viernes, 3 de julio de 2009

Cartón for espor V: Materiales plásticos y el resto

Siguiendo la secuencia de la tabla de grandes secciones presentada hace algunas semanas, la sección a considerar en esta oportunidad debería ser “Máquinas, Aparatos y Material Eléctrico”. La vamos a dejar de lado: su sólo nombre y un ligero análisis de su contenido (e.g.: motores nafta y diesel, sus partes, bombas de líquido y de vacío, sus partes, refrigeradores, etc.) habla de una sección cuyo valor agregado se percibe de manera evidente (los números elegidos para las partidas aduaneras, 84 y 85, confirman el supuesto según el cual su cercanía al número 97, último de la lista, se relaciona con su valor agregado). Se exportaron 2441 millones de dólares en estas máquinas y aparatos. Aplausos: representa el 11% del rubro MOI y en 2008 creció el 24% interanual.


Sólo por ese motivo pasamos directamente a otra sección de contenido más dudoso desde el punto de vista de agregado de valor: los plásticos y sus derivados (partida 39) . Representan el 6.7% de las MOI: 1.486 palos verdes. Toda la sección representa la exportación de polímeros en formatos a granel (la exportación de elaborados va a hacerse a través de los capítulos correspondientes al bien exportado); la siguiente desagregación da un idea de qué polímeros se despachan:

  • 30.2% etileno,
  • 7.7% pvc,
  • 6.3% propileno,
  • 5.6% resinas epoxi y otras,
  • 50.2% otros

Agregado de valor de estos productos: menos que poco. Del pozo petrolero a la refinería y de ahí al barco.


Siguiendo el orden, media a continuación la sección “Vehículos de Navegación Aérea y Marítima”. Productos terminados en una situación aún más deseable que la del primer párrafo en el que se incluían máquinas y aparatos: 816 millones de dólares en barcos y aviones de una sección que suma el 3.7% de las MOI (ya estamos hilando fino). Al interior de la sección aparecen favorecidas las aeronaves de peso superior a 15 toneladas. De pronto nos invaden dudas existenciales que nuestra escasa autonomía de vuelo nos obliga a dejar en ese terreno: ¿33 aeronaves de gran porte exportadas desde nuestro país sin que haya una fábrica de aviones ???.


Si algún lector, con más vuelo que nosotros, nos puede dar una mano, la agradecemos. O se trata del vaciamiento físico de Aerolíneas por parte de Marsans??? Nos corre un sudor frío por la espalda y decidimos pasar de manera urgente al próximo capítulo en importancia.


Piedras y metales preciosos: 796 palos verdes que representan el 3.6% de la partida identificada con el número 71. El 91% es oro en bruto y el 9 restante plata. La pregunta que alguien puede hacerse es “¿y dónde está el proceso industrial?, si van en bruto bien podría tratarse de productos primarios PP, no?”. Nuestra respuesta es que para pasar de mineral con alto contenido (alta ley) de oro-plata (PP) a lingote primario (MOI), se realiza un proceso de refinación. De la mina (a través del tristemente célebre proceso con cianuro que tantos pueblos cordilleranos han combatido) a la refinadora, a pie de montaña, para lograr un lingote de una aleación de oro más plata de baja pureza. Eso es lo que exportamos. Este capítulo exportable ha tenido en el pasado la suficiente ventilación mediática como para profundizar mucho más: lo cierto es que la purificación final y la transformación y posterior elaboración de piezas no se realiza en nuestro país, por si a alguien le queda alguna duda. Y como no tenemos ganas de terminar escribiendo desde Uruguay como López Echagüe, rápidamente echamos un manto de olvido sobre el tema, carraspeamos un poco y mencionamos que el resto de los capítulos sumados (carton, papel, publicaciones, textiles, confecciones, caucho, productos de goma y neumáticos, manufacturas de piedra, yeso y transformados de cantera, cuero y elaborados de marroquinería y zapatería y una larga lista de otros) suman más o menos lo mismo que todo el capítulo con que arrancamos este post, máquinas y aparatos.


