sábado, 31 de octubre de 2009

Belleza XIII (Pintura)






Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) iluminó la última parte del siglo XVIII y la primera del XIX en España.

Pasó del barroco tardío de sus comienzos al romanticismo y realismo de sus obras de madurez, pasando por el neoclasicismo.

Fue pintor, grabador, dibujante y trabajó cartones para tapices, todo con igual maestría.

Hizo retratos de corte y paisajes luminosos. (Al ver los retratos de los borbones de su tiempo, uno se pregunta cómo le pagaban por eso y no lo mandaban ejecutar. Por lo visto los retratos eran parecidos a los originales, lo que les impedía percibir el sarcasmo de la pintura.)

Pero también, y sobre todo, descolló en la representación de la violencia y la crueldad. Las primeras pinturas en las que muestra bandoleros en acción prefiguran sus obras sobre la represión francesa en el Madrid sublevado y sus magistrales Desastres de la guerra. Hasta hoy, sus escenas de tauromaquia siguen inigualadas.

Goya, cuya amargura y malhumores no se contraponían con su vitalismo y al contrario se alimentaban de él, no fue indiferente al encanto femenino, lo que se puede observar en su obra. La maja desnuda es la segunda de dos obras que representan a la misma bella mujer, en la misma postura, con la sola diferencia de que la primera versión se llama, justificadamente, La maja vestida.

Nada seguro se sabe sobre las circunstancias de las pinturas y sobre su hermosa modelo. El hecho de que las tuviera en su gabinete el ministro Godoy hace suponer a algunos que la mujer representada era su amante y después esposa. Otra versión afirma que la modelo fue la duquesa de Alba, que por algún tiempo habría sido amante del pintor.

Este halo de misterio agrega un adicional al encanto de la pintura. ¿Quién era la señora de tan hermoso cuerpo?

¿Y qué me cuentan de esta maja?

viernes, 30 de octubre de 2009

Es el turno de la renta financiera, ¿cuál será el próximo verso?

Como es difícil a la oposición oponerse de plano al programa de asignaciones para los chicos, máxime después de haber criticado al Gobierno una y mil veces por no hacerlo; como la discusión sobre algunos detalles de implementación tiene patas más bien cortas; como no encuentran fácilmente algo para denunciar, hay una dispersión de críticas.

Cada uno por su lado, que el clientelismo, que la plata de los jubilados, que la mar en coche.

Sobre clientelismo, ya sobra toda discusión. No vale la pena perder el tiempo. Sobre la plata de los jubilados, el cartonero Mariano ha examinado el problema con su seriedad habitual. Sus conclusiones pueden ser un poco alarmistas, pero eso no está del todo mal, puesto que de todas maneras es imperativo que el nuevo gasto encuentre formas de financiación que no dependan de los ingresos actuales de la ANSES. Digo actuales, porque los ingresos que puedan surgir de otras fuentes también serán ingresos de la ANSES. Contra la idiotez que en estos días invade los medios, la ANSES no solamente percibe aportes jubilatorios.


En el batifondo oposicionista, el progresismo debe tener su propia melodía. Está bien que se confunda con la derecha en la medida indispensable para pegarle al Gobierno. Pero tiene que hacerlo con argumentos de tono rosa viejo, como para que su clientela no perciba que la llevan detrás de la reacción.




Ahí, a la mano, está la renta financiera. ¿Cómo no se pone un impuesto a la renta financiera para pagar la asignación de los pibes? ¿Qué alma progresista no vibra con la idea de sacarle a los financistas para alimentar a los niños?

El ministro Boudou ha calculado que el famoso impuesto sobre la renta financiera rendiría unos 491 millones por año. Es decir, el 4,91% de lo necesario para pagar las asignaciones. No alcanza, ni siquiera llega cerca.

Lo interesante es que quienes afirman que se debería financiar mediante el impuesto a la renta financiera se abstienen de dar cifras. Supongamos que Boudou miente o que se equivoca. ¿Por qué nadie, entre los más entusiastas, le corrige esos números?


Respuesta de este humilde aficionado: no los corrigen porque no pueden. Porque, efectivamente, la imposición sobre la renta financiera no alcanza para cubrir ni una pequeña parte del gasto adicional. Porque, con o sin impuesto a la renta financiera, hay que encontrar la fuente de financiación para casi todo el gasto.

Aclaremos un punto. Yo, Andrés el Viejo, siento simpatía cero por la especulación financiera en todas sus formas. Me parece bien meterle impuestos y hasta medidas considerablemente más duras. No estoy hablando de eso, sino de números. El que diga que hay que gravar a la especulación financiera, tiene razón. El que diga que con eso va a financiar el más modesto de los planes sociales es un chanta y un mentiroso.

¿Y por qué el impuesto a la renta financiera daría resultados tan modestos?

A mi parecer, hay dos motivos. Uno se remonta al pasado reciente. El otro, se vincula con el futuro.

En 2001-2002, como se recordará, la economía argentina colapsó. Y, en ese colapso, se hundió la infernal maquinaria de especulación financiera montada en los 90. En parte por la ayuda del Estado y en parte por el fuerte crecimiento de la economía, los bancos salieron del pozo. Pero la vitalidad de la especulación financiera anterior a 2001 no se recuperó. Las finanzas crecieron al ritmo de la economía en general, pero no lograron levantar vuelo. La estatización de las AFJPs, hace un año, fue otro golpe. Eran en gran medida las administradoras las que mantenían el movimiento en los mercados de bonos y de acciones. Su salida del juego convirtió las grandes partidas de poker en modestas tenidas caseras de lotería de cartones. La base imponible ya no es lo que era. Los que sueñan con un rendidor impuesto a la renta financiera atrasan diez años.

Pero, además, la especulación financiera es muy volátil. Ahí no hay stocks de gran volumen y peso. Todo lo que hay son papeles y a menudo ni siquiera papeles: bites que circulan cabalgando sobre ondas. Es muy fácil mudarse. Si en Buenos Aires me cobran un impuesto, ¿qué me cuesta trasladar la platita a Montevideo? Y se dice Montevideo porque queda cerca, pero hay muchas plazas financieras en el mundo donde se hacen pocas preguntas. Lo que significa que basta poner el impuesto para que la base imponible se achique.

Un impuesto a la renta financiera podría ser muy útil, es verdad. Pero no para recaudar mucho, sino sobre todo para restringir el campo a la especulación y sus efectos destructivos.

La financiación: ¿se les saca a los jubilados o no?


¿Es posible hablar sobre otra cosa que la extensión del derecho de asignación por hijo? Difícil.
Todo el mundo contento, todos festejando.
Pero... siempre hay un resentido, que por lo general arrastra algún trauma infantil, que viene a escupir el asado.
Y acá, para qué negarlo, ese rol lo cumplo yo, la más de las veces.

En estas páginas (no nos vamos a poner a mirar para otro lado justo ahora) veníamos defendiendo las políticas focalizadas de generación de empleo, ante el embate de la ola "universalizadora" que venía arrastrando las discusiones sobre políticas sociales.

Dicho esto, como justiifcación de la medida, nos parece muy válido el argumento de que se extiende a hijos de desempleados y empleados en negro un derecho que sólo asistía a hijos de empleados en blanco (por lo general de mucho mejores ingresos que los antedichos, algunos de los cuales ni siquiera tienen ingreso). Así que, bueno , en este caso y con esos argumentos, nos convencieron.

Le tenemos fe al efecto multiplicador de la medida en barrios de clase media baja. Donde abundan los matrimonios en que él trabaja en negro (qué sé yo, como repositor en el chino) y ella trabaja por horas a domicilio, tienen tres pibes, y por ende van a tener un ingreso extra de $432, que no va a gravitar mucho en la compra de bienes salario (que ya los compraban antes mal que mal con sus ingresos), sino que van a servir para que pinten la casa, cambien el tanque de agua, pongan el gas, le construyan una piecita a los chicos, se compren el lavarropas, o cambien el televisor, por ejemplo.

O el almacenero de barrio en que haya 10 vecinos en la cuadra que empiecen a cobrar por esta vía, que va a aumentar tanto sus ventas que por ahí va a necesitar un pibe que lo ayude. Y así.

No es la gloria, pero va a venir bien todo eso.

El tema del decreto: mejor no meterse mucho a discutir estas pavadas. Pero digamos también (no seamos necios) que Néstor no come vidrio, y que si no se apuraba, la oposición le iba a ganar de mano (en este tema se ponían de acuerdo rapidito). Y por eso salió a las apuradas, en parte.

