de canasta básica.

Y no hay que dormirse.

Devolución de IVA (2): una vez que consolamos al almacenero.

Si hacemos abstracción y suponemos que todas las demás variables se mantienen estables, podemos decir que:
-Los aumentos salariales por encima del incremento de la productividad son elementos con tendencia pro-inflacionaria.
-El aumento "artificial", apalancado, de la demanda tiene también rasgos pro-inflacionarios.
-El incremento del gasto público por encima del comportamiento absorbente de la recaudación fiscal, finalmente, también es pro-inflacionario.
Digamos, son hechos expansivos para la economía, que estimulan el componente inflacionario.

¿Cómo es posible entonces que todos aquellos que coinciden con estas afirmaciones no mencionen la misma consecuencia cuando se habla del proyecto de Solá para devolver IVA?
Ninguna de las sentencias anteriores es incompatible con el proyecto. De hecho, la devolución del IVA, implementada, operaría como componente más o menos significativo para que tales sentencias se cristalicen. Aumento del poder de compra del salario (o sea, aumento salarial indirecto sin aumento de la productividad), incremento subrepticio de la demanda mediante apalancamiento directo (poner plata en el bolsillo de las personas), descompensación entre gasto público y absorción vía recaudación fiscal.

Se podría objetar, sin embargo: no es seguro que la guita que reciban las familias en concepto de devolución de IVA vaya a consumo. Y si no va a consumo, sino a ahorro o algún sucedaneo como la compra de dólares, no es pro-inflacionario.

Es cierto, pero...

Si la medida se toma para "compensar" la pérdida de poder adquisitivo que la inflación provoca, sobre todo en los más pobres, lo más lógico sería pretender que vaya a consumo. Si lo hace, es pro-inflacionaria; si no lo hace, es ineficiente y por lo tanto descartable.
Entonces, es una medida económica "kirchnerista" si le damos ese nombre a medidas que abundaron en este lapso de casi 7 años, que tienen por objeto "calentar" la economía estimulando el consumo. Y pro-cíclica, como las muchas que otrora se criticaron. O sea, en un momento en que la economía se expande, en lugar de sacar guita de la calle, se la inyecta.

Por eso, la pregunta que me hago es: ¿Qué capricho, o si se quiere, qué razón política de peso hace, entonces, que unos sobreactúen su postura opositora, y otros respondan en la misma tónica, indignados?

domingo, 9 de mayo de 2010

Devolución del IVA: Solá propone, la realidad dispone.


En el blog del ingeniero se discutió sobre el proyecto de Solá, para que se devuelva el IVA pagado en la compra de alimentos y bebidas.

Nosotros mantenemos lo que ya dijimos en otra oportunidad.

Para algunos comercios chicos, evadir, o sea vender sin factura, significa utilizar los impuestos indirectos como compensación de los diferenciales de competitividad que claramente los perjudican en relación con las cadenas de supermercados.

Verbigracia: venden sin factura, o sea que no pagan IVA, y con eso pueden tener precios parecidos a los de las cadenas de supermercados que venden en blanco. Los costos para Coto o Carrefour son relativamente menores a los del almacenero de barrio. Los impuestos indirectos (que Coto paga, pero el almacenero no) compensan la diferencia.

Sin IVA, Coto podría vender 21% más baratos sus productos y mantener los márgenes actuales. El almacenero no. Entonces, aprovecha que Coto paga IVA, pone los precios parejos a los del supermercado estrella, y mantiene los márgenes que le permiten seguir abriendo el boliche todos los días.

El problema no está en que la bancarización esté más o menos difundida. La bancarización del almacenero le significa la muerte, lisa y llanamente (digamos, para mostrar una puntita de otro problema: ¿a quién le saldría más barato financiar el capital de trabajo, a Coto, o al almacenero bancarizado?).

Entiendo que plantear públicamente este problema es complejo. Primero porque podría entenderse como una legitimación de la evasión impositiva. Después porque evidentemente es disparador de la expresión de un conflicto de intereses entre consumidores humildes y comerciantes humildes.

Pero, así y todo, no podemos hacernos los distraídos en relación a esto, que surgiría como consecuencia de la puesta en práctica del proyecto.

Puedo aceptar que de alguna manera se asuma el costo, y se lo considere bajo en relación a la ganancia generada por la devolución del IVA, sobre todo para las familias de ingresos más bajos. Está bien, es legítimo. Pero hay que saber prever todas las consecuencias (las lindas y las otras) de las decisiones que se tomen.

