sábado, 18 de julio de 2009

Masturbación en el gobierno porteño

Un decreto del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, dispone que las empresas radicadas en la Capital Federal deberán proveer una cantidad de informaciones sobre sus empleados.


La ilustración muestra una parte del cuestionario (publicado en el Boletín Oficial) que pregunta, para cada integrante del personal, sobre sus adicciones.

Las alternativas: tabaquismo, alcoholismo, drogadependencia, ludopatía y otras.

No se sabe qué admirar más en estos tipos que gobiernan la ciudad de Buenos Aires: si admirarse de lo hijos de puta o de lo pelotudos que son.

En lugar de ocuparse de resolver alguno, uno aunque más no sea, de los múltiples problemas de la ciudad y sus habitantes, ahora pretenden meterse en la vida privada de los trabajadores en relación de dependencia. Con la mentalidad de buchones que tienen, impulsan a las empresas a hacer lo mismo.

Sería interesante que los funcionarios políticos macristas, sus legisladores locales y sus diputados nacionales contestaran a este mismo cuestionario. Nos enteraríamos de algunas cosas interesantes.

¿Por qué no se preocupan por el irrefrenable onanismo de la administración macrista? ¿Esa no es una adicción?

13 comentarios:

cansarnoso dijo...

si aún laburara en relación de dependencia me autodenunciaría como "workaholic"
la empresa lo tiene que declar en público
y después aprieto por la paga

cansarnoso dijo...

lo del onanismo es porque mauricio sólo tiene cinco amigos?

cansarnoso dijo...

y gaby dos

Néstor Sbariggi dijo...

No se puede creer. Que carajo les importa? Total, como esto no cuesta un mango se lo vende como una iniciativa en contra de las adicciones o algo así. El único sentido que le encuentro.

Saludos

Daniel Mancuso dijo...

Hoy empiezan con esto y siguen con algo más pesado, mirá la progresión:
puerto pibes, policias y milicos sin secundaria, UCEP, Fino Palacios...
¿Hace falta algo para entender el fachismo en ciernes?

ram dijo...

Hoy piden listas de "adictos riesgosos", mañana las pedirán de los con SIDA, después los obesos, al rato los diabéticos y más temprano que tarde las embarazadas y así... solo tendrán laburo los lindos y sanos de cualquier dificultad.
Hay que dar tiempo a la ciencia a que nos provea de androides o robots perfectos que hagan los laburos las 24 horas sin parar, sin huelgas, sin permisos para ir al baño.
La "modernidad" fas...perdón, macrista en su mejor expresión; por lo menos hasta que venga un vicioso ex fumador, ex obeso, ex diabético (por falta de uso de dulzura) y furibundo caníbal que, triste destino el del desocupado, se lo morfe al mauricio.
Lástima la indigestión, pobre tipo.
Saludos.

ram

ram dijo...

Hoy piden listas de "adictos riesgosos", mañana las pedirán de los con SIDA, después los obesos, al rato los diabéticos y más temprano que tarde las embarazadas y así... solo tendrán laburo los lindos y sanos de cualquier dificultad.
Hay que dar tiempo a la ciencia a que nos provea de androides o robots perfectos que hagan los laburos las 24 horas sin parar, sin huelgas, sin permisos para ir al baño.
La "modernidad" fas...perdón, macrista en su mejor expresión; por lo menos hasta que venga un vicioso ex fumador, ex obeso, ex diabético (por falta de uso de dulzura) y furibundo caníbal que, triste destino el del desocupado, se lo morfe al mauricio.
Lástima la indigestión, pobre tipo.
Saludos.

ram

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo el estado no se tiene que meter con los privados... o si? que se yo depende quien está a cargo del estado supongo....

Andrés el Viejo dijo...

Anónimo: usted entendió mal. Aquí no se trata de que el Estado se meta o no con "los privados". Se trata de que el Estado establece un espionaje sobre la vida privada de los trabajadores.
¿Usted pesca la diferencia o es de los que creen que libertad es sinónimo de libertad de empresa?
Saludos a todos y gracias por pasar

Andrés el Viejo dijo...

Una vez más. Hacen las cosas y después retroceden. Macri dejó sin efecto el decreto de espionaje.
Que deje también sin efecto el nombramiento del Fino Palacios.

Laura dijo...

El próximo paso es mandar una encuesta a los compañeros de oficina o a los vecinos del barrio y preguntar: Usted cree que Pérez es adicto? Usted cree que Pérez realmente es heterosexual? Usted cree que Pérez realmente votó a Michetti? Y te ofrecen un sobrecito si lo contestás. Estos tipos tienen la marca de la gorra, y quieren formar u ejército de buchones..., ya lo pensaron con las prostis...
Ahora me quedé preocupada...Jugar al solitario en horas de laburo es ludopatía?

Andrés el Viejo dijo...

Laura:
Creo que dejaron sin efecto el decreto porque se dieron cuenta que en la lista de vicios se habían olvidado uno importante: comerse los mocos.
Imperdonable que se olvidaran, ya que ellos son especialistas en hacer mocos y comérselos después.
Gracias por comentar

Contradicto de San Telmo dijo...

No pude dejar pasar el comentario de Anónimo de 21.11. Notable.

Amigo anónimo: las relaciones del trabajo se encuentran al amparo del Derecho Público, no del Privado. Eso, entre otras cosas, debería servirle para entender por qué el esclavismo en la Argentina "ya fue" (también puede servir el Art. 15 de la CN).

Confundir eso con las garantías enunciadas en el Artículo 19 sobre las acciones privadas de los habitantes de la nación sólo demuestra el nivel de colonizaje mental que lograron ciertas teorías en boga en nuestro país en los años 90 y que algunos Anónimos aún no pueden desprenderse de ellas.

O bien que a las 20.45 Anónimo se estaba tomando un whisky doble con el estómago vacío.

...

Pero usté Andrés, como siempre, lo refutó mejor que yo.