viernes, 10 de julio de 2009

La compañera Tavares muestra el camino


Hondamente preocupado por la crisis mundial y por el cambio climático, Barack Obama baja la vista mientras Nicolas Sarkozy lo observa comprensivo.
A la izquierda de la imagen, la compañera Mayora Tavares, colaboradora de la delegación brasileña en la reunión del G-8, representa dignamente a los pueblos de los países periféricos.
Como se sabe, la reunión del G-8 tiene como punto central del temario el problema del calentamiento global. Es de temer que el problema se esté agravando con la realización del cónclave.

5 comentarios:

Mariano dijo...

Usted estuvo en la del G-20 (se acuerda la foto, atrás de Lula?)
Qué pasó que a esta no lo llevaron? Lo cambiaron por Mayora?
Con todo respeto, comprendo muy bien la decisión del compañero Lula.
Saludos

Fernando Bonatto dijo...

Renuncie montonero Obama

Gustavo dijo...

Che segura que no era el G- 7 :P

Andrés el Viejo dijo...

Mariano:
A la hora de enfrentar a los poderes internacionales en la OIT, mi aspecto hostil era la imagen adecuada. En una reunión donde era aconsejable recurrir a la persuasión, la compañera Tavares tiene las cualidades apropiadas.
Un abrazo

desvinchado dijo...

Sarkozy le tiro: mira que buena la pendeja brasuca y se cago de risa mientras le sacaban la foto. Picardia de derecha.