Lo que sí me parece importante discutir es la financiación. Se especuló mucho con las reformas tributarias que se iba a disponer para generar un flujo virtuoso con el que atender esta necesidad, y resulta que al final se saca un decreto que habla de la ANSeS. O sea, se financia con los mismos recursos que el resto de las obligaciones de ANSeS. Tiene su lado positivo. Estas asignaciones no quedan atadas a la suerte de ningún impuesto en particular. Son igual de prioritarias que el resto de los beneficios sociales cubiertos por ANSeS.

El problema, el gran problema, es la sustentabilidad. El Fondo de Garantía (lo que tenían encanutado las AFJP) es un stock. Genera un flujo que es el del rendimiento de las inversiones, pero que no se puede usar para pagar obligaciones corrientes sin que se termine por licuar el stock.

Por lo tanto, lo conveniente sería que, sin vincular las asignaciones por hijo con la reforma, se empiece a pensar de qué manera adicional se va a financiar a la ANSeS para que cuente con ingresos corrientes que le permitan afrontar todas las obligaciones que tiene que afrontar (como por ejemplo, la actualización de las jubilaciones). Lo cual nos traslada inmediatamente a una discusión sobre una reforma tributaria integral que genere más vías de ingreso progresivas para el Estado.

Digamos al mismo tiempo que: todo ingreso adicional a la ANSeS inmediatamente (o con unos meses de mediación) modifica las jubilaciones, por la ley de movilidad. Habrá que buscar la forma legal de que los nuevos ingresos, pensados para el pago de la asignación por hijo, no se vayan en jubilaciones más altas, sin servir para financiar las asignaciones. Por el otro lado, toda carga adicional si no se contrapesa con nuevos ingresos también modificará el coeficiente de actualización jubilatoria. De modo que, desde esta perspectiva, es un poco cierto que se les "sustrae" a los jubilados (porque van a recibir un aumento un poco menor).

Por todo esto, afirmamos que si durante 2010 el anuncio de ayer no se complementa con medidas que resuelvan algunos de estos "problemistas", podría traer algunos dolores de cabeza para el Gobierno en el futuro.


Por ahora es suficiente. Veremos si conseguimos que algún economista nos dé bola, si planteamos los efectos en los agregados monetarios y en la inflación que podría tener la medida si no se toman precauciones. Pero más adelante.

Laborda en el borde



Hoy, el editor jefe de la Tribuna de Doctrina Clasista, Fernandito Laborda, se despacha con una columna llena de agudos comentarios sobre el subsidio por hijo y lo ata a comentarios sobre la reforma política en discusión en el Congreso. Exponemos los párrafos relacionados al primer tema y nuestros comentarios en negrita. En estos días que vienen va a ser bueno juntar data para responder a críticas como esta que, la verdad, parece escrita por Micky Vainilla.

Cristina Kirchner presentó como "universal" un subsidio por hijo que no será universal. Sólo lo recibirán, en teoría, los menores de 18 años cuyos padres estén desocupados o trabajen en el sector informal.

No, Fernando, no. Lo que hizo la medida es extender un beneficio. Un beneficio que ya existía para los trabajadores en el sector formal como es tu caso. Dentro del abultado sueldo que recibís por escribir huevadas como esta, figura una asignación que en noviembre va a ser de 180 por cada uno de tus sobrealimentados y amargos hijos. Vos y todos los trabajadores en relación de dependencia reciben ese subsidio desde hace muchos años por el sólo hecho de tener un trabajo. Y eso genera una asimetría con los hijos de los que no tienen trabajo o tienen un trabajo sin aportes (informal, bah). O sea, los pibes eran todos iguales a los ojos del Estado pero los tuyos eran más iguales que el resto. Eso hasta ayer. Ahora todos los pibes pasan a ser iguales pues todos reciben, independientemente de si sus padres tienen o no trabajo, su asignación familiar.

Que a vos te duela que este gobierno de montoneros haya ecualizado a tus nenes con los de familias muy humildes del tercer cordón del conurbano es producto de tus propios prejuicios de clase, pero lo que se hace es respetar la igualdad que propone nuestra Constitución. Así que ES universal. Existe un único lugar donde esta universalidad podría ponerse en duda: hijos de trabajadores informales que ganan por encima del salario mínimo, y la verdad es que, a los fines prácticos, nadie va a autodenunciarse en esta situación. O sea que, desde el punto de vista práctico TAMBIÉN es universal.


Un subsidio universal, como el que pretendían sectores de la oposición, con Elisa Carrió a la cabeza, hubiera sido más costoso para las arcas del Estado o hubiera requerido una reforma tributaria que habría llevado a eliminar la deducción por hijo del impuesto a las ganancias a muchos trabajadores de clase media hoy forzados a pagar ese tributo. Pero el gran problema de los Kirchner era que un subsidio universal hubiera ayudado a combatir el clientelismo.

Lo que pedían Carrió y varios sectores de la oposición era confuso, difícil y costoso de implementar y no mucho más amplio que lo que se hizo. Al punto que ayer la única crítica al decreto que le hizo la Iglesia , partícipe de discusiones con la oposición sobre el tema durante la semana pasada, fue justamente eso: que en vez de una ley fuera un decreto. Extraño, la verdad, porque lo urgente son los estómagos de los pibes y no la forma administrativa en que los llenamos.

Por otra partes acordate que Carrió nunca en su vida ocupó un cargo ejecutivo, de manera que difícilmente tenga idea de cómo se implementa un subsidio universal de la mejor manera. Hablar sí, eso lo viene haciendo hace rato.


Con la burocracia que será obligatorio montar para la gestión de la asignación por hijo, los punteros clientelares estarán de parabienes.

Falso de falsedad maliciosa. Justamente se eligió universalizar a través de la ANSES porque esta ya está pagando el beneficio a unos 5 millones de padres. Ahora tiene que lograr que se acerquen los padres restantes que navegan en el sector informal, para informar cuántos hijos tienen. Sus hijos ni siquiera tienen que estar “documentados”. Con una partida de nacimiento basta. Esos padres van a cobrar el 80% del subsidio del banco más cercano a su domicilio con su documento. Probablemente para ingresarlos al sistema se necesiten burócratas de la ANSES o de otros estamentos de gobierno y del tercer sector que presten colaboración. Pero una vez ingresados, cobran con su documento por ventanilla en el banco. No le deben nada a nadie porque cuentan con un nuevo derecho. Y votan a quien mejor les parezca. Lo que a vos te duele, íntimamente, es que sabés a quien van a votar.

Lo mismo ocurrirá de aprobarse la reforma electoral propuesta por el Poder Ejecutivo. Si en toda elección interna partidaria los aparatos clientelares pesan mucho, en una interna abierta pesarán más: no sólo arrastrarán a votar a los afiliados, sino que podrán llevar a votar a mucha gente más, sobre todo si el sufragio es obligatorio. Es necesaria una aclaración: no está nada mal que los partidos elijan democráticamente sus candidatos. Ni tampoco que se subsidie a quienes precisan con desesperación una ayuda económica. Lo que no es bueno es que esta última medida se adopte por un decreto de necesidad y urgencia, en lugar de convocarse a un debate parlamentario amplio. Como no es positivo que el Poder Ejecutivo pretenda aprobar una reforma electoral en 40 días y a libro cerrado.

Gracias por tu consejo pletórico de civismo, Fernandito. Pero sabés que, los pibes están llorando (de hambre). Por qué no te callás un poquito y escuchás a Juan Carr en tu propio diario?

La misma discrecionalidad que ha determinado por decreto que serán los actuales y futuros jubilados quienes financien la anunciada asignación para los niños. ¿Por qué no usar esos 10.000 millones de la Anses para mejorar los haberes previsionales o pagarles las deudas a jubilados que le han ganado juicios al Estado? ¿Por qué el dinero debe salir de la castigada clase pasiva y no de las cuantiosas partidas destinadas a paliar el déficit de Aerolíneas o a organizaciones piqueteras que se jactan de sus delitos y hasta de haber derrocado gobiernos?

Está bien la chicana, zoncito. Podemos seguirla. Porqué no eliminarte a vos y a los que escriben boludeces como vos las deducciones en cuarta categoría de Ganancias para pagar el subsidio? Por qué no eliminarte la asignación familiar? Por qué no hacer que la empresa donde laburás tribute impuesto a la renta financiera por sus movimientos de capitales en bancos y bolsa? O impuesto a la herencia de sus propietarios? O, finalmente, por qué no aumentar las retenciones a la soja?

