jueves, 7 de mayo de 2009

Manual para desenamorarse



Haga como yo
inúndese en palabras
defienda sus principios
invoque sus razones
conecte sus alarmas

reconstruya los hechos
permítase distancia
no reprima el llanto
enfrente sus fantasmas

afiance su autoestima
dedíquese una pausa
desafíe sus límites
modifique su mirada

aférrese a sus logros
retemple su esperanza
desande el camino
enuncie sus causas

y si al cabo de todo
del vino y de becquer
de lágrimas y cortázar
la pasión no descansa

y encuentra de improviso
ese par de ojos pardos
que alteran la sangre
y lo queman como zarza

verifique sus hipótesis
replantee su estrategia
medite sus pasos…



…por qué no la llama?















5 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

no llamo a ese par de ojos
que cruzé ayer mismo
como hace 20 años
y me comieron el alma
no la llamo no
no puedo quemarme

Comandante Cansado dijo...

¡Me tengo que enterar por La Bloguera que tienen blog! No me ofendo por que estoy contento :).

¡Felicitaciones!

El Canilla dijo...

mandale un SMS , Contra !

Andrés el Viejo dijo...

Un llamado telefónico tiene mejor efecto y la ventaja de que, si la respuesta es "rajá de aquí", te enterás enseguida.

Anyuletta dijo...

Pero llame, hombre. El que no arriesga no gana.