Un post-data final: me gustaría mucho que nos permitiéramos discutir este proyecto con Felipe Solá, como verdaderos compañeros. Para mí, a pesar de los enojos, las broncas y demás, nunca dejó de serlo. Si en 2007 opinaba que había sido el mejor gobernador de la provincia desde la recuperación democrática, no encuentro motivo para modificar mi opinión. Que se haya hecho "amigo" de De Narváez puede ser motivo de discusión coyuntural.
Pero habría que evitar darle a lo coyuntural carácter permanente.

νεοφιλελευθερισμό και το αίμα

Título: neofilelef̱therismó kai to aím (neoliberalismo y sangre)

El cuadro de volencia social que nos llega desde Grecia en los últimos días ha llevado a algunos referentes locales, en especial del lado oficialista (la oposición y en particular el radicalismo preferiría, por estos días, que a Grecia le ocurra lo que le ocurrió a su alma mater, la Atlántida), a hacer un parangón con la Argentina de diciembre de 2001.

Perdón, Néstor. Perdón, Cristina, disentimos.

Lo único que se parece realmente es la violencia social y la existencia de muertos producto de la represión.

La mejor analogía al presente griego también está en Argentina, pero unos meses antes: la semana del 12 al 18 de marzo de 2001, en la que López Murphy se hacía cargo del Ministerio de Economía, nombraba sus colaboradores y presentaba su plan económico.

Y la valla psicosocial que representa el abandono del euro por parte de este satélite europeo hoy remite de una manera notable con el fenómeno creado por la ley de convertibilidad en el inconsciente colectivo argentino, aquella que nadie quería violar.

Con tristeza, subidos a las heridas y el sufrimiento de centenares de miles de griegos de carne y hueso, los voceros oficialistas locales tendrán a mano en los próximos meses (si pasamos las semanas) un excelente modelo que servirá para mostrar la esencia del permanente reclamo de ajuste del gasto público y devaluación que se percute con insistencia desde la oposición y los voceros del establishment.

Lo único que queda claro hasta el momento es que, después de transitada la crisis mundial más profunda desde 1930, nadie puede decir que se le haya puesto el cascabel al gato. Y para muestra traducimos tramos de esta nota de un keynesiano inglés que nos infla la autoestima, George Irving, en The Guardian el pasado 2 de mayo:

“…una lección central sobre el asunto es que, a menos que se tomen medidas tempranas, un país puede ser sobre-gobernado por los mercados financieros. Una vez que los agentes empiezan a pulsear contra los bonos soberanos de un país o su moneda, el que gana es el instinto de manada (…) incluso si la crisis griega fuera contenida exitosamente por un lapso con el paquete FMI/UE, los mercados financieros abrigarían la esperanza de exprimir otras economías europeas…”

A nosotros, contramodelo orgulloso y posible , nos corre un frío por la espalda.




.

sábado, 8 de mayo de 2010

Alcadio manda fruta

Nuestro amigo (aunque él lo ignore aún) Alcadio Oña nos habla de la inflación y de sus efectos en la recaudación impositiva. Concluye que el gobierno hace un negocio estupendo gracias a la inflación, ya que es ese el motor del incremento de la recaudación.

Nos desviamos un poquito, y enseguida volvemos: el mes pasado colgué esto. Este mes se confirma la tendencia. El porcentaje de aumento de la recaudación empieza a converger con el porcentaje de aumento del gasto. No es fiscal el desfasaje que sufre el "modelo". Perdón por la soberbia, pero se los digo de onda a los opositores: me parece que le están errando de nuevo.

Seguimos: Alcadio hace un hincapié bárbaro en el aumento de la recaudación impositiva en determinadas vías de ingreso fiscal en las que supone que más influye la suba de precios: IVA DGI (aumentó 24,3%), impuesto al cheque (24,4%) y las naftas (41,8%).

El último sí registra un aumento muy importante, pero los otros dos (IVA DGI y cheque) aumentaron por debajo del promedio que fue un poco más de 30%. Son los dos impuestos cuya recaudación menos se incrementó proporcionlamente hablando.