Lo que les molesta a estos tipos, aunque no puedan escribirlo, lo que realmente les pega ahí abajo, es la democratización de derechos y garantías. Y a nosotros nos encanta que a estos Vainilla eso les duela.




.

jueves, 29 de octubre de 2009

A desclientelizar...



Se empiezan a escuchar las primeras repercusiones sobre la esperada e impostergable ampliación de derechos a las asignaciones familiares que la presidente decretó este mediodía para los niños cuyos padres no cuentan con un trabajo formal, me siguen?

La jefa espiritual y verbal de la oposición nos sorprendió con su "celebración", pero antes de que alcanzáramos a descorchar ningún champagne ya estaba tirando munición gruesa sobre la letra chica, me siguen?

Nuestros oídos, algo desgastados por su autocomplaciente voz, no dejaron de sorprenderse cuando la crítica vino por el lado del financiamiento: Descarrió asegura que se hace caer todo el peso del beneficio en las arcas de la ANSES y no se diseñó un tributo a la renta financiera ad hoc porque los Kirchner son propietarios de bonos y acciones, me siguen?

Creemos que en realidad se trata de una gran frustración personal: le hubiera encantado arrimarse a un escenario en Av. del Libertador y Sarmiento, armado por una nueva "Mesa de Encaje", constituída por banqueros y corredores de bolsa, sabiendo íntimamente que a esta tarima la hubiesen dejado subir, me siguen?

Mientras acomodamos los cartones para dormir, les damos un beso en la frente a nuestros pibes con la íntima alegría de saber que ahora son más iguales que antes, más iguales que otros.



.

Chau picho



Nos aprovechamos de una sabia máxima. Avisamos y no traicionamos. Y lo decimos antes de que sea tarde. O sea, ahora.

No nos queremos convertir en los apóstoles del “te lo dije”. Está lleno de ellos y no nos gusta. Fundamentalmente porque creemos en la justicia de este reclamo. En la nobleza de esta causa.

Acaba de salir el anuncio por el meneado tema de la asignación universal (o masomeno universal, es lógico) para la niñez.

Creemos que es una excelente medida. Y que se han hecho todas las cuentas para garantizarle financiamiento robusto, como para que no caiga a la primera de cambio. Estamos seguros de que hay gente muy comprometida y muy capaz que, en breve, logrará que la indigencia tienda a desaparecer y la pobreza baje unos cuantos puntos.

Pero no nos privamos de sentenciar: el jugador más importante en la implementación del plan no está en Moreno y 9 de Julio. O en Irigoyen y Balcarce. Tampoco está en las intendencias del conurbano. Esos son todos jugadores críticos, muy importantes.

Pero el jugador fundamental para que en la puesta en práctica de este NUEVO DERECHO (uno de los pocos que las administraciones K han establecido, la mayoría ha sido restitución de viejos derechos secuestrados por el neoliberalismo) el gobierno tenga éxito está en Diagonal Sur casi Piedras. En la Secretaría de Comercio. Y se llama Guillermo P. Moreno (P por Polémico, no por Pascasio).

Pasamos a explicarnos: el gobierno está a punto de transferir al rubro consumo del PBI un monto que es grande e inédito. Los beneficiarios del programa, pobres de pobreza estructural, los más necesitados de nuestros hermanos, no tienen otra opción que salir cagando a convertir esa guita (mucha o poca) en bienes de consumo.

El sector industrial que fabrica alimentos y productos para cubrir esas necesidades basiquísimas se está restregando las manos. Y su cadena de valor, proveedores, servicios y anexos, también.

Por el mismo argumento que la ortodoxia económica lloriqueaba cuando, en época de paritarias, se reclamaba que aumentos de salarios muy altos generaban inflación, esta transferencia que está por concretarse (y que es imprescindible) se rige por las mismas reglas de la economía.

Si no queremos asistir a una nueva transferencia de recursos a sectores a los que les viene yendo muy pero muy bien, es imperativo un Guillermo Moreno Reloaded.

Y en tren de proponer, este cartonero propone atar al subsidio una canasta de productos básicos típicos del patrón de consumo al que se apunta. Bien al estilo Moreno. El que nos gusta: a los tortazos.

Por ejemplo, los empresarios (básicamente alimentos e higiene personal) que aporten a dicha canasta productos con precio fijo, se hacen partícipes de la publicidad orientativa que lance el gobierno para defender esos mangos. Están en la canasta y la gente los busca. O sea, venden. Con un segundo efecto, colateral pero fundamental: dichos precios se convierten en precios testigo del resto de los precios de la economía del sector. Y los mantienen anclados (remember 2006).

Ahí sí, nos vemos en 2011.

Y chau picho.




Nota: excepto un par de párrafos modificados a posteriori, el cuerpo de este post fue escrito hoy entre las 10 y las 11 de la mañana. Coincidencia. Este gobierno no sólo es la montaña rusa sino que ahora se empecinó en cagarte los posteos.

Nos mean...


Imaginen los lectores de este blog que abrimos una sección denominada “Cartas de Nuestros Cartoneros Seguidores” desde la cual, como suele ser habitual en los matutinos masivos, pretendemos escuchar y hacer pública la opinión de quienes nos leen. Nos van a decir que es una tontería porque en un blog, para eso están los comentarios. Gran verdad.

Pero supongamos que, necios como somos, lo hacemos. Y supongamos que, a los pocos días, a nuestro cartonero estrella Andrés el Viejo le hacen una multa desde el gobierno porteño por estacionar su carrito en zona inhabilitada, cargar y descargar cartones fuera del horario previsto y echarse un pichí en la vereda, contraviniendo varias normas de urbanidad cartonera.

Supongamos también que Andrés, unos días después y caliente por el monto de la multa, por que no se respetaron sus canas y sus demandas primarias o por cualquier otro motivo, intenta defender su posición frente a las multas escribiendo en este blog una diatriba contra, por ejemplo, la Guardia Urbana, contra Macri y contra el sistema de multas. Pero, maliciosamente, lo hace desde las “Cartas de Nuestros Seguidores” utilizando un nombre que no es exactamente aquel con el que lo conocemos: usa su nombre real, o le agrega la inicial del segundo nombre, o sólo usa las iniciales con el único fin de no ser reconocido y que así su Carta cobre la entidad que necesita: la de ser una carta de un seguidor que expresa una opinión.

Qué dirían nuestros verdaderos seguidores cartoneros? Que Andrés y que el Blog Cartonero están editorializando desde un lugar donde no está previsto que eso ocurra, que si bien no ha hecho nada ilegal, están rompiendo una norma ética de la actividad, que conduce a engaño a los seguidores y que es un estafador moral (lo de moral lo desmentimos de manera absoluta).

Bueh.

Lo que NO hizo Andrés el Viejo es lo que hizo Clarín, que el lunes 26 pasado editorializó su posición empresaria e ideológica en las cartas de lectores de su propio diario, convirtiendo al abogado de Ernestina Herrera de Noble en el simple lector Enrique Padilla.

Nos preguntamos si las chicas que ofrecen sus servicios en el rubro 59 no serán periodistas de ese pasquín, haciendo unas horas extra.




.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Aviv Nórep


Libros (públicos) no, alpargatazos sí.






.

Por qué?

Según una nota de Ambito Financiero, los muertos por gripe A en Argentina ascendían en septiembre a la escalofriante cifra de 512 muertos. La precisión en la cifra es notable toda vez que se dejaron de hacer los hisopados en hospitales allá por abril. Pero fue una ventana a través de la cual los medios aprovecharon para colar la sensación de imprevisión gubernamental, de falta de elementos y hasta de desidia por parte de las autoridades.

El reporte oficial de caídos argentinos en la tristemente recordada Guerra de Malvinas arrojó el número de 645. La única guerra en la que nuestro país participó en el siglo XX, que duró 72 días, arroja esa cifra, que contabiliza los 272 soldados caídos en el hundimiento del Crucero General Belgrano, pero no dice nada de los más de 350 suicidios y muertes por secuelas psicológicas de la guerra. Sabemos que se pueden encontrar muchísimos argumentos que pongan la responsabilidad en las autoridades militares de facto que gobernaban el país, en patéticos manotazos de ahogado de última hora.

Estos datos son presentados en el siguiente gráfico (clik para agrandar), del lado derecho, en colores verde y bordó respectivamente, acompañados de nuestro grave silencio en memoria de todos ellos.



