jueves, 8 de abril de 2010

Cénit y ocaso




Los viejos buenos tiempos...





Jorge Lanata: En 2004 estrenó su ópera prima, un documental que llamó "Deuda" y un nuevo libro, “ADN”. Escribió sobre política en el diario Perfil, condujo algunos programas radiales como Lanata AM (Del Plata) y participó de la Tertulia Latinoamericana en la Cadena Ser de España, junto a Álvaro Vargas Llosa y Jaime Baily. Su sitio web llega hasta 2004, por lo tanto no hace mención a la creación del diario “Crítica de la Argentina” de capitales españoles, a cuya dirección renunció tras corta gestión, ni tampoco mención alguna a la obra teatral del género revista que produjo y protagonizó en el Teatro Maipo y que denominó “La Rotativa del Maipo”, él último trabajo de alta visibilidad que se le conoce.

Ernesto Tenembaum: Es co-conductor, junto a Marcelo Zlotogwiazda, de un programa televisivo en el prime-time del canal TodoNoticias del grupo Clarín llamado “Palabras +/-“. Puso un blog en la plataforma de Arnet también junto a MZ, y lo llamó “Periodistas – La era del blog”, pero después de unos meses suspendieron la actividad (demasiada crítica y muy poco constructiva). Escribió un libro de periodismo de investigación (como el de Luis Majul, mire) que llamó "Qué les pasó?" en el que por sólo 65 mangos te explica los motivos del ocaso político del matrimonio Kirchner. Pero según sus propios comentarios “la pasamos genial, ojalá los oyentes supieran cuanto disfrutamos” en un magazine radial de 13 a 17 en Radio Mitre que se denomina “El Club de la Tarde”: su máxima satisfacción, que puede denotarse en su voz y sus comentarios, pasa por un concurso para oyentes en el que hay que descubrir el nombre de una película en base a su banda sonora. Él se encarga de dar las pistas y las “ayuditas” para que los oyentes logren acertar y llevarse un ejemplar de su libro, autografiado.

Marcelo Zlotogwiazda: El amigo de Tenembaum participa en dos de los ciclos antedichos, mantiene algunas columnas de contenido económico en revistas y diarios (El Argentino, Veintitrés, etc.) y conduce en Radio Mitre a continuación del programa de su amigo, el programa “La Otra Pata”, un periodístico general en el que también le propone un acertijo a sus oyentes, en este caso un problema matemático que entrega premios sencillos (libros, entradas al teatro o suscripciones) al ganador.

Reinaldo Sietecase: Además de alguna producción literaria ("Hay que besarse más" en 2005, "Pendejos" en 2007 y "A cuántos hay que matar", este año) y la co-conducción del programa televisivo “Tres Poderes” periodístico y de actualidad en América (adonde a veces aparece el ojo del amo para confirmar que el ganado está rellenito), tiene un programa radial de información general durante la tarde de AM Del Plata denominado “Mañana es Tarde”, junto a Romina Manguel, Verónica Castañares y el Ruso Verea. Deben estar buenas o lo deben poner cachondo porque el programa consiste esencialmente en indagar en la actividad de las chicas durante el fin de semana o en hacerles comentarios al aire a los que siempre se les puede encontrar un segundo sentido.

Martín Caparrós: El filósofo del equipo editó en 2004 "Valfierno", en 2006 "El Interior", en 2008 "A quien corresponda" y en 2009 “Una Luna” pero no amplió su actividad mediática salvo por apariciones esporádicas en programas radiales, televisivos (el otro día en TVR) y algún que otro reportaje concedido a medios periodísticos en los que a veces ofrece respuestas que nos llevan a pensar en qué está pensando este gran pensador de la izquierda argentina.


Eran el ariete, la vanguardia, de una generación de periodistas de investigación que prometía. La multitudinaria Plaza de 6-7-8 del otro día hubiera sido una reunión de consorcio si estos chicos hubieran hecho una convocatoria durante el lánguido final del menemismo (el video arriba parece confirmarlo). Cada domingo a la noche hacían temblar gobiernos, secretarios, empresarios y ministros. Y las llamadas telefónicas desde despachos oficiales para tratar de postergar la emisión de un informe o averiguar quién había sido el "garganta profunda" estaban a la orden del día.

Hace unos días volvieron a juntarse en una conocida librería de la ciudad para apoyar a Ernestopito en el lanzamiento de su libro. La foto que ilustra el post corresponde a ese momento. Ahí están ellos. Y ahí también están Néstor y Cristina en la tapa del libro, ahí estamos nosotros, todos los que nos ilusionamos y sorprendimos por la prolífica descendencia que nos dejaba el inolvidable Rodolfo Walsh, preguntándonos justamente eso...


...qué les pasó muchachos, qué les pasó?



.

