miércoles, 13 de mayo de 2009

¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama?







Francisco de Narváez decidió seguir los pasos de su socio Mauricio Macri. En declaraciones radiales pronta y entusiastamente levantadas por La Nación, el especialista en destruir empresas y recibir una gran tajada sostuvo que “hay que ir construyendo una transición ordenada”.

¿Transición ordenada? No es habitual hablar de una transición ordenada dos años antes de finalizar un gobierno. Las transiciones se operan cuando el mandato está a punto de finalizar y, salvo que haya un profundo cambio en el régimen político, se limita a que el gobierno saliente ponga a su sucesor en conocimiento del estado de situación. ¿Qué quiere decir el responsable de la desocupación de 3.500 trabajadores?

Es un trabajo interpretarlo, porque ya se sabe que de Narváez solamente dice cosas generales, que no tiene ningún plan concreto y las cosas que se propone hacer no las puede confesar sin perder un montón de votos.

Puede ser que quiera decir que el gobierno va a tener que irse después de las elecciones del 28 de junio. Un hecho como ese seguramente haría necesaria una transición ordenada. O también puede ser que de Narváez quiera decir que hay que hacer una transición desde el 29 de junio de 2009 hasta el 10 de diciembre de 2011 (transición larga por demás). ¿Cómo sería esa megatransición? Evidentemente, sobra tiempo en dos años y medio para transmitir los ministerios y la información básica. Está claro que el candidato no habla de eso y que está pensando en otro tipo de transición. Es decir, que el Gobierno abandone su propia política y adopte la de la oposición.

En resumen, una de dos: o la transición ordenada supone un cambio inmediato de gobierno o supone obligar al gobierno a continuar con un programa ajeno. ¿No es eso lo que se llama ánimo destituyente?

Día tras día, los representantes de la oposición acumulan motivos para votar por los candidatos del Gobierno. Sería equivocado asignarle al kirchnerismo la perfección. Es fácil señalar lo que no se ha hecho, lo que se ha hecho en forma insuficiente y lo que se ha hecho mal. Pero el problema con la oposición es que no se propone hacer las cosas mejor y avanzar en lo que está pendiente (la redistribución del ingreso, por ejemplo). Lo que pretende es volver atrás, hacia el neoliberalismo. Y, aunque no pueda hacer todo ese retroceso, en su intento va a dañar lo que hemos avanzado en estos últimos años.

No, el kirchnerismo no es perfecto. Pero es la única alternativa real ante los que se proponen empeorarlo todo.

Balderrama tampoco es el boliche perfecto. Pero, ¿dónde iremos a parar si se apaga Balderrama?


La imagen es de acá

4 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

a cualquier lado menos al que nos marcan los candidatos millonarios.
Macri, el Berlusconi local ya demostro que es lo que quiere, el colombiano pretende seguir ese camino.
Lo de ellos ya lo conocimos, no tengo ganas de suicidarme y volver a las politicas de ajuste perpetuo y endeudamiento a full.
De Narvaez=Casa Tia ,empleados despedidos,negocio de años hundido en un par de meses

Laura dijo...

Disculpeme. Lo suyo, Andrés, es sesentismo/setentismo de contrabando! Cuántos años que no veía al finadito!
Y para ilustrar al señor de Narvaez, seeeee tu viejo es zapatero!ZARPALE LA LATA !!! Será la destrucción neuronal lo que le impide a este sujeto hilvanar una frase? Na que ver, ni punto de comparación.

Peron.blog.Iar dijo...

Compañero pase, le sale por los poros a la oposicion las ganas de tomar el poder, igual creo que ademas es una forma de formar oponion para crear un ambiente de desgobierno o debilitar la autoridad. Esos muchachos mienten por television dicen cosas que la gente no ve a diario e intentan que se lo crean. Decir que los intendentes no comparten paredes con NestorK porque es pianta votos es una mentira, por lo menos en mi ciudad.

Estan esperando con cuchillo y tenedor la derrota el 28 de junio, espero que no la gente no les de el gusto.

Abrazo Peronista! Pasate.
http://unfuturoperonista.blogspot.com

Andrés el Viejo dijo...

Fernando: Exacto. Lo de ellos ya lo conocimos. Y si hay que introducir cambios, no dejemos que sean en el sentido de ellos.
Laura: El finadito le puso a los versos de Manuel Castilla ese plus que sólo apreciamos los que muchas veces hemos visto brillar el lucero del alba en un vaso de vino. ¿No?
Peron.blog.lar: Preparemos también nosotros el cuchillo y el tenedor. Vamos a ver quien es el comensal y a quien le toca hacer de almuerzo.
Gracias a todos por pasar.