Seguramente usted se preguntará qué es la serie de barras azules que ocupa la mayor parte del espacio.

Son los muertos en accidentes de tránsito en nuestro país. En este caso, a quién le vamos a echar la culpa?

O una mejor pregunta...por qué?

Eso. Por qué?



.

martes, 27 de octubre de 2009

Gacela de la muerte oscura




Quiero dormir el sueño de las manzanas,
alejarme del tumulto de los cementerios.
Quiero dormir el sueño de aquel niño
que quería cortarse el corazón en alta mar.

No quiero que me repitan
que los muertos no pierden la sangre;
que la boca podrida sigue pidiendo agua.

No quiero enterarme
de los martirios que da la hierba,
ni de la luna con boca de serpiente
que trabaja antes del amanecer.

Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo;
pero que todos sepan que no he muerto;
que hay un establo de oro en mis labios;
que soy el pequeño amigo del viento Oeste;
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas.

Cúbreme por la aurora con un velo,
porque me arrojará puñados de hormigas,
y moja con agua dura mis zapatos
para que resbale la pinza de su alacrán.

Porque quiero dormir el sueño de las manzanas
para aprender un llanto que me limpie de tierra;
porque quiero vivir con aquel niño oscuro
que quería cortarse el corazón en alta mar.

Federico García Lorca

Anteayer, por voluntad o desidia, los hermanos uruguayos decidieron nuevamente no ajusticiar a los causantes de tanta muerte y terror, en el paisito, en los años '70.

Sepan los hermanos uruguayos, como están sabiendo los hermanos españoles, que no hay otra forma de que sus muertos duerman el sueño de las manzanas que tampoco pudo dormir el poeta.




.

Pau de arará




Luiz Inácio Lula da Silva nació el 27 de octubre de 1945 en Garanhuns, localidad del interior de Pernambuco. Se casó con Marisa Leticia en 1974 y tiene cinco hijos. A su vez, él es séptimo hijo de los ocho de Aristides Inacio y Eurídice Ferreira. En diciembre de 1952 la familia mirgó al litoral paulista, viajando 13 días en un camión "pau de arara"(1). Se instalaron en Vicente de Carvalho, barrio pobre de Guarujá.

Fue alfabetizado en el Grupo Escolar Marcílio Dias. En 1956 la familia se mudó a São Paulo, pasando a habitar un monoambiente en los fondos de un bar del barrio de Ipiranga. A los 12 años Lula consiguió su primer empleo en una tintorería. También fue engrasador y cadete.


A los 14 comenzó a trabajar en Armazéns Gerais Columbia, donde tuvo su primer sueldo formalizado. Luego cambió a la fábrica de tornillos Marte y obtuvo una plaza en el curso de tornero mecánico del SENAI (2), Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial. El curso duró 3 años y Lula se recibió de tornero mecánico.

La crisis posterior al golpe militar del 64 llevó a Lula a cambiar de empleo, pasando por varias fábricas hasta ingresar en Industrias Villares, una de las principales industrias metalúrgicas del país, localizada en São Bernardo do Campo, en el denominado ABC paulista (3).

Trabajando en Villares Lula comenzó a tener contacto con el movimiento sindical por intermedio de su hermano, José Ferreira da Silva, más conocido como Frei Chico.

En 1969, el Sindicato de Metalúrgicos de São Bernardo do Campo y Diadema realizó una elección de autoridades y Lula fue electo delegado suplente. En la siguiente, en 1972, logró el puesto de primer secretario. En 1975 fue electo presidente del sindicato con el 92% de los votos, pasando a representar 100 mil trabajadores.

Lula le dio, así, una nueva dirección al movimiento sindical brasileño. En el año 78 fue reelegido y, después de 10 años sin huelgas, ocurrieron en el país las primeras. En marzo del 79, 170 mil metalúrgicos pararon el ABC paulista. La represión policial a los huelguistas y la casi inexistencia de una clase política que representase los intereses de los trabajadores en el Congreso Nacional hicieron que Lula pensase por primera vez en la necesidad de un “Partidos de los Trabajadores”.



Este es un extracto traducido del texto en portugués de la biografía presidencial que figura en el sitio web de la Presidencia de Brasil. No termina allí. Lo que sigue es la carrera política y gremial que lleva a Lula a la presidencia, durante dos mandatos, del país más importantes de América Latina. Lo que usté se imagine: cárcel, elecciones fallidas, intentos de cooptación, etc.


Me pregunto si todo habrá empezado allá, arriba del pau de arará, junto a sus "velhos" y sus 7 hermanos, durante aquellos interminables trece días de viaje.




Notas:
1 - Si bien el "pau de arara" al que se refiere el texto va ilustrado en la foto que da inicio al post, su nombre surge del ingenio popular y deviene del palo que se utilizaba en la época del esclavismo para castigar o transportar esclavos. Hace referencia a la incomodidad que impone viajar en esos camiones.
2 - Urgente, SENAI a la Argentina. A ver si nos estamos perdiendo un presidente tornero por su ausencia.
3 - ABC paulista es la combinación geográfica de tres localidades del gran San Pablo que incluyen Santo André (A), Sao Bernardo (B) y Sao Caetano (C). El 80% de la industria automotriz brasileña, esto es, 3 millones de autos por año surgen de este enclave industrial que, a su vez, ha fomentado la localización de autopartistas, empresas de servicios, contratistas, etc.





.

lunes, 26 de octubre de 2009

Seis meses y seguimos sueltos

Todavía no se dieron cuenta. Este blog cumple seis meses y todavía sus responsables seguimos sueltos. No nos encerró la policía ni nos metieron en un neuropsiquiátrico. Ni siquiera nos ha expulsado de la blogosfera la UCEP, que tiene un loable espíritu de apertura para repartir garrotazos.

En seis meses metimos 345 entradas y estamos llegando a los 34.800 visitantes. Sin contar con los 109 desprevenidos que se anotaron como seguidores del blog, engañados por Contradicto, que les manda mails prometiendo sorteos con premios tan fabulosos como imaginarios.

Como la basura y su recolección son una cosa universal, tenemos colegas cartoneros que nos leen desde lugares exóticos. De Manila (Filipinas), de Nagoya (Japón), de Yakarta (Indonesia) y de ¡Willemstad, en las Antillas Holandesas! (Ahí quiero ir yo, a juntar cartón con arenas blancas y agua salada.)

Contradicto, que no cree en nada, dice que son turistas que guglean San Telmo para buscar hotel y caen por error en este blog. Pero no hay que hacerle caso, ya van a ver cuando me traslade, con carrito y todo, a Willemstad.

Adorables lectoras y simpáticos lectores: los saludos y felicitaciones se reciben en esta entrada. Si se trata de regalos, comuníquense por vía privada con Andrés el Viejo o depositen los paquetes en San Juan y 9 de Julio, el rincón con la bajada de la autopista por cielo.

Muchas gracias por la paciencia.




.

"No tenemos como prioridad armar un servicio de inteligencia"



"No tenemos como prioridad armar un servicio de inteligencia". Esto dijo hoy la diputada electa y ex vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Gabriela Michetti.



Por supuesto, señora Michetti. Nadie sospecha que la administración macrista, en la que usted tuvo la distinción de ser el ñoqui número uno, haga algo que tenga que ver con la inteligencia.

Lo que se está revelando ahora es otra cosa, señora Michetti. Es espionaje. Lo que armaron Montenegro, Narodowsky, Palacio y Chamorro con el agente escuchador Ciro James es espionaje.

Montaron un aparato para escuchas telefónicas e incluyeron entre los vigilados a un familiar de víctima del atentado a la AMIA, porque era uno de los mayores impugnadores de la presencia de Palacio como jefe de la Policía Macripolitana.

No se preocupe por la inteligencia, señora Michetti, porque no hay nada de eso en el gobierno macrista. Si va a preocuparse por algo, preocúpese por el espionaje. Porque ustedes, señora Michetti, más que a James Bond se parecen a los patéticos personajes de John Le Carré.

Progresismo


En una nota en Crítica (que no linkeo por vagancia) dice el amigo Osvaldo Bazán, máximo exponente circunstancial del progresismo posta-posta por estos tiempos, admirador del Uruguay, su sistema político y su gobierno, de tinte progresista “en serio, no como acá que se afectan grandes intereses económicos”, tal dijera Lucas, en uno de sus bastante habituales raptos de genialidad.