Comparamos rapidito: Impuesto a las Ganacias, 36,2% (el de Personas Físicas, 27,1%), IVA Aduana (por exportaciones, después se devuelve pero con desfasaje de un par de años) 40,6%, Bienes Personales, 66,3%, y uno muy importante porque mide la masa salarial, Seguridad Social, 33,4%.

O sea, respetando los términos iniciales planteados por Alcadio, la inflación ni siquiera llega a ser el principal motivo para explicar el crecimiento de la recaudación.

Este comportamiento fiscal, como tendencia, es política antiinflacionaria ortodoxa. Por eso, no sería solo el tipo de cambio quieto el ancla antiinflacionaria, si la tendencia se termina concretando como yo la veo (por supuesto, si erro pediré las disculpas del caso).

Esto da tela para cortar. Si se puede, la sigo más adelante.

Educando a Ranita



- Y Italia, pá?
- Italia es el país de las comidas ricas, sus pastas, sus salsas, su comida se hizo famosa en todo el mundo aún cuando fueron uno de los países europeos con menor impronta colonial… pero también son el país del diseño, y hay toda una industria que se mueve alrededor de eso.
- Y Alemania?…
- El país de las máquinas de precisión, de la tecnología industrial, tienen autos que son reconocidos en el mundo.
-Y China?…
- China es el país de la producción masiva, producen miles de cosas en miles de variedades, y el resto del mundo vive temblando por no ser inundado por sus productos…
-Y Canadá?…
- Canadá es el país de los ferrocarriles, no sólo porque tienen trenes que recorren todo el país, sino que además tienen una produccion de locomotoras que excede la que ellos necesitan y le venden a todo el mundo.
-Ahá. Y Argentina? A nosotros seguro que no nos conocen por nada…
-No, ranita. Nosotros somos el país de los Derechos Humanos. Jueces, estudiantes de derecho y políticos de todo el mundo nos usan como ejemplo.
-En serio?! Qué grande!!

Fragmento de un diálogo con Ranita mientras levantamos cartones por San Telmo.

viernes, 7 de mayo de 2010

El Mundial


En el programa radial de Juan Pablo Varsky, hoy, se comentó el entredicho protagonizado en diferido por Maradona y Grondona (hijo, ex-DT y actual coordinador de selecciones nacionales de AFA), convenientemente instigado por Mariano Closs, por qué no decirlo.
La cuestión es que el enfrentamiento entre estos dos viene desde hace rato, y en realidad afecta los intereses de más personas, e incluso podría hablarse de la existencia de distintos grupos en la conducción de la selección.
Más allá de eso, la cosa hizo eclosión por un motivo más o menos pedestre, de poca monta. Resulta que la Selección Nacional, antes de viajar a Pretoria para jugar el Mundial, tenía pautada una escala en Dubai, para jugar un amistoso contra el combinado de no sé quién. Resulta que el partido se suspendió, Maradona se enojó mucho porque le ponen trabas “a la preparación del equipo para el Mundial” y le echó la culpa a Grondona padre, de quién se puede suponer que le pidió a su hijo que cruzara a Maradona (o al menos dejó que eso sucediera, mientras se hacía el otario como suele hacerse cuando no quiere polemizar con alguien) .
La cuestión, sin embargo, no es tan “de poca monta” si la analizamos en términos pecuniarios. Resulta que Maradona iba a aprovechar el viaje para dar unas “clínicas de fútbol” (qué nombre insólito, por favor) a los niños de Dubai, ávidos por aprender a jugar al fútbol con el Diego. Parece que había un contrato firmado. Y que ahora, el que no lo cumple, lo paga. O sea, Maradona.
Ahora, independientemente de los “motivos” de las peleas, la cuestión de fondo es que, técnicamente hablando, la selección es un quilombo (que es lo que decía mi abuelo cuando se refería a un cabaret).
Las desprolijidades son multitud, las peleas son continuas, no existe posibilidad de que coordinen actividades de manera regular ni siquiera entre manager y DT, el DT, por otra parte, da el visto bueno para realizar partidos desoyendo las sugerencias de los preparadores físicos.
El nivel de organización es nefasto, y hasta podría armarse un catálogo de incorrecciones a evitar si uno quiere que un equipo de fútbol gane un mundial, listando actitudes del cuerpo técnico y autoridades en general.
Pero aún así, ¿alguien puede asegurar que la Selección argentina, y pese a los desbarajustes de todo tipo, no tiene chances de salir campeón? Pocas o muchas, la calidad de los jugadores, sumada a la envergadura de la camiseta, si se sumara la esperada compañía siempre necesaria de la suerte, las chances están.
Así es el futbol. La idea de trabajo razonado, organización, puesta en marcha de un plan, queda sometida al régimen de la consecución de una serie de resultados que dependen mucho más de otros factores externos que de los mencionados.
Y si Argentina llega a ser campeón del Mundo, ¿quién se acordará de los desbarajustes? ¿Será injusto? El hecho es que será, y nadie podría negar en esa hipótesis, que Maradona sería uno de los privilegiados DTs que alcanzaron un título mundial. Y en esta paradoja queda preso uno: ¿considero que este modelo de conducción es el aporpiado para ser campeón del mundo? No. Pero quiero fervientemente que lo sea.
“El fútbol es así”, se dice: cualquier convicción colisiona y se pulveriza contra la lógica del pragmatismo. Hasta qué límite somos capaces de tolerar esa premisa puede servirnos para conocer cómo reaccionamos (o deberíamos) ante muchas otras cosas, tal vez más trascendentes, como la política, bah, digamoslo.