6 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

A Lanata no le paso nada,creo que siempre fue el mismo.
Acordate de lo siguiente,cuando se tenia que juzgar a Menem por el tema armas a Ecuador y un juez lo estaba procesando,Lanata descubrio "casualmente " una trapisonda del juez y lo saco del caso de una patada en el culo.
Otra ,asunto Maria Marta Garcia Belsunce, empieza el caso,Lanata lo menos que dice es que a MM la mato una amante,que se descubrio algo turbio que es imposible que no se dieran cuenta,etc ,etc,etc
Bruscamente cambia de opinion y aparece como el principal defensor de la familia...
¿cuanta plata habra cobrado?
Fue,es y será un mercenario engreido y petulante.

Ernestino TNbaum...
ese alguna vez tuvo posiciones democraticas,se hundio en la charca cegado por la guita.
¿los demas?
una pena
Sietecase no esta tan podrido,de vez en cuando acepta que alguien piense distinto

Maricé dijo...

Era muy fácil parecer progre durante el menemato, muy fácil. Hasta Carrió le hizo creer a muchos que lo era.
Cuando se levantaron las banderas por las que ellos decian luchar, tuvieron que oponerse, no tenian otra

Mariano dijo...

De la lista no simpaticé nunca demasiado con ninguno. Salvo, por ahí, Zlotogwiazda, que me parece todavía un tipo sensato.
Sietecase, no sé, no lo tengo mucho, pero los demás son tipos coherentes.
Su posición fue siempre la de personas cultas, que están un escaloncito más arriba del resto, que soñaban y sueñan con un mundo mejor, a las que les causa cierto asombro (fingido) y finalmente "asco" "estas cosas del poder", de la política, tan "sucias".
Durante el menemismo fueron algo parecido a lo que son hoy.
La etapa menemista merece que todos hagamos un mea culpa.
El de Menem fue un gobierno con el cual yo me siento en las antípodas ideológicas de lo que fue su orientación.
Pero convengamos, hagamosnos cargo, de que atacamos un 90% por las "formas" (se acuerdan cómo se le criticaban los DNU) y apenitas un poquito por las cuestiones de fondo. Así fue que la opción mayoritaria, no fue una verdadera opción. La Alianza era menemismo, ni siquiera honesto, sino con pretensiones de prolijidad.
Es antipático decirlo, pero la década del 90 no fue solamente culpa de Menem. Por ahí no nos merecíamos algo mejor.
Saludos

Fede M dijo...

Simple, son parte de los 90. se quedaron ahí, en la comodidad del gobierno de menem, que sin mucho esfuerzo, los ponía a la izquierda de la pantalla.
Son parte del pasado.
Como los cronistas del cordobazo, que años más tarde poblaron las pantallas de los canales del proceso.

Lucho dijo...

Como dice uno de los lectores arriba, nunca simpaticé mucho (nada diría) con ninguno de estos tipos.
Siempre me pareció que se creían más inteligentes, íntegros e importantes de lo que realmente eran.
Del gordito lanata creo que todos conocemos algún que otro chanchullo. El último que me enteré, por ejemplo, era el acuerdo q tenía con el Gobierno, vía Alberto F. para no pegarle a los Ministerios de Desarrollo Social e Infraestructura cuando estaba al mando de Crítica.
A Zloto lo respetaba hasta que lo ví en un programa de tv mano a mano con Julio Ramos. Mientras me frotaba las manos pensando: cómo lo va a hacer mierda al viejo garca este, el muy boludo se comió una paliza bárbara, se cagó en las patas y lo único q hizo fue reverenciar a ese viejo de mierda que en vida lo único que hizo fue defender a rajatabla al neoliberalismo y que encontró en el menemismo su máxima expresión política.
El cecioso que se babea siempre me pareció directamente un pelotudo, que no sale del sentido común más berreta para analizar todo.
Y Caparrós no sólo es el típico progre blanquito de Capital, q se las da de intelectual por haber estudiado historia en la Sorbona (universidad sobrevalorada según algunos conocidos egresados de la UBA que han tenido la oportunidad de estudiar algún posgrado ahí), sino una mierda de persona, que les afanaba las notas a los pibes que iban a buscar laburo a la redacción de la revista Veintitrés cuando este chanta laburaba ahí para luego publicarlas en un libro suyo.
A todos estos chantas ladris se les cayó la careta. Espero q la gente se dé cuenta.
Saludos.

desvinchado dijo...

Que generoso el menemato eh? yo tambien pensaba que estos eran ídolos. Gran parte de lo que les paso es que la impunidad era funcional al estilo del turco y cia. Dejarse increpar en camara o todas las jodas y acusaciones (que este gobierno no se banca), les daba pasto eterno para sacar chapa. Y se les corto.

Confirmado las minas del programa de Sietecase estan buenisimas las dos