Perdón, sigue lo que dice Bazán:


“Entre todos los periodistas que defenestraron los dichos de Maradona, figuró Gisela Marziotta en su noticiero de América 24. Lo que dijo no fue ni más ni menos fuerte, inteligente u original que los demás. Digamos que su voz no desentonó con lo que el establishment televisivo dijo al respecto. Al finalizar el informe, y después de que Sandra Russo calificase a Maradona como ‘el que más asusta a los burgueses’, se siguió con el tema del sexo oral. Entonces fue que Orlando Barone puso cara de pícaro y aseguró, como si estuviese en un asado varonero: ‘Entre los que hablaban estaba la chica Marziotta, se ve que conoce del tema, ¿no?’. Momento de desconcierto. Sí, como sonó. Barone dio a entender con media sonrisa que estaba hablando de las costumbres sexuales de Marziotta. Un periodista ‘bardeando’ a una colega desde el machismo más recalcitrante, desde la moralina más berreta. No se sabe qué reacción tuvo Carla Czudnowsky, ex cronista hot y habitual defensora de los derechos sexuales, porque la cámara no la enfocó. Sí mostró a Russo, quien ha hecho notablemente de la defensa de género una parte importante de su discurso. En este caso, Russo se limitó a tapar su cara, bajarla y negar con la cabeza. Se supone que reía. María Julia Oliván, sorprendida, miró a cámara y mandó al corte. Sí. Desde la televisión pública un periodista de los que dan cátedra de ética, de manera sibilina, se refirió a una colega en modos soeces. Seguramente otra vez el presidente del Sistema de Medios Públicos, Tristón Bauer, no tendrá nada para decir. Lo que será entendido como sigan mamándola”.


Yo estoy más o menos de acuerdo en reprobar los dichos de Barone, cuya intervención no fue del todo feliz.
Ahora, me gustaría detenerme en el énfasis que se hace (y que se repite muchas veces, en distintas situaciones) en el hecho de que la situación indeseada haya sido reproducida por el canal público.

Las empresas públicas, los canales públicos, no tienen que atenerse a ningún código de ética distinto, ni a ninguna normativa punitiva diferencial que los actores privados. El hecho de que una entidad sea de administración pública no debería adicionarle ningún tipo de obligación extra, respecto de las que deben afectar a las entidades privadas.
El tópico de pedirle a las entidades públicas responsabilidades adicionales, lejos de ser “progresista” (ya que les gusta tanto esta palabra) es absolutamente reaccionario.
Lo verdaderamente progresista, y hasta tal vez revolucionario, sería pensar que todo producto social es en última instancia de carácter público, y que sólo las ganancias pecuniarias devengadas de él son de usufructo privado (y con ciertas limitaciones).

Y que, por lo tanto, a los entes administrados de manera privada, debe hacérseles cumplir con los mismos códigos que a los públicos, en vez de escandalizarse adicionalmente, porque alguna cosa no demasiado agradable ocurre bajo la tutela de alguna entidad de carácter público.
Pero bueno, así las cosas, valdría más empezar a rever si el término “progresista” tiene efectivamente el rasgo axiológico positivo que generalmente se le atribuye.

PD: tampoco me parece bien, Bazán, que llames a Tristán Bauer “Tristón”, en un medio de comunicación como si estuvieras comiendo sushi entre mariquitas.

domingo, 25 de octubre de 2009

Camouflage

Toda fuerza insurgente militarizada semi-urbana debe adecuar su aspecto y el de cada elemento que la conforma para evitar ser identificada en sus actividades subversivas y seleccionada como objetivo por una fuerza más poderosa,  por ejemplo un senador y una diputada electa que responden a dos grupos mediáticos concentrados en la capital del país. 

En ese sentido, los mensajes amistosos pueden ayudar y también puede ser funcionales a que los nuevos cuadros que van incorporándose a la fuerza se sientan aceptados. 

Y la ironía también es un factor coadyuvante.
 

El cuartel general debe mostrar, en todo momento, la insignia nacional, para evitar ser calificado con el ya clásico mote de "marxismo apátrida". Un verdecito agua a las instalaciones le viene bárbaro por su efecto relajante. Verde oliva nunca. 


Camuflar un Centro de Entrenamiento de las operaciones foquistas como Cooperativa Textil es ingenioso, además de fundamental. Pero esa carita del oscuro personaje Ernesto Guevara y la del tal Amaru nos parecen redundantes. 


Dos equipos de transporte apropiadamente convertidos en vehículos urbanos ayudan a evitar los problemas de logística. Además, quién conseguiría licencia de conducir que habilite a la conducción de tanqueta mediana de asalto?

Pertrechos y provisiones, lo indispensable para el rancho de las unidades, debe aparentar total inocencia y normalidad. De más está decir que ni se les debe cruzar por la cabeza vender hojas de coca, no?


La cuestión cultural bien puede ocupar el lugar de la Dirección de Operaciones e Inteligencia. Un museo, un pequeño teatro (no de operaciones, por supuesto), un salón de usos múltiples dan la coartada perfecta para el análisis del despliegue extensivo y la guerra relámpago. Eso sí, las consignas proletarias mejor dejarlas para la contratapa de los manuales de instrucción, no?


Y dale con las consignas tirabombas...


Ir preparando el teatro de operaciones para la gran batalla, emprolijando la zona, es una tarea que será recompensada al momento del ataque


Denominar viviendas a las barracas de las tropas es la forma de que puedan descansar tranquilas y prepararse para la gran batalla


De civil, siempre de civil. Nada de fajina, ni detalles que delaten la naturaleza militarizada de la fuerza.


Y dale con ese verde sapo... es que no había otro?


La distribución de munición será disimulada como venta de tamales y pastelitos dulces 


Reventarse en infraestructura militar la guita del gobierno es totalmente aceptable. Giles porteños que creen que somos gente pacífica.


Eso sí, nuestra fuerza nunca debe perder de vista que es un ejercito revolucionario. Dispersar energías y recursos buscando que el ejército tenga una vida digna no puede ser una tarea que solape el objetivo medular que es dominar el mundo (ya sabemos que nuestra última gran batalla será con Cerebro y su ayudante Pinky). No es aceptable que el comandante de las fuerzas enemigas, General Morales Solá, diga




Las fotos de aquí





.

Bernardo



Una linda tarde de octubre, como la de ayer pero hace 62 años, Bernardo estaba en su laboratorio, trabajando como todos los días. Alguien le avisó que tenía un llamado, hablaban en inglés y lo buscaban.

Se arrimó al teléfono y los siguientes 3 minutos no los olvidó nunca más en su vida.

Llamaban de Suecia, la Fundación Nobel, para informarle que era uno de los tres acreedores al Premio Nobel de Medicina y Fisiología de ese año. Después, en medio de la emoción, fue difícil tener claro como siguió la conversación. Que iban a volver a ponerse en contacto para enviarle instrucciones y arreglar su viaje a Estocolmo en Diciembre y todo eso. Cosas que él vagamente recordó. Porque estaba azorado. Y, en verdad, porque no importaba. Se convertía en el primer nobel argentino y el primer nobel latinoamericano en ciencias "duras".

Bernardo, había sido un niño brillante. Había ingresado a la Facultad de Farmacia de la UBA a los 14 y a los 17 ingresó a la de Medicina. A los 24 estaba presentando su tesis doctoral sobre la "actividad fisiológica de la glándula pituitaria". Detrás de este tema y otros, asociados al sistema endócrino, a la glándula hipófisis, a la insulina y a cómo se metabolizan los carbohidratos, Bernardo continuaría por el resto de su vida. Los enfermos de diabetes le deben en mucho a su trabajo la longitud de la vida que gozan pero principalmente la significativa mejora en su calidad, reconocible en las gravosas consecuencias que se testifican en los casos sin tratamiento: angiopatías (corazón y miocardio), retinopatías (ceguera) y nefropatías (riñones) por citar algunas.

Sólo la tumultuosa evolución política del país en aquellos años complicó sus investigaciones. Algún peronista, de seguro más peronista que Perón -alcahuetes siempre sobran-, mandó retirarle sus cargos universitarios y no le dejó otro camino que recluirse en una fundación creada ad hoc en el sector privado. Durante este período ocurrieron los acontecimientos con los que abrimos este post: el Nobel en el 47, nominalmente otorgado por “sus descubrimientos sobre el rol de la hormona del lóbulo anterior de la pituitaria en el metabolismo del azúcar”.

Para estos cartoneros el Nobel es un premio demasiado devaluado y manoseado como para representar algo significativo. Pero nos ayuda a ver que detrás suyo hay un importante conjunto de aportes que Bernardo hizo al desarrollo científico argentino. A esos nos referimos.