jueves, 6 de mayo de 2010

Noicaralced



Nos llega el siguiente cable que compartimos con ustedes:

Buenos Aires, may6 (EFE)- Después de declarar frente al Jefe de Gobierno por más de 5 horas se complica la situación del juez Oyarbide en la causa de las escuchas ilegales a políticos, familiares y empresarios que sacudió su juzgado. El juez federal negó en una conferencia de prensa que brindó posterioremente, ser parte de un complot para destituir a Mauricio Macri.

Fuentes allegadas al Jefe de Gobierno aseguran que Oyarbide no supo qué responder y actuó de manera bastante sospechosa cuando, de manera imperativa, el Jefe de Gobierno lo inquirió “no sé qué estoy haciendo acá ni de qué se me acusa”. Este último incluso estuvo a punto de incurrir en prejuzgamiento cuando, en la rueda de prensa posterior, sentenció: “el señor Oyarbide está escondiendo un modus operandi que pone en riesgo la democracia. Detrás de él está el señor Kirchner, que creé que el poder se administra con absoluto sometimiento. Oyarbide ha sido funcional al kirchnerismo de manera permanente, como en la causa por enriquecimiento ilícito”.

Según se supo, el único momento de la declaración en el que Oyarbide pudo sentirse distendido fue el instante en el que Macri se puso a hablar de su familia, de su hermana amada y de su querido cuñado querido, de todo lo que bailó en su fiesta de casamiento y de que no encontraría una explicación certera a por qué alguien querría espiar y perseguir a su propio hermano político”. Oyarbide pudo zafar de este difícil momento con una leve sonrisa.

Poco tiempo le duró la paz porque minutos más tarde Macri volvía a la carga con preguntas durísimas, como había hecho ya en varias oportunidades anteriores a lo largo de la tarde: “muestreme una, sólo una prueba de por qué estamos acá” se dice que dijo para espolear al juez y hacerlo perder la línea argumental de su coartada.

Después, Macri fue más allá y puso a Oyarbide en una situación embarazosa: “dígame qué tengo yo que ver con los jueces misioneros. Qué? Por que estuve viviendo en Misiones y me hice amigo de Puerta tengo que ser cómplice de ambos jueces? Ahora tengo que hacerme responsable de cualquier decisión que tomen los jueces de misiones?" preguntó con signos de irritación que aumentaban mientras veía que el acusado Oyarbide no respondía, con el obvio objetivo de no autoincriminarse.

A pesar de la firmeza en la estrategia seguida por Oyarbide y su equipo de defensores, voces cercanas al juzgado que tramita la causa le comentaron a este cronista que la situación de este juez acusado de estrecha vinculación con el gobierno federal es realmente difícil y que el Jefe de Gobierno evalúa seriamente procesarlo en la causa.

Ante la inminencia de esa posibilidad y buscando despegarse del gobierno, Oyarbide estaría pensando seriamente en procesar al ex Secretario de Transporte Jaime y embargarlo por más de 40 millones, además de aprovechar el fallo de la Cámara Federal que le solicita que profundice la investigación en una causa de escuchas.


Nosotros, arrebatados como pocos, ya emitimos nuestro juicio: culpable, Oyarbide es culpable.




.