lunes, 12 de abril de 2010

Arrésteme, sargento



Podría venirse otro empujoncito a las crecientes mediciones de imagen positiva del oficialismo.

Habría, eso sí, que tirarle unos mangos y dejarse maltratar, golpear y sangrar si es necesario ("prepará la bolsa de hielo y dame acá, que es el perfil que menos me favorece") por el cabo de la Policía Federal al que le toque la bochornosa tarea de sentar de prepo un Pichetto, un Filmus, en su banca senatorial el próximo miércoles.

Porque parece que esa es la forma de concebir la política y construir mayorías que entiende el grupo A ("héroe úuunico, salvaador de la paaaatria" cantaba Alfredo mientras presentaba a Gilberto Manhanttan Ruiz).

Dejarlos ir para el lado que corren, el del republicanismo y la institucionalidad, llenar la Cámara Alta de oficiales azules que agarran a los Senadores de los hombros y los empujan contra el fondo de la silla donde reside el contacto del dispositivo electrónico que marca su presencia y habilita el quórum; obligarlos a punta de pistola a sacar la llave personalizada para activar el módulo de votación y pegarles con la cachiporra en la nuca cuando, en el uso de la palabra, reclamen una cuestión de privilegio .

Solo un mínimo sector social fácilmente caracterizable por su acomodado nivel social, el estratosférico monto que pagan por la amarra en la que guardan el yate y la bronca por haberse visto inhibidos de votar a Luis Patti en las últimas elecciones puede interpretar semejante escenario como favorable a la oposición.

Debería atenderse, por cierto, el único caso en que semejante medida podría conducir a una confusión: alguien deberá informar al cabo que traslada al senador y ex presidente riojano que el lugar de destino es Irigoyen esquina Entre Ríos y no la dirección de la Cámara Federal de Córdoba, donde también lo esperan, pero para otra cosa.

Creemos que todo esto no va a ocurrir.

Y nos parece una verdadera lástima.



.

2 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Que Menem juegue un rol habla de la estructura conservadora del parlamento argentino
Creo sinceramente que de los senadores se puede rescatar a una minoria que no excede la veintena

elgrancayman dijo...

La estrategia era poner a todos los senadores oficialistas e incluir a menem como parte del oficialismo.
No se dieron cuenta ?