En 1957, restaurado en sus cargos por la Libertadora, propuso fundar un organismo que no era otra cosa que el hijo putativo del CONICYT de Perón, y que él denominó Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), del cual fue director hasta su muerte, en 1971. Notablemente, quizás, haya sido esta gestión la que más le aportó al desarrollo científico argentino y no los variados y merecidos premios que fue cosechando a lo largo de su carrera.

Los gobiernos peronistas de Néstor y Cristina Kirchner reconocen esa vieja y triste deuda con Houssay. Y la honran con hechos más que con palabras. La tabla mostrada abajo indica, en miles de pesos corrientes (para evitar lectores capciosos que se rasgan las vestiduras por la ausencia de un indicador en moneda dura también se expresan en dólares, una demasía ya que mayoritariamente esos presupuestos van a engordar sueldos -un no transable- los alicaídos bolsillos de nuestros científicos y técnicos que no hace mucho empezaron a retornar de la para nada deshonrosa pero poco afín tarea de “lavar los platos”), el monto otorgado dentro del Presupuesto Nacional al organismo de Houssay en tres gobiernos arbitrarios, dos de ellos de insoslayable cuño neoliberal.



Deben agregarse aquí otros actos de gobierno significativos en el área: la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, sin ir más lejos, es uno fundamental. 

Sirva esta información para periodistas que se distraen en operaciones críticas, tales como averiguar el justo precio de los pasajes aéreos a Montevideo o la cantidad y calidad de las armas en manos de miembros de los Movimientos Sociales.




.

sábado, 24 de octubre de 2009

Caminar y mascar chicle

Informa La Nación que el senador Gerardo Morales se opuso a que el Congreso discuta los proyectos de reforma política, alegando que no es un tema prioritario, como la pobreza y las políticas sociales.



El jefe de Gabinete respondió con una de sus salidas ingeniosas: "¿Los legisladores de la Argentina no pueden caminar y mascar chicle?"



No, ministro Aníbal Fernández. Gerardo Morales no puede caminar y mascar chicle, de la misma manera que no puede darse cuenta de quienes son los que repudian su presencia (en su propia provincia) y culpa a una organización que no participó en el repudio y a una dirigente que se encontraba ese día fuera de la ciudad.







¿No le vio la cara a Morales, ministro Fernández?

Ayuda divina


Está instalado el debate acerca de la ayuda estatal a los pobres. Se discute la forma en que debería efectuarse para que sea eficiente. Se pide que evite el usufructo inescrupuloso por parte de personajes interesados en instalar redes clientelares que sirvan a sus objetivos políticos.

Uno de los actores que propician el debate es la Iglesia Católica, institución señalada como autoridad en la materia, sobre todo por los partidos de la oposición, que hace poco legitimaron este rol en una reunión con autoridades eclesiásticas que sirvió como plataforma de lanzamiento de "su plan".

Al mismo tiempo, y a partir de las denuncias del "valiente" senador Morales, se puso en el centro de la escena, también, el funcionamiento de los movimientos sociales como paradigmas del aborrecido clientelismo, abusivo de las necesidades de los pobres. Hoy "fuera de temporada", los intendentes del conurbano fueron en otros tiempos señalados también como instaladores de redes similares.

Y a nadie, parece, en la oposición y en la prensa, se le ocurre pensar cómo es el modelo de funcionamiento de esa proba institución llamada Iglesia Católica.

Cuya cúpula recibe cuantiosos fondos que "los pagamos todos" y los distribuye, llegando en última instancia (con retaceos de parte de los fondos en las instancias intermedias porque de algo hay que vivir, y distribución discrecional) a proveer de alimentos, ropa y resguardo a personas humildes, conformando de esta forma redes clientelares de fieles, que les sirven para ejercer poder de lobby a la hora de discutir con cuántos fondos se hacen en el reparto.

No nos vamos a poner ahora a demonizar a las redes clientelares. Concientes de sus defectos y de que no constituyen un ideal, acá siempre valoramos la contención que ejercen sobre la violencia social potencial, y cómo de alguna manera sirven para paliar necesidades de las más urgentes. Pero, si nos ponemos policías...les pedimos rinoscopía para TODOS los que se pasaron de la raya alguna vez.


PD: acá, el compañero Walter Besuzzo había escrito también algo sobre el tema.

Belleza XII (Foto)



Mata Hari (1876-1917)

El 15 de octubre de 1917, en plena Primera Guerra Mundial, un pelotón de soldados franceses ejecutó a una bella mujer vestida de negro y con un gran sombrero del mismo color. El oficial a cargo del pelotón le disparó el tiro de gracia. Testigos del fusilamiento revelaron que la fusilada, momentos antes de que se diera la orden de fuego, mandó un beso con la mano a los soldados. Hay constancias de que sólo cuatro de los doce tiradores dio en el blanco.

La fusilada de ese día era Margaretha Geertruide Zelle, de origen holandés. Pero se la conocía más como Mata Hari, bailarina exótica, desnudista, aficionada a los hombres en general y a los uniformados en particular y acusada de espía. Su pudorosa vestimenta del día del fusilamiento contrastaba con la generosa exhibición de sus encantos que se puede apreciar en la fotografía.

Todos los estudios posteriores indican que la bella Margaretha, si realmente practicó el espionaje, lo hizo modestamente y que nunca tuvo acceso a grandes secretos. Incluso se estima que su tráfico de informaciones era de doble mano: parece que brindó datos sobre los franceses a los alemanes y viceversa.

Pero Francia había hecho un papel deplorable en la guerra. Las bajas se contaban por centenares de miles y no pocas eran debidas a la implacable política de fusilar soldados como castigo por deserción o por supuesta cobardía en el combate. Culpar a una mujer (y una mujer "de mala vida") por los desastres era una manera de entretener al pueblo, justificar las derrotas y estimular un patriotismo de opereta. Armado con estas consideraciones políticas, el tribunal la condenó con pruebas débiles y dudosas.

Mata Hari había nacido en Holanda en 1876 y a los 18 años se casó con un militar mucho mayor, con quien viajó a instalarse en la actual Indonesia, entonces colonia holandesa. La muerte de su hijo varón fue un duro golpe para el matrimonio. El marido se dio a la bebida y Margaretha se dedicó a aprender danzas locales y artes amatorias orientales que practicaba fuera de un matrimonio destruido.

El marido, borracho pero rencoroso, consiguió el divorcio y la guarda de la hija que les quedaba. Margaretha se vio literalmente en la calle. Aprovechó los rasgos orientales heredados de su madre y su conocimiento de la cultura javanesa para dedicarse en París al espectáculo, como bailarina exótica (y escasamente cubierta). Al éxito de esta actividad sumó una activa vida sentimental, que algunos pagaban con amor y otros con dinero. El día que la detuvieron y le comunicaron las acusaciones, exclamó: "¡Puta sí, pero traidora nunca!"

Su vieja pasión por los militares encontró un amplio terreno con la guerra, que hizo proliferar el número de uniformados. Sus andanzas con militares de toda nacionalidad disponible la hicieron sospechosa y la llevaron ante el pelotón.

Quedaron de ella abundantes fotos semidesnuda, vestida y en plena danza de los siete velos (una de sus especialidades). Y una leyenda de espía intrépida que, junto con sus perturbadoras imágenes, capturaron la imaginación del adolescente que fui alguna vez.

(Agradezco a la Museóloga que me haya traído a la memoria a Mata Hari con un documentado post en su blog.)

viernes, 23 de octubre de 2009

Muerte del Neoliberalismo III

Fantasmita Felipe





.

La "vuelta" a los mercados financieros


Artemio hace un análisis extraordinario sobre la reapertura del canje de deuda, tomando como base la nota de Fernández Canedo en Clarín, y algunas cositas implícitas en la línea editorial del mismo diario, con correlato en parte importante de la opinión pública.

La primera consideración es que si algo no se puede decir del anuncio es que haya sido sorpresivo.

Ahora, me permito volver sobre algo que dijimos en algún momento, y que, por probable tendencia psíquica obsesivo-compulsiva, sigue rondando el marote.

Es imposible no toparse con analistas que digan que Argentina anda necesitando financiamiento. Pero, esto, dicho de forma tan general, ¿es tan cierto?