Terminamos diciendo que no terminamos... vamos a hacer algunas deducciones más, alguna que otra cuenta y, como este post no sólo es profundamente crítico sino también muy edificante y constructivo, vamos a hacer alguna sugerencia. Antes de renunciar, amigos montoneros, preparen papel y lápiz.

.

7 comentarios:

Andrés el Viejo dijo...

Otro excelente análisis de las exportaciones. Me surge una duda cruel: ¿las partidas 84 y 85 son tan claramente de alto valor agregado? La duda surge de que, si bien esos bienes seguramente tienen alto valor agregado, no es tan seguro que todo ese VA haya sido producido en el país. La práctica actual de armar con piezas importadas es el motivo de mi duda.
Un abrazo

el klamar dijo...

Es muy buena la duda de Andrés el Viejo, es cierto que la mayoría de los BK y BIT que se exportan por esas partidas tienen muchos componentes importados, pero se hacen con trabajo nacional.
Los aviones que hace Embraer y los artículos electrónicos que Brasil hace en Manaos también se arman con mucho insumo y tecnología importados, eh!
Saludos!

el klamar dijo...

Se me borró un comentario anterior:
Con respecto a los aviones, es verdad que no se fabrican, pero se reparan acá (no sé si con insumos nacionales, supongo que algunas piezas podemos producir). Esos aviones cuando se devuelven al exterior se computan (correctamente) como una exportación.
Otra cosa, lo que exportamos de oro recibe el nombre de "bullón dorado", cosa que no sé muy bien qué es, pero lejos está de ser un lingote como nos imaginamos. Es un pedazo de piedra que tiene oro mezclado con otros metales, aunque no se sabe muy bien en qué proporción. Una vez exportado se realizan estudios de laboratorio acá y en el país de destino para determinar exactamente la composición de la piedra y definir el valor del embarque (fiscal y comercial).
Muy bueno el blog, que no renuncie ningún señor montonero.

Lector dijo...

Podriadar ua orientación de su métodoparacalcular el valor agregado.
Gracias

Ulschmidt dijo...

en algun lado leí que acá se fabrican helicopteros...

Andrés el Viejo dijo...

El Bell H-1 Huey, que es un bicharraco de uso militar de buen porte pesa algo menos de 2,5 toneladas. El Schweizer 300, de uso agrícola y para entrenamiento de pilotos, menos de media tonelada.
15 toneladas me parece algo excesivo para un helicóptero de producción nacional e incluso no sé si los hay de semejante tamaño en el mundo.
Saludos

Contradicto de San Telmo dijo...

EK: su segundo comment confirma mi sospecha de que se trata de reparaciones de aviones. No es que esto importe mucho pero me lleva a entender una vieja calentura de los trabajadores técnicos de AA/Austral que en la época de la convertibilidad denunciaban que Iberia llevaba a reparar fuera del país, a destinos supuestamente más baratos.

Cómo sea, mucha guita en juego.

Respecto del bullón dorado, algunas minas lo hacen de la forma que usté indica y otras preparan, a pie de mina, lo que se llama lingote "blanco" que es una mezcla de oro y plata a ser separado en un proceso posterior.

Lector: me pide un método para calcular valor agregado. Disculpe pero no existe tal cosa. Lo que puedo darle son ideas: una tonelada de aluminio en lingote bruto se vende en el mundo a unos 1800 dólares. Un satélite fabricado por INVAP pesa unos 800 kilos que vienen compuestos mayoritariamente por aluminio y "se vende" en el mundo a casi dos palos verdes.

Para producir el satélite involucro a la misma mano de obra que involucré para hacer los lingotes y le sumo toda la mano de obra involucrada para transformar lingotes en barras, chasis, transformados, chapas, piezas, etc., etc. El factor valor agregado es 1000:1 y el factor mano de obra debe andar en 25:1.

Ulschmidt: si algo se fabricara, serían los Robinson (esos biplaza con pinta de peligrosos que se suelen ver mucho en provincia de Buenos Aires). Coincido con Andrés, no llegamos a las 15 ton ni llenándoles los tanques con mercurio.

No creo que sean y no creo que fabriquemos helicópteros en escala masiva. Pero...