domingo, 13 de septiembre de 2009

Huevos a la escocesa

Evidentemente, en este blog sólo tienen éxito las entradas que tratan de sexo o recetas de cocina. Lo que habla bien del lectorado, que sabe distinguir las necesidades básicas de los caprichos suntuarios.


Atacamos hoy con un plato llenador y nutritivo, aunque poco recomendable para personas con problemas de colesterol o que se sometan a dietas varias para controlar su peso.


Lo conozco como "huevos a la escocesa", circunstancia que me hace sospechar que pertenecen a la cocina típica de Escocia. Parece que me equivoco y que en realidad en Escocia no lo conocen. Así que dejemos en suspenso el nombre y el origen. Lo que importa es que sea rico.


Se toma un huevo por cada comensal y se los hace como si fueran a quedar duros, pero sólo unos cuatro o cinco minutos, de manera que la clara quede firme y la yema líquida.


Se toma la cantidad de carne picada que sea necesaria para cubrir completamente cada huevo, formando una especie de albóndiga a su alrededor. Esa carne se condimenta bien con sal, pimienta recién molida, ajo picado y páprika (si quiere use ají molido, que queda muy bien) y se la mezcla con uno o dos huevos batidos (según la cantidad de carne).

Se recubre completamente cada huevo con carne. Cada una de las esferas resultantes se pasa por huevo batido y rebozador. Realizadas todas estas operaciones, se procede a freír los albondigones en aceite bien caliente.





A mí me gusta acompañar el plato con una ensalada sencillita. También queda perfecto un puré e incluso unas papas al natural. Un vino tinto de cuerpo los complementa maravillosamente. Y si quiere, póngase un traje como el de la foto y baile esto.







Buen provecho.





5 comentarios:

De vierde man dijo...

Ciertamente, es una receta alucinante y desconocida por estos pagos chaqueños. Acá sólo sabemos de toscos asados domingueros y chipas de la tarde, acompañados de amargos mates.
Pero, para sorprender a mi chica, la intentaré con unos huevos de estos, que ya de pensar se me hace agua la boca. Y más, viendo la foto, y ya sintiendo que...bah, no...ya me fui...

Laura dijo...

No conocía este plato! lo pondremos en práctica a la brevedad. Ahora, me queda una pregunta: una vez cocidos los huevos, se le saca la cáscara?

Andrés el Viejo dijo...

De vierde man:
Si es con fines de seducción, aconsejo chocolate como postre. Eso sí, no es receta para un día de viento norte.
Laura:
Yo sabía que me iba a olvidar detallar algún paso. Se les saca la cáscara, para lo que hay que quemarse un poco los deditos.
Gracias por la observación.

Sirinivasa dijo...

Pinta bien Don Andrés.

Una cosa nomás: el de la foto es Contradicto en parque lezama, no? Mírelo con poyerita al hombre... en fin, cosa de escoceses.

Andrés el Viejo dijo...

Sirinivasa:
¿Ah, usted no sabía? Contradicto es un seudónimo; en realidad se llama McContradict.
Saludos