Argentina tiene una balanza comercial hiper superavitaria, y las perspectivas son que ésta situación se mantenga. Con la reactivación de la economía (mundial y nacional) los montos de comercio exterior tenderán a aumentar. Esto no significará incremento del superávit, sino achicamiento del mismo, porque tenderán a aumentar más las importaciones que las exportaciones. Del mismo modo que la crisis financiera internacional no redundó en fin del superávit como decían algunos amigos nuestros, sino todo lo contrario.
Este menor superávit comercial que se avecina (con montos de exportaciones e importaciones muy superiores a los actuales), sin embargo, se verá más que compensado en la balanza de pagos por el fin del proceso de "fuga de capitales", y a lo mejor por algún ingreso inversionista, si el "operativo de vuelta a los mercados voluntarios" sale bien.

El que seguramente necesitará financiamiento será el Estado. El superávit que se esfuma es el fiscal. Pero esto no significa que sea imprescindible conseguir financiamiento externo en dólares, sino en pesos.

Por eso, la jugada de arreglar con los hold-outs, hacer cumplir el artículo IV con el FMI, y cerrar con el Club de Paris, parecieran más medidas tendientes, no a recibir financiamiento externo directo en divisas, y menos por parte de los organismos internacionales como el FMI, sino a que formen parte de un plan de "normalización" que sea la base de una recuperación de la confianza general, para que el Estado pueda financiarse en pesos en el mercado voluntario, sin tener que recurrir a los "nichos" superavitarios intra-estatales, ni a la contabilidad creativa, ni a la ralentización de la cadena de pagos, como está ocuirriendo en la actualidad.

Collage

Se acuerdan?
Elegir las partes lindas.




Recortar con cuidado para no estropearlas.



Pegar. No mucha plasticola para que no "empape".



Colores. Geometrías. Primero pasos en el camino del arte.




No todo tiene que ser exacto. Pero tiene que ser bonito. Es arte.



Cosas que también pueden hacer en casa, en la compu...

Y lo que sobra, Seño?

Lo que sobra se tira, Jaimito.





(ilustraciones conectadas a las notas referidas)

jueves, 22 de octubre de 2009

Estos tipos son peligrosos































Este poco decorativo conjunto de fotos muestra al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, con sus ministros de Seguridad, Guillermo Montenegro, y de Educación, Mariano Narodowski, y al ex jefe de la Policía Macripolitana, Fino Palacios.


Son tipos peligrosos. La administración macrista en el Gobierno de la Ciudad ha hecho poco y nada por la salud, la educación y los servicios para los habitantes. Cada vez que una medida ha encontrado alguna resistencia, han vuelto para atrás. Su rasgo más notable es el empecinamiento con que atribuyen su incapacidad a las supuestas trabas del gobierno nacional.

En casi dos años, no han mostrado tener ningún plan.

Salvo en una cuestión, una sola: tienen un plan represivo y sus políticas más definidas y consecuentes se ordenan en ese sentido.

En su campaña electoral prometieron que iban a tener una policía propia. Y, mochando al Presupuesto dinero para viviendas, salud y educación, han comenzado a organizar esa famosa policía. ¿Para qué la quieren, si la Federal seguirá siendo la que se ocupe de los delitos penales? La respuesta es clara: la quieren para disolver las manifestaciones, para desalojar edificios ocupados, para correr a los indigentes de las calles y plazas. Por eso, el primer sector de la nueva policía que se va a lanzar a la calle es el cuerpo antidisturbios.

Se proponen limpiar la ciudad de pobres y de protestas sociales. No es casual que hayan querido poner al frente de la nueva policía al comisario Jorge Fino Palacios y que hayan tratado de mantenerlo en el cargo, a pesar de estar involucrado judicialmente en el encubrimiento del atentado a la AMIA.

Otra cosa que preocupa a la administración macrista y que sería tarea de la Policia Macripolitana es el espionaje. No la persecución de espías, por supuesto. De lo que se trata es de espiar a todos los que, de una manera o de otra, puedan resultar una molestia o un obstáculo para el macrismo.

Antes incluso de tener organizada la policía, ya empezaron con esta delicada tarea. Contrataron a Ciro James con un sueldo de 7.000 pesos mensuales, como funcionario del Ministerio de Educación. El ministro Narodowski, cuando le preguntaron cual era la tarea del funcionario, dijo que no sabía. Ahora ya sabe: James tenía equipos de escucha telefónica y se dedicaba a espiar las conversaciones de Sergio Burstein, uno de los familiares de víctimas de la AMIA que cuestionaron el nombramiento de Palacios. También, seguramente para colaborar con el ministerio que le pagaba tan suculenta cifra, James se ocupaba de investigar las movilizaciones y protestas en las escuelas.


Pero todo este plan no empezó con las andanzas de James y la organización de la policía propia. Desde el primer día del gobierno macrista, se estableció en el quinto piso del edificio del Mercado del Plata la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP). Esta es una patota que se dedica a perseguir y golpear a los cartoneros e indigentes en las calles y plazas y destrozar sus pocas pertenencias. Actuán de a diez o más y son sistemáticamente acompañados por un camión recolector de basura de la empresa Panizza. En este mismo blog se puede ver un resumen de algunos de los atropellos cometidos por la UCEP.


Su actividad represiva ha sido investigada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y por la Defensoría General de la Justicia porteña, que publicaron un informe conjunto y reclamaron al Gobierno de la Ciudad la disolución de esa patota violadora de los derechos humanos y la sanción a los responsables.


La UCEP y James son la verdadera sustancia de la política macrista. Son el espejo donde hay que mirar lo que será la Policía Macripolitana, si se le permite al gobierno macrista seguir adelante con sus planes de represión. El salvajismo de este grupo parapolicial que es la UCEP preanuncia lo que Macri pretende de su policía.


Estos cuatro tipos son peligrososos. No se puede dejar que hagan lo que quieran.




.

Treinta y tres


Hace exactamente 156 años fallecía en Montevideo quien fuera jefe de los Treinta y Tres Orientales, el capitán Juan Antonio Lavalleja.

Lavalleja inició su carrera de fuego en la batalla de Piedras, en 1811, bajo el mando del gran Artigas, alentado por los ideales revolucionarios que hacían ebullición en varios puntos del continente. Épocas en las que la Banda Oriental y nuestro país todavía no sabían si el destino les tenía reservado un lugar juntos o separados.

Si alguna vez se preguntó por qué Uruguay no envió diputados al Congreso de Tucumán en 1816, no era porque nuestros hermanos orientales ya tuvieran claro su destino autónomo. Más bien era porque la Banda estaba sufriendo una invasión por parte del Reino Unido de Portugal y del Brasil que era apoyada por los opositores a Artigas (si sabremos por estos lados de lo internacionalistas que se vuelven los cipayos cuando de aplacar y contener movimientos
populares se trata).

Juan Antonio tuvo una vida como les gusta a los cartoneros: de esas en las que la pasión es el motor de las acciones. Defendió del invasor lusitano la zona de Minas, que conocía perfectamente porque era su tierra y sufrió cárcel y destierro. Pero también supo aplicar la estrategia política, haciendo amigos y aliados en Brasil en los que ayudó a sembrar la idea de independencia brasileña del Portugal, con el objetivo de rediscutir luego la situación uruguaya.

Pero no todo salió como se planeaba (vale la pena mencionar aquí la primera gran defección argentina, la rivadaviana, que nos empezó a convertir en dos países separados) y Juan Antonio fue eyectado a Buenos Aires desde donde, con apoyo de fuerzas locales y varios jefes con algún poder remanente en la Provincia Cisplatina, fue seleccionado por su valor y su audacia para comandar la reconquista.

Así, el 19 de abril de 1825 pisó tierra oriental en la Playa de la Agraciada y con pocas armas y un grupo indeterminado de compañeros que la historia y la tradición redondeó en treinta y tres, inició una ofensiva que fue lenta pero inexorablemente reponiendo el país en manos criollas. Finalmente, en agosto de ese año, en el pueblo de Florida se estableció un gobierno provisorio que decretó la libertad primero y la auto-anexión a las Provincias Unidas del Río de la Plata luego. La bandera que portaban indicaba "Libetad o Muerte".

La historia continuó. Intentar calificar la obra de un hombre de pasiones es siempre difícil, pero si su grandeza se mide por la de sus enemigos, su principal adversario era su propio jefe en el Ejército Republicano, el amañado niño bien Carlos de Alvear.

El pueblo uruguayo se encamina a elegir, este domingo, un nuevo Presidente. Un grupo de argentinos, independientemente de la justicia de su causa, no permitirán que votantes orientales que probablemente en su mayoría tributen a ideas de pluralidad, progresismo y latinoamericanismo (hecho que se profundiza en vergüenza cuando hace días sí dejaron cruzar compatriotas que viajaban empujados por una “gesta” deportiva) lleguen a esta nueva playa de la Agraciada.

A no dudarlo: los principales intereses en contra de la patria grande latinoamericana no fueron extranjeros. Estaban entre nosotros y representaban al poder económico, oligopólico y centralista.

Nada cambió.

Señores Asambleístas de Gualeguaychú: nada decimos sobre la justicia de vuestra causa. Nada decimos sobre la eficacia de los fundamentalismos.

Solo decimos que no es tiempo de naiveté. Que, este domingo, la historia los está mirando.

Aflojen


Escuchamos al Senador Sanz en todos los canales de noticias (sobre todo los pertenecientes a dos importantes grupos económicos): que el relato de Morales acerca de las agresiones sufridas fue conmovedor, que está poniendo en juego su pellejo y el de su familia y que conmueve particularmente el "coraje inigualable" (sí, sí, así lo dijo) de este hombre, al denunciar las cosas tremendas que suceden en una provincia argentina.

Mientras tanto, Carrió anoche les pidió encarecidamente a los productores agropecuarios que desistieran de hacer un tractorazo en Buenos Aires, porque podrían ser emboscados por piquetes en los alrededores, que el clima en la capital estaba enrarecido, y que por ello había que evitar la movilización de gente, que si la cosa se ponía más difícil se podía organizar un apagón, pero que era importante ser conciente de que la aglomeración de personas podía dar motivo a la provocación de enfrentamientos (todo esto intercalado por varios "me siguen?").

Es tan evidente, pero tan evidente la operación, que no vale preguntarse quién es el que tiene interés en que se genere violencia política, no?

Modus Operandi



Extraemos hoy de Página/12 el relato resumido de 4 de los 14 casos “de muestra” que el CELS denunciará hoy y que ponen en discusión el accionar de la patota macrista denominada UCEP.

Dice:

  • El 30 de septiembre de 2008, C.R.G. estaba en la puerta del Teatro Colón, cuando, entre la 0 y las 2 de la madrugada llegó una camioneta con el logo de la Ciudad y seis personas a bordo y un camión compactador: “Uno de los hombre se adelanta y le pega una patada en la rodilla al declarante diciéndole ‘qué te pasa’. Luego le pega en la cabeza con una botella de plástico vacía, le quitan las frazadas y lo amenazaron diciendo que no querían que estén ahí”.

  • El 2 de octubre de 2008, G.D.P., quien se desempeña como cartonero, relató que ese día, a las 2 de la madrugada, en Lima e Independencia, un grupo de 13 personas le sacaron los carros con los que habían recolectado y también su documentación, todo lo cual fue destruido en el camión compactador.

  • El 9 de octubre de 2008, el párroco de la iglesia del Inmaculada Corazón de María relató que dos días antes fue testigo de un episodio en que una persona de 66 años, identificada como A.C.C. que estaba viviendo bajo la autopista 9 de Julio, fue agredido por unas veinte personas vestidas de negro. “Le dieron un puñetazo en el estómago y lo amenazaban con cortarle el cuello si no abandonaba el lugar”, relató el sacerdote.

  • El 2 de octubre de este año, un grupo de personas denunció el accionar de la UCEP en Pasco y Autopista, en el barrio de San Cristóbal; entre ellas estaba C., una mujer embarazada quien relató: “Uno que llevaba gorrita empezó a pegarme patadas y trompadas; me golpeé la cara contra el piso y luego me empezaron a manosear. Me decían: ‘Te sentís mal, te vamos a hacer un tacto’.” La escena fue observada por un testigo, que llamó a la policía. El agente que intervino identificó a los agresores.


  • Este relato también se presenta aquí, con fotos, videos y declaraciones que estremecen.

    Hoy a las 16, el CELS dará una conferencia de prensa en su sede, Piedras 574 Piso 1, junto a la Defensoría del Pueblo y la Defensoría General de la Ciudad, solicitando el desmembramiento de esta "unidad de control".

    Nosotros vamos entre otras cosas porque tenemos muchas ganas de encontrarnos con importantes líderes de opinión del campo progresista a los que hasta ahora no hemos escuchado mencionar el tema: Pino Solanas, Claudio Lozano, Martín Hourest, Víctor de Gennaro, Hugo Yasky, entre otros.

    A la que le perdimos el rastro es a Gabrielita Michetti.

    En fin. Va a estar áspero Buenos Aires.





    .

    miércoles, 21 de octubre de 2009

    No hagan olas



    Especialistas en aquietar el fluido en el que navegan, los muchachos del Gobierno de la Ciudad lanzaron ayer el Operativo Contrainformación para tratar de distanciar a Montenegro de la escuchas ilegales, y en caso de no ser posible, al menos tratar de mantener a flote a Macri que, pobre, no le interesa nada saber que habla nadie en Argentina por teléfono.

    El cartonero Artemio ya hizo mención del tema, poniendo en evidencia el tipo de fragancia con la que suponen que van a tapar el hedor que viene subiendo.

    Hoy a la mañana nos termina de sorprender la pequeña Lulú, bañada en Channel No. 5, que en el matutino a prueba de encargos, dice:

    Un policía federal en actividad se incorporó al gobierno de Mauricio Macri en el área de Educación y luego en la flamante policía capitalina. Ciro James nunca dijo ante el gobierno de Macri que era policía; sólo comunicó su condición de abogado. James ordenó luego escuchas telefónicas que pusieron en jaque a la administración de Macri y a su ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro. Un interrogante es inevitable: ¿por qué no se averiguaron debidamente los antecedentes de James?


    Es decir que, como bien comenta el cartonero Artemio, no sólo no sabían que cuando ingresó, James era Policía Federal en actividad (?????), sino que cuando este “ordenó escuchas telefónicas” (?????), evidentemente ilegales porque no se las reclamó a ningún juez, toda la estructura a su cargo salió corriendo a ponerlas en práctica.

    Llega a nuestra redacción cartonera el diálogo que se vivió esa mañana en sus dependencias (en referencia a la foto que ilustra el post):

    -...cuchame, diagonal norte 825 es acá nomás...

    -...pero no, salame, no ves que dice que el curso es a domicilio? te mandan los sobres...

    -...bueh, mandémosló ya. El jefe dijo que era urgente.

    -...tranquilos muchachos, no se exciten. Y ya que están, vayan a comprar unos cablecitos, tres o cuatro micrófonos, cinta adhesiva, plasticola, un destornillador, unos bigotes postizos y una peluca. Y si les preguntan quiénes son o les ofrecen factura, no sean otarios, nada.



    .

    Muerte del Neoliberalismo II









    .

    Decálogo del Administrador de Countries


    Seremos cartoneros, pero calle no nos falta. Y algún que otro consejo para manejar un country, podemos darte.

    Tenemos un decálogo. Tomá nota:

    1. Enrejar las plazoletas para evitar que los desconocidos pernocten en ellas. Y limpiarlas de basura.

    2. Publicitar con orgullo la instalación masiva de cámaras de vigilancia (que como están en lugares solapados o secretos, ni siquiera tenés que mostrar)

    3. Garantizarle a los consorcistas que la Agencia de Seguridad ofrezca libertad de circulación por el country, y que sean agentes con un toque fashion. Nada de gorditos

    4. Elegir un Jefe de Seguridad con un legajo irreprochable. Eso sí, que sea amigo

    5. Vigilar a los consorcistas que nos podrían complicar la vida

    6. Abandonar obras de infraestructura que podrán ser importante pero no suman. Reemplazar por obras de alta visibilidad. Siempre

    7. Priorizar negocios por bienestar. O te creés que otro administrador lo haría distinto?

    8. Lagrimear mucho por la falta de recursos. Mucho. En las reuniones, en el golf, en la charlas

    9. Cultura, educación? No pierdas tiempo. No paga. Mejor, shopping (inmobiliario)

    10. En caso de peligro, extraviar archivos comprometedores

    Buena merca. Y probada.

    Ojo: no intentes sacarlo del country y probarlo en el partido o la intendencia. Ni creas que un focus group te va a ayudar. Esto se banca reuniones de administración y elecciones exitosas en un contexto tilingo y careta. Pero entre el pobrerío que reclama, te garantizo que hace agua.

    Nos vemos en el Club House.

    De nada.



    .